Destino: Estambul 68

Título original: Destino: Estambul 68 / Occhio per occhio, dente per dente

Año: 1966 (España, Italia)

Director: Miguel Iglesias [Bonns]

Productores: Mario Maggi, Giuseppe Maggi, Alfonso Balcázar

Guionistas: Mario Colucci, José Antonio de la Loma, Giovanni Simonelli sobre un argumento de Miguel Iglesias [Bonns]

Fotografía: Giuseppe La Torre

Música: Franco Pisano, Ennio Morricone

Intérpretes: Giacomo Rossi-Stuart [acreditado como Jack Stuart] (Jeff Gordon), Pietro Ceccarelli [acreditado como Peter Barclay] (Drago), Mónica Randall (Ursula), Giuliano Rafaelli [acreditado como Julian Rafferty] (Davivgian), Luis de Tejada (Norton), Lea Nichols (Mary), Tomás Torres (Harris), Gilda Giuffrida [Geoffey] (Vivian), Erik Schippers, Víctor Israel (Profesor Alex), Jack Rocha…

Sinopsis: Una avalancha de dólares falsos inunda el mercado mundial creando alarma en las bolsas y los gobiernos. Jeff, un joven y dinámico periodista es encargado por el director de su periódico de un caso sumamente extraño: averiguar el paradero de su amigo, el profesor Norton, desaparecido misteriosamente.

estambul6estambul5

Rodada en Turquía de forma simultánea a El hombre del puño de oro / L’uomo dal pugno d’oro (1967) de Jaime Jesús Balcázar (1), cinta con la que la presente comparte parte del elenco interpretativo e incluso un argumento muy similar – en lugar de tras unos falsificadores de moneda como es el caso, el protagonista de aquella se las tenía que ver con unos contrabandistas de diamantes -, Destino: Estambul 68 / Occhio per occhio, dente per dente (1967), tal y como su título español no se guarda en esconder, es un intento de sacar réditos de la exitosa Estambul 65 / L’homme d’Istanbul / Colpo grosso a Galata bridge / That Man in Istanbul (1964) de Antonio Isasi-Isasmendi por parte de Balcázar P. C., la productora española que con más ahínco frecuento el cine de euroespías durante los años de esplendor de esta corriente, allá por mediados de la década de los 60.

estambul1

Para tal empeño, el realizador escogido fue Miguel Iglesias, un nada desdeñable director de los llamados artesanales a quien le fue encargado el proyecto un día antes de que el equipo partiera hacia Estambul, tal y como el propio Iglesias relataría años después (2), viejo conocido de Isasi-Isasmendi, y al igual que este, uno de los nombres más destacados del cine criminal barcelonés con títulos como El fugitivo de Amberes (1954) o El cerco (1955). Tal vez sea por estos antecedentes que el film que nos ocupa denota, durante su primer tercio, el cual discurre por los bajos fondos otomanos siguiendo las andanzas de una banda de delincuentes, un estilo más propio del cine negro que de la corriente en la que en principio se inscribe, aprovechando así su director el juego que le ofrecía la trama en este sentido.

estambul2
Pero no solo en este aspecto la película se aparta del repetitivo esquema de las cintas de euroespías, ya que, aparte de la nula aparición de gadgets imposibles durante su metraje, su protagonista, al contrario de lo que era norma, no es un agente de algún servicio secreto – o al menos en la versión que hemos tenido acceso, ya que otro de los títulos de la cinta tiene la coletilla de Agente z-55, misión Coleman (3) -, sino que es un periodista que, tras descubrir la manera de identificar los dólares falsos que amenazan con provocar un colapso económico mundial junto a un grabador especialista en numismática, deberá de rescatar a este último y a su hija de las garras de los falsificadores, quienes pretenden que aquel les asesore en sus futuras imitaciones dada su autoridad en la materia.

estambul3Sin embargo, y a pesar de algunos aciertos, como es el contar con uno de los villanos más conseguidos del subgénero, Drago, un grandullón alopécico encarnado por el reivindicable Pietro Ceccarelli, o el pequeño pero agradecido papel de nuestro inconfundible Víctor Israel como un tétrico personaje llamado Profesor Alex, el cual gusta de torturar a jovencitas con ratas, los resultados de la cinta no escapan de la mediocridad habitual de esta clase de productos, tanto por una narración un tanto atropellada y una galería de personajes de lo más estereotipados, como, en el lado técnico, por una fotografía cuyos bruscos movimientos de cámara tienden, en ocasiones, al desencuadre, amén del uso y abuso que de material de archivo se hace para ambientar varios momentos de la historia, algo que responde, según parece, a exigencias de los productores una vez acabado el rodaje de la película, decisión esta que provocaría que Iglesias se desentendiera del montaje final y apunto estuviera de no firmar el film con su nombre.

José Luis Salvador Estébenez

estambul4

(1)Práctica esta que era bastante habitual por parte de los coproductores italianos, los hermanos Maggi de Cineproduzioni Associate, quienes aquel mismo año volverían a repetir idéntico modus operandi con los Balcázar, aunque esta vez en Venezuela, con El hombre de Caracas / Il coraggioso, lo spietato, il traditore (1967) de Juan Xiol Marchal [y Edoardo Mulargia] y Goldface / Goldface il fantastico superman (1967) de Adalberto “Bitto” Albertini.

(2)“Todo comenzó con una llamada telefónica del productor Alfonso Balcázar. Me pidió que viajase a Estambul al día siguiente para comenzar el rodaje de una película y que viajaría con su hermano Jesús que también dirigiría otra película en la capital turca, El hombre del puño de oro”. Miguel Iglesias Bonns. “Cult movies” y cine de género de Ángel Comas, Cossetània Edicions (Valls [Barcelona], 2003)

(3)Para complicar aún más las cosas, la sinopsis que aparece en la base de datos del Ministerio de Cultura cambia el apellido del protagonista por Coleman y lo convierte en un agente de una compañía de seguros (!).

4 comentarios en “Destino: Estambul 68

  1. Interesante reseña… la verdad es que en el tema euroespías estoy bastante pez… así que te insto a seguir hablando del tema, que quiero conocer mas cosas! xD

  2. Jajaja, a las ordenes. De todas formas, si miras en categorías, ya hay alguna cosilla publicada. Por si te has quedado con las ganas y no las has leido, más que nada. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s