Misterio en la isla de los monstruos

Título original: Misterio en la isla de los monstruos / Mistery Monster Island

Año: 1981 (España, Estados Unidos)

Director: Juan Piquer Simón

Productor: Juan Piquer Simón

Guionistas: Joaquín Grau, Juan Piquer Simón, según la novela Escuela de robinsones de Jules Verne

Fotografía: Andrés Berenguer

Música: Alfonso Agullo, Alejandro Monroy, Carlos Villa

Intérpretes: Ian Sera (Jeff Morgan), David Hatton (Thomas Artelect), Gasphar Ipua (Carefinatu), Blanca Estrada (Dominique Blanchard), Terence Stamp (Taskinar / Skinner), Peter Cushing (William T. Kolderup), Ana Obregón (Meg), Frank Braña (Birling), Paul Naschy (Flynt), Gérard Tichy (Capitán Turkott), Manuel Pereiro, Daniel Martín, Luis Barboo, Jorge Bosso, Ioshio Murakami (Chino)…

Sinopsis: En una subasta, William Kolderup compra la Isla Spencer en dura pugna con un hombre llamado Taskinar. Tras ello, Kolderup pone a disposición de su sobrino Jeff Morgan un barco para realizar un viaje de un año. En tal travesía le acompañará su preceptor, Mr. Artelett. Sin embargo, el viaje no es tan plácido como se esperaba y Jeff y Artelett acaban naufragando en una isla del Pacífico repleta de sorpresas

Tras un paréntesis de cuatro años en los que tuvo tiempo de dirigir tanto su propio remedo del Superman (Superman, 1978) de Richard Donner con la psicotrónica Supersonic Man (1979), como de producir dos títulos de lo más curiosos, dada su condición de mixtura entre género fantástico y dos corrientes por entonces muy de moda en el cine español como eran el cine kinki y el  erótico con, respectivamente, la alucinógena Más allá del terror (1980) de Tomás Aznar y la rescatable Escalofrío (1978) de  Carlos Puerto – en la que, según su versión, llegó a dirigir algunas escenas sin ser acreditado –, Juan Piquer Simón volvía a las coordenadas vernianas tras su seminal Viaje al centro de la Tierra (1977) con Misterio en la isla de los monstruos / Mistery Monster Island (1981), traslación cinematográfica de la novela corta del escritor francés Escuela de robinsones.

Si la obra de Verne era una suerte de relectura del Robinson Crusoe de Daniel Defoe, Misterio en la isla de los monstruos se erige como una adaptación de lo más libérrima del texto del autor de Cinco semanas en globo, destinada sin el menor de los disimulos al sector más joven del público. Tanto es así que, como refuerzo a su lanzamiento en cines, se comercializarían diversos productos destinados a los más pequeños de la casa, caso de su adaptación en cómic, dibujada por José Sanchis y publicada en dos entregas por Editorial Valenciana, o un single con una canción a cargo del por entonces popular grupo infantil Regaliz llamada “En la isla de los monstruos” que tomaba como melodía el tema principal de la banda sonora de la película.

Ante estos planteamientos no es pues extraño que en su metraje no falten ingredientes tan característicos de productos de esta índole tales como el profesor ético y estúpido en contraposición al aguerrido héroe, los animales de comportamiento casi humano ejemplificados por un chimpancé y una exótica ave parlanchina, o los presuntamente graciosos y estereotipados acentos extranjeros de varios de los personajes. Tales  ingredientes son servidos bajo el personal, y en este caso, exageradamente infantiloide sentido del humor del realizador valenciano, elemento éste junto a la propia orientación de la cinta al que se debe la baja consideración con la que, por lo general, es recordada una película cuya puesta en escena, dicho sea de paso, remite en varios de sus pasajes, salvando las distancias, a la producción Disney Los robinsones de los Mares del Sur (Swiss Family Robinson, 1960) de Ken Annakin, muy especialmente durante el enfrentamiento final de los protagonistas contra los piratas.

Pero a pesar de lo dicho, el film es acreedor de cierto encanto gracias a un tono naïf muy similar al que se daba en su antecesora, y a un logrado sentido del ritmo derivado de una narración en la que no terminan de sucederse los acontecimientos, ya sea en forma de ataque de tribus de caníbales, o de alguno de los diversos monstruos que habitan en la isla, cuya pobre, aunque entrañable apariencia, es justificada por medio de una argucia argumental comparable a la utilizada por sus responsables a la hora de vender la película, anunciándola en sus títulos de crédito como protagonizada por Terence Stamp y Peter Cushing, en lugar de los dos actores a los que realmente corresponde dicha consideración, los mucho menos conocidos e interesantes Ian Sera y David Hatton.

Empero, no son sólo los citados Stamp y Cushing los únicos rostros populares que se dan cita en el reparto del film, ya que en él también hay cabida para otros nombres como los de Paul Naschy, en poco menos que un cameo, así como los de varios característicos de nuestra cinematografía genérica como Gérard Tichy, Luis Barboo, Blanca Estrada, Daniel Martín o el entrañable Frank Braña, sin olvidar tampoco la presencia de nuestra particular reina del papel couché, Ana Obregón. A modo de curiosidad, cabe señalar que ninguna de las dos míticas figuras del cine fantástico que aparecen a lo largo de la cinta, los citados Cushing y Naschy, fueron las primeras opciones barajadas para encarnar a sus respectivos personajes. Así, el recordado actor inglés sustituyó al inicialmente previsto, y no menos legendario, James Stewart, quien, a pesar de haber firmado un contrato, declinó su participación en solidaridad con una huelga de actores en su país de origen, en tanto que la colaboración de nuestro licántropo nacional se produciría en lugar de Paco Rabal, una vez el murciano se  hubiera fracturado un brazo.

Coproducida con Estados Unidos y distribuida a escala mundial por parte de la todopoderosa 20th Century Fox, Misterio en la isla de los monstruos disfrutó de un holgado presupuesto para la época de más de ochenta millones de pesetas, lo que se tradujo en un rodaje de diecisiete semanas con varias localizaciones en lugares tan exóticos como Puerto Rico o las Islas Canarias, entre otros. Sin embargo, y aunque su funcionamiento en taquilla no fuera nada malo, recuperando con creces el presupuesto invertido, su rendimiento no se correspondió con las expectativas que se había creado el propio Piquer Simón, circunstancia esta que acabaría dejándose notar en la futura evolución de la carrera del cineasta valenciano.

José Luis Salvador Estébenez

Tema de la película por el grupo musical Regaliz:

Published in: on marzo 25, 2011 at 4:02 am  Comments (9)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2011/03/25/misterio-en-la-isla-de-los-monstruos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

9 comentariosDeja un comentario

  1. La peli también tiene influencias de la por entonces reciente El lago azul. Por cierto, ando como loco buscando el single original.

    • Para mi ninguna. La que la tiene es la siguiente entrega de la trilogía verniana de Piquer Simón, “Los diablos del mar”. ¿No te estarás confundiendo de peli?

  2. No, a mí me recordó muchísimo a El lago azul o a Paradise. Tiene elementos clavados como el protagonista, rubio con rizos, el mono, cuando se encuentran el baúl, cuando hacen las cabañas…

  3. Es curioso lo traicionera que puede llegar a ser la memoria. Vi esta película cuando tenia 5 o 6 años y recuerdo que me dejó completamente fascinado. Durante años y años la tuve mitificada en la memoria, hasta que decidí rescatarla.
    Madre mia, que esperpento! La narración, los personajes, los monstruos de cartrón, el ultrapatetíco sentido del humor, la Obregón!…ahora mismo seria incapaz de salvar nada de la quema. Desde luego, algunas películas de la infancia jamás deverian volver a verse.

  4. Jejeje… es la primera crítica que leo que medio salva este film. Yo creo que hay que meterlo siempre en su contexto y, como bien dices, quedarnos conese encanto naif que respira por los cuatro costados.

  5. Además de la adaptación comiquera y el disco de Regaliz, añadid al merchandising caretas de cartón de hombre-pez que nos entregaban al entrar en la sala…

  6. Aqui te dejo la carátula de la edición argentina en VHS de la película: http://www.rarovhs.com.ar/2010/09/misterio-isla-monstruos-juan-piquer.html

    Muy buena reseña.
    Un saludo!

  7. Yo todavía conservo un comic de la película que está a la misma altura que la propia película. Creo que la ví más de mil veces y después de 20 años la he vuelto a ver… es realmente mala pero tiene todos los ingredientes de una buena peli de aventuras. Además el personaje que encarna el actor David hatton (Artelet) tiene su gracia… Jamás pensé que se hiciera una página con su foro y todo de este bodrio encantador, enhorabuena!!!

  8. […] los personajes patrios del mundo del cómic al cine. Además, sus películas Supersonic Man y Misterio en la isla de los monstruos  fueron las primeras adaptaciones cinematográficas que aparecieron plasmadas en el noveno […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: