Apocalipsis sexual

Apocalipsis sexualapocalipsis-sexual-poster

Título original: Apocalipsis sexual

Año: 1981 (España)

Director: Carlos Aured, Sergio Bergonzelli (sin acreditar)

Producción: Manuel Muñoz

Guionista: Carlos Aured

Fotografía: Leopoldo Villaseñor

Música: Harmony y Ricardo Recuero

Montaje: Rafael De la Cueva

Intérpretes: Ajita Wilson (Liza), Ricardo Díaz (Clark), Katy Ballari [Jasmina Bell] (Muriel), Lina Romay, Emy Basallo, José Ferro (Antonio)…

Sinopsis:Una banda secuestra a Muriel, la hija de un rico empresario, para exigir 1.000.000 de dólares a cambio de su liberación. Excitados ante la virginidad de la joven, los secuestradores abusan constantemente de ella y la introducen en sus juegos sexuales. Pero Muriel se enamora del líder de la banda y quiere unirse a ellos, algo que dará lugar a una cadena de celos, traiciones y, en última instancia, muertes.

En el mismo año en que se estrenaba El fontanero, su mujer, y otras cosas de meter, pequeño hito del cine desvergonzado, Carlos Aured repetía con dos de sus protagonistas (Ricardo Díaz y Lina Romay) y contaba para su nueva película con Ajita Wilson, ex-bombero de color reconvertido en actriz de soft y hard, quien en esas fechas también coincidiría en Macumba sexual con la Romay y con Jess Franco. Apocalipsis sexual recurría a la inspiración sadiana del aprendizaje por medio del dolor, del descubrimiento del placer por parte de una mujer forzada, pero bajo un prisma más contemporáneo: síndrome de Estocolmo y algo así como una Patty Hearst sexualmente muy activa.

A diferencia de El fontanero…, que no ocultaba su condición de blandiporno bajo una premisa argumental mínima, Apocalipsis sexual intenta desarrollar varias subtramas entre polvo y polvo (en clave de thriller de micropresupuesto en lo que respecta al secuestro, o de drama en forma de triángulo  -aquí más bien hexágono- pasional con final truculento) y, si bien sus diálogos ocupan tanto papel como los de una película porno al uso, el realizador/guionista parece querer profundizar en varias de las motivaciones sociales y sexuales de los protagonistas, con mensajito incluido (ciertamente calandraca, pero mensajito al fin y al cabo). En consecuencia, la película se convierte en algo cercano a la ruina, en un drama escabroso destinado al devorador de bolsilibros, aunque algunas reseñas citan influencias favorables como La última casa a la izquierda. Poco, muy poco que ver.

Apocalipsis sexual cuenta, a día de hoy, con suficientes misterios como para que no podamos achacar a Aured la completa autoría del desaguisado. El realizador italiano Sergio Bergonzelli declaró en no pocas ocasiones haber dirigido la película (1). Según declaraba Aured a Mirek Lipinski (2), el proyecto nació como un softcore más, pero una preventa a los italianos generó la necesidad de rodar planos clínicos, para los que se contrató a un profesional (Ricardo Díaz, parece, se quedó sin catar a las actrices; no así José Ferro, que tiene su momento de gloria con la boca de Lina Romay). ¿Se encargó Bergonzelli de supervisar el montaje italiano y, práctica habitual en ese país, se acreditó como director por ello? Ni idea (mi copia de la versión X, de calidad pésima y procedencia mulera, carece de créditos). Ramon Freixas, por ejemplo, llama “desinformados” a quienes defienden la participación de Bergonzelli (3), mientras foreros italianos parecen tener clara la presencia de su Sergio en la película: http://s9.invisionfree.com/THE_CINEHOUND_FORUM/ar/t476.htm Lo que queda claro, por la participación de las mismas actrices en las escenas explícitas y por la concordancia de escenarios y raccord, es que se trata de una doble versión desde el propio rodaje, y que no se nutre de insertos a posteriori (algo que sí hubiese justificado la figura de un director adicional).

En definitiva, si alguien cuenta con más información al respecto, agradeceremos sus comentarios. Volviendo al film, el aficionado a este tipo de placeres culpables podrá encontrar alicientes para justificar el visionado (los encuentros entusiastas entre Lina Romay y Ajita Wilson, o la no menor vehemencia de Emi Basallo y Jasmina Bell con sus partenaires). Pero en las escenas supuestamente dramáticas, tal vez el avance rápido sea la mejor opción ante unos diálogos tan risibles. Las reflexiones de Clark (Ricardo Díaz), el líder de la banda, promulgan una “familia” con sexo indiscriminado, una forma de demostrar que no conocen el pecado porque al mundo no hemos venido a sufrir, sino a disfrutar (no sé si caían en que eso lo decía un tipo que va toda la película con un crucifijo en el pecho). Peor se pone la cosa cuando Clark o Liza (Ajita Wilson) se meten en cuestiones sociales, que si hay gente con tanto dinero y ellos con tan poco, que si “los ricos tienen el dinero y nosotros el ingenio y las ganas de vivir”… Aunque lo mejor es el rótulo que aparece tras los créditos finales y la matanza previa: “Caso cerrado. La prensa está satisfecha. La opinión pública también está satisfecha. Pero cabe una pregunta: ¿qué le ocurre a nuestra sociedad, a nuestro sistema, que produce monstruos?” Reflexión tan honda como el consolador que le imponen a Jasmina Bell en la versión explícita.

¿Qué aporta todo esto a la carrera de Aured? Poco, pero siempre podemos encontrar detalles de interés que remiten a otras películas del realizador murciano. El discurso entre sectario y libertario de los delincuentes remitiría a la banda de hippies de La noche de la furia. La pérdida de la virginidad era la base de Susana quiere perder… eso. La retención y humillación sexual de la protagonista, e incluso los juegos sexuales sobre una mesa de billar, ya estaban en La frígida y la viciosa, así como El fontanero…ya incluía la propuesta de la vida sexual en grupo. La realización es otro cantar: ante todo, el presupuesto es bastante limitado, así que la subtrama del secuestro se resuelve con un par de mamporros mal dados, un par de paseos en moto, la entrega del dinero del rescate desde un teleférico, y un Renault 5 con una sirena de policía yendo arriba y abajo. Por lo demás, cuerpos frotándose y planos de reacción de dolor, de placer o de las dos cosas a la vez. Película con más bien poco a favor, al margen de sus carismáticas protagonistas, aunque Aured aún demostraría que podía hacerlo peor con El hombre del pito mágico, de la que hablaremos próximamente.

Manuel Campeche

(1) Bergonzelli también declaraba haber actuado en Apocalipsis sexual, en el breve papel de un doctor… papel que no aparece por ninguna parte en las diferentes versiones. ¿Hablaba de la misma película?

(2) http://members.aol.com/eurosin/aured.html

(3) Ramon Freixas y Joan Bassa, Diccionario personal y transferible de directores del cine español, Jaguar, Madrid, 2006, pág. 53.

Published in: on abril 30, 2008 at 11:30 am  Comments (8)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/04/30/apocalipsis-sexual/trackback/

RSS feed for comments on this post.

8 comentariosDeja un comentario

  1. Como el viernes es fiesta aquí en Madrid, y como la semana pasada no pudimos hacerlo por motivos técnicos, publicamos hoy la reseña de esta semana del Dossier de Carlos Aured.

    Para la semana que viene, terminaremos con su etapa porno, si no lo remedia alguna buena persona que nos haga llegar una copia de “De niña a mujer”.

  2. Jeje… la mítica Ajita Wilson. Impagable el comentario de Ozores-Pajares-Esteso en “Los Energéticos”, cuando cuentan cómo se presentó en el rodaje y todos se creían que era una mujer, hasta que descubrieron… que no. :mrgreen:

    • Ajita wilson no era mujer????????, tengo algunas pelis de ella en version porno, y te aseguro que es mujer

      • Era transexual. Para más datos, según parece, era bombero en Nueva York antes de convertirse en Ajita.

  3. No he oido ese audiocomentario, pero en las memorias de Mariano Ozores comenta que al principio pensaban que era una mujer, hasta que se enteraron de que no todo el equipo menos Pajares (Pajares is inocent!) que precisamente tenía que darla un beso en la boca, y que se estubieron cachondeando de él bastante tiempo, hasta que se entero, y le pidio a Mariano que por favor cambiara la escena de tal forma que no tuviera que besarla.

  4. Sí, eso es lo que dicen en el audiocomentario, efectivamente. Y por cierto, Free Pajares!!!

  5. Yo pienso que la versión mas completa es la francesa pero tendre que comprobarlo cuando tenga tiempo y ganas…

  6. […] Enlaces: IMDB REVIEW […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: