El cine de luchadores (VII)

Los setenta serian conocidos como la década del declive, ya que cada vez se producían menos películas de género. Esto habría que atribuirlo al cambio en el gusto del público en general, ya que como todos sabemos, estos “subgéneros” tienen su época dorada y su etapa en que van desapareciendo poco a poco y en algunos casos no lo hacen totalmente, ya que de vez en cuando sale algún titulo relacionado con ellos, eso si cada vez más espaciado en el tiempo. Si sumamos todo esto a que a partir de mediados de esta década el gobierno financiaba la industria cinematográfica mexicana, dejando de dar apoyo a lo que es cine de genero en general, y afectando directamente al cine de horror y de luchadores en particular.

A pesar de ello, si Santo rodó todos los films mencionados anteriormente, por el contrario su amigo Blue Demond apareció en los siguientes films: Los campeones justicieros (1971) de Federico Curiel – título comentado en capítulos anteriores -, haciendo equipo con Santo y Mil Mascaras en la exitosa Las momias de Guanajuato (1972) de Federico Curiel, y en La invasión de los muertos (1970) junto al Profesor Zovek, cinta dirigida por Gilberto Martínez con un argumento parecido al de La noche de los muertos vivientes de George Romero. Según parece, el luchador de la mascara azul fue contratado para “rellenar” parte del metraje debido a que el Profesor Zovek murió durante una de sus arriesgadas actuaciones, ya que en la vida real se dedicaba al mundo del escapismo.

Sus dos películas más difíciles de encontrar hasta la fecha, La noche de la muerte y La Mafia amarilla, se rodarían en 1975 y estarían dirigidas por René Cardona (Senior). Del primer titulo poco podemos decir, ya que a penas se tienen datos y ni siquiera aparece en la base de datos de IMDB. En la segunda se enfrentaría a un grupo de mafiosos orientales con conocimientos de artes marciales. Solamente actuaría en dos films más compartiendo papel protagonista: El hijo de alma grande (1976) de Tito Novaro, y la que seria su ultima película: La mansión de las siete momias de (1977) Rafael Lanuza, ambos títulos de ínfima calidad. Prácticamente durante esta década sus trabajos se centraban en hacer equipo junto a Santo en los títulos comentados en otros capítulos. Triste despedida para el único luchador que robó cierto protagonismo al enmascarado de plata.

David Domingo

Published in: on febrero 21, 2008 at 12:38 pm  Comments (1)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/02/21/el-cine-de-luchadores-vii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. En esta séptima entrega de vuestro serial favorito, David Domingo hace repaso de lo que dio de si la carrera cinematográfica de Blue Demon durante los setenta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: