Shock

 

Título original: Schock

Año: 1977 (Italia)

Director: Mario Bava [y Lamberto Bava] 

Productor: Turi Vasile

Guionistas: Lamberto Bava, Francesco Barbieri, Paolo Briganti y Dardano Sacchetti

Fotografía: Alberto Spagnoli, [Mario Bava]

Música: I Libra [V. Cappa, Alessandro Centofanti y Walter Martino]

Intérpretes: Daria Nicolodi (Dora Baldini), John Steiner (Bruno Baldini), David Colin, Jr. (Marco), Ivan Rassimov (Dr. Aldo Spadini), Nicola Salerno (Carlo), Paul Costello…

Sinopsis: Dora regresa a su hogar, tras el suicidio, tiempo atrás, de su marido drogadicto. Viene acompañada por su segundo esposo y su hijo Marco. Pronto, la mujer comienza a percibir signos de la presencia del difunto en el comportamiento del niño. ¿O puede ser todo debido a su mente?

Cuando Mario Bava realizó esta su última película (después sólo dirigió algún telefilm o efectuó colaboraciones especiales en otras cintas) ya se encontraba muy enfermo, y de hecho su hijo Lamberto colaboró muy estrechamente con él: como ayudante de dirección, llegó a dirigir realmente muchas escenas, en sustitución de su padre, si bien controlado férreamente por éste, que desarrolló un concienzudo story-board.

Mucha gente ha querido ver este testamento fílmico del autor de Las tres caras del miedo como una respuesta irónica de Bava a su alumno/plagiador (táchese lo que proceda) Dario Argento; así, hace uso de la habitual musa y esposa de Argento, Daria Nicolodi -sacándole una de sus mejores interpretaciones- y de los músicos también recurrentes de aquél, I Goblin, si bien en formación incompleta, bajo el patronímico de I Libra -mas a éstos no hay quien saque una nota buena-. Por lo demás, la película tiene una apariencia que se diría amateur, si no viniera de quien procede. En efecto, el presupuesto se adivina paupérrimo, rodándose el film en una casa de campo (la Enrico Maria Salerno Villa nada menos) con prácticamente tres actores, y los efectos especiales son artesanales, todo lo cual no significa que el resultado sea chapucero, al contrario, el valor de la película estriba en que, aún con la precariedad de medios, los logros son altamente estimables, ofreciéndose como una magistral lección de cine para el aficionado.

Por lo demás, se trata de una ghost story que procura centrar todo su peso en la creación de una atmósfera, y para ello se sirve de un tratamiento visual que juega con el punto de vista, de tal modo que la película está inundada de planos de espejos donde se hace uso recurrente de los reflejos, a tal punto que supone una paráfrasis de la dicotomía realidad/apariencia; el tomavistas, de igual manera, deviene un personaje más, y la información llega al espectador por medio del punto de vista que propone la cámara, jugando -una vez más- con las apariencias, antes que con las realidades. Así, Bava efectúa un vigoroso ejercicio de estilo, pleno de significados, donde se puntúa la ambigüedad por la cual todo, en realidad, podría ser consecuencia de una manifestación fantasmal, o si por el contrario los acontecimientos sólo son producto de la mente torturada de Dora. Cabe destacar, por último, el elemento incestuoso que se introduce en la historia, al estar el niño poseído por el espíritu de su padre, vigilando a su madre mientras se ducha o tumbándose sobre ella, destacando la incomodidad de la mujer, aún cuando todavía no percibe la magnitud de los hechos. Una vez más, realidad y apariencia se entrecruzan, invalidándose mutuamente, hasta internar al espectador en un terreno ambiguo y ambivalente.

Carlos Díaz Maroto

 

Published in: on enero 9, 2008 at 7:50 am  Comments (4)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/01/09/shock/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. Cerebrin, fíjate en la última foto y, debajo, mi firma. Parece que yo sea el muerto…

    Jiji.

  2. XD

    Por cierto, que se me había pasado comentar nada.

    Muy buena la reseña.

    Pensando, pensando, quizás sobra lo de aclarar que lo que Lamberto dirigió fue controlado de cerca por su padre… todavía sigo pensando que en “Macabro”, pese a estar firmada por Lamberto, tuvo mucho que ver Mario. Y si no que alguien me expliqué el bajón que dio este en cuanto murió su padre, como de la noche al día. 😉

  3. cerebrin Said:
    todavía sigo pensando que en “Macabro”, pese a estar firmada por Lamberto, tuvo mucho que ver Mario. Y si no que alguien me expliqué el bajón que dio este en cuanto murió su padre, como de la noche al día.

    Tienes más razón que un impío…

    ( Es que a mí, los santos, como que no me van mucho… )

  4. […] IMDB REVIEW 1 REVIEW […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: