Il giustiziere del Bronx [tv: Ejecutores del Bronx; vd: El ejecutor del Bronx, 1987]

Título original: Il giustiziere del Bronx

Año: 1987 (Italia)

Director: Vanio Amici [acreditado como Bob Collins]

Productor: Pino Buricchi

Guionistas: Vanio Amici, Piero Regnoli

Fotografía: Sergio Rubini

Música: Paolo Rustichelli

Intérpretes: Gabriele Gori (James), Margie Newton (Margie), Chuck Valenti (Shark), Alex Vitale (Dakar), Woody Strode (Sheriff), Rod Robinson, Bernard Lee, Frank Davis…

Sinopsis: En un futuro próximo, un grupo de androides y humanoides defectuosos son confinados en una reserva en las afueras de Nueva York. Ambos grupos viven en un constante enfrentamiento, por lo que son vigilados por un sheriff que se encarga de controlarlos. Ahora, el viejo sheriff va a retirarse, por lo que un joven policía recién salido de la academia viene a ocupar su lugar…

Cuando parecía que ya nada podría sorprendernos, la industria italiana volvió a superarse a sí misma. No le bastaba con hacer productos clónicos de los éxitos del momento – El exterminador de la carretera de Giuliano Carnimeo –,  crossovers bastardos de las franquicias de moda – Robowar de Bruno Mattei –, ni explotaciones de sus propias explotaciones – toda la saga de Emmanuelle negra –. No. Todavía no estaba todo dicho. Aún le quedaba por alumbrar Il giustiziere del Bronx [tv: Ejecutores del Bronx; vd: El ejecutor del Bronx, 1987].

Por todos los motivos que veremos a continuación no es muy difícil, en efecto, señalar Il giustiziere del Bronx como el peor subproducto manufacturado por el país con forma de bota durante la decadencia de su cine de género; al lado de esto, cintas tan risibles como Strike Commando del citado Mattei o Hermano del espacio de Mario Gariazzo pasan por ser entrañables títulos menores de lo más simpáticos. Sepamos el porqué.

bronx2

Lo primero que hay que indicar de Il giustiziere del Bronx es que su creación surge de un destajista sentido del oportunismo que rivalizaría con el del mismísimo Roger Corman. Ello es debido a que, en realidad, prácticamente la mitad de su metraje es material reciclado de la película post-apocalíptica de Romolo Guerrieri L’ultimo guerriero (1983). Este hecho da pie para que se produzcan circunstancias tan curiosas como el que en su reparto se acredite como reclamo publicitario al fordiano actor de color Woody Stroode – llamado en el film con el apropiado nombre de “el hombre negro” (sic) –, cuando en realidad todos los planos en los que éste aparece son heredados del film de Guerrieri.

bronx1

Teniendo en cuenta esta naturaleza, no debe de sorprender el que su realización recayera en un montador que, de esta forma, desempeñaba su única película hasta la fecha en el cargo de director, Vanio Amici, quien, no contento con el saqueo al que había sometido a L’ultimo guerriero, aprovechó para hacer lo propio con el nombre con el que firmó la obra, Bob Collins, uno de los seudónimos anglosajones utilizados habitualmente por Umberto Lenzi, cineasta con el que Amici había trabajo con anterioridad en varias ocasiones.

Lo mismo ocurre con su título, el cual trata de conectarse sin demasiados disimulos al exitoso (o así) díptico post-apocalíptico de Enzo G. Castellari formado por 1990: Los guerreros del Bronx (1990: I guerrieri del Bronx, 1982) y Fuga del Bronx (Fuga dal Bronx, 1983) – algo que, por otra parte, ya había hecho antes Joe D’Amato con Bronx, lucha final (Endgame – Bronx: Lotta Finale, 1983) –. Más curioso resulta el nombre con el que fue rebautizada para su distribución en los Estados Unidos, Bronx Executioner, en clara referencia a L’ultimo guerriero, puesto que esta película había sido estrenada en Norteamérica como The Final Executioner.

bronx5

Sin embargo, pese a todos estos referentes, Il giustiziere del Bronx no es una cinta de temática post-apocalíptica (o, al menos, no en su sentido estricto), sino que en un alarde de originalidad, posiblemente el único de todo el film, ésta se sitúa en un futuro cercano en la ciudad de Nueva York, en cuyas afueras conviven irreconciliables grupúsculos de androides y humanoides defectuosos (sic), vigilados por una especie de sheriff.

bronx4

No obstante, todo esto no es más que un pretexto en el que apoyar la confusa narración de la cinta. Y no solo porque su trama sea prácticamente invisible y se vaya contradiciendo según avanza: es que todo lo que va apareciendo en pantalla no tiene la más mínima lógica. Por ejemplo, ¿cómo es que si los androides y los humanoides necesitan de las provisiones alimenticias que les manda el gobierno, no tienen los mismos problemas para surtirse de vehículos y carburante? ¿Por qué teniendo automóviles con los que desplazarse ninguna de las dos tribus ha pensado en dirigirse a la ciudad para dejar de pasar penurias?

Y es que antes que en dotar de algo de lógica al conjunto, Vanio Amici se muestra más preocupado con ir alargando el metraje de cualquier modo para alcanzar una duración estándar. Aunque sea a través de escenas en las que los planos y los contraplanos no guardan ni la misma iluminación ni el mismo tipo de fotografía. Aunque sea abusando de diálogos en los que se explica lo que no se ve. Aunque sea alargando secuencias más allá de lo permisible. Aunque sea repitiendo el mismo plano hasta media docena de veces dentro de la misma escena.

bronx3

Pero, pese a ello, Amici no se olvida de pagar su peaje a ciertas constantes de este tipo de cine trasalpino. No faltan por tanto escenas escabrosas – una fugaz violación en la que ni violador ni violada se quitan siquiera los pantalones –, desnudos gratuitos – en los que, gracias al reciclaje de imágenes, podemos apreciar en una misma secuencia cómo se desarrollaron los pechos de Margie Newton entre el rodaje L’ultimo guerriero y el film que nos ocupa, siendo esta actriz fue la única miembro del reparto que repitió en ambas –, ni los típicos detalles de mimetismo con respecto a títulos populares, como ese robot interpretado por el corpulento Alex Vitale que anhela el haber nacido humano, cual replicante de Blade Runner. Claro que esa es otra. Porque a pesar de su supuesta naturaleza robótica, los androides y humanoides de la película (por cierto, ¿alguien sabe cuáles son las diferencias entre ambos?) se comportan y sienten como personas normales y corrientes, salvo por una sexualidad bastante desarrollada.

En fin, por todo esto y mucho más, lo mejor es mantenerse alejado de Il giustiziere del Bronx; nuestra salud mental nos lo agradecerá.

José Luis Salvador Estébenez

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2009/09/28/il-giustiziere-del-bronx-tv-ejecutores-del-bronx-vd-el-ejecutor-del-bronx-1987/trackback/

RSS feed for comments on this post.

7 comentariosDeja un comentario

  1. A partir de esta semana abandonamos temporalmente nuestro sub-dossier dedicado al cine post-apocalíptico italiano, y proseguimos con el de ciencia ficción a secas. Con todos vosotros… “Ejecutores del Bronx”.

  2. Coño! ¿Tan mala es? Jajaja! Aunque bueno, mi salud mental ya está un poco pa’lla. No sé si atreverme… 😛
    Bueno haber que tal este nuevo dossier dedicado a la ciencia ficción “a secas” (¿sin italiano?), que tiene pinta de ser muy interesante. Yo ya sabes que tomo buena nota… 😉

    • Es ciencia-ficción italiana. Lo de a secas es porque de momento, hasta que consiga dos o tres que tengo localizadas para finiquitar el tema, las post-apocalípticas (que era un sub-dossier) las dejamos descansar de momento. Además, que me va a venir bien, que cuando cojo el coche y pillo una carretera solitaria voy acojonado. 😛

  3. Juan P. Rodriguez Said:
    Coño! ¿Tan mala es? Jajaja!

    Y eso que cerebrin suele ser muy benévolo…

  4. esas peliculas tipo nemesis , se acuerdan , o esas donde hay cyborg mitad robots o parte makina con brazos de ballestas o de morteros etc. serian apocalipticas?

  5. Hola Claudio

    El ser o no post-apocalípticas no depende tanto de que los personajes sean futuristas como el contexto en el que se ubicaa la historia. Es decir, para que una peli sea post-apocalíptica su trama debe de desarrollarse en un momento en que la Tierra haya sido prácticamente arrasada por una catástrofe de cualquer tipo (natural, nuclear…) Por ejemplo, “Mad Max” no es, en principio, una película de temática post-apocalíptica, y sin embargo sus dos secuelas sí. Si las conoces, te darás cuenta que el único cambio significativo entre una y otras esta en la ambientación de la historia, ¿verdad?

    En fin, espero haberte aclarado tus dudas. Si no, no te cortes en preguntar. 😉

  6. […] realizando una jugada muy similar en el que hasta la fecha es su único crédito como director, Il giustiziere del Bronx [tv: Ejecutores del Bronx; vd: El ejecutor del Bronx, 1987], en la que utilizo como base la cinta de Romolo Guerrieri L’ultimo guerriero […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: