La noche de la furia

Título original: La noche de la furia

Año: 1974 (España)

Director: Carlos Aured

Productor: Modesto Pérez Redondo

Guionistas: Rafael Marina, Victor Lafarque, sobre una novela de Cliff Bradley [Jesús Navarro Carrión]

Fotografía: Francisco Sánchez

Música: C.A.M. España

Intérpretes: Glenn Lee (Alexander Trant), Julián Ugarte (Parry), Blanca Estrada (Sue), Maria Perschy (Jill Berger), Francisco Nieto (Kid), Eduardo Bea (Hall), José Jaspe, Alibe (Mae), Erasmo Pascual y Anne Marie Rosier (Pareja de recién casados), Juan Sala, José Luis Chinchilla, Manuel Calvo, J. Antonio Soler…

Sinopsis: Un agente del gobierno estadounidense es enviado a que investigue a un antiguo amigo con el que sirvió en Vietnam, quien ahora vive en una aislada mansión californiana con una actriz en decadencia, y sobre el que recaen sospechas de estar involucrado en un posible delito de falsificación de moneda. Sin embargo, una vez el agente se encuentra en el lugar, la vivienda es asaltada por un grupo de hippies.

Tras rodar el año anterior el díptico formado por El retorno de Walpurgis y La venganza de la momia para Lotus Films, en lo que a la postre se convertiría en el fin de sus colaboraciones con Paul Naschy (1), Carlos Aured regresaba en 1974 a la productora que le diera la alternativa, la mítica Profilmes, para encargarse de La noche de la furia, un thriller policíaco que adaptaba un bolsilibro de Cliff Bradley (en realidad Jesús Navarro Carrión-Cervera), bajo libreto de Víctor Lafarque y Rafael Marina, guionista este último con el que el director murciano ya había trabajado anteriormente en la muy olvidable Los fríos senderos del crimen (1972), basada igualmente en una novela de a duro, en aquella ocasión debida a Keith Luger, nombre en arte de Miguel Olivero Tovar.

Planteada principalmente con miras al mercado estadounidense, motivo por el que la película se rodó “en inglés y los actores principales fueron americanos [sic], Glenn Lee y Maria Perschy [n.d.a.: en realidad esta actriz era austríaca, aunque parte de su carrera se había desarrollado en los Estados Unidos]. Todo se hizo con sumo cuidado para conseguir un ambiente lo más parecido a California [lugar donde se desarrolla la historia], incluso se contrató a un instructor de diálogos americano para corregir los textos y controlar el doblaje [...]” (2). Sin embargo, siguiendo con las declaraciones de su director, una vez el film fue terminado y ofrecido “a un comprador yanqui, comentó que le gustaba la historia, que parecía que realmente estaba rodada en California, que la acción y los actores estaban bien, y que los diálogos eran… ¡espantosos!” (3). Unas palabras que suenan más a excusa que a cualquier otra cosa, ya que, a decir verdad, en la versión española el guión es igual de horripilante – sirva como ejemplo las sentencias que suelta cada dos por tres el protagonista, que en su intento de ser ingeniosas solo consiguen ser cargantes -, y ésta forma de hablar solo sea una forma de intentar eludir parte de su responsabilidad por la mediocridad absoluta que asola al producto.

De esta forma, no sólo son los diálogos o su poco perfilado libreto los únicos responsables de los pobres resultados que atesora La noche de la furia. También la realización de Aured, rutinaria y poco cuidada, con multitud de errores de racord – cf. la escena en la que el grupo de hippies ataca a una pareja de recién casados que han acampado con su autocaravana en la playa, en la que se intercalan planos rodados con y sin filtro de noche-, así como las escasas aptitudes interpretativas desplegadas por el referido Glenn Lee,  cuya contratación le granjeó al director la enemistad de Naschy por largo tiempo, y que quedan reflejadas en el hecho de que, si bien sobre el papel sea el encargado de encarnar al héroe de la función, su personaje resulte de lo más antipático, siendo bastante difícil, ya no identificarse, si no incluso interesarse por la suerte de tan estúpido personaje, lo que con toda lógica acaba por repercutir irremediablemente en la valoración final del conjunto.

Una lástima, pues el film contiene no pocos elementos atractivos, empezando por el trabajo del elenco actoral que, con la excepción ya dicha de Lee, brilla a gran altura, destacando muy especialmente la siempre recordada Maria Perschy en el papel de una, en teoría, desequilibrada y decadente actriz con aires de diva acreedora de una doble personalidad, Eduardo Bea como cabecilla de la pandilla de hippies, e incluso una sorprendente Blanca Estrada que sabe sacar partido de sus escasas dotes como actriz para dar vida a una muchacha enamorada del personaje de Bea, por cuyo amor se dejará arrastrar en la espiral de violencia a la que la induce éste. Y es precisamente en este punto, probablemente influenciado por la entonces reciente La última casa a la izquierda (The Last House on the Left, 1972) de Wes Craven – aunque no estrenada en España hasta 1978 -, donde se encuentra lo más salvable de la cinta y aquello por lo que merece ser recordada: el asalto a la mansión donde se encuentran los protagonistas por parte de una pandilla de hippies. Lo que comienza como una travesura más de los jóvenes, acaba desembocando en una serie de torturas, humillaciones y, finalmente, asesinatos de los rehenes a manos de sus captores, arrojando unos cuantos momentos bastante poderosos, e incluso perturbadores, si bien  no dejen de ser unas gotas de interés en un mar de desidia. A buen seguro que si la cinta se hubiera centrado en este argumento, en vez de perderse en trasnochadas subtramas que no llevan a ninguna parte, probablemente estaríamos hablando de un título de mayor envergadura.

José Luis Salvador Estébenez

(1) Siempre que no contemos como tal a la, por el momento, inédita Empusa, película que inició Aured, para ser despedido del rodaje una semana después, siendo sustituido por el citado Naschy, a la sazón protagonista y productor del film. Según parece, nada de lo rodado por Aured permanece en el montaje definitivo.

(2) Extraído de la entrevista efectuada por Marek Lipinski a Carlos Aured, publicada originalmente en la web “The Mark of Naschy” (www.naschy.com), según la traducción de Javier G. Romero aparecida en “Quatermass” nº 4-5 de Otoño del 2002.

(3) Op. cit. nota anterior.

Published in: on marzo 28, 2008 at 12:24 pm  Comments (3)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: http://cerebrin.wordpress.com/2008/03/28/la-noche-de-la-furia/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Es viernes, y ya esta aquí, puntual a su cita, la entrega del dossier dedicado a Carlos Aured que esta semana repasa “La noche de la furia”, película con la que el murciano trataba de dar el salto al mercado norteamericano, pero que se quedo en uno de los más flojos títulos de su primera época, aunque no este exenta de interés.

    Desde aquí, agradecerle a David Domingo (Cobretti), las molestías que se ha tomado por hacerme llegar una copia de la película para que pudiera reseñarla. Te debo una. ;)

    Por cierto, si alguien pudiera hacerme llegar una copia de “De niña a mujer”, también de Aured, se ganaría mi gratitud eterna, pues es la única película del ciclo de la que no podría hacer reseña, al no tener copia disponible.

  2. [...] – Miércoles 7, a las 20.00, La noche de la furia (1973) de Carlos Aured, primera de las películas del director murciano que se proyectarán en su memoria – reseña: http://cerebrin.wordpress.com/2008/03/28/la-noche-de-la-furia/- [...]

  3. [...] el cine de terror, y aún recordaba con amargura que Aured no contase con él para interpretar La noche de la furia. El paso de Grau por el terror fue efímero y siempre se lo tomó como un periodo de aprendizaje de [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: