The Call of Cthulhu

Título original: The Call of Cthulhu

Año: 2005 (Estados Unidos)

Director: Andrew Leman

Productores: Andrew Leman, Sean Branney

Guionista: Sean Branney, según el relato de H. P. Lovecraft

Fotografía: David Robertson

Música: Chad Fifer, Ben Holbrook, Troy Sterling Nies, Nicholas Pavkovic

Intérpretes: Matt Foyer (el hombre), John Bolen (el que escucha), Ralph Lucas (profesor George Gammell Angell), Chad Fifer (Henry Wilcox), Ramón Allen Jr. (Louis), Leslie Baldwin (Greta Johansen), Daryl Ball (oficial Cassidy), Andrew Leman, Jason McCune, Patrick O’Day, Noah Wagner…

Sinopsis: Tras la muerte en extrañas circunstancias de un profesor de la Universidad de Miskatonik se inicia una investigación que relaciona el caso con el tenebroso culto a un dios acuático, cuyos seguidores le llaman Cthulhu.

Desentrañar la enigmática prosa del ermitaño caballero de Providence. Reinventarla en imágenes y sugerir el nihilismo materialista que envuelven todos sus relatos. Hacer sentir el miedo cósmico casi indefinible que sutilmente desencadenó uno de los genios de la literatura del siglo XX. Un mundo fascinante, críptico, mórbido donde el destino del ser humano es sublimado por criaturas y deidades inimaginables concebidas en los albores de la humanidad más allá de lo que nadie pudiera llegar a pensar. Toda una extensa mitología creada sorprendentemente desde las páginas de una revista de consumo rápido y perpetrada por un puñado de profetas de la pluma con ganas de ponerlo todo patas arriba. Uno de los más grandes hechos culturales de los últimos cien años de un calado más importante de lo que a priori se cree. El séptimo arte en su voracidad contaminadora ha intentado transmitir el mensaje legado por Lovecraft y los suyos. Empresa difícil, diríamos que casi suicida, a la que el cine se aplicó desde los años 60 con fortuna desigual y siempre desde perspectivas coyunturales alejadas del germen original.

Así, y sin ningún animo completista, se podría reseñar la adaptación pop de El horror de Dunwich realizada por la factoría Corman a finales de los 60, con ánimos continuistas de la serie Poe y que es sin lugar a dudas el mejor trabajo tras las cámaras del director Daniel Haller. Tampoco hay que olvidar las continuas entradas como productor o realizador de Brian Yuzna, con o sin Stuart Gordon, dando un inconfundible tono ochentero a todas sus propuestas y que posiblemente seguirán en el futuro. Y luego están las decorativas citas o guiños lovecraftianos, desperdigados en infinitas producciones y todos ellos centrados en el más maldito y buscado de los grimorios jamás ideados por el hacedor del gran Cthulhu, el justamente mítico Necronomicon. Pese a todo y sin querer sentar jurisprudencia, las mejores recreaciones del mundo de Lovecraft pertenecen al gran John Carpenter en dos películas que sin citarle explícitamente muestran perfectamente las obsesiones que vertebran los horrores cósmicos de los que estamos hablando. Si, lógicamente hablamos de La cosa y En la boca del miedo.

Y llegamos al año 2005. Un puñado de fanáticos del maestro Lovecraft idean una película inspirada en uno de sus más grandes relatos y la realizan con todos los andamiajes fílmicos del momento en que dicho escrito fue publicado. El resultado lleva por nombre The Call of Chtulhu, una auténtica joya de apenas 50 minutos, que es probablemente la mejor versión fílmica jamás realizada de una obra de nuestro querido escritor. La argucia utilizada, tan posmoderna como subversiva, acaba logrando sus merecidos frutos. Casi como un hijo bastardo del maestro canadiense Guy Maddin, el director primerizo Andrew Leman reinterpreta el mítico relato con todos los elementos del cine silente, aunque con algunas fugas estéticas claramente contemporáneas. La adaptación, fiel como pocas, vértebra desde los aspectos más enigmáticos del citado escrito hasta las sucesivas investigaciones que van mostrando sutilmente los misteriosos hechos, sin obviar la aparición de extraños ídolos, la representación de oscuras ceremonias en escenarios putridamente pantanosos, los inquietantes encuentros marítimos y la aparición final en territorio casi borgiano del gran Chtulhu. Como sucede en los mejores ejemplos del cine barato el aprovechamiento de los limitados recursos es utilizado eficazmente con una embriagadora imaginación: fotografía en blanco y negro, transparencias, efectos de luz, uso primitivo del stop-motion y deslumbrantes decorados que recrean una atmósfera ciertamente inquietante e inigualable. La narración sigue de manera candorosa la estructura episódica del relato y aunque en el reparto se codean actores profesionales y aficionados, su prestancia nunca empaña la hondura dramática de la película. La amenazadora revelación lovecraftiana es sugerida y mostrada en toda su magnificencia: En su morada de R´lyeh, Cthulhu muerto aguarda soñando. Fascinante e inquietante locura que resuena una vez concluida la película. Cine fantástico, con todo lo que esto conlleva, y donde el humor y la ironía como sucedía en el mundo lovecraftiano brilla felizmente por su ausencia. La película aparece respaldada por The H.P. Lovecraft Society grupo militante del que próximamente tendremos nuevas y felices noticias bajo el título The Whisperer in Darkness.

Fernando Rodríguez

Published in: on marzo 10, 2010 at 6:23 am  Comments (5)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2010/03/10/the-call-of-cthulhu/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Tengo muchísimas ganas de verla, hace tiempo que la tengo por aquí encima pero siempre hay otra cosa para ver antes…

  2. Es estupenda. Doy fé.

    La crítica de pasadizo: http://www.pasadizo.com/peliculas2.jhtml?cod=1221&sec=1

  3. No he visto la peli y la tengo muchas ganas…

    • Ya somos tres. Y lo peor de todo es que, como Campeche, la tengo aquí cogiendo polvo… ¡Sí es que no doy a basto! 😛

      • Bueno, esta reseña será el empujoncito que nos faltaba!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: