La venganza de la momia

Título original: La venganza de la momia

Año: 1973 (España)

Director: Carlos Aured

Productor: Luis Méndez

Guionista: Jacinto Molina

Fotografía: Francisco Sánchez

Música: Alfonso Santisteban

Intérpretes: Paul Naschy [Jacinto Molina] (Amenhotep / Assad Bey), Rinna Ottolina (Elena / Amarna), Jack Taylor (Profesor Natan Stern), María Silva (Abigail), Helga Liné (Zenifer), Eduardo Calvo (Sir Douglas Carter), Fernando Sánchez Polack (Anchaff), Luis Dávila (Inspector), Luis Gaspar, José Yepes (Recién casado), Juan Antonio Soler, Celia Cruz, Pilar Bardem (Profesora), Ana María Pou, Jose Monne, Maricruz Fernández…

Sinopsis: El sumo sacerdote egipcio Assad Bey logra resucitar a la momia del faraón Amenhotep. Pero para mantenerla con vida debe calmar su sed de sangre, por lo que recorre las calles de Londres en busca de jóvenes vírgenes que ofrecerle como sacrificio.

mom7.jpg

Tras abordar con loables resultados al hombre lobo y al conde Drácula, en 1973 Paul Naschy decidió hacer lo propio con uno de los pocos monstruos clásicos que le quedaban por llevar a la pantalla, la momia, personaje este que apenas había tenido presencia en nuestro cine – el único antecedente del que tengo constancia es Los monstruos del terror / Dracula jagt Frankenstein (1969) de Hugo Fregonese y Tulio Demicheli, cóctel de monstruos a imitación de la Universal, también escrita por Naschy, y donde la momia era interpretada por Gene Reyes -, y que, tras la inaugural La momia (The Mummy, 1932) de Karl Freund, no había tenido demasiada suerte en sus traslaciones a la pantalla, pese a haber sido tratada por directores del contrastado talento de Terence Fisher. Curiosamente, por aquellas mismas fechas sería la protagonista de otras dos cintas fantásticas con producción española: El secreto de la momia egipcia / Perversions Sexuelles (1973) de Alejandro Martí, y Vudú Sangriento (1973) de Manuel Caño – donde se da la curiosa circunstancia de que en lugar de la clásica momia egipcia, tenemos una exótica momia caribeña -, sin que ninguno de estos ejemplos, la película que nos ocupa incluida, sean especialmente remarcables, ni dentro de la filmografía del personaje, ni del contexto del fantaterror patrio.

Ambientada en la Inglaterra victoriana y protagonizada por un elenco de auténtico lujo, entre los que figuran varios de los rostros más habituales del fantástico español, como el norteamericano Jack Taylor, la alemana Helga Liné o nuestra María Silva, amén de algunos de los más solventes secundarios de la época, caso de Luis Dávila, Eduardo Calvo o Fernando Sánchez Polack, este último totalmente brillante e irreconocible como el sumo sacerdote Anchaff, el mayor problema de la cinta reside en el guión perpetrado para la ocasión por Molina, carente de cualquier tipo de chispa o de ideas, en el que se mezclan con escasa fortuna la historia de amor más allá de la tumba del original de Freund, y por ende, la de la más famosa novela de Stoker, tal vez en un intento de Naschy de repetir los buenos resultados conseguidos en El gran amor del conde Drácula (1972) de Javier Aguirre, con el esqueleto argumental de la anterior El espanto surge de la tumba (1972), el cual repite a pies juntillas salvo ligeras modificaciones.

De este modo, ambas películas cuentan con una pareja de desalmados que se dedican a torturar y asesinar a jóvenes doncellas, crímenes estos por los que serán finalmente ajusticiados, no sin antes prometer regresar de la tumba para vengarse. Siglos después, será descubierto el cuerpo del hombre, quien una vez vuelto a la vida no parara hasta lograr volver a tener a su lado al espíritu de su concubina. Para entender mejor las semejanzas entre ambos títulos, baste señalar el sorprendente parecido existente entre varias escenas de ambas película, puesta en escena incluida, como aquella de El espanto surge de la tumba donde la cabeza cercenada de Alaric de Marnac da instrucciones a sus embrujados lacayos, la cual tiene aquí su reflejo en el momento en que la momia de Amenhotep, sentada en su trono, explica sus sanguinarios planes a sus dos desquiciados seguidores.

Con este material de partida, su director, un por lo general poco inspirado Carlos Aured, poco más puede hacer que dotar al conjunto de su habitual tono gore, el cual, dicho sea de paso, acaba cansando con tanto degollamiento, dando como resultado un título que si bien en su primera parte puede resultar al menos soportable, pese a la evidente artificiosidad de los decorados que intentan dar réplica al antiguo Egipto[1], en su último tramo se convierte en un soporífero pasacalles de la momia por Londres, con una subtrama, la de la investigación policial a cargo de Scotland Yard, donde huelga buscar cualquier explicación lógica tanto a su nulo desarrollo como a su caprichosa resolución.

Oportunidad perdida pues por el fantaterror hispano para dar una obra de cierta envergadura sobre tan arqueológico personaje, de la cual, al menos, habrá que destacar los dos únicos aspectos positivos existentes entre tanta mediocridad: la forma en que Aured enlaza los títulos de crédito con el prólogo y éste con la época en la que discurre el resto de la acción y, sobre todo, el maquillaje creado por Miguel Sesé para recrear el aspecto de la momia, el cual se encuentra en opinión de quien esto escribe entre los más destacados de su especie.

José Luis Salvador Estébenez

[1] Según parece, estos decorados fueron heredados de la coproducción a tres bandas entre Estados Unidos, España y Suiza, Marco Antonio y Cleopatra / Antony and Cleopatra / Antoine et Cléopatre (1972), película dirigida y protagonizada por el mítico Charlton Heston.

Published in: on marzo 19, 2008 at 12:26 pm  Comments (9)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/03/19/la-venganza-de-la-momia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

9 comentariosDeja un comentario

  1. Debido a la Semana Santa, adelantamos a hoy miércoles la entrega de esta semana del dossier sobre Carlos Aured, esta vez dedicado a, en mi opinión, la más floja de sus colaboraciones con Naschy, “La venganza de la momia”.

    El viernes de la próxima semana, será el turno de “El día de la furia”.

  2. Una cosa: mira la penúltima foto. Tiene toda la pinta de versión Spanish para una doble versión…..

  3. Sí, pero no. Según palabras del propio Aured a la pregunta sobre la existencía de una doble versión de cara al extranjero en la entrevista que se publicó en el Quatermass dedicado al cine fantástico español: “estaba un poco harto de tener que filmar la misma escena dos veces, una vez con la actriz vestida y otra con ella sin ropa. Yo pensaba que la historia no necesitaba más erotismo que el que se generaba en torno a la propia momia.”

  4. […] – Viernes 9, a las 20.30, La venganza de la momia (1973) de Carlos Aured, aportación al mito de la momia de Paul Naschy, y segunda de las películas de su director programadas para este mes – reseña: https://cerebrin.wordpress.com/2008/03/19/la-venganza-de-la-momia/ -. […]

  5. […] 1973 por Carlos Aured y, por último, La venganza de la momia (1973) – reseña de La abadía: https://cerebrin.wordpress.com/2008/03/19/la-venganza-de-la-momia/ – de este mismo realizador, fallecido también hace escasos meses. Una buena oportunidad, por […]

  6. […] español como Pánico en el Transiberiano (1972), El espanto surge de la tumba (1972), La venganza de la momia (1973), La saga de los Drácula (1973), Las garras de […]

  7. […] cosechado varios éxitos de taquilla en los años 70 con films como El espanto surge de la tumba o La venganza de la momia, ambas producidas por la mítica Profilmes. Todo parecía  perfecto: unas estupendas […]

  8. […] más explícito de, por ceñirnos al terror hispano, por ejemplo, El proceso de las brujas (1969) o La venganza de la momia (1973). Ossorio, en este film, se aleja, por tanto, de la truculencia general que parece permear […]

  9. La acabo de ver y me quedo con algunos detalles, como que sea asesinado por lo malo que era y no por violar una tumba o secretos sacerdotales (como pasaba en las clásicas) o que la elegida para reencarnar a su amada acabe muriendo sin que el ritual terminase.

    Y para lo demás, las notas que escribí en http://delouredo.blogspot.com.es/2016/01/vista-la-venganza-de-la-momia.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: