En la muerte de Carlos Aured

Figura emblemática del fantaterror español, por encima de valores artísticos, comerciales o coyunturales, Carlos Aured representa todo una época de un modo de entender y hacer cine. “Encarnó” al mismísimo Satanás en La noche de Walgurgis: suya era esa sombra demoníaca que aparecía en los muros del convento en ruinas. Fue ayudante de dirección de ese film de León Klimovsky, y luego dirigiría la semi-secuela, El retorno de Walpurgis. Como realizador es responsable de algunos de los clásicos que ha aportado nuestro cine, como El espanto surge de la tumba, y nunca sabremos si, con más medios, posibilidades y apoyo de la industria y los estamentos públicos, hubiera podido aportar todo lo que tenía en su interior.

Ayer falleció víctima de un traidor infarto. Los que le conocimos le recordamos como una persona afable, siempre de buen humor, y atento a todos, sin distinciones. Desde aquí transmitimos el pésame a su esposa Virginia, a quien también tuvimos el placer de conocer, y te recordaremos siempre, Carlos, antes que como el cineasta como la persona que fuiste. Hasta siempre. 

Carlos Díaz Maroto

 

Published in: on febrero 5, 2008 at 9:10 am  Comments (5)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/02/05/en-la-muerte-de-carlos-aured/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Triste noticia, sin duda.
    Hace menos de un año lei una entrevista en la que se mostraba emocionado por su reentre al mundo de la realización gracias a ese proyecto con Naschy del que más tarde acabaría apartado.
    Descanse en paz, y muchas gracias por los buenos momentos que he pasado mientras veía sus películas.

  2. Tal como aparece en esa foto, que es de hace unos añitos, es como estaba cuando lo conocí; es decir, joven, vital, divertido, imaginativo…

    Es increíble…

  3. Descanse en paz…

  4. Poco a poco vamos perdiendo nuestras figuras mas emblemáticas. Ya nos quedan pocos…

    Descanse en paz…

  5. R.I.P.

    Tu siempre estarás dentro de nuestros corazones, y cuando vuelva a visionar tus obras lo hare de una manera más especial, dejandome llevar por tu ingenio y poder obtener influencias tuyas para mis futuros proyectos, no te olvidare nunca, gran maestro

    Descansa en paz


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: