El alimento de los dioses

Título original:The Food of the Gods

 

Año: 1976 (Estados Unidos)

Director: Bert I. Gordon

Productor: Bert I. Gordon, Samuel Z. Arkoff

Guionista: Bert I. Gordon basado en la obra de H. G. Wells

Fotografía:  Reginald H. Morris

Música: Elliot Kaplan

Intérpretes: Marjoe Gortner (Morgan), Pamela Franklin (Lorna Scott), Ralph Meeker (Jack Bensington), Jon Cypher (Bryan), Ida Lupino (Sra. Skinner), John McLiam (Sr. Skinner), Belinda Balaski (Rita), Tom Stovall (Tomas)…

Sinopsis: En los terrenos de la granja del matrimonio Skinner comienza a aparecer un líquido procedente del interior de la tierra que, al ser ingerido por los animales, hace que cobren dimensiones desmesuradas, poniendo en peligro a la Humanidad

 

 

Bert I. Gordon escribe, dirige y produce esta adaptación de una obra de Herbert George Wells editaba en 1904 y titulada originalmente The Food of the Gods and How It Came to Earth. Gordon, un director a considerar dentro del terreno pantanoso de la serie b, que procedente del mundo publicitario debuta en 1955 con la fantástica King Dinousar, género al que se dedicaría casi por entero en su carrera posterior de realizador, donde en ocasiones, contaba con apoyo familiar. Su esposa Flora M. Gordon, colaboraba en la producción o en los efectos visuales y Susan Gordon, actriz prodigio, protagonizaría alguna de las películas de su progenitor.

 

En El alimento de los dioses Gordon también se ocuparía del apartado de efectos especiales, en el que transparencias, reproducciones de animales a escala gigante y maquetas dominaban la escena.

 

 

La mayor parte de la crítica se opuso a ésta película, como normalmente se haría con la totalidad de la obra del realizador, obviamente sus filmes no eran examinados con la mirada precisa, como ocurre con la mayoría de las producciones de tales características. Es más, la cinta reúne todos los requisitos para aquellos degustadores de cine fantástico, catastrofista y mutante, ya que sigue la línea de obras como Los pájaros (Alfred Hitchcock, 1963), Ranas (George McCowan, 1973) o la posterior El enjambre (Irwin Allen, 1978), es decir, la naturaleza se rebela, convirtiéndose en una amenaza para el hombre, pero con mayores dosis sangrientas y efectos especiales con regusto a serie b.

 

 

Dentro de la amenaza que resultará tras la ingesta de ésta sustancia del interior de la tierra por ciertos animales (insectos, gallinas o gusanos), Gordon se centra en las ratas, con lo que consigue crear mayor repulsión, sobre todo para todos aquellos que tienen pánico a los roedores. La película resulta verdaderamente desagradable, siendo además resaltado por los personajes: “…a menudo he imaginado muertes horribles, formas aterradoras de morir, pero ninguna puede compararse a ser comida por una rata”, y aún más acentuado al observar cómo éstas son aniquiladas de forma real, sin trampa ni cartón.

 

 

El filme tiene un claro mensaje ecologista, la naturaleza es atacada y por ello se venga de la humanidad y aunque llega a tener ciertos momentos rozando el ridículo, es en su conjunto una simpática obra que todo aficionado debería tener en cuenta.

 

Otro punto extra es su reparto, entre ellos la mítica Ida Lupino en una de sus últimas actuaciones, una despistada Pamela Franklin- para ella sí sería su última intervención en el celuloide- o una embarazada Belinda Balaski- un recurso éste por cierto, muy socorrido para cualquier guionista que desee aportar mayor tensión a la acción- antes de Aullidos (Joe Dante, 1981) y Piraña (Joe Dante, 1978).

 

 

Al año siguiente Gordon adaptaría otra obra de Wells: Empire of the ants, basado en el libro del mismo título publicado en 1905, con Joan Collins compartiendo reparto con hormigas gigantes.

 

Jesús Palop

Published in: on junio 17, 2008 at 11:31 am  Comments (19)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/06/17/el-alimento-de-los-dioses/trackback/

RSS feed for comments on this post.

19 comentariosDeja un comentario

  1. Aprovecho y copio y pego lo que dije en su día en el blog de Tyla cuando hablo de esta película:

    La tengo que revisar, pero recuerdo que cuando la vi de pequeño las ratas gigantonas me dieron un mal rollo de narices, y eso que a su tamaño natural no me dan demasiado asco de por si…

  2. Si son la mar de ricas…

    Algunas de las fotos de la reseña piden a gritos ponerles un pie en plan de pitorreo. Jiji.

  3. Se me olvidaba poner que Bert I Gordon se le llamó con el apelativo de Mr Big después de hacer un lote de pelis de temática similar ;P

  4. Serás…

    Además, el apelativo no fue por hacer “un lote de pelis de temática similar”, si no porque prácticamente su filmografía se basa en películas protagonizadas por “bichos” gigantes o diminutos. “La araña”, “La guerra del monstruo colosal”, “Attack of the Puppet People”… 😉

  5. Esta peli en su día debió ser un puntazo. Y secuencias como la que tiene lugar hacia el final, con la casa asediada por las ratas y los personajes asomados a la ventana más alta, tiene aún a día de hoy una fuerza innegable.

  6. En su día no se, pero cuando la vi yo de pequeñajo, ya te digo que me dejo acojonadito perdido.

  7. Eso es lo que he dicho, por haber hecho un lote de películas de temática similar, es decir, pelis con elementos gigantes. Por cierto, ¿Dónde conseguiste esa copia americana en 16:9?

  8. Yo ahora estoy consiguiéndola por ciertos medios, en VOSE y, espero, formato panorámico.

  9. sucette puke Said:

    ¿Dónde conseguiste esa copia americana en 16:9?

    De Cinematik, una página americana dedicadas a torrents en DVD-R que es la leche. Por ejemplo, ahora allí estoy ocupado con un pack de tres películas de los años 30 protagonizadas por mujeres, que seguro que a Bela se le caía la baba.

  10. Dime títulos, por si acaso, y me haces copia.

    Aunque me sorprende que eso te interese…

  11. Es el volúmen 1 de una colección que se llama “Forbidden Holywood”, y en este número vienen “Red-Headed Woman”(1932), “Waterloo Bridge”(1931)y “Baby Face”(1933).

    Y me interesan, aparte de porque la segunda sea de James Whale, porque el papel de las mujeres en ellas es bastante más atrevido de lo que solía ser normal.

    Por cierto, en la última aparece John Wayne cuando hizo la primera comunión…

  12. Tengo ese pack…

    “Baby Face” es la que he visto, en su versión sin censurar – en el pack también venía censurada – y es apabullante.

    John Wayne es un joven oficinista que se quiere beneficiar a Barbara Stanwyck, pero como él es un mindundi ella pasa de él. Ella tiene aspiraciones más altas – y entonces el director muestra un plano exterior del edificio y la cámara ascendiendo hasta la cima –

  13. Joder, pues podías avisar y asi me ponía con otras cosas más jugosas… ;P
    ¿Tienes el otro volúmen que ha salido a la venta?

  14. No. El segundo salió sin subtítulos en español.

    De estas cosas no te aviso porque creo que no te interesan… Si te contara las joyas que tnego de cine clásico americano de los 20 – 30 – 40 – 50 …

  15. Que poco me conoces… 😛

  16. No. Es que siempre estás con la máscara puesta…

  17. Será por que soy muy feo…

  18. Miren Amigos deben saber que la ratas gigantescas si existen son ratas del tamaño de gatos que no son animales normales que atacan a la gente eso significa que la predicciòn de H.G.Wells El alimento de los dioses (The Food of the Gods) fue tambien acertada

  19. Waterloo Bridge la tengo yo… y la he visto por supuesto…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: