El enigma del yate

Título original: El enigma del yate

Año: 1983 (España)

Director: Carlos Aured

Jefe de Producción: Jaime Ros

Guionista: Luis Murillo

Fotografía: José Antonio del Álamo

Música: Ricard Casals

Intérpretes: Silvia Tortosa (Natalia), José Antonio Ceinos (Carlos), José María Blanco (Jorge), Montserrat Torras (Blanca), Raúl Macarinni, José Campos, Teresa Manresa, Jaime Ros, Susy Bulton…

Sinopsis: Natalia y Carlos, y Jorge y Blanca, son dos matrimonios que se disponen a realizar un crucero en un yate privado como parte del tratamiento que está recibiendo la primera, aquejada de varios trastornos mentales. Una vez en alta mar, Jorge, psicólogo de Natalia y patrón de la embarcación, aparece muerto, quedando el resto de los ocupantes a merced del destino.

Casi una década después de su último trabajo dentro del género, Carlos Aured volvía a los terrenos del fantástico, siquiera tangencialmente, con El enigma del yate (1983), película protagonizado por Silvia Tortosa, actriz con la que el cineasta murciano volvía a coincidir tras haber trabajado antes seis años atrás en Susana quiere perder… eso (1977). El guion de la cinta correría por parte del escritor cordobés Luis Murillo, autor de los libretos de otras cintas de terror psicológico tales como Tres días de noviembre (1977) de León Klimovsky, El ser (1982), Acosada – El hombre que volvió de la muerte (1984) o Cena de asesinos (1989), todas ellas de Sebastián D’Arbó, sin olvidar sus incursiones televisivas al servicio de los Narciso Ibáñez, caso de la serie argentina El pulpo negro (1985) para el padre, o del telefilm La culpa (2006), dentro de la serie Películas para no dormir, para el hijo.

De este modo, el libreto de El enigma del yate responde al habitual estilo de Murillo, basado en la mezcolanza de tópicos y utilización de resortes habituales del género, en el que tampoco faltan las influencias varias. En este último apartado el mejor ejemplo se encuentra en su argumento, que a grandes trazos y salvo ligeras variaciones es un calco del esquema patentado por la novela Diez negritos (And Then There Where None, 1939) de Agatha Christie, con dos parejas embarcadas en un crucero por el Mediterráneo. Una vez en alta mar, comenzarán a sucederse las muertes de los distintos ocupantes del yate, sin que nada se sepa de la identidad del misterioso asesino.

Tampoco faltan en la historia las habituales dosis de pulsión sexual que suelen acompañar a la obra de su director, propiciadas principalmente por la enfermedad mental que padece su protagonista, Natalia, quien sufre de un grave trauma sexual a causa de ser violada de niña por su tío, lo que hace que, a pesar de estar casada, sienta un fuerte rechazo por el contacto con el sexo masculino. Fruto de ello es el concurso de varias relaciones sentimentales interconectadas, ya que, motivado por la enfermedad de su mujer, Carlos mantiene encuentros extramatrimoniales con Blanca, la esposa de Jorge, quien el psicólogo que trata a la traumatizada protagonista y que a su vez se siente también atraído por esta. Una situación que es exteriorizada por la puesta en escena de Aured, mediante la que acentúa las insinuaciones lésbicas de Blanca hacia Natalia, y que hace que no sea difícil establecer ciertas analogías con su etapa dentro del epidérmico cine “S”, salvando las distancias.

Sobre estos moldes, Aured se las ingenia para crear una cinta de terror psicológico que bien podríamos calificar como un ejercicio de estilo, donde se utiliza la enfermedad mental de Natalia para articular el habitual juego de sospechas sobre si lo que ésta vive es realidad o fruto de su mente. A través de él, el autor de El retorno de Walpurgis rinde su particular homenaje a través de la premisa argumental convocada al Náufragos (Lifeboat, 1944) de Alfred Hitchcock, el director predilecto del murciano, quien en un determinado momento diríase incluso que se dedica un auto-guiño con la presencia de unos supuesto zombis que por aspecto y andares traen a la mente a los que aparecieran en su opera prima, El espanto surge de la tumba (1972). Correcta, aunque por momentos demasiado previsible, su acabado formal se resiente por culpa de una planificación demasiado estática, fruto sin duda de un paupérrimo presupuesto, que hace que en determinadas fases de su metraje, sobre todo en sus dos primeros tercios, el discurrir de la narración no sea todo lo fluido que sería deseable, y que acentúa el ya de por sí habitual estilo desmañado e impersonal de su responsable. Véase al respecto los preceptivos títulos de crédito, ilustrados a base de planos tomados en un puerto deportivo y que, en confluencia con la banda sonora a base de sintetizadores del firmante Ricard Casals, dan al momento un aire de publireportaje que tira de espaldas.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on mayo 16, 2008 at 11:37 am  Comments (6)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/05/16/el-enigma-del-yate/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Encontre una original hace menos de un año…Que alegrón me lleve porque conseguir un vhs de esta pequeña reliquia es bastante complicadillo en los tiempos que corren.

  2. Jo. Esta peli merecería un ripeo.

  3. TEngo curiosidad en la peli, además, me flipa Silvia Tortosa, de hecho hasta me leí su autobiografía, pero no os la recomiendo, sólo habla de sus amantes y nada de cine!

  4. ¿Y qué, cuenta algún cotilleo interesante? 😛

    Por cierto, si te flipa Silvia Tortosa, te recomiendo mejor “Susana quiere perder… eso”, que en esta no se la ve nada. 😉

  5. Bah, cuenta poca cosa jugosa. Fue muy desgraciada con un gran amor que tuvo, que mrió al poco tiempo de casarse, pero ya te digo que de cine, poquísimo.

  6. Imposible encontrarla por parte alguna.
    ¿Alguien que la tenga se anima a compartirla?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: