Los conquistadores de Atlantis

Título original: Warlords of Atlantis

Año: 1978 (Gran Bretaña, Estados Unidos)

Director: Kevin Connor

Productor: John Dark

Guionista: Brian Hayles

Fotografía: Alan Hume

Música: Michael Vickers

Intérpretes: Doug McClure (Greg Collinson), Peter Gilmore (Charles Aitken), Shane Rimmer (Capitán Daniels), Lea Brodie (Delphine), Michael Gothard (Atmir), Hal Galili (Grogan), John Ratzenberger (Fenn), Derry Power (Jacko), Donald Bisset (Profesor Aitken), Ashley Knight (Sandy), Robert Brown (Briggs), Cyd Charisse (Atsil)…

Sinopsis: La legendaria ciudad perdida de la Atlántida está custodiada por un pulpo gigante que mantiene retenidas a varias familias de pescadores, forzadas a reconstruir la ciudad. Para que puedan sobrevivir bajo el agua, estos humanos han sido transformados en tritones, por medio de la inserción de agallas. El profesor Aitken, su hijo Charles y Greg Collison se hallan investigando en las proximidades de la Atlántida cuando los gigantescos tentáculos del pulpo los atrapan…

title

Cuarta entrega de las películas que sobre mundos perdidos protagonizara Doug McClure en la última mitad de la década de los 70, bajo la producción de John Dark y la realización de Kevin Connor. En esta ocasión, sus artífices desestimaron la idea de realizar una nueva adaptación de la obra literaria de Edgar Rice Burroughs como había ocurrido hasta el momento, apostando en cambio por un libreto original de Brian Hayles, guionista habitual de la serie televisiva Dr. Who en el periodo comprendido entre 1965 y 1975, en el que se dan cita varios puntos en común con una de las adaptaciones de Burroughs llevadas a cabo anteriormente, más concretamente la titulada En el corazón de la Tierra; tanto la accidental forma de llegar hasta la ignota civilización de los protagonistas – mientras prueban un prototipo de un revolucionario invento –, o la subtrama de la historia amorosa entre el personaje interpretado por McClure y una bella indígena y su posterior desenlace, son idénticos en ambos argumentos. Con todo, la trama también remite hasta cierto punto a la novela El abismo Maracot (The Maracot Deep, 1929) de Sir Arthur Conan Doyle.

Warlords_of_Atlantis

Para ambientar su guión, Hayles recurre a uno de los mitos más populares y sugerentes de la cultura griega clásica, y el paradigma de mundo perdido por excelencia, la Atlántida, entremezclándolo con las leyendas de supuestos sucesos paranormales acaecidos en torno al triángulo de las Bermudas y el fenómeno OVNI, muy de boga por aquellos años, lo que se traduce en un pastiche de genuino regusto pulp, muy agradable para quien esto escribe.De esta manera, Hayles sitúa la Atlántida en el epicentro del triángulo de las Bermudas, siendo dicha civilización la culpable de las extrañas desapariciones de barcos producidas en el cuadrante – en un momento de la película, los protagonistas se llegaran a topar, incluso, con el capitán Briggs del Mary Celeste, barco cuya tripulación desapareció misteriosamente en 1872 -, a causa de la necesidad que los atlantes tienen de las tripulaciones de las embarcaciones desaparecidas para emplearlas como esclavos con los que reparar las fortificaciones de sus ciudades de los ataques de las diversas criaturas monstruosas que habitan en las inmediaciones de las mismas. Los atlantes, presentados como originarios de Marte y de aspecto heleno, son equiparados de forma nada sutil con los nazis, llevando a cabo operaciones para mutar a sus prisioneros en una especie de tritones, de aspecto humano, pero dotados de branquias tras las orejas para su mejor adaptación al mundo submarino en el que están prisioneros.

Warlords-of-Atlantis1-600x346 

Otra novedad en cuanto a los parámetros habituales de la saga se halla en la producción de la cinta, corriendo a cargo de la EMI en sustitución de las habituales AIP y Amicus. Ello repercute en una mayor riqueza de medios, algo que queda patente en numerosos aspectos; bien sea por la presencia en su reparto de alguna vieja gloria cinematográfica, caso de la madura Cyd Charisse que, pese a encontrarse próxima a cumplir los sesenta años en el momento del rodaje de la película, no tuvo reparos en lucir modelitos con los que dejar al descubierto sus bellas piernas, o por unos efectos especiales que, si no perfectos, al menos rayan a mayor altura que en anteriores ocasiones.

Warlords-of-Atlantis-01

Pese a contar con esta inyección económica, la cinta no deja de ser una serie B desacomplejada y orgullosa de su condición, tanto por su argumento, secundado por unos personajes y esquemas narrativos más propios de los seriales cinematográficos de los años 30 y 40, como por la tan eficaz como rutinaria realización de Connor. El resultado es un film que cumple con creces lo que promete, hora y media de vibrante y entretenida acción, el cual supuso el punto y final pfocial a la saga iniciada en 1975 con La tierra olvidada por el tiempo (The Land that Time forgot), pese a que al año siguiente, Connor y Dark, de nuevo bajo guión de Hayles, volvieran a asociarse para dar forma a otra película de similares características aunque ya sin el protagonismo de Doug McClure, la muy inferior Alfombras mágicas (Arabian Adventure), en la que se se sustituía la ambientación en mundos perdidos por la fantasía arábiga.

José Luis Salvador Estébenez

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/02/22/los-conquistadores-de-atlantis/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Con esta reseña de “Los conquistadores de Atlantis” – por cierto, mi película favorita del ciclo -, damos por concluido el dossier sobre los mundos perdidos de Kevin Connor.

    La semana que viene continuaremos con el ya iniciado sobre Carlos Aured, en el que daremos cuenta de “El espanto surge de la tumba”.

  2. Me resulta muy simpática esta película. Pero, más que parecerse a Burroughs, resulta muy similar a “El abismo Maracot” de Arthur Conan Doyle… Tal como comentas en el texto…

  3. belakarloff Said:

    Pero, más que parecerse a Burroughs, resulta muy similar a “El abismo Maracot” de Arthur Conan Doyle… Tal como comentas en el texto…

    Anda, no me seas puñetero. 😉

  4. Ayer, falleció a los 86 años de edad Cyd Charisse a los 86 años de edad.

    Descanse en paz. 😦

  5. […] Por fin sale a la venta la deliciosa Los conquistadores de Atlantis (Warlorsd of Atlantis, 1978), último título de la tetralogía que sobre mundos perdidos rodara el gran Kevin Connor a final de los 70 y única que faltaba por ser editada en Dvd en nuestro país y de la que tenéis una reseña en esta misma página: https://cerebrin.wordpress.com/2008/02/22/los-conquistadores-de-atlantis/ […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: