Ercole al centro della Terra [dvd: Hércules en el centro de la Tierra]

Ercole_al_centro_della_Terra_1961

Título original: Ercole al centro della Terra / Hercules contre les vampires

Año: 1961 (Italia, Francia)

Director: Mario Bava [y Franco Prosperi]

Productor: Achille Piazzi

Guionistas: Alessandro Continenza, Mario Bava, Duccio Tessari, Franco Prosperi

Fotografía: Mario Bava

Música: Armando Trovaioli

Intérpretes: Reg Park (Hércules), Christopher Lee (Rey Lico), Leonora Ruffo (Deianira), Giorgio Ardisson (Teseo), Marisa Belli (Aretusa), Franco Giacobini (Telémaco), Mino Doro (Keros), Ida Galli (Miosotes), Raf Baldassarre (jefe de los mercenarios), Grazia Collodi (Electra), Ely Drago (Yocasta), Gaia Germani (Medea), Rosalba Neri (Helena), Elizabetta Pavan (Tamar), Aldo Podinotti (Sunis), Claudia Marzulli…

Sinopsis: Hércules, acompañado de su fiel amigo Teseo y de Telémaco, viaja al Averno en busca de una piedra mágica que le permitirá recuperar la salud a su esposa, Deianira. Sin embargo, el malvado rey Lico no les pondrá las cosas nada fáciles.

Tras el éxito cosechado por su debut oficial como realizador con La máscara del demonio (La maschera del demonio, 1960), Mario Bava acometió el encargo del productor Achille Piazzi de dirigir un peplum, género muy de moda por aquellos años en la cinematografía italiana, y en el que el cineasta de San Remo ya había hecho sus pinitos como operador en el fundacional díptico Hércules (La fatiche di Ercole, 1958) y Hércules y la reina de Lidia [dvd: Hércules encadenado] (Ercole e la regina di Lidia, 1959), de Pietro Francisci, si bien no falten las voces que señalan a Bava como director en la sombra de algunas escenas. Para dicha misión, el director trasalpino se comprometió “a rodarlo todo en una pared desmontable provista de puertas y ventanas y con cuatro columnas desplazables” (1), para lo cual utilizó restos de los decorados de los dos títulos anteriores producidos por Piazzi, los también pemplums fantásticos La venganza de Hércules (La vendetta di Ercole, 1960) y La conquista de la Atlántida (Ercole alla conquista di Atlantide, 1961), ambos dirigidos por Vittorio Cottafavi, guardando la cinta resultante no pocos parecidos con el último de estos exponentes.

De este modo, aparte de contar con el protagonismo de Reg Park como el musculoso hijo de Zeus, debido al contrato que vinculaba al culturista inglés con Piazzi por dos películas, el argumento de ambas cintas es prácticamente un calco, algo a lo que seguro que no sería ajena la análoga participación de Alessandro Continenza y Duccio Tessari en sus libretos. Así, por un lado, mientras en La conquista de la Atlántida Hércules viaja hacia el ignoto continente del título con el objetivo de abortar una guerra anunciada por un oráculo, en Ercole al centro della Terra se dirige hacia el averno en busca de una piedra que cure el mal que aqueja a su esposa, tras escuchar los vaticinios de un sibilo. Otros puntos en común existentes se encuentran en la presencia de un personaje humorístico, en el protagonismo que adquieren los viajes marítimos en el desarrollo de sus historias, o en el hecho de que alguno de los miembros de las expediciones oculten al hijo de Zeus la presencia de un polizón femenino en la embarcación en la que retornan a casa.

Pero mientras en el film de Cottafavi su esquema argumental estaría más cercano a La Odisea de Homero, el título que nos ocupa mira hacia la obra de Apolonio de Rodas, Argonáuticas, cambiando la búsqueda del vellocino de oro de aquella por el de una manzana del jardín de las Hespérides, hecho que remite de forma directa a uno de los doce trabajos de Hércules. No es este el único elemento sacado de la mitología griega clásica, ya que todo el film está rociado de detalles de esta índole, convirtiendo su libreto en todo un pastiche. Prueba de ello es la presencia del personaje de Teseo, famoso por su enfrentamiento con el minotauro, y del que se añade a la narración un capítulo de su vida, el rapto de Prosperina, mujer de Plutón, rey del Hades, o todo lo concerniente al averno, el infierno de la mitología griega, lo que, además de emparentar en cierto modo a la película con otro peplum de un viejo conocido de Bava, Riccardo Freda y su Maciste all’inferno [tv: Maciste en el infierno, 1962], provee al conjunto de una imaginería fantástica desbordante.

Como era habitual en sus trabajos, desde el mismo inicio Bava se muestra más preocupado por la forma que por el fondo de la historia, tal vez consciente de los márgenes argumentales tan estrechos en los que se solían mover las películas de este estilo, mostrándose totalmente desatado en las dos labores que hasta ese momento más había venido abonando durante su carrera. Por un ladose encuentra su faceta de artesanal técnico de efectos especiales, haciendo gala durante todo el metraje de una tremenda inventiva para los trucajes ópticos, realizados a partir de sencillos elementos, pero que no por ello resultan menos efectivos, consiguiendo hacer lucir como mayores los escasos medios de que dispuso para ambientar la película. Por otro, tenemos el aspecto visual de la misma, apartado donde encontramos su auténtica riqueza, donde un Bava en, no olvidemos, su primera película como realizador fotografiada en color, se descuelga con una auténtica orgía de planos saturados de su particular escala cromática, dotando a la cinta de una atmósfera irreal y fantasmagórica, especialmente en aquellas escenas que se desarrollan en el averno, y que tan solo es rota por las escasas secuencias rodadas en escenarios naturales; todo ello sin olvidar la maestría que demuestra en la puesta en escena, con planos de la riqueza, tanto por su belleza pictórica como por su significado implícito, como aquel en el que la figura del rey Lico se refleja en un charco de sangre proveniente del cadáver de su última víctima. Por el contrario, su trabajo se vuelve más discutible en la dirección de actores, auténtico talón de Aquiles del film, siendo su labor prácticamente inexistente, hasta el punto de que un actor con las tablas de Christopher Lee se muestre un tanto adocenado en su rol de villano, en un papel que, dicho sea de paso, guarda bastantes similitudes con el Drácula que le diera fama. Un defecto, no obstante, que no consigue enterrar los logros de un título que, con todo merecimiento, se encuentra entre lo más granado de su estilo.

José Luis Salvador Estébenez

(1) Extraído de unas declaraciones de Mario Bava.

Published in: on enero 4, 2008 at 12:28 pm  Comments (11)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/01/04/ercole-al-centro-della-terra-dvd-hercules-en-el-centro-de-la-tierra/trackback/

RSS feed for comments on this post.

11 comentariosDeja un comentario

  1. Ya teneís aquí la prometida tercera entrega del dossier dedicado a Reg Park. Espero que os guste.
    La semana que viene será el turno de “Maciste en las minas del rey Salomón”.

  2. Estupendo análisis. Enhorabuena.

  3. Gran comentario. Además a mi personalmente me encanta Bava.

  4. Bienvenido Hatt. Muchas gracias a ambos.

  5. Gran comentario para una gran obra maestra..Un saludo

  6. hola quisiera contactarme con el director FRANCO PROSPERI.

  7. Lo siento noelia, pero en eso no te puedo ayudar. 🙂

  8. […] que repujarían el nuevo eurowestern con Por un puñado de dólares), Mario Bava en la irresistible Hércules al centro de la tierra, Sergio Corbucci en Rómulo y Remo, todos en 1961, o éxitos del calibre de Los últimos días de […]

  9. […] y negro en mente y llevan el recurso a su límites expresivos. Pero cuando poco después, Bava, en Ercole al centro della terra (o circunscribiéndonos al gótico más estricto, aunque su título fantaheróico ya es […]

  10. […] de Christopher Lee en Ercole al Centro della Terra / Hercules  Contre les Vampires [dvd: Hércules en el centro de la Tierra, […]

  11. […] haya declarado abiertamente su amistad con Reg Park[1] – protagonista de, por poner un ejemplo, Hércules en el centro de la Tierra (Mario Bava, 1961) y a su vez también Mister Universo -, sino porque las peripecias y proezas […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: