Amanecer rojo

Título original: Red Dawn

Año: 1984 (Estados Unidos)

Director: John Milius

Productores: Barry Beckerman, Buzz Feitshans

Guionistas: John Milius, Kevin Reynolds

Fotografía: Ric Waite

Música: Basil Poledouris

Intérpretes: Patrick Swayze (Jed), C. Thomas Howell (Robert), Lea Thompson (Erica), Charlie Sheen (Matt), Darren Dalton (Daryl), Jennifer Grey (Toni), Brad Savage (Danny), Doug Toby (Aardvark), Ben Johnson (Mason), Harry Dean Stanton (Mr. Eckert), Ron O’Neal (Bella), William Smith (Strelnikov), Vladek Sheybal (Bratchenko), Powers Boothe (Andy), Frank McRae (Mr. Teasdale), Roy Jenson (Mr. Morris), Pepe Serna (Padre de Aardvark), Lane Smith (Mayor Bates), Judd Omen (Capitán nicaragüense), Michael D’Agosta, Johelen Carleton, George Ganchev, Waldemar Kalinowski, Sam Slovick, Radames Pera, Lois Kimbrell, Elan Oberon, Harley Christensen, Fred Rexer, Michael Meisner, Victor Meisner, Phil Mead, Sam Dodge, Ben Zeller, Dan Sparks, Benjamin Schick, George Fisher, Zitto Kazann, Chuk Besher, Jay Dee Ruybal, Pacho Lane, Julius L. Meyer, Tom Ireland, Krzysztof Janczar, Tacy Norwood, Raquel Provance, Gene Scherer, Scott Phillips…

Sinopsis: Una fuerza formada por tropas soviéticas y cubanas invade y destruye una pequeña localidad de Colorado, provocando la III Guerra Mundial. Un grupo de jóvenes con un alto espíritu patriótico consigue huir y preparar un rápido contrataque.

Los maravillosos y entrañables 80. Extraterrestres en visita turística por nuestro planeta, aventureros retro persiguiendo reliquias a ritmo de látigo, dilemas morales para evitar el lado oscuro, bichos de todo tipo y tamaño atacando al personal palomitero, jovenzuelos reunidos en busca de civilizaciones extraterrestres o en su defecto de tesoros perdidos, action heroes sedientos de las más insólitas venganzas, comedias paródicas de la más baja ralea, amistades policiales al borde do lo filogay…..y, claro, las fuerzas del telón de acero invadiendo la pacífica América para escarnio de la crítica más progre y disfrute de las masas teenegers más descerebradas.

No es Amanecer Rojo (Red Dwan, 1984) la mejor película para reivindicar la figura siempre controvertida de John Milius. Pero tampoco es un desastre fílmico para negarle la palabra de por vida (algunos me temo que lo hicieron). Directores clásicos y grandes maestros del cine sirvieron en su momento con obras propagandísticas de la más baja ralea que sin embargo, no provocaron su hundimiento en el mayor pozo de las miserias. Que cada uno busque sus ejemplos pero es indudable que Milius fue honesto con sus ideas y sus planteamientos. Realizar un film bélico de ambiente juvenil, patriota y dicharachero (es un decir), aunque bien facturado para que el aburrimiento pocas veces llegue. Si se me permite el símil, una versión ochentena y belicista del maravilloso Esta tierra es mía (This Land is Mine, 1943) de Jean Renoir sin lógicamente el humanismo pacifista que desprende la maravillosa obra del maestro francés.

Vista con el tiempo y curados de todo tipo de espantos, Amanecer Rojo es un filme entretenido de impostado dramatismo que divierte y provoca a partes iguales. El aficionado sin prejuicios puede disfrutar de los homenajes de Milius a su admirado Theodore Roosevelt, del que el cineasta no ha podido concluir su singular trilogía empezada por la genial El Viento y el Leon y continuada por la menos conocida Rough Riders; la constante valoración del paisaje de la que hace gala el director en los espacios abiertos, habitual en sus obras más logradas; las arengas ideológico-morales soltadas por los personajes colocados de perfil para dar más emotividad a sus palabras; y situaciones de diverso espesor dramático (las diversas ejecuciones o las discrepancias entre el grupo) para justificar de alguna manera las acciones de los protagonistas. Milius se inspiró a la hora de retratar a sus jóvenes partisanos, en las acciones bélicas que los muyahidines estaban ejercitando por esa época contra los rusos en Afganistán. El director disfruta con las correrías de sus chicos (por cierto, ningún afroamericano entre el grupo), cazando, bebiendo sangre, sufriendo, llorando y matando, como no, al vil enemigo que ha invadido el suelo yankee a traición, bajo las notas musicales del desparecido Basil Poleudoris.

Amanecer Rojo reunió algunos de las figuras más reconocibles del brat-pack ochentero: Charlie Sheen (en su debut ante las cámaras), C. Thomas Howell (tomando notas para enfrentarse poco después con un peligroso autoestopista), Lea Thompson, Jennifer Grey y nuestro querido Patrick Swayze (que aquí no bailan), y en el caso del recientemente fallecido actor, lidera a los Wolverines como nadie, otorgando a su personaje en ocasiones una imagen de lacónico guerrillero. Acompañando a estos jóvenes imberbes figuras de la talla de Ben Johnson (cuyo personaje parece ajeno a la invasión rusa y recibe a los “muchachos” como si estuviese en un western de John Ford), Harry Dean Stanton (cuyo exhortación a la venganza tras las barreras es simplemente inenarrable), un despistado Powers Boothe (que parece huido de alguna película de Walter Hill), William Smith (para variar de villano ruso con pongas ganas de bromas) y el gran Ron O´Neal, sustituyendo su chulería más cool por un alto grado de profesionalidad benéfica. Curiosamente Swayze, Thomas Howell, William Smith y Darren Dalton (otro de los wolwerines) habían aparecido un año ante en Rebeldes, bajo la batuta de Coppola.

Algunos detalles para finalizar. El guión original, no tan beligerante en su concepción inicial, pertenecía a Kevin Reynolds, posterior socio cinematográfico de Kevin Costner en diversas aventuras cinematográficas y que dirigió en 1988 un curioso filme bélico ambientado en la guerra de Afganistán, La Bestia de la Guerra (The Beast). De la producción de Red Dawn, se ocupó Buzz Feitshans, productor de las anteriores tentativas cinematográficas de Milius así como de Más allá del Valor, los Rambo, Desafío Total, Hardcore, 1941, y alguna joya exploit setentera como Foxy Brown o Acto de Venganza (vamos que lo suyo no es precisamente el melodrama romántico). Y por último reseñar que amenazan con un remake para el próximo año donde beligerantes fuerzas chinas invaden el territorio americano.

Fernando Rodríguez Tapia

6 comentarios en “Amanecer rojo

  1. Con esta reseña de “Amanecer rojo” comenzamos un nuevo dossier, esta vez en homenaje al recientemente fallecido actor norteamericano Patrick Swayze. Muchas gracias a Fernando de “The Jamma Fanaka Experience” por su texto.

  2. “un remake para el próximo año donde beligerantes fuerzas chinas invaden el territorio americano.”

    Si les dejan, porque China también es cliente de EEUU (supongo), y de los gordos, e igual no se atreven a tocarles las narices co la crisis que hay.

    1. Jo, pues a mí es una peli que me encanta. Me gustó mucho de pequeño y cuando la volví a ver hace un par de años me pareció que no había envejecido nada mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s