Biografía de Paco Lara Polop

Nacido en 1932 en la localidad valenciana de Bolbaite, Paco Lara Polop cursa en su juventud los estudios de marino mercante, llegando a trabajar como sobrecargo en la Compañía Transatlántica Española. Abandona pronto esta profesión para matricularse en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas (IIEC) en la rama de dirección y producción.

En 1959 comienza a trabajar dentro de la industria cinematográfica, iniciándose en el por entonces escalafón que desde el Sindicato Vertical se requería para ello, interviniendo en diferentes cometidos en títulos como Bello recuerdo (1961) de Antonio del Amo, Estambul 65 (1965) de Antonio Isasi-Isasmendi, así como en alguno de los trabajos cinematográficos de varios de sus compañeros del IIEC, caso de José Luis Borau (Crimen de doble filo, 1965) o Manolo Summers (Del rosa al amarillo, 1963; La niña de luto, 1964; Blanca por fuera y Rosa por dentro, 1971), con el cual fomentaría a lo largo de los años una buena amistad, que se vería traducida en el futuro en la colaboración entre ambos en varios proyectos conjuntos.

Una vez superado el escalafón profesional, y convertido ya en jefe de producción y guionista, en 1965 se hace con la productora Eva Films, S. L., con la que por aquellos años interviene en la producción de títulos como Megatón Ye-Ye (1965) de Jesús Yagüe – en la que también aparece acreditado como guionista -, el díptico de José María Fornt formado por El arte de casarse (1966) y El arte de no casarse (1966), el spaghetti-western coproducido con Italia Sugar Colt (1967) de Franco Giraldi, Enseñar a un sinvergüenza (1970) de Agustín Navarro, y el par de cintas de terror realizadas en 1972, es decir, en plena edad de oro del género en nuestro país, por el tándem conformado por Javier Aguirre – Paul Naschy / Jacinto Molina, el primero en calidad de director y guionista, y el segundo como actor y guionista, El jorobado de la morgue y El gran amor del conde Drácula.

En aquel mismo 1972, y sin moverse de los terrenos del cine de terror, Lara Polop da el salto a labores de realización – aunque no falten las voces que señalen a Pedro Lazaga como codirector de la cinta, director con el que el cineasta valenciano había trabajado anteriormente como productor en Las siete vidas del gato (1970) y la simpática Black story (La historia negra de Peter P. Peter) (1971) – con La mansión de la niebla / Quando Marta urló dalla tomba, atmosférica coproducción con Italia protagonizada por la argentina Analía Gadé, con un acabado técnico superior al habitual en las películas de dicha corriente producidas en nuestro país por aquellas fechas, y unos resultados de lo más reivindicables, que tan solo se ven empañados por cierta pérdida de fuerza en su último tercio final.

Cebo para una adolescente es su siguiente trabajo como director, producido en 1973. Con guión del propio Lara Polop co-escrito junto a Manolo y Francisco Summers, es el típico producto pseudo-erótico de la época, siempre, claro está, teniendo en cuenta los estrechos márgenes de maniobrabilidad que permitía la censura, protagonizada por una por entonces jovencísima Ornella Muti, actriz trasalpina que pronto se convertiría en toda una especialista de este tipo de cintas, acompañada en esta ocasión por el francés Philippe Leroy y nuestro Emilio Gutiérrez Caba.

Ya en 1974 rueda Perversión, la primera de sus colaboraciones con el dramaturgo Juan José Alonso Millán, aunque lejos de los terrenos de la españolada donde se producirían la práctica totalidad de sus encuentros. En este caso se trata de una interesante cinta de suspense, protagonizada por la entonces en boga Nadiuska, junto al argentino Carlos Estrada y la catalana Teresa Gimpera, y que en su momento se vio aligerada en su metraje de planos de la escultural anatomía de la actriz de origen alemán, por obra y gracia de la censura.

Bajo guión propio, en 1975 realiza El vicio y la virtud, cinta en la cual vuelve a contar para uno de los papeles principales con la referida Teresa Gimpera, quien interpreta a la madre de la protagonista, la cual es encarnada por Lynne Frederick, una jovencita que, al descubrir la desenfrenada vida de aquélla, decidirá entregarse a un muchacho que la ha venido acosando tiempo atrás. En este año también participa en el libreto de la comedia Amor casi… libre de Fernando Merino.

Entre 1976 y 1977 afronta la que es, sin duda, su etapa profesional más prolífica, ya que en el espacio comprendido entre esos veinticuatro meses encadena nada menos que media docena de trabajos consecutivos como realizador, amén de colaborar en el libreto de la curiosa Nuevas aventuras del Zorro de Franco Lo Cascio – donde las peripecias del famoso enmascarado son trasladadas a la invasión napoleónica de España, algo que ya ocurría en la anterior El Zorro contra el imperio de Napoleón (Zorro marchese di Navarra, 1969) de Franco Montemurro -, y de desarrollar labores de producción en Hold-up, instantánea de una corrupción de Germán Lorente. En cuanto a sus películas propiamente dichas, las dos primeras son el díptico formado por Las protegidas y Las desarraigadas, dos cintas policíacas de cierto erotismo – de ahí la presencia de la fallecida Sandra Mozarowsky o la neumática Ágata Lys en sus repartos -, escritas por el propio realizador y protagonizadas por idéntico personaje, el detective David García al cual se encarga de dar vida Simón Andreu.

Tras estas cintas, la siguiente es Obsesión, de nuevo bajo guión propio, aunque esta vez en colaboración con Alonso Millán, en la que se nos retrata los amoríos de un adolescente y su criada, y en cuyo reparto podemos encontrar a una joven Victoria Abril, así como la siempre agradable presencia de Jesús Puente.Virilidad a la española, repitiendo de nuevo con idéntico tándem en labores de guionistas, es la típica españolada de la época, a mayor gloria de su protagonista, un por entonces casi debutante en el medio Fernando Esteso. Por último, tenemos dos productos seudo-eróticos, ambos protagonizados por Javier Escrivá: Secretos de alcoba, escrita por Juan Antonio Porto en colaboración con el director valenciano, y Clímax, en esta ocasión con guión firmado a medias entre Lara Polop y José María Gutiérrez.

El asalto al castillo de la Moncloa, ya en 1978, es su siguiente proyecto. Primero de los trabajos del cineasta producido a través de su productora Eva Films, la cinta en cuestión es en realidad la película de aventuras Los amantes del desierto / Gli amanti del deserto (1958) de León Klimovsky, Goffredo Alessandrini, Ferdinando Cerchio, Gianni Vernucci y Ricardo Muñoz Suay, a la que le es suprimida su banda sonora original para añadirle un nuevo doblaje interpretado en su integridad por el dúo humorístico Tip y Coll, en el cual se hacen eco en tono paródico de la realidad política del momento. Dicho título, en el que Lara Polop aparece acreditado, además de como guionista y productor como responsable de sonorización, supone, no ya uno de los títulos más singulares de la filmografía del cineasta, sino de todo el cine español, con permiso de Un bigote para dos (1940) de Antonio de Lara “Tono” y Miguel Mihura, cinta que hacía lo propio con la película alemana Unsterbliche Melodien (1935) de Heinz Paul.

Ya en 1979, dirige a partir de un guión de su habitual colaborador Juan José Alonso Millán Historia de S, sátira de las entonces tan en boga películas eróticas, protagonizada por Alfredo Landa, y en la que Lara Polop coincide por primera vez con Paco Cecilio, actor prácticamente omnipresente en el resto de sus futuras comedias.

El valenciano comienza la nueva década con Adiós… querida mamá y La patria del “Rata”, esta última una interesante aportación de Lara Polop al por entonces popular cine quinqui. Escrita y producida junto a su amigo Manolo Summers, curiosamente, su tramo central guarda bastantes similitudes argumentales con el de la película de Eloy de la Iglesia La estanquera de Vallecas (1986), basada a su vez en una obra de teatro homónima, escrita por José Luis Alonso de Santos.

En 1982 rueda otras dos películas, esta vez enmarcadas ambas dentro de la comedia de destape. La primera de ellas, Adulterio nacional, protagonizada por Quique Camoiras, Paco Cecilio, Azucena Hernández y Charo López, con la que Lara Polop ya había trabajado anteriormente en la referida Adiós… querida mamá, tiene la particularidad de ser el primer título producido por la empresa Francisco Lara Polop P. C., la cual, pese a datar su ingreso en el Registro de la Propiedad Industrial de 1964, no había aparecido hasta el momento acreditada en ningún film. La masajista vocacional es el otro título que filma en aquel año. En él, aparte de repetir parte del elenco de la previa, como Quique Camoiras o Paco Cecilio, se dan cita varios de los actores habituales en las películas que bajo similares coordenadas estilísticas acometiera por aquella época el prolífico Mariano Ozores, tales como Adriana Vega o Juanito Navarro.

Al año siguiente, 1983, aparte de coescribir la comedia erótica ¿Por qué no hacemos el amor? de Maurizio Lucidi, filma otras dos películas, aunque de muy distintas características. El cabezota / Más terco que una mula, coproducción con México por la que obtuvo la Mención Honorable en la Berlinale y el Premio del Ministerio de Educación de la U.R.S.S. dentro del Festival de Cine de Moscú, y Le llamaban J.R., parodia de la por entonces famosa serie de televisión norteamericana Dallas, a mayor gloria del humorista andaluz Pepe Da Rosa, la cual, debido a su éxito, contó al año siguiente con una secuela a cargo de idéntico equipo técnico y artístico, de nombre J.R. contraataca.

Tras esto, dirige La mujer del juez (1983), cinta ideada en función del espectacular cuerpo de Norma Duval, acompañada para la ocasión por Héctor Alterio, y la coproducción con Estados Unidos Christina y la reconversión sexual / Christina (1984), cuyo guión, firmado con su habitualpseudónimo para tales lides, Peter Welbeck, corre a cargo del mítico productor de la serie B europea Harry Allan Towers.

Antes de su último trabajo como realizador, El fraile / The Monk (1990), adaptación de la novela El monje, escrita a finales del siglo XVIII por Matthew Gregory Lewis, esta vez en coproducción con Gran Bretaña a través de una nueva productora creada para tal fin por el valenciano, Mediterráneo Cine-TV, S.L, produce Tiempo de silencio (1986) de Vicente Aranda, y Sufre mamón (1987) y Suéltate el pelo (1988), ambas dirigidas por Manolo Summers y protagonizadas por el grupo musical del hijo de éste, David, Hombres G., además de participar en distintas tareas en títulos como el western cómico coproducido entre Estados Unidos y España Esos locos cuatreros / Rustler’s Rhapsody (1985) de Hugh Wilson, u otra cinta de Summers, Me hace falta un bigote (1986).

En 1992 comparece como director de producción en la comedia de Ramón Fernández Aquí, el que no corre… vuela, siendo sus dos últimos trabajos cinematográficos la producción del montaje a cargo del inefable Jesús Franco del Don Quijote de Orson Welles (1992) y la cinta fantástica La leyenda de la doncella (1994) de Juan Pinzás, la cual obtuvo una nominación a mejor película en la edición de 1998 del festival especializado en el género Fantasporto. Después de abandonar el mundo del cine, trabajaría, entre otros empleos, como guía turístico del Monasterio de El Escorial.

Finalmente, el pasado 20 de mayo, y a los 76 años de edad, Francisco Lara Polop moría en una residencia de la localidad tarraconense de Cunit, donde había sido ingresado meses atrás debido al alzheimer que padeció durante la última etapa de su vida.

En aquel momento, pocos fueron los medios que se hicieron eco de tan luctuosa noticia, pero en el recuerdo del aficionado siempre habrá un hueco para un cineasta que, pese a que su carrera se caracterizara por un cine comercial a la moda de las corrientes imperantes en el cine español de cada época, lejos de infulas artísticas o ambiciones personales, tuvo tiempo para legarnos obras de la valía de su opera prima, La mansión de la niebla, o las interesantes Perversión o La patria del “Rata”, amén de rarezas del calibre de El asalto al castillo de la Moncloa. Descanse en paz.

José Luis Salvador Estébenez

Bibliografía:

Diccionario personal y transferible de directores del cine español de Ramón Freixas y Joan Bassa. Ediciones Jaguar, 2006 (Madrid).

Productores en el cine español. Estado, dependencias y mercado de Esteve Riambau y Casimiro Torreiro. Ediciones Cátedra (Grupo Anaya) y Filmoteca Española, 2008 (Madrid).

Guía del cine español de Carlos Aguilar. Ediciones Cátedra (Grupo Anaya), 2007 (Madrid).

Web Vidas de cine.

Base de datos del Ministerio de Cultura.

Internet Movie Data Base (imdb).

Published in: on agosto 6, 2008 at 11:33 am  Comments (7)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/08/06/biografia-de-paco-lara-polop/trackback/

RSS feed for comments on this post.

7 comentariosDeja un comentario

  1. Esta semana en el dossier dedicado a Paco Lara Polop abandonamos momentaneamente la reseña de sus películas, para ofreceros su biografía. Espero que os sea de interés.

  2. Impecable dossier Jose Luis, por no variar….

  3. Muy interesante la biografía. Tengo ganas de ver La mansión de la niebla y Cristina y la reconversión sexual.

  4. Una precisión, “La masajista vocacional” se rodó en el verano de 1980

  5. Muchas gracias por el dato. Por cierto, ¿como lo sabes? 😉

  6. El vicio y la virtud,DONDE SE PUEDE VER

  7. […] Movie Musings & Ramblings Review  ♦  Director Francisco Lara Polop Biography […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: