El hombre que vio llorar a Frankenstein

Título original:  The Man Who Saw Frankenstein Cry

Año: 2010 (España)

Director: Ángel Agudo

Productores: Luis Miguel Alemán, José Luis Alemán, Sergio Molina

Guionista: Ángel Agudo

Fotografía: Aitor Uribarri

Música: Enrique García

Participantes: Mick Garris (Narrador), Paul Naschy [Jacinto Molina], Joe Dante, John Landis, Emilio A. Pina, Caroline Munro, Jorge Grau, Del Howison, José Antonio Pérez Giner, Ángel Luis De Diego, Antonio Mayans, Javier Aguirre, José Luis Alemán, Javier Botet, María José Cantudo, Nacho Cerdà, Laura De Pedro, Donald F. Glut, Miguel Iglesias Bonns, Víctor Matellano, Ángel Sala…

Sinopsis: Presentado por el director y guionista norteamericano Mick Garris, El hombre que vio llorar a Frankenstein repasa la vida y leyenda del icono del terror español Paul Naschy a través de declaraciones de amigos y compañeros de profesión como John Landis, Joe Dante o Nacho Cerdá, entre otros.

El hombre que vio llorar a Frankenstein supone, hasta la fecha, el último capítulo en el proceso de reivindicación de la figura y obra de Paul Naschy emprendido por el grupo Scifiworld. No en vano, la génesis de este proyecto hay que buscarla en sendos textos aparecidos previamente bajo el manto de la editorial gallega. Por un lado, en Paul Naschy. La máscara de Jacinto Molina (Scifiworld, Pontevedra, 2009), biografía escrita por el que a la sazón ha sido el director del título que nos ocupa, Ángel Agudo. Y por otro, en “El último adiós, un homenaje a Paul Naschy”, artículo publicado en el número 22 de la revista dirigida por Luis M. Rosales con motivo de la muerte del cineasta madrileño, en el que numerosas personalidades del mundo del fandom valoraban lo que a su juicio había venido a significar la carrera del tótem por excelencia del cine de terror patrio.

De este modo, el presente documental se antoja una fusión de las principales características de ambos trabajos: un repaso en tercera persona de la vida personal y profesional de Jacinto Molina a través de los testimonios de familiares, compañeros y profesionales del medio, contada de la misma forma que él lo habría hecho. En este sentido, resulta de lo más significativo que la única vez –despedida aparte – en que se escuche la voz de Naschy a lo largo del documental sea mediante la inclusión de un fragmento de la autobiográfica Rojo sangre, en el que su alter ego cinematográfico se queja de la marginación sufrida tras toda una carrera de éxitos. Y es que, por si no ha quedado claro, además de enunciar una biografía al uso de su personaje protagonista, la intención nada disimulada que se esconde bajo El hombre que vio llorar a Frankenstein es la de ensalzar la figura de Naschy como uno de los máximos exponentes del género fantástico a nivel mundial. De ahí esa obsesión de sus responsables por intentar contar desde las primeras etapas del proyecto[1] con el mayor número posible de nombres propios del séptimo arte cuya participación avalara la importancia que la labor de Naschy había adquirido con el paso de los años[2].

Asumidos pues sus planteamientos y pretensiones, hay que reconocer que el producto resultante consigue cumplir con creces sus objetivos. Durante su poco más de hora y cuarto de duración la película logra sintetizar con una capacidad encomiable los capítulos más relevantes de la existencia de Jacinto Molina Álvarez. La devoción por su trabajo, su innegable amor por el género fantástico, sus éxitos y sus fracasos, desfilan de forma entrañable y emotiva a lo largo de un metraje que consigue así erigirse en todo un sentido homenaje hacia su persona.

Como ya ocurriera en la referida Paul Naschy. La máscara de Jacinto Molina, uno de sus aspectos más destacados se encuentra en un potente apartado gráfico formado por fragmentos de películas, recortes de prensa, grabaciones domésticas, encartes y fotografías sacadas del propio archivo personal de Naschy, que ilustran a la perfección este recorrido por la vida del denominado Lon Chaney español. Dentro de este material no falta espacio para ciertos guiños hacia los más iniciados en la obra de Paul, como puede ser esa supuesta imagen de la desaparecida Las noches del hombre lobo, o aquellos otros planos pertenecientes a la presentación de Waldemar Daninsky en la seminal La marca del hombre lobo, con los que se comenzó a forjar su leyenda. Por otra parte, son también dignos de mencionar los aportes de gente como John Landis o Ángel Sala, quienes con sus comentarios ayudan a ofrecer una perspectiva más definida, respectivamente, de la consideración alcanzada por Paul fuera de nuestras fronteras y del valor de su obra desde una óptica cinematográfica.

Supuesta fotografía de "Las noches del hombre lobo"
Supuesta fotografía de "Las noches del hombre lobo"

Puestos a buscarle tres pies al gato, en el lado negativo hay que reseñar el escaso protagonismo del que gozan los testimonios de aquellos que compartieron experiencias en un plano laboral con Paul. Una situación especialmente sangrante en el caso de Javier Aguirre, director de dos títulos de la importancia dentro de la filmografía naschyana como El jorobado de la morgue y El gran amor del Conde Drácula, pero cuya participación en el montaje final se limita a unas breves manifestaciones acerca de la personalidad del que fuera su compañero. Por el contrario, mayor atención merecen los subjetivos recuerdos de Nacho Cerdá acerca de su primerizo encuentro infantil con el cine de Naschy. Y es que, no por menos esperado, ahí radica el aspecto más reprobable de todo el conjunto: la total supeditación que de los testimonios reunidos se ha hecho en pos de la consecución de un discurso ya fijado de antemano cuando, en realidad, lo ideal hubiera sido justo al revés; que dichos testimonios fueran los que lo hubieran moldeado.

José Luis Salvador Estébenez

[1] Una obsesión aún patente, tal y como queda reflejada en las siguientes declaraciones de Agudo extraídas de la entrevista aparecida en “El blog del cine español” acerca del rodaje de nuevo material para el documental: “Seguiremos intentado algunas de las figuras que se nos han caído, como, por ejemplo, Christopher Lee o Eli Roth, que se ha portado con nosotros siempre muy bien, maravillosamente, a pesar de que no ha podido aparecer ni en el libro ni en la peli. Le envié un correo pensando que ni me contestaría y me respondió que le encantaría hacerlo, que iba a intentarlo, pero que estaba rodando una película en Berlín. El problema son las agendas que tienen. Me gustaría poder rodar a Tarantino.”

[2] A tal circunstancia tampoco es ajena la clara vocación internacional (y, más exactamente, con miras al mercado norteamericano), de la que hace gala el producto. Algo que queda suficientemente demostrado en detalles tan clarificadores como que sus acreditativos, su propio título original o el idioma en el que se desarrolla su narración sean en inglés.

10 comentarios en “El hombre que vio llorar a Frankenstein

  1. Hola.. ando buscando el documental ¨El hombre que vió llorar a Frankenstein¨ Porfavor si existe alguna posibilidad para verlo que conocen ustedes y yo no, agradecería su información.
    Saludos

    1. Si puedes acceder a ella, en la edición tanto en Dvd como Bluray de “La sombra prohibida” de José Luis Alemán se incluye el documental como extra.

      1. Muchas Gracias por la respuesta tan rapida. Espero aqui poder conseguirla…si sabes de algun link de torrent o de descarga directa.. seria genial…ya que sino voy atener que mandar a pedir el dvd y puede tardarme mucho tiempo. sino, igual. muchas gracias por la informacion! saludos

      2. Hola otra vez, he buscado la peli para comprarla pero en mi ciudad no es posible conseguirla. Porfavor..si existe una posibilidad de que me envien un link privado de youtube, dropbox, etc con el docuental… estaría muy agradecida. Quiero verla!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s