I sette magnifici gladiatori [vd: Los siete gladiadores; tv: Los siete magníficos gladiadores]

157n504

Título original: I sette magnifici gladiatori

Año: 1983 (Italia)

Director: Bruno Mattei, Claudio Fragasso

Productor: Alexander Hacohen

Guionista: Claudio Fragasso

Fotografía: Silvano Ippoliti

Música: Dov Seltzer

Intérpretes: Lou Ferrigno (Han), Sybil Danning (Julia), Brad Harris (Scipio), Dan Vadis (Nicerote), Carla Ferrigno (Pandora), Barbara Pesante (Anakora), Yehuda Efroni (Emperador), Mandy Rice-Davies (Lucilla), Robert Mura (Vendrix), Ivan Beshears (Goliat), Giovanni Cianfriglia [acreditado como Jody Wanger] (Festo), Sal Borgese [acreditado como Michael Franz] (Glafiro), Françoise Perrot [acreditada como Kristin Kline] (Cornelia), Antonella Giacomini [acreditada como Claudia Bridges] (Diana), Mary Rader (Lydia), Philip Bard (Dex), Gregg Logan (Dario), Peter Rugge (Meorio), Raul Cabrera [acreditado como Gary Levine] (Capitán), John Growne II (Judas), Laddy Price, George Wender, Henry Tyre, Domenico Cianfriglia, Carlos Alberto Valles…

Sinopsis: Un grupo de mujeres de Clusium, un pequeño poblado azotado por una horda de bandidos a las órdenes de Nicerote, parte hacia Roma en busca del elegido que pueda empuñar la legendaria espada de Aquiles y liberar así al pueblo de sus enemigos. Este será Han, un gladiador qué, al frente de un variopinto grupo de hombres y mujeres, se enfrentará a Nicerote y sus hombres.

mattei1

A pesar de ser rechazado para encargarse de lo que finalmente se convertiría en El desafío de Hércules (Hercules / Ercole, 1983), a causa de un guión que, al parecer, tenía más que ver con alguna de las sexplotations que había realizado poco tiempo antes junto a Anthony Pass – seudónimo de Antonio Passalia -, que a la idea que tenía la Cannon para el proyecto, Bruno Mattei (1) acabaría por realizar aquel mismo año para la productora estadounidense una cinta que vendría a ser la hermana pobre de la película dirigida por Cozzi. Tanto sería así que heredaría de ésta a alguno de sus intérpretes principales, caso de Lou Ferrigno, Sybil Danning y Brad Harris, antigua estrella del viejo péplum, pero no la única presente en el reparto, gracias a la participación de Dan Vadis en lo que sería su último papel para la gran pantalla antes de que en 1987, y sin aún haber cumplido los cincuenta años de edad, muriera víctima de una sobredosis de drogas.

Tal y como su título no se molesta en ocultar, I sette magnifici gladiatori [vd: Los siete gladiadores; tv: Los siete magníficos gladiadores, 1983] no es sino el enésimo remedo del western Los siete magníficos (The Magnificent Seven, 1960) de John Sturges, remake a su vez del clásico nipón Los siete samuráis (Shichinin no samurai, 1954) de Akira Kurosawa, el cual ya había sido adaptado a coordenadas peplumitas durante la edad dorada del género en títulos como la estimable 7 espartanos / I sette gladiatori (1962) de nuestro Pedro Lazaga, Los invencibles / Gli invincibili sette (1964) de Alberto De Martino, o la trilogía de “Los diez gladiadores”, dándose la curiosa circunstancia de que en esta franquicia el protagonismo había corrido por parte del referido Dan Vadis, siendo, además, Bruno Mattei el encargado del montaje de su última entrega, Espartaco y los diez gladiadores / Gli invincibili dieci gladiatori (1964) de Nick Nostro, no siendo muy aventurado sospechar que tanto la elección del citado esqueleto narrativo como la contratación de Vadisformaran parte de un chiste privado del director de Robowar (2).

Dentro de este contexto, no faltan pues los clichés propios de las películas ambientadas en el mundo antiguo, como el histriónico emperador loco que implantara como canon Peter Ustinov con su Nerón en Quo Vadis ? (Quo Vadis ?, 1951) , o las carreras de cuádrigas a lo Ben-Hur (Ben-Hur, 1959) – salvando las distancias, obviamente -, siendo quizás lo más novedoso del conjunto la palpable influencia que en él ejerce un subgénero por entonces tan de moda como la “espada y brujería” (3), bien sea a través de elementos argumentales como el protagonismo de esa espada con poderes tipo Excalibur – o en su defecto,tipo Greyskull de Masters del Universo -, o bien por el destartalado diseño de vestuario del grupo de bandidos, en especial el de su jefe, un cruce imposible entre el atuendo de Darth Vader y el del personaje de Sean Connery en Zardoz.

mattei2

Más allá de estos detalles, la cinta responde con precisión extrema al desaliñado estilo cosechado por su director a lo largo de su filmografía, repleto de anacronismos temporales, incongruencias argumentales varias, una planificación que brilla por su ausencia, una dirección de actores inexistente, y una puesta en escena indigente con momentos que, de ridículos, llegan a producir un humor involuntario – con mención especial para los lamentables pelucones que lucen algunos de los esbirros del villano -. No obstante, y en comparación con otros bodrios perpetrados por Mattei, con el ánimo adecuado y las expectativas (muy, muy) bajas, su visionado al menos puede llegar a producir hora y media de inocuo entretenimiento sin tener que recurrir constantemente a burlarnos de sus numerosos defectos, lo que, viniendo de quien viene, tal vez sea todo un halago.

José Luis Salvador Estébenez

(1)Algunas fuentes señalan como co-director a Claudio Fragasso, guionista de la película y, por aquella época, asiduo colaborador de Mattei.

(2)Siguiendo con las curiosidades, Sybil Danning había participado con anterioridad en otra “adaptación” de Los siete magníficos, esta vez en ambientes intergalácticos, con la simpática space opera Los siete magníficos del espacio (Battle Beyond the Stars, 1980) de Jimmy T. Murakami.

(3)El cual a su vez, dentro de su vertiente italiana, las llamadas spaghetti-conans, mostraba una clara influencia del péplum. La Sword & Sorcery, o fantasía heroica, que ese es otro apelativo de este sub-género de la fantasía, deriva de los clásicos pulp escritos en los años 20-30 por autores como Robert E. Howard, creador precisamente de Conan.

Published in: on mayo 27, 2009 at 11:25 am  Comments (9)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2009/05/27/i-sette-magnifici-gladiatori-vd-los-siete-gladiadores-tv-los-siete-magnificos-gladiadores/trackback/

RSS feed for comments on this post.

9 comentariosDeja un comentario

  1. Segunda entrega de nuestro dossier dedicado a las aventuras italianas del culturista Lou Ferrigno. Esta semana: “I sette magnifici gladiatori”, inconfeso remake de la magistral “Los siete samuráis” de Kurosawa, a cargo de otro genio del séptimo arte como el finado Bruno Mattei. Que la disfrutéis.😛

  2. Buena reseña. Me llama mucho la atención cómo Menahem Golan acabó aliándose con un hack como Mattei. Sí: sé que el israelí hizo mucha mierda, pero la mayor parte de las veces contrataba a directores en los que creía, bien a jóvenes a los que les daba una oportunidad, bien a compatriotas o a directores de éxito en horas bajas. Feck, hasta Sam Firstemberg tuvo algún premio con una comedia que hizo en sus inicios antes de aliarse con la Cannon.

    Puedo entender un poco lo de Cozzi. Al fin y al cabo, Star Crash dio dinero y tenía… personalidad dentro de su cutrez. Pero Mattei era un hack de la peor especie.

  3. Ey Cerebrin! A ti cual te gusta más, Los Cantabros o esta de Mattei? Yo siempre con mis preguntitas, eh… jejeje
    Esta tiene dentro de lo que cabe, buena pinta porque si hay un pequeño guiño a He-man…

  4. Imagino que como buen judío, Golan buscaría al director que le hiciera el trabajo por menos dinero, y en eso hay que reconocer que Mattei era un as. Teniendo en cuenta que en la peli se repiten actores y decorados de la de Cozzi, no me extrañaría nada que fuera uno de esos casos similares a los que se dieron en España en la década de los 60 y 70, en la que a los productores yankis les salía más a cuenta el rodar una película de bajo presupuesto con un equipo local, que el “repatriar” las divisas sobrantes de su producción “A” (lo de A es un decir, claro).

  5. Joder, Juan, me pones en unos aprietos…😛

    Gustarme, no me gusta ninguna de las dos; me parecen igual de malas. Si acaso, la de Dan Barry tiene el mérito de no ser un plagio descarado de otra(s) película(s) como ésta, pero por lo demás…

  6. Jajajajajaj! No esperaba menos de ti!!! Jajaja!

  7. […] en ese momento. Entre tanto, la Cannon y Ferrigno hicieron la otra película que habían acordado, I sette magnifici gladiatori, dirigida por Bruno Mattei. La película era horrible, por lo que me llamaron para grabar nuevos […]

  8. […] calibre de Apocalipsis caníbal, la apócrifa Terminator II, Interzone, Robowar, Strike Commando, Los siete magníficos gladiadores o Triángulo diabólico de las Bermudas, acudirá en compañía de su esposa, la también guionista […]

  9. INTERESANTE EL REPORTAJE PERO TENGO MAS DE 20 AÑOS DE QUERER VERLA DE NUEVO Y NO HE PODIDO HACERLOS POR DISTINTAS CIRCUNSTANCIAS. GRACIAS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: