Dan Barry, el Conan español

Dan Barry o, lo que es lo mismo, Joaquín Gómez Sáinz, es un personaje singular dentro de nuestra cinematografía. Actor, guionista, productor y director, durante mediados de la década de los 80, con más ganas que medios, intervino y sacó adelante un puñado de cintas que hoy en día son piezas de coleccionista. Es lo que podría llamarse un personaje de culto, si no fuera porque en la actualidad, y salvo honrosas excepciones, la mayoría de su obra ha caído en el olvido de la práctica totalidad de los seguidores del fantástico español, género en el que se inscribe la mayor parte de su filmografía. Sirvan pues la siguiente biografía y entrevista para recuperar su figura.

dan-barry-1.jpg 

Biografía 

Joaquín Gómez Sainz nació en 1940 en la localidad cántabra de San Bartolomé de Soba. Al igual que Paul Naschy/Jacinto Molina, personaje con el que llegó a trabajar y del que no guarda buen recuerdo, encaminó sus primeros pasos hacia el deporte, consiguiendo varias condecoraciones, como la medalla de oro de halterofilia en los Juegos del Cantábrico, galardón que logró en dos ocasiones, o la medalla de oro en lucha grecorromana en un campeonato celebrado en el gimnasio Moscardó de Madrid. En estos años, llegó a regentar el gimnasio Olympia en Santander y a editar una revista sobre culturismo llamada Deporte y Salud, hasta que el cine se interpuso en su camino. 

Estando realizando el servicio militar en Canarias llamó la atención por su físico de un productor alemán que rodaba en aquellas tierras una película inspirada en Tarzán, contratándole de inmediato para que encarnara al inmortal personaje creado por Edgar Rice Burroughs. Con esta productora, y bajo las órdenes del actor / director austriaco Rolf Olsen, trabajaría en tres films, un díptico sobre el rey de la selva, Tarzán en la gruta del diablo y Tarzán en la jungla maldita, ambas películas de difícil acceso en la actualidad y de las que apenas hay información en nuestro idioma, y uno de los primeros eurowesterns, El sheriff implacable (Der letzte Ritt nach Santa Cruz, 1963), donde compartía cartel con actores de la talla de Edmund Purdom, Marisa Mell o Klaus Kinski. 

Tras estos primeros trabajos, y ya con el nombre artístico de Dan Barry, encamina su carrera como actor / especialista, interviniendo en la mayoría de las superproducciones extranjeras que se ruedan en nuestro país: La batalla de las Ardenas (Battle of the Bulge, 1965) de Ken Annakin, La última aventura (Custer of the West, 1967) de Robert Siodmak, Golfus de Roma (A Funny Thing Happened on the Way to the Forum, 1966) de Richard Lester, Doctor Zhivago (Doctor Zhivago, 1965) de David Lean, Camelot (Camelot, 1967) de Joshua Logan o la coproducción hispano-italo-francesa Cervantes (1968), son algunos de los títulos que contaron con su presencia como especialista o doble de acción de actores como Henry Fonda o Charles Bronson, entre otros. 

Durante la década de los setenta compagina su trabajo en el cine desempeñando pequeños papeles en películas como Black Jack – Asalto al casino (1979) de Max H. Boulois, o Yendo hacia ti / Comin’at Ya! (1981) de Ferdinando Baldi (curioso western coproducido entre España, Italia y Estados Unidos y rodado en 3-D), con espectáculos circenses y representaciones en vivo ambientadas en el Oeste americano dirigidas principalmente al público infantil. Por aquellas fechas es requerido por el famoso presentador de la época, José María Íñigo, para aparecer en su programa Directísimo realizando una de sus actuaciones por la que lograría más fama: partir por la mitad una guía de teléfono con las manos. 

Llegados los años 80, Dan Barry ve por fin realizado un proyecto que llevaba varios años preparando: trasladar a la gran pantalla la lucha de las tribus cántabras, encabezadas por su caudillo Corocotta (interpretado por Dan, y que supuso su primer papel protagonista), contra los invasores romanos, comandados por el general Marco Vespasiano Agripa, el cual sería encarnado Jacinto Molina, más conocido como Paul Naschy, y quien también desempeña labores de dirección, puesto que en un principio debía de haber recaído en el gallego Amando de Ossorio. El resultado es Los cantábros, película que, si bien desde el punto de vista histórico es bastante fiel a los escasos datos que se conservan del guerrero cántabro, mostrando el capítulo más conocido de la vida de Corocotta, su presencia en el campamento romano para cobrar la recompensa ofrecida por su cabeza, desde el punto de vista cinematográfico resulta un film deslavazado, con un guión totalmente irregular, obra de Molina y Gómez Sainz, plagado de frases grandilocuentes y solemnes, donde los actores parecen recitar más que interpretar y una dirección que no sabe muy bien qué rumbo tomar, si por el peplum, el drama o la comedia. 

RAZA-DE-GUERREROSpostersm-335x500

En 1982 interviene en Estirpe de dioses, inicialmente titulada Raza de guerreros, con la que hace su debut en el cine de espada y brujería, género con el que, no obstante, ya había coqueteado en Los cantábros, ya que, si bien en principio se trata de un peplum, posee bastantes elementos propios de este subgénero que por aquellas fechas se encontraba en su máximo apogeo, gracias al éxito de Conan el bárbaro (Conan, the Barbarian, 1982) de John Milius. Realizada por el director y guionista argentino afincado en España Diego Santillán, y protagonizada por Eva Miller, Vidal Molina y el propio Dan, son pocos los datos que hay de esta película rodada en tierras leonesas, ya que ni siquiera llegó a estrenarse por problemas financieros de su productora antes de que se finalizara su montaje.  

Aquel mismo año también aparece en Al oeste de río Grande del inefable José María Zabalza, considerado como el peor eurowestern jamás rodado, y realizado, al igual que ocurría en el caso de Los cántabros, en una época en la que el género en el que se encuadraba apenas subsistía. Realmente, no hay por donde coger a dicho film, un auténtico despropósito de principio a fin, con un guión absurdo y ridículo, lleno de momentos delirantes (como aquel en el que una mujer va a pedir ayuda a un rebaño de ovejas), unas interpretaciones mediocres, una fotografía que es capaz de cambiar el tipo de iluminación de un plano a otro dentro de la misma escena, imágenes totalmente desenfocadas, más de una secuencia creada con material de archivo, decorados que parecen más propios de un pueblo castellano que al lejano Oeste, un montaje psicotrónico, un doblaje (ya que no fue grabada con sonido en directo) esperpéntico, hasta tal punto que hay un momento en el que dos personajes hablan con la misma voz, fallos de racord que harían enrojecer al mismísimo Jesús Franco, y la dirección torpe y chapucera típica de Zabalza, sin duda alguna, uno de los directores más lamentables que ha dado este país. Como ejemplo del bodrio con el que nos encontramos, basta decir que el personaje de Dan es el de un jefe indio que es atacado por un soldado yanqui (no sabemos muy bien por qué, pues durante toda la película da la impresión de que ésta esté hecha con retales del rodaje, brillando las escenas de transición por su ausencia), apareciendo más tarde en una playa donde es tiroteado, para acabar resucitando en la última secuencia junto a toda su familia. De escándalo. 

 

Al año siguiente, en 1983, pese a que no fue estrenada comercialmente hasta 1986 con una pobre distribución, llega el salto de Dan al mundo de la realización con Tunka el guerrero (1983), aunque, como ya pasara en sus inicios como actor, esta evolución viene dada un poco por pura casualidad al tener que sustituir con el rodaje ya comenzado a José María Zabalza ante la manifiesta incapacidad de éste para asumir la dirección. Tunka el guerrero, también conocida como Perdidos en el tiempo, cuenta la historia de un mundo que ha retrocedido hasta la edad de bronce tras un holocausto nuclear, con una sociedad dividida entre hombres y mujeres enfrentados en perpetua guerra. Pero Tunka, personaje encarnado por Dan, se hermanará con una tribu de amazonas para destruir a sus enemigos y buscar un futuro mejor. En el plantel de actores nos encontramos con viejos conocidos del cine de Dan como Vidal Molina, Paula Farrell o Tom Hernández, actor canario afincado en Estados Unidos en el que fue su último trabajo antes de morir. A pesar de la evidente falta de recursos con la que fue realizada, de su manido argumento, en el que hay cabida para mezclar el cine de espada y brujería con las películas de temática post-nuclear, tan de moda gracias a Mad Max, salvajes de autopista (Mad Max, 1979) de George Miller, y de la ingenuidad de su mensaje, la cinta esta bastante mejor resuelta de lo que cabría esperar, dando como resultado una simpática película, superior a la media de sus coetáneas italianas y formando, junto a la ya mencionada e inédita Estirpe de dioses y la coproducción con Estados Unidos Hundra (1983) de Matt Cimber, los únicos exponentes del cine de espada y brujería que ha dado el cine español. 

Su segunda incursión detrás de las cámaras llegaría en 1987, año en que se rodó La herencia del mal, film terrorífico con toques giallescos que no llegó ni siquiera a estrenarse. Si bien la cinta no destaca en ningún aspecto, con un argumento demencial que entremezcla nazis, traficantes de droga, proxenetas y venganzas de ultratumba, actuaciones discretas, cuando no demasiado forzadas, una planificación y estética bastante televisiva, en la que abundan los planos cortos y medios y el abuso del zoom, así como un montaje bastante deficiente, no deja de tener mérito que Dan Barry / Joaquín Gómez sacara adelante un proyecto que a mitad de rodaje se quedó sin financiación, teniendo que invertir su propio dinero a través de su productora Panther para poder finalizarlo. En el reparto tenemos, aparte de los habituales Víctor Iregua y Paula Farrell, a algunas viejas glorias del cine de género hispano, como María Vico, David Rocha o Frank Braña, actor que, al igual que Dan, comenzó su carrera como especialista de acción. Este sería el último título de Dan como actor, interpretando a Da Silva, el jefe de los traficantes, suponiendo también su despedida del género fantástico. 

Sus siguientes trabajos en la dirección, como ya se he apuntado, ya lejos de los parámetros del fantaterror, son dos docudramas. El primero de ellos, titulado Recordando a Sefarad, llegaría en 1994. El film narra la expulsión de los judíos de España en 1492, y fue rodada en auténticas juderías. El segundo, Aquel lugar de la Mancha, de 1998, trata sobre la figura del escritor español más famoso de todos los tiempos, Miguel de Cervantes Saavedra. Sin duda éste, su último trabajo hasta la fecha, es el título que mejor acogida ha recibido de toda su carrera, siendo, como el mismo Dan señala en la siguiente entrevista, premiado por instituciones dedicadas al estudio de la obra del escritor alcalaíno, y proyectada incluso fuera de España, dentro de los actos organizados por el Instituto Cervantes para celebrar el IV centenario de la publicación del Quijote.  

dan-barry-2.jpg 

Entrevista 

P: Sus primeros pasos en el cine los dio en dos producciones alemanas de Wiener Stadalle tituladas Tarzán en la gruta del diablo y Tarzán en la jungla maldita, ambas dirigidas por Rolf Olsen, quien le contrató mientras usted realizaba el servicio militar en Canarias. ¿Se puede decir que llegó al cine sin buscarlo?

R: Sí. Cuando llegué a Madrid se dio la casual circunstancia de que me hospedé en una casa en la que vivía el mítico jefe de especialistas José Luis Chinchilla, al que le llamó la atención mi complexión física poco común en esos tiempos, y de inmediato me propuso entrar en su equipo. Comencé como especialista en producciones de José Frade, como fueron La carga de la Policía Montada, Mestizo y otras. Durante los siguientes diez años seguí como actor-especialista en toda clase de películas, en las que normalmente hacía papeles de acción para los que se requerían cosas como montar a caballo, esgrima, etc., que yo dominaba perfectamente.

P: Este díptico sobre Tarzán es hoy en día pieza de coleccionista, muy difícil de visionar en nuestro país. ¿Qué nos puede contar sobre él?

R: Estando en la playa de las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria, con veintidós años, igualmente por mi físico, llamé la atención de los productores austriacos, que se disponían a rodar varias películas en Canarias, dos de ellas de Tarzán. Por alguna razón que no tengo muy clara, el actor inglés que había sido escogido para este papel cayó enfermo o alguna incidencia similar, ya que tras unas pruebas decidieron darme el papel a mí. En aquella película recuerdo que trabajaba el cantante ganador de Eurovisión Udo Jürgens, Edmund Purdom y otros no tan conocidos. Seguidamente de esa, me contrataron para la otra, y después intervine con la misma productora en un western realmente horroroso en que el también participaban Edmund Purdom y Klaus Kinski titulado El sheriff implacable.

P: Tras este comienzo como protagonista, sus trabajos son como especialista en producciones extranjeras rodadas en España. La batalla de las Ardenas, La última aventura, Golfus de Roma, entre otras, son algunos de los títulos que contaron con sus servicios. ¿Qué recuerda de esta etapa?

R: Pues fue la etapa heroica del cine español. Las producciones de toda índole abundaban, sobraba el trabajo para los buenos profesionales y tan pronto estábamos asados de calor en Almería como muertos de frío en la plaza de toros de El Espinar a diez bajo cero vestidos de gladiador en Golfus de Roma, película de la que guardo un gran recuerdo, principalmente de Richard Lester.

P: En la película Asalto al casinoBlack Jack de Max H. Bolouis, interviene en un pequeño papel, como guardaespaldas de Peter Cushing. ¿Cómo fue el trabajo al lado de una estrella del cine de terror como el recordado actor británico? ¿Qué nos puedo contar de él?

R: La película realmente era para olvidar, pero Peter Cushing era el paradigma del gran caballero. Recuerdo que durante todo el rodaje nos asombraba con sus detalles de amabilidad y humildad. En esa película había otros actores muy queridos para mí que luego trabajaron a mis órdenes cuando me inicié como director, tales como Tom Hernández, Mariano Vidal Molina, Dan Forrest y otros.

P: En los años 80 se localiza la época más fructífera de su carrera, y la más conocida por los aficionados al fantástico. En 1981 interviene en Los cantábros, dirigida por Jacinto Molina / Paul Naschy. ¿Cómo surgió este proyecto?

R: El proyecto de Los cántabros fue una idea original mía. Durante más de tres años estuve acumulando datos históricos para confeccionar el guión. Cuando ya lo tenía todo dispuesto cometí el error de dárselo a dirigir a Jacinto Molina, que por entonces era compañero de gimnasio. Posiblemente sea, en cuanto al cine se refiere, una de las equivocaciones más grandes que he cometido, ya que además del proyecto le puse al señor Molina en la mano cuarenta millones de la época y me traicionó en todos los sentidos.

P: Con Paul Naschy, coguionista, coprotagonista y director de esta película, comparte varios puntos en común, como su pasado como deportistas, para pasar a ser actores y guionistas de las películas en que participaban y que con el tiempo acabarían dirigiéndolas. ¿Qué tal el trabajo al lado de una estrella de nuestro cine como él?

R: Desastroso. Por desgracia el ego se lo come.

P: Según se ha rumoreado, Los cantábros iba a ser dirigida por el gallego Amando de Ossorio, siendo sustituido cuando ya había buscado localizaciones por el citado Jacinto Molina / Paul Naschy. ¿Qué es lo que pasó realmente?

R: Amando de Ossorio, en efecto, incluso llegó a rodar una primera versión, pero cuando acudimos a los lugares de Cantabria que yo había escogido como escenarios del rodaje, como los Picos de Europa y otros, no hubo forma de hacerle llegar a aquellos parajes; siempre quería rodar los planos desde la carretera, por lo que no me quedó más remedio que sustituirle. De todos modos hubiese sido mejor seguir con Ossorio que con Paul Naschy, que a la hora de la verdad rodó casi toda la película en Torrelaguna, en paisajes que nada tienen que ver con los cántabros.

P: ¿Es cierto que, como coguionista de la cinta, no quedó satisfecho del enfoque realizado por Molina sobre Los cantábros, llevándolo éste más al terreno de la espada y brujería, que al del peplum histórico, como era su intención?

R: Totalmente cierto.

P: En algunos periódicos se llegó a publicar la noticia sobre el rodaje de una serie para televisión protagonizada por usted y dirigida por Amando de Ossorio, titulada también Los cantábros. ¿Se trata de un proyecto distinto a la película? De ser así, ¿qué paso con esta serie?

R: Es el mismo proyecto, que durante años aspiré a llevar a cabo, pero al no tener los suficientes contactos para colocarlo en la televisión se desechó la idea de la serie para hacer únicamente la película.

P: Tras Los cantábros interviene en Estirpe de dioses (1982) de Diego Santillán, una película de espada y brujería, género muy de moda entonces por el reciente éxito de Conan el bárbaro de John Milius, de la cual apenas existen datos. ¿Se llegó a estrenar? ¿De qué trataba? ¿Qué nos puede contar sobre ella?

R: Estirpe de dioses, efectivamente, es un Conan a la española que se escribió y se rodó en León mucho antes que el propio Conan americano. La dirigió en efecto el malogrado Diego Santillán, e intervenían en ella también personajes como Mariano Vidal Molina y Eva Miller, que ya había hecho algunas películas ambientadas en la jungla. La produjo León Films, productora que según creo se arruinó por causas que desconozco antes de llegar a la copia estándar, por lo que el proyecto feneció.

P: Su siguiente trabajo fue uno de los títulos crepusculares del eurowestern, Al oeste del río Grande (1982), de la que se ha llegado a decir que su director, José María Zabalza, se presentaba bebido todos los días al set de rodaje, y de ahí sus pobres resultados. ¿Es esto cierto?

R: Tristemente es cierto. Todos intervenimos en esa película por ayudar al pobre José María -que en gloria esté-, que en ese momento de su carrera ya estaba en plena decadencia incluso física. Pese a todo yo le quería mucho.

P: En 1986 llega su debut detrás de las cámaras compaginándolo con su trabajo de actor, en una nueva cinta de espada y brujería, Tunka el guerrero, un proyecto arriesgado, debido a la situación agonizante del cine de género en nuestro país, lo que se evidenció en su escasa distribución comercial, a pesar de tratarse de un producto más que digno. ¿Tuvo muchos problemas para llevar adelante esta película? ¿Qué recuerdos guarda de su opera prima como director?

R: La película Tunka el guerrero la escribí para que la dirigiera precisamente José María Zabalza, pero a los cuatro días de comenzarla tuve que pedirle por favor que dejase el proyecto. La película, si usted la ha visto, lo único que tiene bueno son los textos, y de heroico lo que tiene sobre todo es que se realizó con escasísimos medios. No creo que haya otra de su género que se haya hecho con siete millones escasos de las antiguas pesetas, por eso adolece de tantas cosas. Para colmo, por causa de un operador que no quiero nombrar y que fue incapaz de confesarme que apenas veía, hubo que tirar a la papelera los mejores planos, incluidos los de espectaculares batallas y algunos con carísimos decorados. Tuve que reescribir la trama con el material que me quedaba útil. Aún así, el Ministerio la declaró de interés infantil. En el fondo cumplió parcialmente con la idea original, que era filmar un cómic.

P: Los cantábros, Tunka el guerrero y Estirpe de dioses son de los pocos ejemplos que podemos encontrar dentro del cine español de películas de “espada y brujería”. ¿Realmente le atraía este subgénero, era porque estaba de moda, o era porque su físico se adaptaba más a este tipo de papeles lo que le llevó a acercarse a esta clase de films? 

R: Para serle sincero, creo que era porque aún estaba inmaduro en la profesión y un poco loco, y las hacía por las muchas ganas que tenía de hacer cine, que superaban con mucho a los medios con que contaba para ello. No estoy orgulloso de ninguna de ellas.

P: En 1987 prosigue su carrera como actor / director con La herencia del mal, un film de terror que, según parece, sólo se pudo ver en pases privados. ¿Cómo se le ocurrió hacer una cinta de terror, más en aquellos momentos, cuando el género en España estaba casi desaparecido?

R: Fue un encargo de unos productores vascos que precisaban en ese momento una licencia para poder traer películas americanas. Me dijeron que les hiciese algo que les resultase lo más barato posible y escribí ese guión, con la desgracia para mí de que antes de finalizar el rodaje los productores discutieron entre ellos y me abandonaron a mi suerte, por lo que me tuve que hacer cargo de la filmación y la terminé como pude. Se trata también de una película carente de medios y que hoy naturalmente no haría.

P: ¿Qué opinión le merece el género? ¿Le gusta?

R: En estos momentos no es precisamente lo que más me gusta, si no son películas muy buenas.

P: ¿Y dentro de la producción nacional, destacaría algún título? 

R: Los Otros, de Amenábar. 

sef09-212x300

P: Sus siguientes trabajos son, Recordando a Sefarad (1994), en el que se cuenta la historia de los judíos expulsados de España durante el reinado de los reyes católicos, y el mediometraje Aquel lugar de La Mancha (1999), un acercamiento al inmortal escritor alcalaíno Miguel de Cervantes que llegó a estrenarse en cines. ¿A qué fue debido este cambio en la orientación de su obra, dejando a un lado el terreno del fantástico, para centrarse en el drama histórico y documental? 

R: Tengo que decir primero que en este paréntesis me he dedicado a escribir guiones por encargo, dándose la circunstancia de que la mayoría eran históricos, como Malinche (sobre la conquista de México) y otros que escribí para el Quinto Centenario. Después, una productora mexicana me encargó la serie Recordando a Sefarad, acerca de la expulsión de los judíos. Se rodó el piloto, correspondiente a la expulsión de los judíos de Toledo, y curiosamente en estos momentos estoy preparando el rodaje de la serie que se realizará en todas las juderías de España, que a causa de este piloto me ha encargado una importante productora americana propiedad de un judío sefardí llamado Bob Havelone, que en coproducción con una fundación cultural española se empezará a rodar la primavera próxima. En cuanto al perfil biográfico de Cervantes, le diré que es algo de lo que me siento bastante contento, ya que la Sociedad Cervantina de Esquivias me galardonó con el Quijote del año, y el Instituto Cervantes la ha tenido como buque insignia del IV Centenario del Quijote, por lo que durante este año he sido requerido para dar conferencias en diversos centros del Instituto, principalmente en Italia. Es una obra que los eruditos cervantistas han aprobado y acogido con agrado.

P: En ambos trabajos solo ejerció labores de director. ¿Actualmente se siente más director que actor, o cree que sus días como actor ya han pasado?

R: Es un error creer que hice sólo labores de director, porque ambas obras las he escrito yo, y alguna de ellas, como la de los judíos, tiene trece capítulos escritos y no poco trabajo de investigación. En estos momentos, que los considero los más ricos de toda mi trayectoria cinematográfica, lo que más me satisface es escribir y dirigir. Parece que hay buenas perspectivas para ello y aún tendré la oportunidad de demostrar lo mejor de mí mismo. Como actor hace mucho que perdí el deseo de ponerme delante de la cámara, y yo creo que ésta se ha alegrado un montón.

P: Su obra es una gran desconocida dentro de la cinematografía española, debido a la pobre distribución con la que contó en su día, y que hace que actualmente sea difícil de aproximarse a ella. ¿A qué cree que esto es debido? ¿Trabajó en la época equivocada?

R: Para hablar con los pies sobre el suelo, considero que aquellas películas no merecieron mucho más. Para mí sólo sirvieron para ir madurando hacia la etapa en la que hoy estoy.

P: ¿Qué proyectos tiene actualmente? ¿Alguno dentro del fantástico?

R: Todos los proyectos que tengo actualmente son históricos, y mi principal deseo es realizar cosas serias, como son la serie de Sefarad, una biografía de Cristóbal Colón cuyo guión acabo de terminar y un proyecto muy serio que rodaré en Cantabria sobre los emboscados de la guerra civil. Aunque si llega a cuajar mi proyecto de La vampira de Barcelona, ese sí entraría en el género fantástico, aunque esté basado en un hecho real.

P: De todos sus trabajos, ¿con cual se siente más satisfecho?

R: Como ya le he dicho antes, de los dos últimos.

P: ¿Alguna anécdota entre tantas películas?

R: Si le fuera a contar mis anécdotas necesitaríamos un tomo como la guía telefónica, que como habrá visto en ocasiones solía romper por su lomo.

P: Para terminar, si quiere añadir algo…

R: Principalmente, que todo lo que he hecho en los últimos tiempos, para bien o para mal, lo he escrito y dirigido yo, y que los proyectos que ahora voy a realizar los estoy escribiendo yo de igual modo. Simplemente quiero resaltar que considero tan importante o más mi faceta de autor e investigador histórico como la de director, lo que también me apasiona. ¡Prometo no hacer más barrabasadas!

P: Muchas gracias por su amabilidad, esperamos tener pronto noticias suyas y mucha suerte en sus próximos proyectos.

R: Gracias a ustedes.

Entrevista y reseña biográfica por

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on enero 7, 2008 at 10:54 am  Comments (38)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/01/07/dan-barry-el-conan-espanol/trackback/

RSS feed for comments on this post.

38 comentariosDeja un comentario

  1. Aquí tenéis el regalo de reyes de La abadía.

    La entrevista y el artículo ya tienen su tiempo, un añito más o menos, y en principio su destino era un fanzine que, por el momento, todavía no ha salido.

    Espero que el artículo os resulten interesantes.

  2. Sin palabras Jose Luis..Impresionante !!!!!!!!!!!

    Haber para cuando uno del escurridizo DAVID ROCHA..Haber si hay huevos de desenterrar toda su filmografía….

  3. ¿Alguien tiene información sobre esos Tarzanes alemanes que se citan? No he encontrado dato alguno…

    Felicidades también por el artículo y la entrevista…

  4. JOSE ANTONIO DIEGO Said:

    Haber para cuando uno del escurridizo DAVID ROCHA..Haber si hay huevos de desenterrar toda su filmografía….

    Precisamente ayer me compré la edición en Dvd de tu adorada “El asesino de muñecas”. Si tienes manera de contactar con él, podría ser interesante, por que ha participado en cada título que…

    belakarloff Said:

    ¿Alguien tiene información sobre esos Tarzanes alemanes que se citan? No he encontrado dato alguno…

    Cuando escribí el artículo tampoco encontre nada, es más, por eso le pregunte por ellas, ya que creía que era el típico dato erróneo que se ha perpetuado con el tiempo.

  5. Tarde, pero Feliz Año, cerebrin. Había leído esto en petit comité, me alegro de que por fin esté al alcance de las masas 🙂 Por cierto, ¿puedes confirmar que esa LOS SUEÑOS DE LORETA que tengo en VHS no es de Dan Barry? Ya hemos comentado otras veces pero me extraña que dos tíos diferentes que se llamen Joaquín Gómez Sáinz coincidan en hacer cine, digamos, de bajo presupuesto en España y en los primeros 80’s. Creo que un día me lo desmentiste muy fiablemente pero ya conoces mis problemas de memoria…

  6. Feliz año, Campeche. 🙂

    En cuanto a lo que me preguntas, tanto como confirmártelo no te lo puedo asegurar tan tajantemente, porque ya sabes que a mi ese cine no me va mucho y sin haber visto la película… Hasta donde yo se, esa película la dirigió Iquino, y el tal Joaquín Gómez aparece como actor, ¿verdad?. Si es así, es fácil de comprobarlo, porque Dan Barry tiene un lunar en la cara bastante reconocible. Pero lo dudo mucho por que imagino que los actores que utilizaría Iquino serían de la “industria catalana”, por decirlo de alguna manera, mientras que Dan Barry por aquellos años y antes de dar el salto con “Los cantabros”, era especialista habitual de las películas de Frade, aunque ya se que esto tampoco quiere decir mucho. Y si miras el imdb, aunque tenga varios errores de grandisimos, acreditando películas equivocadas a uno y a otro, incluso alguna que no existe, como esa “Perdidos en el tiempo”, que en realidad es el título de rodaje de “Tunka, el guerrero”, hay un dato muy importante, señala el lugar de nacimiento del “otro” Joaquín Gómez como Córdoba, mienrtas Dan Barry es cantabro.

    Pra echar un poco de leña, también te digo que Carlos (belakarloff) me comento que no se donde vio que por aquellos años había un tal Joaquín Gómez que era distribuidor de cine erótico y/o porno extranjero en España, así que a saber.

    Pero de todas formas, el nombre de Joaquín Gómez es muy corriente, así que si creo que sea posible que sean dos personas distintas, aunque también queda en el aire otra pregunta muy interesante, ¿de donde saco un especialista como era Dan Barry la pasta necesaria para financiar “Los cantabros”…? 😛

    • De un hotelero llamado Pepe Monge. Perdió los hoteles por esta película.

  7. Cerebrin said:
    Pra echar un poco de leña, también te digo que Carlos (belakarloff) me comento que no se donde vio que por aquellos años había un tal Joaquín Gómez que era distribuidor de cine erótico y/o porno extranjero en España, así que a saber.

    En la base de datos del Ministerio de Cultura, en concreto.

  8. No, si no digo que salga Dan Barry, es que esta “Los sueños de Loreta” consta dirigida por un tal Joaquín Gómez Sáinz. Nada, cuando descubra en qué caja puede andar, la paso a DVD y te pasaré ficha técnica/artística completa, a ver si algunos otros nombres coinciden con otras pelis de Barry. O me la miro, a ver si los planos delatan algo en común con “Tunka” u otras 🙂

  9. Mira a ver si sale la tal Paula Farrell, que siempre sale en sus películas y sospecho que debe de ser su esposa.

    De todas formas, en la de “Los sueños de Loreta”, o al menos en el libro de Carlos Aguilar sobre el cine español, si no recuerdo mal, sale acreditado un tal Joaquín Gómez como interprete. A ver si luego me acuerdo y miro en el libro que editaron sobre Iquino, por si hubiera alguna pista.

  10. Anda que estoy yo bueno. No se por que me había dado que la película que me decías, Campeche, era “Los sueños húmedos de Patricia”, que si es de Iquino, y no “Los sueños de Loreta”. ¡Ya podía estar yo buscando en el libro dedicado a este!

    He estado buscando información de ese título que citas, y por no aparecer, no aparece ni en la base de datos del Ministerio de Cultura. ¿Sabes si tiene otro nombre alternativo?

    De todas formas, ya me ha entrado la curiosidad, así que si la encuentras entre las montañas de Vhs que tienes, hazme una copia, por favor. 😉

    PD: Se te han pasado las vacaciones, y al final ni mail ni nada. 😛

  11. cerebrin Said:
    He estado buscando información de ese título que citas, y por no aparecer, no aparece ni en la base de datos del Ministerio de Cultura. ¿Sabes si tiene otro nombre alternativo?

    A veces, determinadas películas no aparecen en la base de datos, aún siendo españolas. Si no han tenido estreno en Madrid y/o Barcelona, a veces no aparecen…

    La verdad que la susodicha base de datos está plagadita de errores y carencias, pero es lo único que hay…

  12. Ya, pero es que esta película en cuestión no aparece por ningún lado, ni siquiera por algunas páginas que existen dedicadas al cine “S”. Lo mismo es un caso similar al de “La herencia del mal”, también de Dan Barry, que no llego a estrenarse comercialmente, y después fue comercializada en formato doméstico.

  13. También se puede dar el caso que esa que no viene por ningún lado esté compuesta por medio de remiendos de otras, y legalmente no exista…

  14. Hay dos Joaquín Gómez en el cine español. Uno es Joaquín Gómez Sáinz y el otro es Joaquín Gómez Bujalance. El que ha hecho pelis barcelonesas de Iquino y demás es Bujalance.

  15. Si, si eso esta medianamente claro. Lo que no esta tan claro es quien fue el director de “Los sueños de Loreta”, la película que indicó Campeche.

  16. necesito saber donde puedo conseguir una copia de “perdidos en el tiempo”o”tunka el gerrero”por que yo participe como extra y me gustaria hacerme con una copia si es posible

    • ¿Que hacías en la peli? Yo trabajé en ella. Soy Daniel Galán, el que conducía el Ford Mustang blanco de Dan Barry.

  17. Yo trabaje dentro y fuera de las camaras con Dan Barry y os aseguro al cien por cien que su nombre real es Joaquin Gomez Sainz y os falta añadir a su biografia que dos años despues de la grabacion de perdidos en el tiempo (ya que ese era el titulo que aparecia en el guion)este “actor” estuvo presuntamente preso por pirateo comercial es decir por que gracias a su condicion tenia acceso a “previers” que luego pirateaba supuestamente; si bien por aquel entonces no se vendia en el top manta si no que se comercializaba en videoclubs ya que los sistemas eran Beta/VHS/2000,Con esto y con todo yo quisiera hacerme de una copia de perdidos en el tiempo por que yo participe en el rodaje en las playas cantabras de covachos y la arnia.si alguien sabe por favor escribirme a mi correo.rosamartpez@hotmail.com.gracias

  18. con respecto a paula farrell=Remedios era su novia ya que Joaquin estaba separado que no divorciado de su esposa,por aquel entonces

  19. I’m sorry I don’t speak spanish.

    I have been trying to find information on Tarzan en la gruta del diablo
    and Tarzan en la jungla maldita for many years.

    If any can help me find this film or pictures from it I would be very greatfull.

    Does any one have the film?

    Thanks.

  20. “Los cántabros” fue financiada por José Monge, de “Monge films”, que se arruinó con esa película.
    Monge era o es un hotelero. Perdió sus hoteles por haberlos invertido aqui.

  21. Desentierro esto porque Faustina lo ha devuelto a la actualidad. Cerebrin, es normal que “Los sueños de Loreta” no conste oficialmente en ningún sitio porque es un XXX rodado en vídeo a principios de los 80, hay varias de esa época y corriente cuya única calificación es el número de expediente para editarla en vídeo por parte del Ministerio. Y aunque haga un año que la pediste (qué paciencia tienes, bendito), la cojo (que ya sé dónde para) y te la grabo. Aunque no mientas, la quieres para darte un par de alegrías, que ya te conozco yo a ti ;))

    • Oye, oye, que al que le gusta Jesús Franco por sus pelis eróticas eres tú; no te confundas. 😛 😉

      • Mala, mentirosa…

  22. Que va… es para documentarse para un sesudo libro sobre tan eminente autor. 🙂

  23. Perdón, quise decir SEXUDO

  24. […] embriaguez en el que Zabalza la perpetró, y también el actor y realizador cántabro, Dan Barry, en una entrevista recogida en La Abadía, nos ilustraba en ese aspecto, llegando a confesar que Zabalza dirigió la totalidad de Al oeste de […]

  25. […] Dan Barry, seudónimo de Joaquín Gómez Sainz, otrora actor y especialista de escenas de acción, decidió a finales de los setenta realizar una serie de televisión centrada en las Guerras Cántabras y que contaría con Amando de Ossorio en las funciones de director. Desgraciadamente, el actor no contaría con los contactos necesarios para poder colocar el proyecto en televisión, y finalmente se decantaría por convertir Los cántabros en un largometraje. Pero una vez más la fortuna no pareció sonreírle y el realizador gallego, ya cansado suponemos que por la edad, pretendía rodar muchas de las tomas desde lugares llanos y más accesibles. Así pues, Dan Barry contrató a Paul Naschy para que finalmente dirigiera el film (tal y como explica en la entrevista realizada en esta propia casa por José Luis Salvador Estébenez: https://cerebrin.wordpress.com/2008/01/07/dan-barry-el-conan-espanol/). […]

  26. Hola, estaria muy interesado en el tfo de Dan/Joaquin, estoy realizando un documental sobre cine rodado en canarias y me seria de gran ayuda
    mil gracias
    POr cierto, nadie sabe donde conseguir las copias de las pelis rodadas alli??
    saludos

    • Lamento no poder ayudarte. La entrevista se la realicé hace cosas de cuatro años vía e-mail a la dirección de correo que aparece en su web personal, y aunque posteriormente he tratado de volver a ponerme en contacto con él, los correos siempre me han sido devueltos a mi buzón como si la dirección fuera errónea.

      En cuanto a tu pregunta de dónde poder localizar las películas rodadas en Canarias, supongo que lo más fácil es que te pongas en contacto con la Filmoteca Española donde, supuestamente, tienen que tener copia de aquellas que tengan nacionalidad española.

      Un saludo y mucha suerte con tan interesante documental.

  27. […] saber algo más sobre Dan Barry puede leer el siguiente blog  más sobre su vida y una entrevista ¡No os la perdáis, os sorprenderá la amplia carrera de Joaquín […]

  28. Tambien montó un show del lejano Oeste en el Parque de Atracciones de Madrid, creo que fué sobre el 1977- 78. Yo trabajé para el en el espectaculo, era la “chica” la india, a veces la mexicana.

  29. Me llamo Críspulo Cortés y Cortés y habito en Torrelavega Cantabria.
    Tle: 942083965
    Escribo porque yo fui el decorador más económico del mundo en la película de Dan Barry “Tunka el Guerrero” ó “Perdidos en el Tiempo” que dirigió magistralmente el excelente y genial Director de cine Cubano Ochoa.
    Rodada en Santander, Burgos, Madrid y Mérida con un pauperrimo presupuesto.
    Críspulo poeta, artesano, escritor, pintor y decorador.

  30. Hola, enhorabuena por vuestro trabajo. ¿Sería posible poderme en contacto con el creador de esta web?

    Gracias.

    • Por supuesto. Si quieres, puedes escribirme al correo que aparece en el lateral derecho. Un saludo.

  31. […] [2] Salvador Estébenez, J. L.: Dan Barry, el Conan español. https://cerebrin.wordpress.com/2008/01/07/dan-barry-el-conan-espanol/ […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: