El desafío de Hércules

Título original: Hercules / Ercole

Año: 1983 (Estados Unidos, Italia)

Director: Luigi Cozzi [acreditado como Lewis Coates]

Productores: Yoram Globus, Menahem Golam

Guionista: Luigi Cozzi [acreditado como Lewis Coates]

Fotografía: Alberto Spagnoli

Música: Pino Donaggio

Intérpretes: Lou Ferrigno (Hércules), Sybil Danning (Ariadna), Brad Harris (Rey Augelius), Ingrid Anderson (Casiopea), William Berger (Rey Minos), Rossana Podestà (Hera), Mirella D’Angelo (Circe), Bobby Rhodes (Reina Xenodama), Gianni Garko (Valcheus), Yehuda Efroni (Dorcon), Delia Boccardo (Atenea), Claudio Cassinelli (Zeus), Franco Garofalo (Ladrón), Gabriella Giorgelli (Madre de Hércules), Raf Baldassarre (Sostratos), Stelio Candelli (Padre de Hércules), Valentina Montanari (Sirvienta), Rocco Lerro (Amigo de Hércules), Eva Robin’s (Dédalos), Giovanni Cianfriglia, Mindi Miller…

Sinopsis: Hércules es enviado por Zeus desde el Olimpo para combatir al rey Minos y a su malvada hija Ariadna, los cuales intentan someter a todo el género humano. Ya entre los hombres, Hércules es nombrado guardián de la princesa Casiopea por el rey Augelius, tras que éste haya quedado impresionado por su fuerza. Hércules cumplirá su tarea, llevando a cabo fabulosas aventuras y combatiendo como un héroe invencible contra Ariadna y el rey Minos.

El Hércules (Le fetiche di Ercole, 1958) de Pietro Francisci, además de erigirse como un hito a escala mundial, marcó un punto de inflexión dentro de la cinematografía italiana y europea. Con este título, el cine de género mediterráneo viviría su eclosión definitiva, al tiempo que marcaría el nacimiento del llamado péplum de forzudos, corriente esta que reinaría en las carteleras de medio mundo hasta 1965, fecha en la que los especialistas ubican su acta de defunción coincidiendo con el estreno del cóctel de héroes Combate de gigantes / Ercole, Sansone, Maciste e Ursus gli invincibili (1964) de Giorgio Capitani, y el cada vez mayor auge de otros géneros populares, como el spaghetti-western o los seudo-Bonds.

Dos décadas más tarde, las cosas no pintaban demasiado bien para la industria surgida a raíz de tan importante film por muy diversos factores. Entre los más importantes se encontraban, por un lado, la falta de ideas que ésta aquejaba una vez agotados los filones del péplum, eurowestern, terror gótico, giallo, poliziesco, sexy comedia y cine erótico; y, por otro, el éxito y afianzamiento de una serie de títulos hollywoodienses con los que, pese a participar de unos planteamientos muy similares, no podía competir en cuanto a sus medios técnicos y humanos. Así las cosas, y coincidiendo con el veinticinco aniversario de la película de Francisci, alguien tuvo la feliz idea de volver al principio de todo, esto es, al péplum de forzudos y al personaje que le diera origen, y tratar de reinventar el viejo género acorde a los gustos actuales.

No obstante, dicho intento vendría orquestado allende los mares de manos de la más mítica productora norteamericana de los años ochenta, la Cannon Films, propiedad de los israelíes Yoram Globus y Menahem Golam, que de esta forma pretendían convertir al increíble Hulk televisivo, el Mister Universo Lou Ferrigno, en una especie de nuevo Steve Reeves, asimismo ídolo de la infancia del culturista italo-americano. Tras tantear en un primer momentos nombres como el del inefable Bruno Mattei, el proyecto acabó siendo confiado al siempre interesante Luigi Cozzi, quien venía de dirigir dos cintas tan simpáticas y reivindicables como Starcrash, choque de galaxias (Starcrash / Scontri stellari oltre la terza dimensione, 1978) y Contaminación: Alien invade la Tierra (Contamination / Astaron – Brut des Schreckens, 1980), y el cual también acabaría por encargarse de su guión.

Como no podía ser de otra forma, la cinta resultante cuenta con el habitual sello característico de Cozzi, un delirante y delicioso cómic de colorido puramente kitsch, en cuyo argumento el director de Paganini Horror vuelve a  demostrar una vez más su facilidad para crear imposibles pastiches argumentales a partir de los más variopintos elementos, en este caso, reinterpretando la mitología griega a su antojo y fusionándola con diferentes motivos provenientes de algunos de los éxitos del momento, como Conan el bárbaro, La guerra de las galaxias, Superman o Furia de titanes de su (nuestro) adorado Ray Harryhausen. 

eldesafiodehercules8

Así, el tratamiento otorgado al personaje protagonista, sobre todo en lo concerniente a sus orígenes, es muy similar al dado al alter-ego de Clark Kent en la coetánea película de Richard Donner, sensación esta acrecentada por el tema principal asignado al héroe en la banda sonora de Pino Donaggio, una fanfarria al más puro estilo de John Williams (paralelismo este también después presente en el Hércules animado versión Disney). En lo que respecta al resto de títulos señalados, los parecidos entre estos y el film protagonista de las presentes líneas estriban en la evocación de algunas de sus imágenes más icónicas – Hércules moviendo una rueda de molino cual Conan -, o al reciclado al que son sometidos algunos de sus más genuinos ingredientes, ya sean espadas envueltas en llamas, o monstruosos autómatas mecánicos animados mediante stop-motion un poco al estilo de lo ya visto en la mencionada Starcrash, choque de galaxias.

Pero, pese a todas estas novedades en comparación con los esquemas clásicos del género, no faltan en la cinta guiños destinados a los aficionados a éste, principalmente gracias a la aparición de varias viejas glorias peplumitas como Rossana Podestá, Brad Harris, Gianni Giarko o Raf Baldassarre, dentro de un reparto que se complementa en sus roles principales, amén de con William Berger, por medio del concurso de las muy apetecibles Mirella D’Angelo, Sybil Danning e Ingrid Anderson. Incluso, y aunque su reutilización responda posiblemente a motivos monetarios antes que a sentimentales, no es muy difícil de localizar en su metraje varis escenas de masas extraídas de títulos clásicos del péplum.

eldesafiodehercules14

Sin embargo, esta tentativa por reformular las recetas del péplum no logró despertar ni la simpatía del público ni el beneplácito de la crítica, algo del todo entendible ya que, más allá del encanto que su visionado pueda proporcionar de cara a los seguidores de la obra de Cozzi, el film resultante sacrifica todas sus posibilidades en pos de una mayor acumulación de escenas de efectos y referencias a las películas ya apuntadas, perdiendo por el camino toda la posible coherencia de su relato. De este modo, el tímido intento de recuperación del género acabaría por quedar como un hecho aislado sin apenas continuidad salvo por un par de cintas, todas ellas protagonizadas por Ferrigno y producidas por la Cannon, cuya existencia estuvo motivada, más que por cualquier otra causa, por los deseos de la productora estadounidense por exprimir un poco más la (modesta) inversión realizada para esta El desafío de Hércules.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on mayo 20, 2009 at 11:22 am  Comments (8)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2009/05/20/el-desafio-de-hercules/trackback/

RSS feed for comments on this post.

8 comentariosDeja un comentario

  1. Con esta reseña de “El desafío de Hércules” iniciamos un nuevo dossier con el que recorreremos las distintas películas de aventuras que el televisivo Lou Ferrigno protagonizara en Italia bajo el amparo de la Cannon durante la década de los 80. Espero que os resulte interesante.

  2. …y lo bien que vas a pasártelo mientras lo haces!! 😉
    No creo que Cozzi sea para mí pero esta peli merece la pena revisarla.

  3. Me ha gustado mucho leer tu reseña ya que me ha recordado viejos tiempos. Esta, sin ir más lejos, la ví de crio en el cine (Ferrigno por entonces era lo más gracias a Hulk) y recuerdo que ya por entonces me dije (esto es un poco cutre, ¿no?). Aun así no me importaría volver a echarle un vistazo.

    Un saludo!

  4. Me alegro de que te halla “rejuvenecido”. En unos quince días colgaré la de la secuela… lo mismo también la viste en su día. 😉

  5. […] y Contaminación: Alien invade la Tierra, propició que la Cannon le confiara la realización de El desafío de Hércules. ¿Fue un proyecto suyo o ya venía diseñado desde los Estados […]

  6. La simpatiquísima Gabriella Giorgelli……

  7. Madre mia, menudo esperpento! Me acerqué a ella porqué la estética me recordava mucho a Star Crash del mismo director, que me gustó mucho, y no he podido salir mas decepcionado. Ridícula de principio a fin.

  8. […] Globus y Menahem Golam puso en marcha a través de su filial italiana el más ambicioso sería El desafío de Hércules. Orquestado para el lucimiento de su protagonista, el Mister Universo y Hulk televisivo Lou […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: