El cine de luchadores (X)

buck_rogers_season_1_disc_1_r2_custom-cdcovers_cc-cd1.jpg

En la década de los 90 se filmaron dos títulos a modo de homenaje a lo que fue la mítica figura del enmascarado de plata. El primero fue La leyenda de una mascara (1991) de José Buil, correcto film dramático en el que soterradamente y sin usar explícitamente el nombre del Santo (el  personaje es llamado aquí el Ángel Blanco) se adivinan ciertos guiños a su figura, como, por ejemplo, la ceremonia en  la que es enterrado, que es prácticamente calcada en algunas imágenes a lo que fue su entierro en la realidad. Tuvo distribución en dvd.

La siguiente fue Santo la leyenda del enmascarado de plata (1993) de Gilberto de Anda, bonita película en la que es su propio hijo el que coge el relevo de la mascara plateada. Aquí el hijo del Santo es conocido como el luchador “El hombre rojo”, personaje que su propio padre adoptó antes de decidirse por  la identidad del enmascarado de plata y en la que es  presionado por parte de su entrenador, del fantasma de su padre y de un niño que necesita desesperadamente la ayuda del Santo para que deje el disfraz del hombre rojo y asuma la identidad que le corresponde por derecho. Al enfundarse la mascara de plata también vienen como añadidos ciertos poderes que le convierten prácticamente en un superhombre. Se trata de un film con clara estética de videhome.

  

En 1992 a modo de reflotar el genero de luchadores enmascarados se estrenó Octagón y Atlantis: la revancha de Juan Fernando Pérez, en la que juntando a estos dos famosos luchadores de por entonces se esperó reverdecer sin fortuna lo que antaño seguramente hubiese sido un éxito en taquilla. Lo que es seguro es que estos Octagón y Atlantis son muy inferiores en cuanto a carisma a Blue Demon y Santo, y nunca más volvieron a formar dupla cinematográfica.

Ese mismo año los Luchadores de las estrellas hicieron su aparición dirigidos por Fabián Arnaud [y Rodolfo Lopezreal], sin  ningún éxito a pesar de contar entre sus filas con el mismísimo hijo de Blue Demon. Y es que los films de sci fi nunca contaron con la bendición del publico mejicano, lo que unido a su escasísima calidad técnica lo convirtieron en un producto fracasado.

Octagón volvió a probar suerte en el mundo del cine junto con otro luchador, «Máscara sagrada», en el film Lucha a muerte (1992) también de Juan Fernando Pérez, conocida como Robo en el museo, en la que aparecían algunos de los luchadores más famosos de entonces como Blue Panther, La parka, Ángel azteca, o Universo 2000, entre otros, resolviéndose como un videhome que apenas tuvo resonancia fuera de las fronteras mejicanas.

José Nieto dirigió al famoso luchador “El vampiro canadiense” en el film : Vampiro, el guerrero de la noche (1993), también mezclando el género de luchadores con la ciencia ficción más casposa. La curiosidad es que este vampiro es estéticamente más parecido a los westlers estadounidenses que a los luchadores mexicanos, ya que lleva la cara pintada en vez de llevarla cubierta con la característica mascara.

David Domingo

7 comentarios en “El cine de luchadores (X)

  1. Quiero saber como puedo sacar la pelicula de octagon y atlantis por que esa para mi es una favorita o donde la podria consegrui por que soy muy fanatico de la lucha libre y ellos son mis idolos.

  2. si te interesa la peli de octagon y atlantis,u otras de este genero ponte en contacto conmigo en:lacobramingo@hotmail.com
    soy David Domingo autor de esta serie sobre luchadores enmascarados.saludos!

  3. PORFA ME ENCANTA LA PELICULA DE ATLANTIS Y OCTAGON Y NO LA PUEDO CONSEGUIR AYUDAME KIERO RECORDAR ALOS GRANDES LUCHADORES SOY FANATICOS DE ELLOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s