Alias: Susan Scott (Entrevista a Nieves Navarro)

5e1845b3da524ea11b80f1e7715a2ca4

Nieves Navarro, o Susan Scott, que tanto da, supone uno de los casos más pintorescos de la cinematografía de un país, España, donde siempre resultó difícil ser profeta para aquellos artistas nacidos en sus tierras. Considerada una actriz de culto en medio planeta merced a su labor dentro de un puñado de títulos emblemáticos de la edad de oro del cinema bis europeo, su figura es escasamente conocida en su patria, más allá de ciertos círculos de fanáticos seguidores de este tipo de cine.

Casada con el cineasta trasalpino Luciano Ercoli desde hace más de cuarenta años, tras una primera etapa profesional como modelo publicitaria, la española se convirtió en una presencia familiar en las películas de género mediterráneas producidas desde mediados de la década de los 60 hasta comienzo de los 80, en una filmografía construida, como ella misma reconoce, al ritmo de las modas imperantes en cada momento, siendo sus aportaciones más recordadas aquellas desarrolladas dentro del spaghetti-western y el giallo.

Re-instalada hace unos años en Cataluña tras varios lustros viviendo en Roma, en fechas recientes conseguimos ponernos en contacto con ella para saber más acerca de su persona. He aquí parte de la charla que mantuvimos:

Tras su paso por el mundo de la moda y de la televisión, debuta en el cine en 1964 con Totó de Arabia. ¿Cómo surgió esta posibilidad?

Me llamó Paco Balcázar para aparecer en ella. Yo ya me había hecho bastante famosa por un anuncio de televisión de una marca de coñac y me llamaron.

Nieves entre Fernando Sancho y Totó en

Nieves entre Fernando Sancho y Totó en “Totó de Arabía”

¿Tenía Vd. por entonces algún tipo de ambición por convertirse en actriz?

No, qué va. Aquello salió así, de aquella forma.

¿Qué recuerda de aquel primer rodaje, acompañada de tan mítico actor?

Era muy buena persona y todo un caballero. Estaba ya muy mayor, y casi ciego. ¿Sabes aquello de que los actores cómicos son muy desgraciados en su vida personal? Pues a Totó le pasaba eso. Era un hombre que siempre estaba triste, pero era muy buena persona. Recuerdo que en el rodaje, y como casi no veía, dio un codazo sin querer a una chica, que creo que era figurante. Al día siguiente, cuando se enteró de que la había hecho daño, le hizo una serie de regalos, incluso creo que un cheque, de lo apenado que se sentía por lo ocurrido, el pobre hombre.
En esta película conoció al que se convertiría en su marido, Luciano Ercoli…

Si, era el coproductor italiano.

¿Fue un amor a primera vista?

No, no, qué va. Yo no creo en el amor a primera vista, ¿tú sí? Eso fue más adelante con el tiempo.

También en esta película aparece junto a un actor con el que coincidiría posteriormente en varias ocasiones, y que al igual que usted, aunque de una forma tal vez no tan destacada, supo abrirse hueco dentro del cine italiano. Me estoy refiriendo al fallecido y recordado Fernando Sancho. ¿Cómo fue su relación con él?

No éramos amigos, ni enemigos, pero nos llevábamos bien en general. Le había costado mucho llegar a donde había llegado, haciendo papelitos pequeños, y de pronto le llegó aquel éxito, hasta el punto de que no había ninguna película de este estilo en la que no le contrataran, y tal vez por eso se lo tenía un poco creído.

Por cierto, en aquellas películas era frecuente que coincidieran actores de diferentes nacionalidades, y por tanto, con idiomas diferentes. ¿Cómo se hacía para rodar, cada uno hablaba en su idioma materno?

Pues como casi siempre acabábamos trabajando el mismo grupo tanto de actores y de técnicos, acabamos todos aprendiendo italiano, lo cual era una ventaja, ya que era más fácil para todos, sobre todo porque casi siempre los directores solían ser italianos, y así, para nosotros los actores, facilitaba mucho el poder comunicarnos en su idioma.

En su siguiente película, Una pistola para Ringo, trabaja por primera vez a las órdenes del director italiano Duccio Tessari, con el que repite en aquel mismo año en sus siguientes películas,  la seudo-secuela de esta, El retorno de Ringo, y la cinta de aventuras Kiss, Kiss… Bang, Bang. ¿Cómo surgió esta colaboración profesional?
Pues es un poco esto que te decía. Siempre solíamos trabajar el mismo grupo, y como estábamos a gusto y las películas de Ringo tuvieron mucho éxito en Italia… aquí también, pero en Italia más, pues entonces lo lógico era que siguiéramos trabajando juntos en las películas que iban surgiendo. Aparte, Duccio era una delicia de persona y sabía mucho de cine. Antes había sido guionista, y sabía muy bien lo que quería. Por cierto, estaba casado con una actriz, Lorella de Luca, que también trabajaba en aquellas películas y tenían dos niños… no, tres, después de que yo les conociera tuvieron otro.

Con la citada Una pistola para Ringo debuta dentro del spaghetti-western, género este en el que, a pesar de que el papel de la mujer solía estar en un plano secundario,  logra labrarse un nombre, participando en ocho títulos de estas características y siendo recordada como una de las actrices más recurrentes del género. ¿Es consciente de dicha condición de mito?

Bueno, tampoco hacía de protagonista. Las mujeres en este tipo de películas siempre solíamos ser secundarias. La chica de la que se enamora el chico y al final muere por salvarle o acaba con él… ya sabes.

En estas películas trabajó al lado de actores de la talla de Yul Brynner, Lee Van Cleef, Giuliano Gemma o Tomas Milian. ¿Qué tal fue rodar junto a estas estrellas?

Eran muy buenas personas todos. Trabajar con Brynner, imagínate, para mí era Yul Brynner. Era guapísimo, pero más bajo que yo. Para que veas, había una escena en un saloon, en la que debía de aparecer junto a mí, y para que esto no se notara, le pusieron una especie de taburete a mi lado al que se tenía que subir para que luego en cámara pareciera más alto que yo. Luego fuera de esto, pues poco más, ya que solo hablaba en inglés, y siempre estaba con su grupito de gente. De los otros, por ejemplo Tomas Milian estaba como una cabra.

¿Más o menos como en los papeles que solía desempeñar, no?

No, en la vida real estaba más zumbado, pero era también muy buena gente y muy divertido. En una de estas películas tenía un doble para las escenas de acción español. Pues bien, pidió que le trajeran al doble que solía tener en Italia, que era muy amigo suyo, para que le doblara, pues decía que se parecía más a él. Y con este se iba de juerga cada dos por tres; entiéndeme, no es que fuera homosexual. Y mientras, durante todo el rodaje, ahí tenías al pobre doble español casi sin trabajar.

Giuliano Gemma era un chico muy guapo, muy simpático, y muy profesional y disciplinado. Sin embargo, en su vida personal era más…

¿Reservado?

Sí, introvertido. No venía con nosotros, con el equipo, a cenar, se tomaba un yogur y a la cama bien temprano…

Todo lo contrario de Milian, entonces…

Sí, sí, pero como se dice, ni tanto ni tan calvo (risas). En cuanto a Lee Van Cleef, era también muy guapo, a su manera. Eso sí, al llegar a las cinco los americanos dejaban de rodar, lo tenían ya pactado en sus contratos. Y nosotros nada, seguíamos trabajando. Pero ellos hacían muy bien, ya que aquellos rodajes de westerns eran muy cansados. Lo mismo a las cinco de la mañana habías comenzado a rodar, y eran las siete de la tarde y aún continuabas rodando.

Según mis datos, se casa en 1967 con Luciano. ¿Es a partir de ese momento que se instala en Italia o ya vivía allí?

Sí, me casé en 1967 con Luciano, pero ya vivía en Italia dos años antes.

¿Por su relación con Luciano, o debido a que su carrera se estaba desarrollando en ese país?

Primeramente por Luciano, y luego, claro, porque al trabajar siempre en películas italianas era lo más lógico.

No es hasta 1969, y con ya más de diez películas en su currículo, cuando interviene por primera vez en una producción enteramente española, Amor a todo gas, de Ramón Torrado, ya que sus anteriores trabajos con aportaciones hispanas habían sido coproducciones. ¿Cree que, al no residir en España, la industria de nuestro país se había olvidado de usted?

En España pagaban muy poco, por eso yo prefería trabajar en Italia. Además, no era igual el trato que daban los italianos a los actores, donde se preocupaban de nosotros y nos cuidaban, que el que daban en España. Esta película surgió porque Torrado me vio en una película que hice anteriormente con los hermanos Calatrava (n.d.a.: En la filmografía consultada, la única película en la que conste que Nieves trabajó con los Calatrava fue en Los hijos de Scaramouche de George Martin, posterior al film de Torrado). Torrado me vio en ella, me preguntó si sabía cantar, yo le dije que sí, y la hice. El protagonista era Peret.

¿Existía mucha diferencia entre los rodajes de películas italianas y de películas españolas, en cuanto a forma de rodar, medios técnicos…?

Sí, aparte de lo que te he dicho, los italianos lo tenían todo muy preparado. Tenían el guión estudiado, sabían lo que querían hacer en cada momento… lo tenían todo planificado. Sin embargo en España siempre era un poco a lo que saliera. “¿Que falta tal cosa? Pues nada, ahora rodamos esta escena que teníamos que hacer mañana”… y cosas por el estilo.

Es con I ragazzi del massacro, conocida en nuestro país como Violación en las aulas, cuando adopta su popular seudónimo anglosajón por sugerencia del director de esta cinta, el gran Fernando Di Leo. ¿Es esto cierto? ¿Y por qué precisamente Susan Scott?

Sí. El seudónimo me lo dijo Fernando. Decía que me parecía mucho a una actriz que él admiraba mucho, pero que ya no trabajaba, y que se llamaba Lizabeth Scott, y yo acepté. Esta actriz también era rubia, pero yo creo que no me parecía nada a ella aparte de por esto, pero como en estos casos muchas veces lo mejor es no llevar la contraria, acepté.

Precisamente en esta película podemos decir que hace su primer papel protagonista. ¿Fue fácil asumir esta nueva responsabilidad?

No, en esta no hacía de protagonista. Ahora que recuerdo, el nombre de Susan Scott lo había adoptado antes, en otra película de Fernando donde hacía la protagonista, Amarsi male, una especie de versión de La dama de las camelias en la que el protagonista masculino era Gianni Macchia.

Con el comienzo de la nueva década, deja de aparecer poco a poco en eurowesterns, para paulatinamente convertirse en uno de los rostros más característicos del thriller a la italiana, más conocido popularmente como giallo. ¿A qué fue debido este cambio?

Pues eran un poco las películas que se llevaban. Por entonces ya no se hacían tantos westerns como antes, y comenzaron a hacerse este tipo de películas, y claro, yo me dejé llevar por la corriente.

Curiosamente, aunque usted es morena, en estas películas solía aparecer siempre teñida de rubia. ¿Eran exigencias del guión para que su aspecto no fuera tan latino?

Ahora mismo no recuerdo, pero imagino que sí, que era para que no pareciera tan latina.

Algo así como lo de ponerse seudónimos anglosajones, para que pareciera que las películas no eran italianas, ¿no?

No, no. Por ejemplo, aunque yo me cambiara de nombre, como todas estas películas las hicimos en muy pocos años, yo era lo suficientemente conocida como para la gente supiera que era yo, no sé si me entiendes…

Pero por ejemplo, Riccardo Freda decía que si él firmaba una película con su nombre auténtico, iba a verla menos gente que si lo firmaba con su seudónimo anglosajón, Robert Hampton…

Pero no es lo mismo. El director no tiene que dar la cara, no se le conoce físicamente. En los actores es distinto.

Volviendo a su carrera, en 1970 interviene en Días de angustia, ópera prima como director de su esposo. ¿Fue difícil trabajar con él al existir una relación sentimental entre ambos?

Pues no, ni para bien ni para mal. Me decía lo típico, lo mismo que cualquier otro director, “en esta escena has estado bien, haz esto, lo otro…” Si te fijas, en esta película yo no soy la protagonista, que puesto que era su mujer, tal vez otro podría haberme impuesto de protagonista, pero como yo no daba para el papel, pues no lo hice e hice el que me correspondía.

En esta película coincide por primera vez junto al actor mallorquín Simón Andreu, con el que aparecería posteriormente en otras tres películas, todas pertenecientes al giallo, y curiosamente dos de ellas dirigidas al igual que esta por su marido…

Es lo que te comentaba antes. Siempre solíamos trabajar el mismo grupo de gente.

Casi todos estos títulos eran coproducciones entre España e Italia. Según tengo entendido, debido a esto, y para conseguir las ayudas gubernamentales, cada película debía de llevar un porcentaje de actores y técnicos de cada país. Dado su particular caso, ¿solía usted formar parte del lado español por su nacionalidad o, lo que sería más normal, ya que su carrera se desarrollaba por aquellos años prácticamente de forma íntegra en Italia, aparecía como parte del cast trasalpino?

No, yo aparecía como española.

Es a partir de su papel protagonista en su siguiente película junto a su marido, La muerte camina con tacón alto, cuando podemos decir que se convierte en la reina del giallo, siendo por esta parte de su carrera por la que es más recordada en todo el mundo a día de hoy. ¿Le gustaba esta clase de películas?

Bueno, yo no me veo como la reina del giallo, la verdad. Había otras. Edwige Fenech… ahora mismo no te sé decir, pero había otras. Argento, por ejemplo, trabajaba en sus películas con actrices americanas, cada vez una distinta… Quizás yo hice más películas de este estilo que ellas, pero para nada me veo como la reina del giallo. A la pregunta, sí, si que me gustaban, tanto las que se hacían antes como las que se hacen ahora. ¿Conoces Seven?

¿La que protagonizó Brad Pitt?

Exacto. Pues para mí esa película es el giallo perfecto (n.d.a.: al contrario de lo que entendemos por giallo fuera de Italia, en el país de la bota se le denomina así por norma general a toda película de suspense).

Pues justamente esa película poco tiene que ver con las que se hacían en Italia en aquella época…

Sí, es cierto, en las italianas había más erotismo… eran de otra manera. Pero Seven es mi giallo preferido.

Con su amiga Edwige Fenech en

Con su amiga Edwige Fenech en “Todos los colores de la oscuridad”.

Precisamente en su siguiente película, Todos los colores de la oscuridad, coincide con la otra gran dama del género, Edwige Fenech. ¿Había algún tipo de “pique” entre ustedes por lo que le he comentado anteriormente, o ni siquiera eran conscientes de esta situación?

Qué va, nos llevábamos muy bien. Nada de celos entre actrices como a veces suele pasar ni nada por el estilo. Es más, con los años hemos seguido manteniendo una buena amistad. Nos escribimos por navidades y esas cosas. Además, que aunque en pantalla no lo pareciera, éramos muy parecidas. Lo pasamos muy bien juntas.

A mediados de los 70, y cuando el giallo comienza a estar de capa caída, comienza a aparecer en una serie de comedias picantonas, como Il vizio di famiglia, en la que vuelve a coincidir con Edwige. Es curioso esto, porque gran parte de las actrices típicas del giallo, así como algunos de sus mejores directores y técnicos, por ejemplo Sergio Martino, acabaron reciclándose en este género. ¿Simple casualidad?

Lo que te decía antes. Pasó la época del giallo, y había que seguir trabajando para poder pagar las facturas.

Por aquellos años, también comienza a aparecer en películas de marcado tono erótico, como varias de las seudo-secuelas de Emmanuelle, tales como Emmanuelle y los últimos caníbales o Emmanuelle viciosa. Si bien alguno de sus films anteriores tenían una carga erótica bastante evidente, en este tipo de películas esta era totalmente explícita, lo que se traducía en escenas de desnudos y secuencias bastante subidas de tono. ¿Cómo enfocó este cambio tan radical, y más tras tantos años de carrera?

Pues lo mismo que en la anterior respuesta. Hicieron los franceses Emanuelle, tuvo mucho éxito, y entonces este tipo de películas se pusieron de moda. Además, para mí ser actriz era un trabajo, como lo era ser modelo. Yo no tenía ninguna vocación, y de algo había que comer. No podía exigir, y estos eran los trabajos que me ofrecían, y claro, si yo quería trabajar, pues tenía que aceptar.

¿Le producía algún tipo de dificultad el rodar esta clase de películas, o se lo tomaba como otro trabajo más?

No conozco a ningún actor que le gustara hacer este tipo de escenas. Ninguno. Una cosa es estar tú en tu habitación, sin que nadie te vea, y otra la de hacer estas cosas delante de treinta personas. Y siempre te fastidia, bueno, entiéndeme, siempre la situación es algo violenta y es algo que te desagrada y con lo que no te sientes cómoda.

Por cierto, en estas películas compartía frecuentemente protagonismo con Laura Gemser. Siempre se ha rumoreado que ella era o es la pareja del gigantón George Eastman (Luigi Montefiori), pese a que según indican diversas fuentes, Laura estaba casada con el fallecido actor Gabriele Tinti. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Totalmente falso. Tinti y ella estaban enamoradísimos. Trabajé con ellos en varias películas, y eran la pareja perfecta. Se alojaban en la misma habitación,  estaban todo el día dándose el lote… Además, Tinti era muy celoso. No sé de donde ha podido salir eso.

A partir de los 80, sus apariciones en pantalla se van dilatando en el tiempo, hasta el punto de que, entre sus dos últimas películas, y la anterior de su filmografía, por cierto, otra de las pocas producciones netamente hispanas que realizó, transcurren seis años. ¿Por qué este parón?

El tiempo fue pasando, y claro, pues ya no me ofrecían papeles protagonistas o de secundaria, y tenía que hacer de la tía, de la madre… papeles muy pequeños, y eso era lo que iba saliendo.

Sus dos últimos trabajos datan de 1989, año en el que rueda Casa di piacere y Fiori di zucca, donde aparece en roles secundarios. ¿Decidió retirarse, o dejaron de llegarle ofertas interesantes?

Además de porque estas películas no me gustaron nada, porque como te decía, dejaron de llegarme ofertas interesantes, y decidí dar por terminada mi carrera. Tenía ya cincuenta años, y estaba un poco cansada de ser actriz, porque es una profesión muy dura. Por ejemplo, en una película, recuerdo que estuve dos días trabajando ininterrumpidamente. Llegué, me maquillaron, y así dos días seguidos, tanto yo como el resto del equipo. Resulta que habían alquilado un aeropuerto para rodar unas cosas, y se alargó, y estuvimos dos días allí en los que solo se paraba de rodar para comer. Por esto mismo yo no entiendo a las actrices que siguen trabajando con setenta años tanto en teatro como en cine, porque aparte del trabajo físico, es un trabajo que te agota mucho síquicamente.

¿Da ya su carrera por finalizada, o si viniera ahora un director a ofrecerle un papel que le gustara, o un cameo como en el que aparece Fenech en Hostel 2 de Eli Roth aceptaría?

¿Ha salido Edwige en una película nueva? No me había dicho nada. Pero no, no, no, esa etapa de mi vida ya está terminada.

De todos los géneros en los que ha participado, ¿en cuál se sentía más a gusto, o más le gustaba trabajar?

En el giallo. ¿Sabes de donde viene el nombre?

Si, por el amarillo…

El amarillo, que era el color de las portadas de una serie de novelas de suspense que editaron en Italia en los años 30 y 40 y tuvieron mucho éxito. Entonces, cuando comenzaron a hacer películas de este estilo, las llamaron así.

¿Nunca deseó participar en alguna película con aspiraciones “más artísticas”?

Hombre, claro, si me lo hubieran ofrecido, pues claro. Pero como no me llamaron ni Fellini, ni De Sica, ni Monicelli… Bueno, Monicelli sí que me hizo una prueba para una película…

¿Cuál?

Una con Vittorio Gassman… no recuerdo el título.

¿Brancaleone?

Sí, Brancaleone. Te lo sabes mejor que yo (risas). Sí, era Brancaleone, la segunda que hizo. Me llamó para hacer una prueba, la hice, y ahí quedó la cosa.

Qué lástima que aquello no prosperara…

Sí.

Durante su carrera tuvo la suerte de poder trabajar junto a varios realizadores muy sobresalientes, como los referidos Duccio Tessari o Fernando Di Leo, o sobre todo Sergio Sollima. ¿Cuál de ellos le parece el más brillante?

Todos eran muy buenos, tanto Sergio, como Fernando, como Duccio. Pero quizás el mejor era Duccio… Ha muerto, ¿lo sabías?

Sí, lo sabía, es un director al que admiro mucho.

Era muy profesional, y además, tenía detalles que no tienen todos los directores, como cuando tras ver las pruebas de lo que se iba rodando, venir y decirme: “Nieves, has estado muy bien, estás cada vez mejor…” Cosas que para mí eran muy importantes, sobre todo en esos momentos, que era cuando yo estaba empezando.

Creo que tenía un gran sentido del humor…

Sí, en algunas cosas era como un niño, siempre bromeando. Pero cuando había que trabajar, trabajaba seriamente, y cuando se enfadaba, también tenía su genio.

¿De qué papel o película de las que ha trabajado se siente más orgullosa?

Pues es como los perros, y los gatos, ¿a quién quieres más?

Como si fueran sus hijos, ¿no?

Eso es. No estoy orgullosísima de ninguna, pero tampoco es que me arrepienta de ellas. Unas salieron bien, otras mejor, otras peor, pero ahí están. Algunas las recuerdo por unas cosas, otras por otras, pero en el fondo a todas las tengo cariño.

Si quiere añadir algo más…

Pues nada, que me ha alegrado mucho el saber que existen fans que aún se acuerden de mí, y muchas gracias a ti por hacerme esta entrevista.

Muchas gracias a Vd. por su amabilidad.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on septiembre 24, 2008 at 12:06 pm  Comments (39)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/09/24/alias-susan-scott-entrevista-a-nieves-navarro/trackback/

RSS feed for comments on this post.

39 comentariosDeja un comentario

  1. Aquí tenéis una pequeña sorpresa que os teníamos preparada desde hace algún tiempo y que espero que os guste.

    Agradecerle desde aquí a Nieves su disposición para hacer la entrevista, y a su sobrina Sonia todas las molestias que ha tomado para que esta fuera una realidad.

  2. !!Que grande!!
    Una grandicima entrevista.
    Además de que es un placer poder leer cosas sobre Nieves Navarro, encima que se nota que es una persona muy agradable.Su sinceridad sobre algunos asuntos de su carrera no es algo fácil de ver en el mundo del cine.
    Me ha gustado muchisimo, muchas felicidades, Cerebrin.

    (Con tu permiso, le pongo un enlace desde el 800).

  3. Lo mismo digo. Muchas felicidades Jose, a ver si sigues con más entrevistas. MOnstruo¡¡¡

  4. Muy buena e interesante entrevista.

    Salu2

  5. Impresionante entrevista amigo Jose Luis…!!!!!!!!!!!!!….Mudito me has dejado…

    Un abrazote

    Jose

  6. Gracias a todos, la verdad es que así da gusto hacer cosa como estas.

    Julio Alberto Said:

    (Con tu permiso, le pongo un enlace desde el 800).

    Calquiera te dice que no, si antes te he robado yo el video de Nieves, jajaja.😛

  7. Oye, que enhorabuena, me ha gustado mucho y me he enterado de muchas cosas. Se ve que querías profundizar más en el tema erótico y te ha parado los pies, ¿eh? jejeje

  8. No creas, esa parte de su filmografía es la que menos me interesa.

  9. Muy grande actriz …Su mejor papel ? Para mi , en ” Una pistola por Ringo “…No se puede olvidar…

  10. Hi, what a great interview with Susan Scott! Well done!

    http://www.marisa-mell.blogspot.com

    • El westwen que mas me gusto de ella era “El halcón y la presa” donde hace de una verdadera “Mantis”

  11. Greetings, Mirko. Great page yours about Marisa Mell.

  12. More thanks, Mirko. Your page is beatifull!

  13. ¿En qué fecha fue hecha la entrevista?

  14. Es reciente. Hace unos pocos meses. En verano, creo, ¿no, Cerebrin?

  15. La fecha exacta la tendría que mirar, pero entre finales de junio y principios de julio, más o menos.

  16. Este blog es un lujazo. Mis más sinceras felicitaciones, Cerebrin.

  17. Cuanto tiempo… Muchas gracias, Harry.😉

  18. Gracias por la información

  19. realmente buena,no la imaginaba tan amplia la entrevista,gracias por compartitr toda esta info😉

  20. Thanks so much for the interview. Nieves has been a favorite for many years. Has to be the sexiest actress in the Spaghetti Western genre. Simply a gorgeous woman.
    Gracias

  21. Thanks so much for you, Tom, by spending around here and leave your comment, despite language barriers. A greeting and forgive my poor english.

  22. Felicitaciones… excelente entrevista, aunque siempre uno se queda con ganas de más!!! Si bien dice no sentirse orgullosísima de sus películas, es una de las pocas que dice no arrepentirse o renegar de ellas, sobre todo las eróticas. Bien por ella.-

  23. Saludos, Rojo!😉

  24. Muy buena entrevista siempre admire la belleza de Susan Scott/Nieves Navarro nunca olvidare su melena negra en “Amor a todo gas” cón Peret “el rey de la rumba”

  25. Thanks for this interview, I knew almost nothing about Susan who’s been one of the most sensuous women in cinema, IMHO. Just a little remark, correct the Fenech’s first name, it’s not Edwing but Edwige.

  26. You’re right. Not as we have been able to sneak this erratum. Corrected. Thank you very much.

  27. The Italian Wikipedia has listed Nieves Navarro as having died February 24, 2010 while visiting Ronciglione, Lazio, Italy. I’d like some confirmation on this as nothing can be found on the Internet, Italian and Spanish news.

  28. Fortunately it appears that such information is false. From what I’ve been told by a close friend, Nieves is in perfect health.

  29. A mi tambien me extrañaba que si hubiera sido verdad nadie aquí en España se hubiera echo eco.
    Aunque claro, a uno siempre le queda la duda.
    Por suerte tus palabras confirman que se tratan de un error, Cerebrin.

    • A mi me extrañaba, más que nada, porque no hará ni dos meses que Diego López organizó un pase en Barcelona con su asistencia y por las fotos que me envió parecía rebosar salud. Además que, como tú dices, de haber sido verdad nos habríamos enterado por alguna parte. Y a todo esto añadele que en la Wikipedia italiana no demuestran la posible veracidad de la noticia con alguna referencia, por lo que…

  30. Felicidades aunque muy tardias por esta mágnifica entrevista.
    Es un autentico lujo leer algo de la señora Nieves Navarro con su simpatía y sinceridad sobre su carrera cinemtográfica.

    Excelente post 10/10

    CORMANO WILD

    • Muchas gracias, Cormano. Un placer leerte por aquí.

  31. vorrei sapere se la notizia sulla morta di Nieves Navarro è vera? da anni cercavo di contattarla, Alberto Donati.

    • Alberto, come ho detto a Tom, la notizia è totalmente falsa. Per fortuna, le ultime notizie che ho è che Nieves si trova in perfetta salute.

      • mi fà molto piacere, grande nieves! grazie Alberto.

  32. Estoy muy interesado en conocer el domicilio particular de Susam Scott ó Nieves Navarro, con el fin de hacerle llegar unos extraordinarios retratos que le hicieron en Italia, pues dispongo de los originales de diapositivas de formato 6×6 cms.
    Muchas gracias.
    Andrés Padrón

  33. Muy buena entrevista…y que maja parece Nieves.Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: