Entrevista con Carlos Díaz Maroto

foto3

Acreedor de una incansable labor que se antoja igual de extensa que apasionante, la cual comprende varios ensayos cinematográficos, la dirección de la web especializada pasadizo.com, amén de variadas colaboraciones en diversos medios, como la prestigiosa revista-fanzine Quatermass o el pionero Morpho, Carlos Díaz Maroto es uno de los nombres de referencia dentro de la crítica cinematográfica especializada en el género fantástico en España.

Aprovechando tanto la salida de su último trabajo Aliens y Predators, coescrito con Lorenzo F. Díaz y editado por Alberto Santos Editor, como su proximidad con La abadía de Berzano, nos pusimos en contacto con él para que nos contara más acerca de este su último trabajo (de momento). Esto fue lo que dio de si la conversación:

Alien vs. Predator es el título de tu nuevo libro, ¿qué nos vamos a encontrar en él?

Aliens y Predators [risas]… Ahora en serio. No es mi ni nuevo, exactamente. Hace diez años Alberto Santos Editor publicó el libro Aliens, escrito por Lorenzo F. Díaz. Ahora, Alberto ha decidido volver a sacar el libro, pero actualizándolo, lógico es, con las nuevas aportaciones a la saga de Alien; y como se cruzó con la de Depredador, otro tanto. Lorenzo estaba ocupado con otro libro, así que no se pudo poner con él. Alberto me llamó, me lo propuso, y aunque estaba (estoy) igualmente liado, acepté; me parecía un reto curioso. Actualicé los textos de Lorenzo, y añadí las películas posteriores…

¿Como afrontaste el hecho de trabajar sobre una base escrita ya existente? ¿Has tratado de dar cierta uniformidad al libro o, por el contrario, has escrito tu parte con tu estilo, respetando lo ya escrito por Lorenzo F. Díaz?

El texto de Lorenzo lo hube de tocar, pues pasados diez años, diversas cosas han cambiado. Amplié las biografías que aportaba, ciertas informaciones las hube de aclarar, en vista de que por aquel entonces no estaban especificadas del todo. Aparte de los lógicos retoques de erratas tipográficas y demás, que de eso siempre se escapa algo. Luego, en mi parte, lo he hecho siguiendo, más o menos, la estructura de Lorenzo, pero sin forzarme mucho. Quería que el lector supiera qué había escrito él y qué había escrito yo, aunque en algunos casos (los más modernos) es obvio…

¿Cuál crees que es el motivo por el que estos dos personajes han traspasado lo estrictamente cinematográfico, formando ya parte del imaginario colectivo?

Indudablemente, su carisma. Ambos personajes parten de una película inicial que, no sólo era buena, sino que era potente, enérgica, que tenía fuerza. Porque, reconozcámoslo, que algo “forme parte del imaginario colectivo” no implica que tenga calidad per se. Luego surgieron las secuelas, los comics, los juegos de ordenador… y la fama entre cierto público se acrecentó.

Debido a la temática del libro, la pregunta es obligada: ¿aliens o predators?

Depende de a qué te refieras. Si me preguntas cuál me cae más simpática, al lado de cuál me pondría en una hipotética lucha, me da lo mismo. Ambos me resultan muy majetes. Y si te refieres a con cuál me quedo, cinematográficamente, la primera de Alien me parece mejor que la primera de Depredador, aún cuando ésta me guste bastante.

Ahora, repasemos un poco tu biografía. Te iniciaste escribiendo en la época dorada de los fanzines, pero, ¿de dónde surge tu afición por escribir de cine?

Ni idea… Supongo que mi pasión por el cine me incitó a compartir las sensaciones que experimentaba. Me gustaba comunicar el amor (y el odio, a veces) que experimento por algunas películas. Y si no es en persona, es por escrito. No sé, algo así debe ser…

Tras tus primeras colaboraciones en otros fanzines como el pionero Morpho de Carlos Aguilar, montas tu propio fanzine, Sueño del Fevre. ¿Qué te impulsa a crear tu propia publicación?

Por dos razones: los fanzines que seguía, aún gustándome, me sabían a poco. Y también había cosas que no aparecían en ellos. Así pues, decidí crear el fanzine que a mí, como lector, me gustaría encontrarme: gordito y con mucho texto de todo tipo. En principio pensé incluso en dividirlo en dos partes, y a la mitad poner una nueva portada: mitad cine, mitad literatura. Pero luego pensé que era mejor mezclar; en un número habría mitad y mitad, en otro un 80% de una cosa y un 20% de otra…

¿Cómo recuerdas aquellos tiempos?

Gloriosos. Fue la edad dorada de los fanzines. Fanzines de literatura, de cine, de cómic. Surgieron fanzines excelentes como el referido Morpho o Serie B, Blagdaross, Van Helsing, Vértigo, Fan de Fantasía, Zombi…. Después, todo fue desapareciendo poco a poco, imagino que en su mayoría por la poca atención y ayuda prestada por la mayoría de las librerías. En una mi fanzine podía quedar agotado en poco, y en otra nada más recibirlos los guardaban en una caja y ahí se pudrían de asco.

En la actualidad, y pese a que algunos nos duela, son pocos los fanzines en papel que existen, siendo sustituidos en su labor por páginas webs. Teniendo en cuenta que tú has vivido de primera mano este cambio tecnológico, y que has formado parte de ambos frentes, ya que has sido tanto editor de fanzines como administrador de una página web (pasadizo.com), ¿qué te parece el cambio? ¿Ha sido positivo?

Como aficionado a la literatura, siempre he amado más el papel. Los fanzines también tenían su parte artesanal: escribías a máquina, recortabas carteles de los periódicos y componías página tras página así. Estéticamente algunos no valían un duro, pero veías el amor que se proyectaba ahí y el valor de los textos. A mí nunca me han gustado esos libros de cine en papel couché, con fotos maravillosas, y un texto que parece escrito por un crío de doce años. Yo quiero INFORMACIÓN. Y siempre he soñado con un pasadizo en papel… Pero sé que, dado cómo está el mercado y la cultura en este país, es un imposible.

Lo bueno de internet es que mucha gente que tenía cosas interesantes que contar puede hacerlo, y nosotros disfrutar de ello. Lo malo es que la gente que nada importante tiene que contar también está ahí… Pero, como en televisión, tienes la opción de cambiar de canal…

¿No crees que también la ingente cantidad de webs, blogs y bitácoras que se pueden encontrar en la red puede ser un arma de doble filo donde algunas apuestas interesantes pueden acabar escondidas? O por el contrario, ¿si vale la pena, tarde o temprano saldrán a la superficie?

No sabría decirte. Pudieran darse ambos casos. Además, ya habrás podido comprobarlo, este mundillo es muy pequeño, y al final todos nos acabamos conociendo. Yo puedo no conocer cierta web o blog maravillosos, pero tú terminas por encontrarlo, me informas… Pero siempre circunscrito a nuestro círculo, desde luego, no a nivel general. Quien destaque de un modo desmesurado seguramente será un friki que hace más ruido que nueces…

P-00016808

En 1997 publicas tu primer libro, Drácula, de Transilvania a Hollywood, escrito junto a Roberto Cueto. ¿Cómo surgió la posibilidad de publicarlo, y qué supuso para ti ese, llamémosle, salto al profesionalismo?

Con anterioridad, Nuer había publicado un libro de Roberto sobre música de cine. En un principio, lo de Drácula era un especial para mi fanzine Sueño del Fevre, aprovechando el aniversario de la publicación de la novela de Stoker. La estructura, por aquel entonces, iba a ser más o menos la misma, pero con más gente. Roberto, que iba a colaborar en ese especial, me sugirió convertirlo en libro y ofrecérselo a Nuer. Me pareció muy buena idea, y a los editores también.

¿Qué supuso para mí ese salto al profesionalismo, dices? Más que nada, el apoyo de la gente que lo leyó y le gustó. Sigo difícilmente llegando a fin de mes… De esto no se vive, salvo que escribas un libro cada dos meses, de cualquier manera, dando al copy + paste de lo que encuentran en internet, que algunos lo hacen…

jacklobo 9788496423237.jpg

Hasta el momento, todos tus libros habían tratado de temas de la temática fantástica. Sin embargo, tu siguiente obra va a ir por otros derroteros más polvorientos. ¿Tenías ganas de cambiar de aires?

Sí, desde luego. A mí me gusta el cine en general, pero centrado sobre todo en el cine clásico de los años 20-30-40-50-60…. Dentro de ese cine clásico, me gusta el género fantástico, obvio es, pero también el cine negro, la comedia, las aventuras… y el western. Es un libro que llevo escribiendo desde hace muuucho tiempo. Surgió gracias al TelePrograma… Cuando ponían alguna del Oeste por televisión, los comentarios en ese tipo de revistas, o también en la prensa diaria, solían emplear la fórmula de “Western convencional que bla bla bla”, cuando muchas veces no era nada convencional. Creo que hay una gran ignorancia respecto a este género, y quería cubrir cierta laguna. Hoy día existen diversos libros sobre cine del Oeste en España, y algunos muy buenos, pero la mayoría se centra en analizar las obras maestras del género: John Ford, Howard Hawks, Anthony Mann… A mí, esas películas me encantan, y obviamente estarán en mi libro, pero también quería comentar la obra de gente como George Sherman, Bud Boetticher, Edwin L. Marin, André de Toth, Joaquín Romero Marchent, Lesley Selander, Tim Whelan, Alfred L. Werker…

Más concretamente, ¿de qué trata ese libro?

Creí que había quedado claro… Jajaja… Es una guía del cine del Oeste. Más o menos, como el libro de Carlos Aguilar, pero sólo con películas del oeste: mudas, sonoras, antiguas, modernas, americanas, españolas, rusas (que también hay)… Un tochito gordo que espero no me corten los editores…

¿Cómo ves el panorama editorial en nuestro país en cuanto a los ensayos cinematográficos? ¿Estamos en una buena época?

Yo diría que sí. Ciertamente, algunos temas me interesan, otros no;  ciertos temas me interesan, mas no el enfoque… Creo que, para ser España, no está del todo mal. Pero se necesita más variedad, más riesgo… No tantos libros sobre Hitchcock, que hay muchos, sino alguno que explore el cine de Victor Fleming, por ejemplo… O Mario Bava…

Carlos, si tuvieras la oportunidad de escribir un libro sobre el tema que tú quisieras, ¿cuál sería?

Puf, tengo muchas ideas constantemente. Muchas veces, me acerco a la librería de turno, y veo que ha aparecido uno que me ha pisado la idea. Acaba de aparecer uno de aspecto muy suculento, sobre el cine de ciencia ficción de los 50. Ya no puedo hacerlo… El otro día, cuando fui a entregar a Alberto Santos las pruebas corregidas del libro de Alien vs. Predator, me comentó de hacer alguna cosa más juntos, y las dos primeras ideas que le solté ya se las estaban haciendo…

Lo malo en España es que, una vez se publica un libro de cine sobre cierto tema, ya no puedes publicar a los dos o seis meses otro. “Ya tengo el otro”, dice la gente; porque aficionados acérrimos y completistas que deseen optar por dos visiones diferentes, pocos hay… Es un riesgo comercial sacar de nuevo un tema ya no virgen. Salvo, obvio es, los sempiternos Hitchcock, Welles…

Aparte del ensayo, también has hecho tus pinitos en la narrativa. ¿Para cuándo una novela de ficción?

Tengo muchos relatos escritos, publicados por aquí y por allá… ¿Una novela? Tengo algunas ideas orbitando en mente, pero aún no me he puesto a ello… Lo malo es que muchas de las ideas que tengo suelen dar para relatos, y eso hoy día no tiene salida en este país. Recopilar todos los que tengo, y añadir unos cuantos más inéditos, no estaría mal, pero no creo que ninguna editorial lo quisiera. En cuanto a novela… Veremos.

¿Qué otros proyectos tienes a corto plazo?

A corto plazo, nada. Hay una traducción que estamos haciendo Luis Alboreca y yo, y que deberemos entregar en breve. Se trata de un clásico de la literatura de ciencia ficción de los años 20, nunca publicado en España, y que sirvió de inspiración para un arquetipo del género. No puedo decir más.

Aparte de eso, Luis y yo también estamos escribiendo juntos algo, pero va para largo. Ensayo televisivo-cinematográfico de ciencia ficción, es todo lo que podemos decir.

Con esas dos cosas estoy ahora pillado, pero quizás hable con Alberto Santos, como ya he hablado más arriba, para algún otro proyecto. Pero eso aún está en el aire…

Si quieres añadir algo más…

Sólo agradecerte el interés prestado, y enhorabuena por tu excelente blog, uno de los mejores que existen en la red. Y un saludo a todos los que te leen.

Muchas gracias a ti por tu amabilidad, y toda la suerte del mundo con este nuevo libro.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on marzo 3, 2008 at 12:16 pm  Comments (12)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/03/03/entrevista-con-carlos-diaz-maroto/trackback/

RSS feed for comments on this post.

12 comentariosDeja un comentario

  1. Aaarrrggghhh….

    ¡Qué a gusto le echaré el guante a ese futuro libro polvoriento!……

  2. Me lo han vuelto a retrasar; lo siento, Duke. Saldrá para septiembre…

  3. ¿Estas de broma, no? Es que si no, menudo cachondeito se tienen a cuenta del libro. 😦

  4. No, no estoy de broma… Estoy hasta… #@~@|~@#&/$·

  5. No me extraña. ¿Cuanto lleva de retraso respecto a la fecha de salida original?, ¿un año?

  6. Ya ni recuerdo. Creo que más…

  7. Suerte con tu libro !!!!!!!!….

    Un saludote

  8. El otro día me compre en el Rastro el libro de “Batman”… ¡quiero dedicatoria de los dos autores ya! 😛

  9. OK. A ver si podemos quedar los tres y te lo dedicamos…

    ¿Cuánto te costó, por cierto?

  10. 8 euros.

  11. Para el que le interese, en Pasadizo podéis acceder a otra entrevista con el ignoto Díaz Maroto, centrada en la salida de este libro:

    http://www.pasadizo.com/portada1.jhtml?cod=504

    😉

  12. […] Carlos Díaz Maroto Escritor y estudioso del cine […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: