Computron 22 [vd: Computron 22]

computro

Título original: Computron 22

Año: 1986 (Italia)

Director: Giuliano Carnimeo

Productor: Camillo Teti

Guionista: Franco Prosperi

Fotografía: Giovanni Bergamini

Música: Detto Mariano

Intérpretes: Lolo García (Luca), Fiorenza Marchegiani, Gabriele Ferzetti (Abuelo), Benedetto Casillo, Carla Monti, Stefano Park, Marina Rocchi, Gerardo Scala, Luigi Uzzo, Fausto Di Bella, Lucia Righi Bastianini, Giulio Massimini, Sandra Mantegna, Annamaria Cazato…

Sinopsis: Luca es un pequeño huérfano que vive junto a su abuelo en la gran mansión que éste posee. Allí pasa los días despreocupado mientras juega con su perro Killer y Tutu, un sofisticado ordenador personal, hasta que un día descubre de forma inesperada que su madre, a la que nunca llegó a conocer, está viva en Argentina. Desde ese momento, la única obsesión del muchacho será reencontrarse con su progenitora.

vlcsnap-2009-10-17-08h19m47s67

Solo como insólita se puede tildar la carrera del italiano Camillo Teti. Hijo del productor Federico Teti, entre cuya filmografía se encuentra un título de la importancia del Hércules (Le fetiche di Ercole, 1958) de Pietro Francisci, la carrera de este polifacético cineasta se inició desempeñando diversos cargos en labores de producción para autores como Sergio Leone, Francesco Rossi o Dario Argento. Ya en la década de los ochenta, sus pasos se encaminarían hacia la producción de diversos títulos prototípicos de explotation transalpina, debutando como director en uno de ellos, el tardío giallo L’assassino è ancora tra noi (1986).

vlcsnap-2009-10-17-08h18m41s202

Si bien en títulos anteriores ya había dado muestras de cierta predilección por el tema, es justo en esta época en la que Teti comienza a reorientar progresivamente su carrera hacia el cine infantil-familiar, por medio de distintos proyectos en los que el elemento fantástico goza de cierto protagonismo. Así, en 1993 dirigiría Navigatori dello spazio / Navigators of the Space [tv: Navegantes del espacio], simpático y desvergonzado cruce entre El vuelo del navegante, Cortocircuito y Regreso al futuro, para una vez llegados al siglo XXI realizar sendas incursiones en el mundo de la animación en largometrajes como Titanic: La leggenda continua… (2001), o Yo-rhad, un amico dallo spazio (2006), esta última co-dirigido junto a Vittorio Rambaldi.

vlcsnap-2009-10-17-08h20m05s18

El film encargado de iniciar esta comentada evolución sería su producción Computron 22 [vd: Computron 22, 1986] de Giuliano Carnimeo. Proyectado como un episodio piloto para una futurible serie de televisión en 1986, según palabras de su director [1], sería estrenado de forma efímera en salas de cine a finales de 1988, convirtiéndose desde entonces en un título maldito en Italia. En cambio, en nuestro país gozaría de una mayor vida comercial al ser editada en video, hecho en el que sin duda influyó el que su protagonista fuera el por entonces popular Lolo García, el niño de La guerra de papá (1977). Este último dato resulta especialmente revelador para comprender la naturaleza de la cinta, ya que, tanto en la forma como en el fondo, ésta sigue a pies juntillas el patrón establecido por las películas de niños prodigio tan populares en la década de los sesenta.

vlcsnap-2009-10-17-08h18m30s75

De este modo, no faltan en su melodramático argumento de lágrima fácil elementos típicos y tópicos de aquellos films, cuya historia, en líneas generales, no es sino un remedo más o menos evidente del popular relato de Edmundo de Amici “Marco, de los Apeninos a los Andes”, incluido en el volumen Corazón. También aquí nuestro protagonista abandonará Italia con la esperanza de encontrar a su madre en la Argentina, padeciendo durante el trayecto mil y una penalidades e infortunios. Para cuando por fin la halle, se encontrara con que ésta está gravemente enferma y sin ilusiones; sin embargo, su visita hará recobrar a la mujer la alegría de vivir, haciéndola sanar milagrosamente de su dolencia.

vlcsnap-2009-10-17-08h23m28s242

A la vista pues de lo imitativo del conjunto, quizás el único aspecto novedoso que éste arroja sea la presencia del elemento cuasi fantástico que le da nombre: un portentoso ordenador capaz de realizar las más variadas tareas, algunas de ellas, todo sea dicho, más propias de un mando a distancia que de una computadora. No en vano, es en dicho elemento donde radica lo más salvable de este infumable bodrio de caricaturizados personajes, penosas interpretaciones y desmañada realización – cf. la secuencia en la que el protagonista mira con atención una televisión que no emite imagen alguna -, aunque siquiera sea de forma voluntaria. Y es que visto veinte años después, resulta de lo más simpático y jocoso comprobar la ingenuidad con la que es tratado todo lo relacionado con el mundo de la informática a lo largo de la película, en un tono más cercano al de la ciencia ficción que a algo que, en poco más de dos décadas, ha pasado a ser un elememento más de nuestra vida cotidiana.

José Luis Salvador Estébenez

[1] Dizionario del cinema italiano, Volumen 5 (Gremese Editore, 2000)

4 comentarios en “Computron 22 [vd: Computron 22]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s