Huellas de pisadas en la Luna

orme

Título original: Le orme

Año: 1975 (Italia)

Director: Luigi Bazzoni, Mario Fanelli (¿?)

Productor: Luciano Perugia

Guionistas: Luigi Bazzoni, Mario Fanelli según la novela de éste Las huellas

Fotografía: Vittorio Storaro

Música: Nicola Piovani

Intérpretes: Florinda Bolkan (Alice Campos), Peter McEnery (Henry), Lila Kedrova (Vieja del hotel), Nicoletta Elmi (Paola Bersel), Klaus Kinski (Blackmann), Caterina Boratto (Dependienta de la boutique), Evelyn Stewart [Ida Galli] (Mary), Esmeralda Ruspoli, John Karlsen (Alfredo Laurenti), Rosita Torosh (Marie Leblanche)…

Sinopsis: Alice Campos, una mujer portuguesa que trabaja como traductora en un centro de investigación astrofísica, vive atormentada por una escena de una película donde un astronauta es abandonado sin contemplaciones por un compañero en la superficie lunar. La impresión del celuloide corre paralela a una enigmática amnesia que sufre la mujer y le impide recordar su pasado inmediato: sus tres últimos días. Alice Campos decidirá entonces averiguar el por qué.

01

Considerada como una película de culto en medio mundo, Huellas de pisadas en la luna (Le orme, 1975) se erige en sí misma como toda una rara avis dentro del cine fantástico italiano de la década de los setenta (1), por aquel entonces más dado a los sanguinolentos desmanes tan propios del giallo. Precisamente, es de este género del que la cinta toma dos de sus más habituales ingredientes, como son el personaje con traumas mentales y la investigación de unos hechos como motor narrativo, para, rehuyendo de manoseados formulismos, crear una obra singular e inclasificable que bebe de múltiples corrientes, que van desde el thriller psicológico a la ciencia ficción, y que mira al cine de terror de “autor” llevado a cabo en semejantes fechas por cineastas como Roman Polanski.

vlcsnap18353gy2

Una mañana, Alice se despierta sobresaltada tras sufrir de nuevo un sueño recurrente en el que un astronauta es abandonado a su suerte en la Luna, y que ella identifica como una escena de una vieja película que vio de niña. Pronto comprueba que no sabe nada de lo que ha hecho en los últimos días, descubriendo como única pista una postal de un hotel ubicado en una misteriosa población llamada Garma. Decidida a investigar lo ocurrido, parte hacia aquel apartado lugar, encontrando a su llegada varios personajes que creen reconocerla y haberla visto recientemente, justo durante aquellos últimos días de los que ella nada recuerda.

05

A partir de esta premisa, y con el miedo a la soledad como telón de fondo, el film va tejiendo una hipnótica y atrayente trama donde lo real, lo onírico y lo alucinógeno se dan la mano, entremezclándose y confluyendo para formar un todo de lo más heterogéneo cuyo mejor ejemplo es la variopinta mezcolanza de elementos que conforman la isla de Garma – un hotel diríase anclado en los años 30, las ruinas de un antiguo pueblo abandonado, monumentales construcciones de estilo arábigo, las solitarias calles de la población -, gracias a una cuidada y enigmática puesta en escena que acaba por desembocar en una resolución cuya interpretación queda abierta a la sensibilidad de cada espectador, arrojando jugosas lecturas. ¿Ha sido todo lo que hemos visto real? ¿Un sueño? ¿Un reflejo de la esquizofrénica personalidad de su protagonista? ¿O tal vez un descenso a la mente enferma de esta?

071

Tan interesante tratamiento se ve potenciado por una trabajada interpretación de la brasileña Florida Bolkan, que adelgazó varios kilos para dar un aspecto más asexuado a un personaje que en un principio estuvo previsto para Charlotte Rampling, y refrendado por una notable factura técnica en la que sobresale una espléndida y atmosférica fotografía de Vittorio Storaro que escapa del característico colorido del fantástico trasalpino, y un sugestivo acompañamiento musical a cargo de Nicola Piovani. Todo ello conforma a esta Huellas de pisadas en la Luna como el perfecto colofón (al menos por el momento) a la interesante, escueta y personal filmografía de ficción de su director, Luigi Bazzoni (2), la cual se había iniciado diez años antes con la recomendable La mujer del lago (La donna del lago, 1965) – codirigida junto a Franco Rossellini -, cinta que guarda con la presente más de un punto en común en no pocos de sus aspectos.

José Luis Salvador Estébenez

11

(1) Tanto, que el propio Bazzoni relataba en las páginas de Cinema e follia: stati di psicopatologia sullo schermo, 1948-1982 (Edizioni Dedalo, 1984) de Giancarlo Grossini (pág. 144), cómo le llevó diez años encontrar un productor interesado en su proyecto.

(2) Algunas fuentes señalan como co-director al italo-argentino Mario Fanelli, coguionista con Bazzoni del film y autor de la novela en que éste se basa.

16 comentarios en “Huellas de pisadas en la Luna

  1. Continuamos nuestro dossier dedicado a la ciencia ficción italiana con este soberbio e hipnótico film de Luigi Bazzoni, por desgracia, bastante desconocido incluso para los amantes del fantástico.

  2. Creo que deberías haber obviado el spoiler final, además, que recuerdo que me dijiste en Granada que no te lo contara, ¿acaso se trata de una venganza?

  3. ¿Que spoiler? Que yo sepa, no desvelo nada de como termina, sino de la interpretación que se le puede dar, so gañan. Pues anda que no lo pase mal escribiendo la reseña procurando no destripar la película…

    Pd.: Ana, si no la encuentras ya sabes, que creo que te va a gustar mucho. 😉

  4. Aunque no lo mencionas abiertamente (me suena que en persona sí me lo dijiste) mi temor es que se parezca demasiado a Repulsión… no por tema plagio ni nada así, sino porque no le terminé de cogerel punto a esa de polanski :/

  5. Muy buen giallo, tambien es de mis preferidos se ve que Jose Antonio tiene buen gusto, ando buscandola original, si sabeis de alguien que la tenga y quiera sacarse un dinerillo …. ya sabeis 😉

  6. Sabrás tú. 😛

    De todas formas, si nos ponemos así, no se podría hablar de nada de ninguna película, porque siempre estarías desvelando algo. Una escena, una idea… Y creo yo que no es lo mismo decir que el final es abierto a la libre interpretación del espectador, que al fin y al cabo no hace sino que sugerir la naturaleza de la trama, que decir que al final el asesino es el niño amigo del novio de la protagonista destripando el final, por ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s