Totò nella Luna

Título original: Totò nella Luna

Año: 1958 (Italia)

Director: Steno [Stefano Vanzina]

Productor: Mario Cecchi Gori

Guionistas: Stefano Vanzina [Steno], Lucio Fulci

Fotografía: Marco Scarpelli

Música: Alexandre Derevitsky

Intérpretes: Totò (Pasquale Belafronte), Sylva Koscina (Lidia), Ugo Tognazzi (Achille Paoloni), Sandra Milo (Tatiana), Luciano Salce (Von Braut), Richard McNamara (Campbell), Agostino Salvietti (Administrador), Renato Tontini (Vladimiro), Jim Dolen (O’Connor), Giacomo Furia (Santoni), Anna Maria Di Giulio (Modelo fotográfica), Francesco Mulé (Guardia), Marco Tulli, Salvo Libassi, Ignazio Leone (Policía), Lamberto Antinori…

Sinopsis: Achille Paoloni trabaja como botones en la redacción de una revista para adultos. En sus ratos libres ha escrito una novela de ciencia ficción con la que espera conocer el éxito, pero lo que no sabe es que él mismo será el protagonista de una historia de este tipo cuando unos científicos estadounidenses descubran que en su sangre se encuentra una sustancia llamada “glumonio” que le convierte en el candidato perfecto para pilotar la primera misión humana con destino a la Luna.

Que Italia ha sido tradicionalmente cuna de grandes cómicos no es ningún secreto. Alberto Sordi, Vittorio Gassman, Nino Manfredi o el más actual Roberto Benigni, son solo unos pocos ejemplos de este inagotable vivero de talentos. Sin embargo, si hay un nombre que sobresalga de entre esta interminable nómina de genios del humor, este no es otro que el de Antonio De Curtis, más conocido popularmente como Totò. Y es que resulta difícil encontrar, ya no solo en Italia sino en el resto del mundo, un artista que haya alcanzado un nivel de aceptación social y consideración como el que el napolitano consiguió en su país de origen, hasta el punto de gozar en la actualidad de un estatus solo comparable al de las grandes leyendas del género como Charles Chaplin, Buster Keaton o Harold Lloyd. No solo eso, sino que además su legado e influencia es fácilmente reconocible en todas y cada una de las posteriores generaciones de cómicos que han surgido tras él del otro lado de los Alpes hasta nuestros días.

A pesar de que simultaneara con gran tino otras disciplinas como el teatro o la televisión, fue el cine el medio al que el también llamado “Príncipe de la risa” debió buena parte de su fama. Muestra de ello ed una amplia filmografía formada en su totalidad por casi un centenar de títulos rodados a lo largo de cuatro décadas, la mayoría de los cuales fueron proyectados como vehículos para su lucimiento artístico. Por lo general, este tipo de cintas solían estar sujetas a un mismo patrón común: argumentalmente sus tramas pivotaban en torno a la satirización de ciertos rasgos de la coyuntura social de la época y/o de films y corrientes cinematográficas de actualidad, en tanto que estilísticamente se trataban de comedias de enredo construidas en torno a los equívocos y los malentendidos lingüísticos.

Un ejemplo de esta fórmula como otro cualquiera lo tenemos en Totó nella Luna (1958), película en la que el veterano comediante compartió protagonismo con uno de sus alumnos más aventajados, una por entonces joven promesa que había comenzado su carrera como actor imitándole; su nombre: Ugo Tognazzi. Como ya desde su título se deja entrever, el argumento de la cinta hunde sus raíces en la carrera espacial que por aquellos años mantenían Estados Unidos y la Unión Soviética con el objetivo de llegar primero a nuestro astro hermano[1]. En él, aparte de las consabidas alusiones a la política de bloques tan típica de la Guerra Fría, representada por los intentos de norteamericanos y alemanes orientales por hacerse con los servicios de uno de los personajes principales debido a las singulares características de su organismo, no faltan tampoco las referencias a films coetáneos de ciencia ficción, y más concretamente a la magistral y por entonces reciente película de Don Siegel La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1956), con la presencia de unas vainas gigantes con las que son duplicados los cuerpos del dúo protagonista.

Es en relación con este último punto donde radica el mayor interés que ofrece el film en cuestión. Estrenado pocos meses después que la que oficialmente está considerada como la primera película italiana de ciencia ficción, La morte viene dallo spazio (1958) de Paolo Heusch, Totó nella Luna ofrece un testimonio muy aproximado de lo que debía de ser la situación del género en la Italia de finales de la década de los cincuenta por medio del personaje interpretado por Tognazzi, un botones de un magazine para adultos que dedica sus ratos libres a escribir una novela de ciencia ficción que espera vea la luz en la cabecera en la cual trabaja. Empero, debido a las constantes negativas y menosprecios de su jefe por publicarle un trabajo cuya temática cree no interesar a sus lectores, el joven sueña con que sea una editorial norteamericana la que se fije en su obra y le saque del anonimato. Curiosamente, una situación muy parecida a la que sucedería años después en la industria cinematográfica trasalpina, cuando uno de los pioneros del género, Antonio Margheriti[2], fuera contratado por una productora estadounidense para rodar cuatro películas del género destinadas a las televisiones de aquel país.

En este mismo sentido son de valorar otros detalles costumbristas desperdigados a lo largo del metraje que ilustran con diáfana claridad ciertos aspectos de la mentalidad italiana, extensibles a la de otros países de la zona mediterránea como, sin ir más lejos, el nuestro. Me refiero a aquella escena en la que el editor de la revista que interpreta Totò rebautiza a su modelo nativa con un nombre extranjero para dotarla de un mayor exotismo, práctica esta que no tardaría en convertirse de lo más habitual en el mundo del cine por motivos que Riccardo Freda resumiría a la perfección cuando a la pregunta del motivo por el que firmaba sus películas fantásticas bajo un seudónimo anglosajón contestara que de hacerlo con el suyo auténtico nadie iría a verlas.

Más allá de lo ya apuntado poco hay de destacar de una película cuyos resultados se encuentran más o menos en sintonía con lo que sería esperable dada su naturaleza y sus escasas ambiciones. Si bien es cierto que el conjunto adolece de cierta falta de ritmo derivada de su evidente exceso de verborrea, no menos cierto es que estas deficiencias narrativas se ven en buena parte compensadas por otros aciertos tales como la lograda escena que sirve de fondo a sus títulos de crédito, en especial por el brillante monólogo acerca del progreso que Totò desarrolla en ella; la simpática, surrealista e imaginativa forma de solventar la apariencia de los alienígenas, apenas dos círculos a modo de ojos dibujados sobre la imagen; o, por último, por una inusual carga erótica cuanto menos sorprendente habida cuenta de su fecha de rodaje y del estilo de comedia blanca en el que se inscribe, potenciada por el concurso de dos actrices del magnetismo de Sylva Koscina y, sobre todo, una descocada Sandra Milo.

José Luis Salvador Estébenez

[1] Es de recalcar la multitud de puntos en común de todo tipo que el film que nos ocupa guarda con otra comedia trasalpina realizada por aquellos años, la posterior Dos cosmonautas a la fuerza / 002 Operazione Luna (1965), coproducción con España a mayor gloria de los sicilianos Franco Franchi y Ciccio Ingrassia. A buen seguro que en tal semejanza tendría mucho que ver el hecho de que el máximo responsable de aquella, Lucio Fulci, hubiera sido uno de los guionistas de la presente.

[2] Coincidencias de la vida, el destino quiso que Margheriti debutara como realizador el mismo año en que se rodó esta Totò nella Luna. Para más inri, lo haría con una película protagonizada por el cómico napolitano titulada Gambe d’oro (1958), codirigida con Turi Vasile.

3 comentarios en “Totò nella Luna

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s