Doctor Jekyll y el hombre lobo

Título original: Doctor Jekyll y el hombre lobo

Año: 1971 (España)

Director: León Klimovsky

Productora: Arturo González P. C.

Guionista: Jacinto Molina

Fotografía: Francisco Fraile

Música: Antón García Abril

Intérpretes: Paul Naschy [Jacinto Molina] (Waldemar Daninsky/hombre lobo/Mr. Hyde), Jack Taylor (doctor Henry Jekyll), Shirley Corrigan (Justine), Mirtha Miller (Sandra), José Marco (Imre Kosta), Luis Induni (Otvos), Barta Barri (Gyorgyo), Luis Gaspar, Elsa Zabala, Lucy Tiller, Jorge Vico, Adolfo Thous…

Sinopsis: Un maduro millonario, de luna de miel con su joven, bella y rubia esposa, decide retornar a su lugar de origen, el pueblo de Baliavasta, en plena Transilvania. Serán atacados por un trío de rufianes, él asesinado y ella a punto de ser violada, pero es socorrida por Waldemar Daninsky. Alojada en el castillo de su salvador en unión a la ama de cría de éste, pronto Justine descubre el mal que embarga al hombre…

El debut del personaje de Waldemar Daninsky, nuestro hombre lobo patrio –pese a su nombre polaco- aconteció con La marca del hombre lobo (1968), de Enrique L. Eguiluz, y después, con La noche de Walpurgis (1971), de León Klimovsky, alcanzó un éxito inusitado en el extranjero. Así pues, de inmediato se procuró ofrecer una nueva cinta con Waldemar Daninsky. En la dirección se contó de nuevo con Klimovsky, si bien esta vez la producción era netamente española. Con todo, el nivel resulta superior al de su célebre precedente. En esta ocasión, como siempre, tenemos un nuevo arranque para nuestro “héroe”: Un maduro millonario, de luna de miel con su joven, bella y rubia esposa, decide retornar a su lugar de origen, el pueblo de Baliavasta, en plena Transilvania. Serán atacados por un trío de rufianes, él asesinado y ella a punto de ser violada, pero es socorrida por Waldemar Daninsky. Alojada en el castillo de su salvador en unión a la ama de cría de éste, pronto Justine descubre el mal que embarga al hombre, y decide que su amigo el doctor Jekyll puede ofrecerle una cura; en efecto, el científico decide usar la droga que descubrió su célebre abuelo: la naturaleza de Hyde derrotará a la del hombre lobo e impedirá la transformación y, después, se le inyectaría un antídoto para eliminar la personalidad de Hyde. Pero no todo puede ir bien, desde luego.

En una escena el ama de cría explicará a Justine que los Daninsky, de origen húngaro, emigraron a Baliavasta siglos atrás, y que ella entró a servir en el castillo al nacimiento de Waldemar, de quien se ocupó desde entonces. El origen del personaje vuelve a ser distinto con respecto a los títulos anteriores. Por lo demás, el guión de Molina hace uso de los dos mitos, aunándolos con convicción, y ofreciendo un tímido homenaje al Drácula de Stoker mencionando la ciudad de Bistritz. Más chocante resulta el final, que uno cree interpretar como un homenaje al mítico western Duelo al sol (Duel in the Sun, 1946), de King Vidor, con los dos amantes muriendo con las manos entrelazadas.

Klimovsky dirige con su proverbial entusiasmo, si bien, una vez más, el raquítico presupuesto, la mediocridad de casi todos los intérpretes y lo chirriante de la banda sonora va en detrimento de la credibilidad de los resultados. Varias situaciones resultan dignas de reseñar, como es la de la conversión de Waldemar en hombre lobo dentro del ascensor de un céntrico hospital, con el consiguiente revuelo, y la lucha que se establece entra la personalidad licantrópica y la de Hyde, alternándose una y otra sucesivamente. El maquillaje, de Miguel Sesé, ofrece un hombre lobo de tonalidad levemente pelirroja, de aspecto aceptable pese a unos colmillos un tanto desmesurados; también aplica unos curiosos elementos gore, con un rostro en primer plano triturado por una pedrada y el licántropo alzándose con una ristra de carne colgando de sus colmillos. En definitiva, como se ha dicho, los logros son superiores a los de la mítica La noche de Walpurgis.

Carlos Díaz Maroto

Published in: on septiembre 9, 2010 at 7:00 pm  Comments (5)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2010/09/09/doctor-jekyll-y-el-hombre-lobo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. La escena del ascensor es antológica! Me encanta!

  2. Un film muy simpático que gracias a su total falta de pretenciosidad termina por resultar una de las mejores representaciones de la idea de Naschy sobre el fantástitco y de su pasión por los potajes de monstruo de la Universal.

    • Completamente de acuerdo. Yo es al título que más cariño le tengo, por encima de “El jorobado de lamorgue” que suele estar mejor valorado.

  3. De acuerdo con la crítica… Una peli mmuy simpática y agradable.

  4. Para mí junto con “La maldición de la Bestia” y “La marca del hombre lobo” es lo mejor del ciclo Naschy / Daninsky.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: