The Dark Side of the Moon [vd: El lado oscuro de la Luna]

Título original: The Dark Side of the Moon

Año: 1990 (Estados Unidos)

Director: D. J. Webster

Productores: Keith Walley, D. J. Webster

Guionistas: Carey Hayes, Chad Hayes

Fotografía: Russ T. Alsobrook

Música: Phil Davies, Mark Ryder

Intérpretes: Robert Sampson (Flynn Harding), Will Bledsoe (Giles Stewart), Joe Turkel (Paxton Warner), Camilla More (Lesli), John Diehl (Philip Jennings), Wendy MacDonald (Alex McInny), Alan Blumenfeld (Dreyfuss Steiner), Ken Lesco (Michael C. Gotier)…

Sinopsis: En el año 2022, una nave queda a la deriva en el lado oscuro de la Luna. Sus tripulantes descubren una nave de la NASA flotando en el espacio y deciden entrar en ella para conseguir suministros.

luna3

The Dark Side of the Moon [vd: El lado oscuro de la Luna, 1990] es uno de esos títulos que, al menos en su concepción, nació fuera de tiempo. Y es que una trama que, a grandes rasgos, entremezcla Alien, el octavo pasajero (Alien, 1979) de Ridley Scott con el Triángulo de las Bermudas, más parece propia de un film de principios de la década de los ochenta, que de uno producido en 1990, como es el caso.

luna5

Dirigida por D. J. Webster en lo que hasta la fecha es su única incursión en este apartado, la cinta nos sitúa en el año 2022 dentro de una nave espacial que se encuentra en la órbita terráquea desempeñando labores de mantenimiento de satélites armamentísticos. En un momento dado, esta se queda sin energía de forma sorpresiva e inexplicable, dejando a su tripulación en una situación crítica debido a la falta de oxígeno. Es entonces cuando frente a ellos aparece un viejo transbordador de la NASA aparentemente desabitado que se presenta como la única tabla de salvación posible para los navegantes. Sin embargo, en su interior habita un mal que estos no imaginan…

luna2

Como puede deducirse con suma facilidad, tanto este argumento como su posterior desarrollo, tal y como hemos anunciado, es descaradamente similar al de Alien, el octavo pasajero. Tanto la expedición espacial “obrera” en misión rutinaria, la composición de ésta, incluidos personaje femenino y superordenador de abordo – esta vez de “carne y hueso” -, como la forma de entrar en contacto con la amenaza exterior que ira diezmando al grueso de la tripulación, son elementos bien reconocibles (aunque no originales y mucho menos exclusivos) de la cinta del mayor de los Scott. A todo ello hay que añadirle otros detalles, como puede ser la ubicación en el estómago de sus infectados del mal parasitario, si bien en esta ocasión éste no se reproduzca como en el modelo original, sino que va pasando de un anfitrión a otro como sucedía en uno de los muchos referentes de aquella, la magistral El enigma… ¡de otro mundo! (The Thing From Another World, 1951) de Christian Nyby [y Howard Hawks], adaptación de un relato de John W. Campbell que a principios de los ochenta había conocido otra versión a manos de John Carpenter con la no menos soberbia La cosa (The Thing, 1982). Dos adaptaciones con las que, dicho sea de paso, The Dark Side of the Moon también comparte la particularidad de que su historia se desarrolle en su totalidad dentro de espacios cerrados.

luna1

No obstante, al contrario de lo habitual en todos estos títulos apuntados y pese a su ambientación espacial, el mal que acecha al grupo protagonista no es de origen extraterrestre, sino que se trata del mismísimo Satanás en persona (o más bien en espíritu), quien opera en el Triángulo de las Bermudas y en su equivalente lunar al que se alude en el título de la cinta, como campo en el que aprovisionarse de almas. De este modo, el film plantea una teoría tan descabellada como deliciosa; la que los distintos aviones y embarcaciones desaparecidos en la zona del mar de los Sargazos vayan a parar a la superficie de nuestro astro hermano, dentro de un libreto donde, aunque predomine la puerilidad en la mayor parte de sus detalles (la nave protagonista hace la desaparición número 666, la herida que produce el Diablo en sus víctimas es en forma de triángulo…), también hay espacio para otros apuntes más logrados, como varias líneas de diálogos sacadas directamente de La Biblia. Algo que, no obstante, no debe extrañar dada la identidad de sus guionistas, los gemelos Hayes, responsables de algunos títulos recientes del cine fantástico como La cosecha (The Reaping, 2007) de Stephen Hopkins, con la que la cinta que nos atañe comparte ciertos trazos seudo religiosos en el tono de su historia.

luna4

Todo este conglomerado de ingredientes, que, dicho sea de paso, se adelanta en cierta manera al argumento de la más popular Horizonte final (Event Horizon, 1997) de Paul WS Anderson, hacen que el visionado de The Dark Side of the Moon posea los suficientes alicientes de cara al aficionado como para hacer de este una experiencia agradable a pesar de sus muchas limitaciones, como pueden ser su televisiva realización o una oscura fotografía que en muchas ocasiones no deja percibir con una mínima claridad lo que acontece en la pantalla, traduciéndose en un ejemplo de cine de serie B, si no memorable, si al menos de lo más curioso.

José Luis Salvador Estébenez

 

2 comentarios en “The Dark Side of the Moon [vd: El lado oscuro de la Luna]

  1. Donde dije digo, digo Diego. Si la semana pasada anunciaba el fin del dossier que hemos venido dedicando al Triángulo de las Bermudas con la reseña de la miniserie norteamericana de haca un par de años, el azar quiso que el sábado me topara con una copia en Vhs del título al que hoy dedicamos la reseña, cuya trama también toca el tema del misterioso Triángulo.

    Salvo otro milagro de última hora, con esta reseña ponemos, ahora si, el punto final a este dossier que espero os haya gustado, si bien es cierto que la calidad de casi todas las películas referidas dejen mucho que desear.

  2. Yo había visto esta película en vídeo allá por 1992 cuando estaba en el instituto y como no me acordaba del título no logré poder volver a verla hasta hoy 29/4/2020 (casi 30 años después) cuando buscando películas sobre el Triangulo de las Vermudas la he localizado y la he podido ver en youtube, que esa completa. Es una película que mezcla la ciencia ficción, la acción y el terror.
    Hubieran podido darle un poco más de realismo si por lo menos hubieran tenido en cuenta la falta de gravedad dentro de las naves, o por lo menos dentro del viejo transbordador espacial Discovery. Pero bueno, me ha entretenido un rato.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s