Black Christmas [vd/tv: Navidades negras]

Título original: Black Christmas

Año: 1974 (Canadá)

Director: Bob Clark

Productor: Bob Clark

Guionista: Roy Moore

Fotografía: Reginald Morris

Música: Carl Zittrer

Intérpretes: Olivia Hussey (Jessica Bradford), Keir Dullea (Peter Smythe), Margot Kidder (Barbie Coard), Andrea Martin (Phyllis Carlson), John Saxon (teniente Kenneth Fuller), Marian Waldman (señora Mac), Art Hindle (Chris Hayden), Lynne Griffin, James Edmond, Doug McGrath, Michael Rapport, Leslie Carlson, Martha Gibson, John Rutter…

Sinopsis: Es Navidad. En una residencia para muchachas celebran las fiestas, cuando, de improviso, un psicópata se cuela en el caserón y mata a una de las chicas. El cadáver no es descubierto y pronto comienzan a echarla de menos…

Cuando Bob Clark facturó a mediados de los 70 este excelente film, no imaginó que inauguraba sin pretenderlo el slasher, una de las corrientes más seguidas y desarrolladas en las siguientes décadas. Como hizo Mario Bava en Seis mujeres para el asesino, Clark y su guionista Roy Moore, pusieron las pautas de un subgénero que murió de forma prematura nada más nacer, inconscientes sus seguidores que en este film seminal estaban ya prefigurados, desarrollados y agotados todos los elementos que distinguen este tipo de películas. Salvo contadas excepciones, la camada generada optará por explicitar todo lo que Bob Clark evitó hacer, agrandando así los defectos que el cineasta canadiense escondió con su pulcra escritura fílmica (remakes incluidos).

Black Christmas no es un filme de terror. Es una película de suspense, un thriller para entendernos, donde hay un excelente dominio del tempo narrativo. Las dosificadas muertes, el juego de falsos asesinos, la delimitación de los espacios, la ocultación consciente del rostro/identidad del asesino, la simpática galería de personajes, su excelente ambientación e incluso la incredulidad general ante los hechos acaecidos son aspectos que realzan a este maravilloso clásico y lo distinguen de sus obtusos seguidores. Además, Clark se permite un juego perversamente metalingüistico, heredado de Hitchcock, Powell y Bava, ofreciendo el ambivalente juego de puntos de vista, donde víctima y asesino se confunden en muchos casos, ocasionando así la sensación constante de inestabilidad y miedo en el espectador. Su ambientación navideña le otorga insólitamente un aspecto de fabula fantasmagórica que la relaciona desde su postmodernidad con las tradicionales ghost story relatadas en dicha época.

La absurda polémica sobre la palpable influencia que Black Christmas tuvo sobre el Halloween de John Carpenter carece de todo valor al visionar la obra de Clark. Ambos cineastas juegan en la misma división y parten de idénticas fuentes (Psicosis, el giallo italiano…) salvo que Carpenter imprimió a su celebrada obra un nivel de abstracción ausente en Black Christmas, especialmente en todo lo referente a la naturaleza del asesino. El resto de aspectos utilizados en el debut de Michael Myers ya estaban en el seminal filme de Clark. Ambas películas son las cimas inalcanzables del slasher.

Black Christmas costó algo más de 600.000 dólares, tuvo un rodaje de 8 semanas y contó en su reparto con actores y actrices que sorprenden verles en un filme de estas características. No obstante, algunos de los actores previstos (Malcolm McDowell, Bette Davis, Edmund O´Brien) se cayeron del reparto por diversas razones. La película se estrenó inicialmente en USA con el título Silent Night, Evil Night para evitar que fuese confundida con una blaxploitation; sin embargo, los pobres resultados en taquilla hicieron que se recuperase el ingenioso título original.

Fernando Rodríguez Tapia

7 comentarios en “Black Christmas [vd/tv: Navidades negras]

  1. Hace mucho que la vi, aunque no me pareció tan buena como la pone la crítica…

    Me gusta la idea de reseñar estas pelis “navideñas”… 🙂

  2. Me encanta Margot Kidder en esta peli, y Olivia Hussey debería haber hecho más como scream queen. Por cierto, la captura de Kidder ensangrentada es un poco aguafiestas para quien no la haya visto, ¿no?

  3. Buenas!

    Acabo de terminar de ver la peli, y no me ha quedado clara una cosa.

    ¿Al final el asesino quién es? Lo que se ve a simple vista es que es el novio de Jess (la que se queda preñada), pero al final dan a entender que no era él o que actuaba con un cómplice.

    Si me lo aclararas me harías un gran favor.

    Muchísimas gracias!!!

  4. Para mi gusto, casi obra maestra que mejora con cada revisión. Esta última vez me llamó la atención la referencia a “Shock” de Mark Robson, sobre guion del maestro Larry Cohen. Toda la subtrama para despistar del aborto y la reacción desaforada del padre frustrado es casi un calco/homenaje/engañifa, con tarareo en un par de ocasiones de la rima infantil “Daddy’s Gone-A-Hunting” que daba título original a la película de Robson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s