¡No hija, no!

no_hija_no.jpg

Título original: ¡No hija, no!

Año: 1986 (España)

Director: Mariano Ozores

Productor: Carlos Cascales

Guionista: Mariano Ozores

Fotografía: Manuel Mateos

Música: Gregorio García Segura

Intérpretes: Antonio Ozores (Alejandro Costa), Ricardo Merino (Julio), Florinda Chico (Roberta Lamas), Emilio Laguna (Mario Aldabes), Juanito Navarro (Narciso “manos de seda”), Gracita Morales (Piluca), Emma Ozores (Ladrona, hija de Narciso), Silvia Leblanc (Patricia), Pedro Rivera, Trini Alonso (Suegra), Licia Calderón (Berta), Ramón Lillo (Jefe de la escolta policial), Alicia Alonso, Julio Corrochano, Antonio Manso, Analía Ivars, Beatriz Morata, Matilde Sola, Carmen Grey, Cris Huerta (Curro, el chulo)…

Sinopsis: Un candidato a la alcaldía de Madrid se ve inmerso en un tremendo lío en la noche preelectoral a consecuencia del cadáver de una masajista al que hay que hacer desaparecer.

En 1986, y de la mano de Producciones Cascales, Mariano Ozores acometió una serie de películas de bajo presupuesto enfocadas hacia el entonces boyante mercado del video doméstico (1), tratando así de capear la difícil situación en que la llamada Ley Miró le había dejado tanto a él como al resto de los integrantes del cine español de género. No en vano, la aplicación de tan nefasta ley sumiría a la industria cinematográfica patria en una complicada situación de la que sólo en los últimos años, y no sin muchas dificultades, parece estar escapando.

Como curiosidad, y dado al mercado al que iban destinadas en su origen, la mayoría de estas cintas solían contar con una introducción a cargo de su(s) protagonista(s), en la que, además de agradecernos nuestra elección y presentarnos la película, se emplazaba al final de la misma, momento en el cual, aparte de desearnos haber disfrutado de la función, se nos recordaba que debíamos de rebobinar la cinta antes de devolverla al videoclub. Obviamente, este epílogo no ha sido respetado en sus diversas reposiciones por televisión, cosa que sí ha ocurrido, aunque no siempre, con el referido prólogo.

¡No hija, no! (1986) fue la tercera en orden cronológico de esta serie de películas y la primera protagonizada por Antonio Ozores, siendo diseñada como un vehículo para su lucimiento. No es pues extraño que su título haga referencia a una coletilla que el conocido actor había hecho muy popular durante aquella época en sus distintas apariciones en el mítico Un, dos, tres de Chicho Ibáñez Serrador, no faltando durante el metraje espacio para que éste desarrolle su otra gracia típica, sus atropellados e incongruentes discursos, cuya aparición es facilitada por el hecho de que interprete a un político.

En el protagonismo de la cinta, Antonio es acompañado por Ricardo Merino, actor con el que durante un tiempo formaría pareja profesional a raíz de este trabajo, en un intento de su director por formar un dúo tan exitoso como el que había creado años antes con Andrés Pajares y Fernando Esteso. Junto a ellos, el grueso del reparto se compone de toda una pléyade de secundarios del cine español como Juanito Navarro, Florinda Chico, Gracita Morales, Emilio Laguna, Trini Alonso, Ramón Lillo o Cris Huerta, completándose el elenco por un trío de intérpretes femeninas entre las que se da una curiosa circunstancia: la de ser familia directa de algunos de los cómicos más famosos de nuestro país. Dichas actrices no son otras que Emma Ozores, hija de Antonio y sobrina de José Luis, el llorado Peliche; Licia Calderón, esposa del desaparecido Jesús Puente, y Silvia Leblanc, hija de Tony Leblanc.

En lo que respecta a su argumento, la cinta se inscribe dentro de la comedia de enredo vodevilesca por medio de una estructura netamente teatral, estilo este bastante del gusto de su director – no hay que olvidar que provenía del mundo escénico – y al cual también pertenece su ópera prima, Las dos y media y veneno (1959), film con el que el título que nos ocupa comparte ciertas semejanzas argumentales. No obstante, el precedente más claro del mismo hay que buscarlo en otra película de Mariano, Los pecados de una chica casi decente (1975), de la que prácticamente repite a grandes rasgos su esqueleto narrativo. De este modo, si en la cinta protagonizada por Lina Morgan y Alfredo Landa su trama giraba acerca de las peripecias de un cura y su hermana por esconder ante la eminente visita del obispo de la zona el cadáver del novio de ésta, fallecido en el lecho amoroso a  causa de la fogosidad de la muchacha, en ¡No hija, no! es un político y su secretario los que tienen que hacer desaparecer el cuerpo de una prostituta que ha ido a parar a casa del primero por culpa de un malentendido, sin que los miembros de la oposición que se encuentran en el lugar para firmar una alianza descubran el asunto.

Bajo esta premisa, el director de Los bingueros lanza una negra mirada hacia la clase política, algo bastante usual dentro de su filmografía, pero que en esta oportunidad se despoja de sus tradicionales partidismos ideológicos para mostrar a sus integrantes como unos seres corruptos por definición, más preocupados en repartirse las prebendas que conllevan sus cargos que en buscar el bien del ciudadano. Esta intención queda reflejada en el hecho de que el único político integro de cuantos aparecen en pantalla, aquel al que da vida Antonio Ozores, significativamente el menos “profesional” de todos, acabe decidiendo retirar su candidatura a la alcaldía tras presenciar no pocos tejemanejes nada éticos en la lucha por el poder de unos y otros.

Por lo demás, la cinta sigue sin sorpresas el estilo desarrollado por aquellos años por tan prolífico realizador, tal vez con un erotismo menos acentuado de lo que era costumbre, dentro de una puesta en escena sencilla, funcional y de gran fluidez narrativa. Por todo ello, a buen seguro que sus resultados no defraudarán a los que, como el abajo firmante, sean seguidores de la obra de tan vilipendiado cineasta, del mismo modo que tampoco agradarán a los que nunca hayan sido capaces de disfrutar de un cine sencillo, honrado y directo, cuyas únicas aspiraciones son las de hacer pasar un rato divertido.

José Luis Salvador Estébenez

(1) Esto no fue impedimento para que, de forma esporádica, alguno de estos títulos, entre ellos el protagonista de estas líneas, fueran exhibidos en salas de cine gracias a haber sido rodados en 35 mm.

Published in: on marzo 26, 2008 at 12:26 pm  Comments (23)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/03/26/%c2%a1no-hija-no/trackback/

RSS feed for comments on this post.

23 comentariosDeja un comentario

  1. No sabía que fueras tan seguidor de Ozores, estás hecho todo un erudito. A mí no me dicen nada este tipo de pelis, pero es curioso lo que cuentas de que al final decían que rebobinaran la peli y tal.

  2. Sucette, Ozores es Dios, que no se te olvide.😛

    El prólogo y epitafio de los que hablo, salen en varias cintas de Ozores para video de esa época. Que yo recuerde, aparte de esta, sale en “Esto si se hace”, “Esto es un atraco”, y una que hizo de karate, que ahora no me sale el título.

  3. Jeje… Ozores on the rocks!! Cerebrin, me estoy bajando “El rollo de septiembre”, que es una de las poquísimas de Don Mariano que me quedaba por ver. Estoy emocionadísimo, como si hubiese sido descubierta una nueva peli de Cronenberg que nadie ha visto todavía.

  4. Esa es muy curioso, es una especie de copia de las películas americanas tipo “Los albondigas”, pero a la española. Ya me dirás que te parece.😉

  5. Esa peli tiene telita. No sabría decirte si para bien o para mal. Muy buen reparto, eso sí y curioso trío de féminas: Sonia Martínez, Paula Molina y Blanca Marsillach.
    El personaje de Pep Munné tiene tela, ¡que antiguo se queda, por Dios!

  6. Jaja… pero ahí está el encanto, precisamente. Yo cada vez que veo esas pelis me entra un ataque de nostalgia bestial. Pienso: “cómo ha cambiado el mundo desde que era adolescente”.

  7. Para mi “El rollo de Septiembre”, pese a no estar entre lo mejor de Ozores, tiene momentos cojonudos TYLA NO SIGAS LEYENDO, como cuando uno de los Summers le dice al abuelo lo de las descargas en sus partes, cuando alguien dice “Me joden las tías buenas” y responde Gabino Diego, “Que suerte, a mi no me jode nadie”, o el mejor momento sin duda, cuando Piraña esta haciendo no se que, le mira López Vázquez y le dice, “¿Qué le pasa?”, “Es que me estoy quemando”, “Pues jodase”. Será todo lo zafío que queráis, pero visto en su contexto, tiene muchísima gracia.

  8. Pues sí, muy disfrutable “El rollo de septiembre”. Acabo de terminar de verla y mis buenas carcajadas he soltado. Y qué guapa estaba Sonia Martínez.😦

  9. Me alegro que te gustará… no estoy solo!😛

    En cuanto a lo de Sonia Martínez, si, una pena como acabo. Aún recuerdo cuando murio, el reportaje que sacarón en Interviu o en Pronto, con fotos de sus últimos años…😦
    De todas formas, me parece que la más guapa del reparto es la profesora que intenta “curar” al personaje de Pep Munné…

  10. Ya te digo. Guapísima. Pero no he conseguido saber su nombre.

  11. Esta tarde si me acuerdo de mirarlo en las memorias de Mariano Ozores, te lo digo, que habla de ella, y muy bien.

  12. ¿Mercedes Camins?

  13. Exacto:

    http://www.imdb.com/name/nm0131862/

    Lo cierto es que su filmografía es más bien escasa.

  14. Pues sí, corta filmografía. ¿Alguien se acuerda de esa serie llamada “Nosotros”? Joer, a mí no me suena de nada. En fin..

  15. Pues no se decirte, que cuando daban esa serie era un tierno retoño. El que lo sabra será seguramente Bela…

  16. Ni idea. Esas cosas yo no las suelo seguir.

  17. Es que con ese nombre, a saber de que iba la serie…

  18. Hola, sobre la peli “El rollo de septiembre”, de Mariano Ozores, hay algunos actores que salen que no los veo ni por internet ni sé quiénes son en la mencionada película. Agradecería mucho que alguien me ayudara. Son éstos:
    -Piona
    -Carolyn Arrayas
    -Joaquín Karlson
    -Pedro Lazaga
    -Diego Lillo
    -Tessa Salazar
    -Jorge San José

  19. Hola

    Sobre quienes son fisicamente no te puedo ayudar. Si te sirve, teniendo en cuenta la amistad de los Ozores con Pedro Lazaga, el actor que sale acreditado con este nombre será su hijo. No sabía que hubiera hecho suspinitos como actor, aunque no es extraño teniendo en cuenta que se dedica profesionalmente al mundo del cine. Sobre todo se ha dedicado a ser ayudante de dirección, interviniendo en películas como “Todo sobre mi madre” o “El laberinto del fauno”, además de trabajar en la mayoría de las últimas superproducciones hollywoodienses rodadas en suelo patrio. Es más, si la memoria no me falla, creo que incluso llego a dirigir una película.

  20. Sí la peli es The Mix es del 2003, y yo estuve de extra!
    Otro dato interesante que se te ha pasado es que está casado con Rosario FLores.

  21. Es que a mi con quien se acueste o se deje de acostar me la repanpinfla, la verdad. No soy una maruja como otro que yo me se…😛

    Por cierto, ¿llegaste a ver su peli una vez terminada?

  22. […] con una presentación a cargo de Mariano Ozores, de quién se pasará como fin de fiesta su cinta ¡No hija, no! (1987),  un prototípico ejemplo de los cauces por los que discurrió la parte final de la trayectoria […]

  23. No, no vi The mix, pero tuvo muy malas críticas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: