Dillinger

dillinger 2

Título original: Dillinger

Año: 1973 (Estados Unidos)

Director: John Milius

Productores: Samuel Z. Arkoff, Buzz Feitshans, Lawrence Gordon, Robert Papazian

Guionista: John Milius

Fotografía: Jules Brenner

Música: Barry De Vorzon

Intérpretes: Warren Oates (John Dillinger), Ben Jonson (Melvin Purvis), Michelle Phillips (Billie Frechette), Harry Dean Stanton (Homer Van Meter), Steve Kanaly (Pretty Boy Floyd), Richard Dreyfus (Baby Face Nelson), Cloris Leachman (Anne Sage), Geoffrey Lewis (Harry Pierpont)…

Sinopsis: John Dillinger y su banda aterrorizan el medio oeste americano durante los años de la gran depresión. Por su parte, el FBI no se queda de brazos cruzados y pone a su mejor hombre, Melvin Purvis, tras su rastro.

Dillinger 1

En 1973 la American International Pictures de James H. Nicholson y Sam Z. Arkoff pusieron en marcha el que era su proyecto más ambicioso hasta la fecha: el biopic del legendario atracador de bancos John Dillinger. El film es una rara avis entre la producción setentera de la AIP (bueno, en realidad entre toda su producción),[1] en cuanto que se trata de una cinta adulta, filmada con estilo y que, a pesar de que rezuma violencia, huye de todo sensacionalismo.

20070511113608-millius

El proyecto contó con el que fue el mayor presupuesto de la compañía hasta ese momento, un millón de dólares, y es la ópera prima de un personaje que estaría llamado a ocupar un papel clave en el cine de acción de los años 70 y 80, John Milius, quien se encargó tanto de la dirección como del guión. Sorprende que dos viejos zorros de la serie B como Nicholson y Arkoff pusieran un presupuesto tan elevado en manos de un mocoso de veintinueve años, pero hay que tener en cuenta que Milius en aquel entonces era uno de los talentos mas precoces del cine americano, cuyo guión original El juez de la horca (The Life and Times of Judge Roy Bean) había sido llevado al cine por John Huston el año anterior[2].

Dillinger 4

La cinta narra las tropelías del mítico John Dillinger y su banda durante la gran depresión, su famosa huida de la cárcel y su posterior persecución y asesinato por parte del no menos mítico agente del FBI Melvin Purvis. Dillinger es prácticamente contemporánea de otras célebres biopics de gángsteres como Bonnie y Clyde (Bonnie & Clyde) de Arthur Penn o Mamá Sangrienta (Bloody Mama) de Roger Corman, aunque poco tiene que ver con las mismas. En Dillinger los personajes no son héroes románticos o una pandilla de degenerados,[3] como en los anteriores títulos, sino seres humanos marcados por su destino. Individualistas, violentos y contradictorios. Auténticos anti-héroes que entroncan con la tradición del western crepuscular y, de hecho, no es casualidad que los protagonistas de la cinta sean precisamente Warren Oates y Ben Johnson, los hermanos Lyle y Tector Gorch del célebre Grupo Salvaje de Sam Peckinpah, título que sin duda influyó a Milius en la preparación del film.

Dillinger 5

Es precisamente la relación entre Dillinger y Purvis y la delgada línea que separa a los héroes de los villanos el eje sobre el que gira la película, siendo en este sentido fundamental el trabajo del tándem protagonista, con Warren Oates interpretando magistralmente a un Dillinger irónico, socarrón y absolutamente narcisista, mientras que Ben Johnson se encarga de dar vida a un Melvin Purvis oscuro y vengativo.

Dillinger 3

Respecto al resultado final y a pesar de tener varios momentos absolutamente brillantes, el espectador se queda con la sensación de que el proyecto pudo ser demasiado ambicioso para la AIP,[4] o que tal vez le vino algo grande a un Milius todavía algo inexperto. El Village Voice en su crítica llegó a señalar que se trataba de “una película de serie B con una ambición de serie A (en lo artístico y en la atmósfera)” y lo cierto es que se queda un poco a medio camino de todo; entre el clasicismo y la modernidad, entre el mainstream y la independencia… y es precisamente esa indefinición la que lastra el resultado final y la que tal vez influyó en que Dillinger fuera recibida fríamente por la crítica y el público americanos[5].

dillinger731

En cualquier caso, no hay que pasar por alto sus numerosos aciertos en materia de ambientación (se rodó en los mismos escenarios del medio oeste en los que Dillinger y sus muchachos desarrollaron su carrera delictiva, y que al parecer apenas habían cambiado en cuarenta años), casting (Oates y Johnson son secundados por Harry Dean Stanton o Richard Dreyfuss), guión o montaje, los cuales hacen de Dillinger no solo una película totalmente disfrutable, sino, de hecho, un clásico menor del cine norteamericano de los setenta.

Dildo Bolson

[YOUTUBE=http://www.youtube.com/watch?v=oX72ZdOJh3o]

[1] Para hacernos una idea, en los años 1972 y 1973 AIP estaba volcada en la producción de blaxploitations como Blacula, Coffy o Hell Up in Harlem. Curiosamente en esos mismos años también produjo algunas cintas de lo que se denominó el nuevo Hollywood, como Sisters de Brian de Palma o  Boxcar Bertha de Martin Scorsese.

[2] Heredero del espíritu indómito de los que fueron sus héroes tras la cámara, John Milius ha desarrollado una de las carreras más bizarras y controvertidas dentro del puñado de cineastas que a finales de los 60 y principios de los 70 formaron el nuevo Hollywood. Titular de un impresionante currículo como director (Conan el bárbaro, Amanecer rojo, El viento y el león o Adiós al rey), guionista (Apocalypse Now, 1941 o Harry el fuerte) e incluso productor ejecutivo (Hardcore, mundo oculto), en los últimos años se ha visto condenado al ostracismo por la industria, lo cual, según el propio Milius, se debe a su condición de republicano confeso y militante.

[3] Para quien no haya visto la cinta el viejo Corman, nos presenta a la banda de Ma Baker como una incestuosa panda de paletos drogadictos y violadores.

[4] Bonnie & Clyde, rodada apenas cinco años antes y con una producción en apariencia mucho más modesta, costó algo más de un millón y medio de dólares.

[5] En la reciente biografía Warren Oates, a Wild Life se indica que de las críticas de los principales periódicos de Estados Unidos ocho fueron negativas, cuatro neutras y únicamente tres positivas. Igualmente, Peter Biskind, en su monumental Moteros tranquilos, toros salvajes indica que la película fue un fracaso.

Published in: on septiembre 3, 2009 at 11:12 am  Comments (21)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2009/09/03/dillinger/trackback/

RSS feed for comments on this post.

21 comentariosDeja un comentario

  1. Aprovechando el reciente estreno de la enésima aproximación del cine norteamericano a la figura de uno de los criminales más famosos de su historia, nuestro buen amigo Rules decidió saltar la barrera y escribir esta reseña del biopic que sobre idéntico personaje realizara John Millius en la década de los 70. Espero que la encontréis tan interesante como yo…

  2. Sí, cierto. Buena nueva adquisición para el equipo de colaboradores. Espero que prosiga aportando textos…

  3. Viene que ni que al pelo esta reseña.
    Por cierto, Michelle Phillips era una de las cantantes del grupo The Mamas and the Papas, junto con Mama Cass, que también haría cine.

  4. “Dillinger” sigue siendo una de las mejores operas primas del cine norteamericano de los 70.Caer en los tópicos de obra fallida o de fracaso no es justo. Es cierto que en el filme hay un contraste de clasicismo y modernidad pero ese aspecto le da gran fuerza a la película (es una opción similar a la adoptada por Coppola en El Padrino). La película posiblemente surgió como exploitation de otros títulos similares de la época pero Milius le dió identidad propia, consiguiendo su mejor obra. Una recomendación para todos es visionar la versión de Max Nosseck del 45 y la última de Michael Mann, ambas excelentes y diferentes, y contrastarlas con la versión de Milius, posiblemente la más fiel a los hechos narrados.

    • No me malinterpretes, yo no digo que sea una obra fallida ni un fracaso, para mi es una pelicula muy especial. Es casi casi la versión “cine negro” de Grupo Salvaje, je, je, je… pero creo que no funciona tan bien como otras grandes pelis de la época. Gracias a todos por vuestro comentarios. Por cierto Jamaa, creo que los dos somos de la ciudad del Pisuerga.

  5. Yo soy un ser un poco despreciable y el hecho de que esté influida por “Grupo salvaje” la verdad es que ha hecho que pase de estar muy interesado a tener ciertas reservas. De todas formas me la apunto, que en “Enemigos públicos” me quedé con ganas de que hiciesen un acercamiento a la figura de Dillinger con otro tono aunque sea una película que ni mucho menos em desagrada.

  6. ¿Y a ti que te ha hecho “Grupo salvaje” si se puede saber? A mi me parece un peliculón como la copa de un pino…

  7. Que me parece una buena pelicula, a ratos muy buena, pero sobrevalorada de narices 😛

    • Ante comentarios de esta índole siempre es interesante conocer qué películas opina el perpetrador que merecen estar con justicia en el limbo de las muy valoradas con motivo. Para saber por dónde van los tiros…

  8. Si tú lo dices… Pero vamos, no comparto tu opinión en absoluto. Es más, la próxima vez que nos veamos quiero que me argumentes tus motivos para afirmar tal infamia. 😛

  9. Pues añado que no soy un amante del western y que mi favorito es “Hasta que llegó su hora”. Y de “Grupo salvaje” me tocan mucho las narices los 20-30 minutos posteriores al comienzo, ese sí excelente.

  10. ¿Y aparte de “Hasta que llegó su hora”? ¿Algún clásico?

  11. ¿Otros que me gusten? Pues me vienen a la mente “Pasión de los fuertes”, “El hombre que mató a Liberty Valance” o “El Dorado” por ejemplo.

  12. Pues tienes buen gusto, jopé…

    • Lo que pasa es que es un criticón. “Grupo salvaje” le parece sobrevalorada, “La mansión de la niebla” no le termina de convencer… solo le falta meterse con Mariano Ozores para terminar de buscarme las cosquillas. 😛 😉

      • En ese caso demostraría mejor gusto aún.

  13. De todas formas el que Dillinger este influenciada por Grupo Salvaje no supone que sea una calcamonía ni mucho menos.

  14. belakarloff Said:

    En ese caso demostraría mejor gusto aún.

    Habló quien pudo. Solo confio en que algún día no muy lejano veas la luz… 😛

  15. Antes me hago monje cisterniense.

    • Será cisterCiense, inculto.

  16. […] realizara John Milius en la que fuera su ópera prima como director de cine, allá en 1973 – https://cerebrin.wordpress.com/2009/09/03/dillinger/ -. Pues bien, hoy nos hacemos eco de la salida en Dvd de esta película de la mano de Tribanda. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: