Mil gritos tiene la noche

Título original: Mil gritos tiene la noche / Pieces

Año: 1982 (España, Estados Unidos, Puerto Rico)

Director: Juan Piquer Simón

Productores: Steve Minasian, Dick Randall

Guionistas: Dick Randall, Joe D’Amato [Aristide Massaccesi] [acreditado como John Shadow], Juan Piquer Simón

Fotografía: Juan Mariné

Música: Librado Pastor

Intérpretes: Christopher George (Teniente Bracken), Lynda Day George (Mary Riggs), Frank Braña (Sargento Holden), Edmund Purdom (Decano), Ian Sera (Kendall James), Paul L. Smith (Willard), Jack Taylor (Profesor Arthur Brown), Gérard Tichy (Dr. Jennings), May Heatherly (Sra. Reston), Hilda Fuchs (Grace, la secretaria del decano), Isabel Luque (Sylvia Costa), Roxana Nieto, Cristina Cottrelli, Leticia Marfil, Silvia Gambino, Carmen Aguado, Paco Alvez, Alejandro de Enciso, Carlos H. Aztarán, Emilio Linder, Víctor Iregua, Mario De Barros, Nicholas A. Burd, Alejandro Hernández, Pilar Alcón…

Sinopsis: En una Universidad de los Estados Unidos, una chica es asesinada y su cadáver aparece sin cabeza. Al poco tiempo, otra muchacha es asesinada en la piscina de la Universidad y su cuerpo destrozado. La policía decide poner una mujer-policía en la Universidad, camuflada como profesora de tenis. Posteriormente, una periodista que investiga las muertes es también asesinada, y aparecen otros dos cadáveres de jóvenes horriblemente mutiladas…

Con Mil gritos tiene la noche / Pieces (1982), Juan Piquer Simón se apartaba transitoriamente de los terrenos de la fantasía juvenil por los que hasta entonces había discurrido su carrera para adentrarse en los márgenes del terror puro y duro. Dicha oportunidad se le presentaría de la mano del productor norteamericano Steve Minasian, quien tras el inesperado taquillazo con el que se había saldado su película Viernes 13 (Friday the 13th, 1980), buscaba un nuevo proyecto de idénticas características con el que seguir explotando el filón descubierto.

Nacido pues como un producto derivativo del film de Sean S. Cunningham, condición esta que en ningún momento esconde – tras el encuentro sexual del personaje de Ian Sera con una compañera de la Universidad, se puede ver colgado en la habitación un póster de la película original de tan recurrente franquicia -, Mil gritos tiene la noche se inscribe dentro del por entonces floreciente splatter, con sus desnudos gratuitos y sus sanguinolentos crímenes, tomando a su vez diversos elementos sacados de dos ilustres precedentes de este estilo: La matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre, 1974) de Tobe Hopper – cf. al igual que Leatherface, el psycho-killer de Piquer Simón utiliza principalmente una motosierra para llevar a cabo sus tropelías -, y La noche de Halloween (Halloween, 1978) de John Carpenter – cf. el prólogo en el que se presentan los hechos desencadenantes de la naturaleza homicida del psicópata acontecidos en su infancia -.

Sin embargo, a pesar de estos claros e innegables referentes, y dejando a un lado las muchas similitudes que guarda con la ópera prima de Chicho Ibáñez Serrador La Residencia (1969), el andamiaje tanto estético como argumental sobre el que está construida la cinta abraza de forma clara, consciente o inconscientemente – su director reconocería no haber visto ningún slasher antes de filmarla –, los postulados del giallo italiano, circunstancia esta a la que probablemente tampoco sería ajeno el hecho de que uno de sus guionistas fuera el trasalpino Joe D’Amato. Así, no son pocos los rasgos característicos de esta corriente que se dan cita a lo largo de su metraje, como puede ser una trama sustentada en base a una intriga policíaca con su consecuente baile de sospechosos, el aspecto enguantado y enmascarado que luce su homicida (el cual a su vez está inspirado en el personaje pulp La Sombra), las motivaciones de índole sexual subyacentes en los actos de éste, o la planificación de alguno de los diferentes crímenes, en especial el de la periodista interpretada por Isabel Luque, en el que la influencia del cine de Dario Argento, planos prestados incluidos, se hace patente.

Precisamente, es en este último punto donde radica la verdadera razón de ser de Mil gritos tiene la noche. Y es que tal vez consciente del escaso interés que podía despertar la trasnochada historia que tenía entre manos, su realizador confió todo el posible potencial de la cinta en la salvaje explicitud de la puesta en escena de sus crímenes, apoyándose para ello en unos competentes efectos especiales a cargo de Basilio Cortijo, galardonados con todo merecimiento en el Festival de Cine de París. No solo eso, sino que gracias a su distanciamiento y exageración – Piquer Simón ha repetido en múltiples ocasiones cómo el rodaje se fue improvisando sobre la marcha, añadiendo todas las barbaridades que se les iban ocurriendo al equipo -, lo que en un principio pudiera antojarse como un film de lo más ridículo acaba por despertar la complicidad y simpatía del público familiarizado con esta clase de propuestas, quién sabe si contagiado por el patente ambiente distendido en el que se llevó a cabo su filmación (1).

Piquer Simón en un cameo como fotógrafo de la policía.

Piquer Simón en un cameo como fotógrafo de la policía.

De este modo, poco importan que las interpretaciones sean sobreactuadas, que su guión suponga un puro disparate – cf. el teniente de policía que por las buenas toma como colaborador de la investigación a uno de los alumnos sospechoso de los asesinatos -, o que la inclusión de según qué escenas no tengan ni pies ni cabeza – cf. la aparición del profesor de kárate, el plano final… -. Lo que realmente se agradece es la total desinhibición que la cinta demuestra a la hora de intentar epatar a toda costa al espectador, ya sea por la crudeza de sus muertes, la sublimación de sus posibles defectos o el sarcasmo con el que son despachadas ciertas convenciones genéricas – cf. el plano con todos los sospechosos juntos con rostro avieso o la persecución de la bailarina por entre los largos pasillos de la Universidad; mientras ella corre, el psicópata la sigue a paso normal, lo que no será impedimento para que éste acabe por adelantarla -. No en vano, por encima de cualquier consideración crítica, Mil gritos tiene la noche constituye un gratificante divertimento digno de ser paladeado en la compañía adecuada,  siempre y cuando seamos capaces de entrar en su juego y no buscar lógica donde no la hay ni se pretende.

José Luis Salvador Estébenez

(1) O no tanto, ya que según parece Juan Piquer Simón y uno de los protagonistas, el británico Edmund Purdom, tuvieron varios encontronazos. Finalmente, las cosas se solucionarían pacíficamente e incluso años después ambos volverían a reencontrarse en La grieta / The Rift (1990).

Published in: on octubre 9, 2009 at 11:55 am  Comments (36)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2009/10/09/mil-gritos-tiene-la-noche/trackback/

RSS feed for comments on this post.

36 comentariosDeja un comentario

  1. Terminamos la semana con nuestra habitual entrega dedicada al dossier de Edmund Purdom. Este viernes tenemos la divertida “Mil gritos tiene la noche”, considerado uno de los mejores slasher nacionales, si bien para quien esto escribe no deje de ser uno de los títulos más discretos de su director, el valenciano Juan Piquer Simón. Espero que la disfrutéis.

  2. El mayor logro de esta peli es monetario, sin duda. Logró estrenarse por ahí y ganar algún dinerillo aun siendo material de derribo y, como bien dices, trasnochado. En España, éxito moderado, con algo más de 300.000 espectadores. No está mal para una peli baratísima que tiene una mitad improvisada y la otra mitad bordea el absurdo… Y sí, se deja ver para los que quieran “entrar en su juego”, sólo que me temo que no medimos todas las pelis con el mismo rasero, eh? 😉 (Bueno, yo tampoco lo hago).

  3. Pues si lo procuro pero adecuándome a las circunstancías que rodean a cada película, que creo que es lo que debería de hacer todo el mundo antes de ponerse a juzgar a la ligera. ¿Tu mides por el mismo rasero una película de Ken Loach que una de Manuel Esteba? No, ¿verdad?

    De todos modos, ¿lo dices por algún caso en especial? Si es por lo que yo me pienso, para mí no es lo mismo una película que es consciente de sus limitaciones y trata de aprovecharlas en su favor, aunque no por ello deja de descuidar otros elementos, ergo esta peli y sus muertes, respectivamente, que otra que, o bien todo su discurso se sustenta en estar hecha mal aposta para hacer gracia (e imagino que sabes a que y quien me refiero… y no es Tarantino), que sea mala pero encima tenga pretenciones (las peores), o que los fans o “especialistas” del director me traten de justificar que esa desídia es digna de alabar e hiciera a la película estar libre de pecado.

    Y antes que me lo digas te lo digo yo, aunque sea mentira: sí, me tomo el cine demasiado en serio. 😛 (a ver si me entero de como ponerte un icóno enseñándote el culo o algo parecido)

  4. Uy, qué tensa veo la cosa.
    Piquer Simón dijo que era su peli más taquillera, estuvo en el número uno del box office americano e incluso la he visto homenajeada en alguna otra peli (su cartel colgado en la habitación de un serial killer)
    En el reparto está Silvia Gambino, sí, la de Escenas de matrimonio, pero nunca he conseguido reconocerla y también Isabel Luque, intimísima de Norma Duval.
    En la famosa secuencia del vestuario se dice que el cuerpo que parten en dos es el de un cochino!

    • Yo también me estuve fijando en Silvia Gambino y, pese a que no la reconocí del todo (cosa que si hice en “Cuando Almanzor perdió el tambor, en la que sale en otro papel anecdótico y totalmente desnuda), creo que es una de las bailarinas…

      Y la cosa no esta tensa, hombre de Dios. Más al contrario…

  5. Oche, cerebrin, tómate algo, tío! Sólo quería dejar un comment para animar un poco el temilla, pero no veas… Hala, buen finde y calma, hombre. 😉

    • ¿Escribo todo ese tochazo para que solo me pongas tres líneas mandándome “a tomar algo”? No hay quien discuta contigo, tío. 😛 😉

      • Tío, es que me has asustado, me he pensado que si llego a estar cerca, me agarras las pelotas como en la foto de más arriba.

        Ahora en serio, este blog no suele “disculpar” o absolver a las películas por lo absurdas o desaliñadas que puedan ser. Yo me pensaba que esa corriente de “so bad it’s good” pertenecía a otro tipo de espectador que a los puristas (permíteme subrayarlo… PURISTAS, ja, ja) os jode bastante. Pero ya veo que si es Piquer quien dirige, todo está bien. Nada, tomo nota para no volver a picar a vuesa merced.

        Yo soy el primero que aplica el rasero que le viene en gana, léete mi comment de nuevo…

        Tú sigue dándome cera, que te voy a tergiversar todo lo que pueda hasta que te canses 😉

  6. La verdad es que este es un tema complicado. Sobre todo para los que sentimos atracción hacia ciertas pelis. Yo creo que todas las películas tienen un valor intrinsecuo ajeno a sus valores cinematográficos que viene marcado por el contexto en el que se produjo.

  7. Rules, pienso igual que tú. Yo también he tenido que defender ante cerebrin películas que me gustaban por diversos valores aparte de los cinematográficos, y no veas cómo reparte el tío cuando quiere 🙂

  8. Pero cuanta manipulación y transgiversación junta. ¡En vez de Campeche te tenías que haber puesto Pinocho o Urdaci!

    ¿Cuando has tenido que defender delante mía alguna peli? ¿Alguna vez te he dicho algo sobre tu fanatismo por cierto director que sabes que no comparto? Es más, nunca he objetado nada a que “esos otros valores aparte de los cinematográficos” sean en este caso solo porque salen mujeres desnudas. Que por cierto, ni que nunca hubieras visto una, hijo mio.

    Ah, y creo que te equivocas… como siempre. El violento era un ex-amigo común de ambos, no yo. 😛

    En cuanto al anterior mensaje, como si no lo hubiera leído. En vez de picarme como era tu intención, me ha hecho reir muchísimo…

    Pd.: Te reto publicamente a que me busques una crítica en la que defenestre a una peli por los MISMOS motivos por los que ensalzo a la de Piquer Simón. O mejor aún, te reto a un Versus sobre una peli que me guste a mí y te parezca una full a tí o viceversa. Venga, valiente, que no se diga. 😛

  9. Esta peli es una auténtica pieza de culto en todo el mundo y, sobre todo, entre el público anglosajón, con admiradores acérrimos de la talla de Eli Roth o Edgar Wright: en zona 1 cuenta con una edición de 2 discos lanzada por Grindhouse Releasing, empresa que dirige el hijo de Stallone y en la que Tarantino también mete mano.

    A ver si le echo un vistacillo, que la tengo pendiente en el disco duro desde hace demasiado tiempo… le he echado un vistazo al principio y me parece acojonante: seguro que a partir de ahí la peli va para abajo 🙂

  10. Marvin Said:

    en zona 1 cuenta con una edición de 2 discos lanzada por Grindhouse Releasing, empresa que dirige el hijo de Stallone y en la que Tarantino también mete mano.

    Esa edición la tengo pendiente de envío por parte de DvdPacific. Según parece, incluye el audio en castellano como rareza, ya que tiene una diferente banda sonora que la versión original inglesa… Además, en el segundo disco viene una entrevista con Piquer Simón.

  11. Y aquí la sacó Filmax de mala manera, y gracias: no tengo yo ganas ni nada de empezar a comprar en zona 1, lo que pasa es que no me atrevo a dar el paso porque le tengo echado el ojo a demasiadas cosas, y seguro que me entusiasmo más de la cuenta 🙂

    Pero es algo a lo que acabaré sucumbiendo tarde o temprano.

    • Te comprendo. Pero ya verás que cambio de precios y de calidad con respecto a lo de aquí, salvo honrosas excepciones como Tribanda, Versus y poco más. Y más, teniendo en cuenta que este tipo de cine en nuestro país está muy maltratado, cuando en Estados Unidos pasa todo lo contrario. Por ejemplo, junto con ésta me he pedido “El destripador de Nueva York” de Fulci con subtítulos en castellano, una inconfesable de Bianchi Montero, y la nueva edición de “La orgía de los muertos”, que aunque lleve audio en inglés, sus extras son en castellano y de regalo viene una desconocida joya de nuestro fantástico como “La llamada” de Javier Setó. Todo ello con gastos incluídos no ha llegado ni a los 40 pavos.

      • ¡¡No me tientes!! ¿La de Fulci te la has pillado en DVD o en Blu-ray, que también cuenta con subtítulos en castellano y está bien de precio?

        Es exactamente como tú dices: aquí en España, ¿cuando vamos a ver, por ejemplo, una peli de Fulci editada en Blu-ray? Pues NUNCA.

        Y aunque te la bajes de la mula, a la hora de ver una peli siempre acabas dándole prioridad a los DVDs originales, y las otras raramente las ves: por lo menos ése es mi caso.

  12. huy huy, por mí que se diga. Yo con tocar las narices me conformo, no te acostumbres a hacerme trabajar tanto.
    Los ejemplos que pides te los pasaré por mail.
    En las películas que más defiendo de cierto director, de quien por cierto no defiendo todo lo que ha hecho, apenas sale una lola, torpedo.

  13. Sí, claro, ahora disimula. 😛

    Pd.: Cobarde… 😛 😉

  14. Madre mía lo que se ha montado. Está claro que lo que vende es la polémica.
    La película no es nada del otro mundo, lo que mola son los asesinatos, porque desde mi punto de vista, el personaje del chico encarnado por Ian Sera la echa a perder, por muy divo del director que fuera- recordemos que hizo varios filmes a sus órdenes, incluyendo Misterio en la isla de los monstruos- quizá fuera porque sabía inglés, como Concha Cuetos y tantos otros que hicieron su carrera en la época en las coproducciones porque sabían el idioma de Shakespeare.

  15. sucettepuke Said:

    Madre mía lo que se ha montado.

    Hijo mio, cualquiera que te oiga parece que nos hubiéramos pegado o nos hubiéramos llamado de todo. Es un pique sano, que los dos nos conocemos mucho y ya sabemos de que pie cojeamos ambos. 😉

  16. Qué raro se me hace que no hayas hecho ninguna alusión al proyecto de secuela que tuvo Piquer Simón y para el que dijo hasta haber rodado alguna escena tan bestia que no consiguió que nadie pusiera pasta 😛

    De ésta yo sigo impactado por su delirante desenlace.

    • Es que hablar de proyectos frustados de Piquer Simón sería no parar. Lo que no sabía es que hubiera llegado a rodar escenas. A ver si me pasas el famoso recorte… 😉

  17. Pues la verdad es que nunca he sido un gran seguidor de Juan Piquer Simon, aunque si bien es verdad, que lo poco que he visto de él me ha parecido al menos simpático.
    Pero… ¡joder! ya se me ha olvidado lo que te quería poner. Bueno…
    En fin, continuando más o menos con los comentarios de esta entrada, creo que estás películas se deben ver sin ningún tipo de pretensiones y por lo tanto, deben verse desde otro enfoque. Como bien dice cerebrin, no es lo mismo ver una película de Jim Jarmusch que una de Chano Urueta, y claro, si se mira desde un prisma diferente, ambos nos han regalado obras maestras (al menos para mi claro).
    Vamos que supongo que todos estamos de acuerdo en que se puede disfrutar de todo tipo de cine. ¿O no?
    Saludos Cerebrin, me alegro de ver que sigues creando debate.
    ¡¡Viva Tarantino!!

  18. Pues lo que dice Juan en el último comentario. De la misma manera que me encanta el Kentuky friend chicken pero eso no quita pra que cuando quiera quedr bien con mi chica me la lleve a un restraurant de “qualité” XD

    Muy buena reseña, por cierto.

  19. Marvin Said:

    ¡¡No me tientes!! ¿La de Fulci te la has pillado en DVD o en Blu-ray, que también cuenta con subtítulos en castellano y está bien de precio?

    La he pillado en Dvd. Por el momento aún no me he pasado al Blu-ray.

  20. Hostia cerebrin, tú que me conoces, échame un capote, que no me expresé bien y ahora parece que sólo me gustan las pelis de Tarkovsky…
    Me está bien por intentar tocarte las narices 😉

  21. cerebrin Said:
    Es que hablar de proyectos frustados de Piquer Simón sería no parar.

    ¿Y UN ARTICULILLO SOBRE EL TEMA?

    • No es mala idea, aunque creo que ya la barajamos hace tiempo en Pasadizo, no se si centrada en Piquer Simón en particular, o en el cine fantástico español en general. El único impedimento es la falta de tiempo. Aunque bueno, si ocurre lo que tu ya sabes, no sería mala idea para dar continuidad con contenidos más ligeros…

  22. […] está de luto. Juan Piquer Simón, el responsable de títulos tan populares y entrañables como Mil gritos tiene la noche (1982), Slugs, muerte viscosa (1987) o La grieta (1989), fallecía el pasado viernes en su Valencia […]

  23. […] cine de “súper-héroes extraterrestres” con Supersonic Man (exploit de Superman), el slasher Mil gritos tiene la noche (film que tuvo una acogida comercial envidiable en el extranjero, especialmente en Estados Unidos) […]

  24. […] sesión organizada por “El buque maldito”. Con motivo de su treinta aniversario, se proyectará Mil gritos tiene la noche (1982) de Juan Piquer Simón, en una sesión que contará con la presencia de una de las […]

  25. La vi hace poco y me encantó…y eso que no soy aficionado al género…tiene un no se qué especial esta peli…

  26. […] estrellas en obras tan memorables de nuestro cine fantástico como La noche del terror ciego, Mil gritos tiene la noche, Último deseo o Gritos en la noche, […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: