Saint Sinner [dvd: Saint Sinner, el santo pecador]

Título original: Saint Sinner

Año: 2002 (Estados Unidos)

Director: Joshua Butler

Productor: Oscar Luis Costo

Guionistas: Doris Egan, Hans Rodionoff, a partir de una historia de Clive Barker

Fotografía: Barry Donlevy

Música: Christopher Lennertz

Intérpretes: Greg Serano (Tomas Alcala), Gina Ravera (Rachel Dressler), Mary Mara (Munkar), Rebecca Harrell Tickell (Nakir), Art Hindle (Morgan Rand), Antonio Cupo (Hermano Gregory), Jay Brazeau (Abbott), William B. Davis (Padre Michael), Linda Darlow (Hermana Stephen), Simon Wong (Wade), Boyan Vukelic (Guarda parque de atracciones), Pope Kris (Hermano Rafael), Robin Mossley (Clark), Peter Bryant, Brian Drummond, Lisa Dahling (Oficiales), Colin Lawrence (Steve), David Thomson (Vince), Donna Yamamoto, Justine Wong, Dee Jay Jackson, Yanina Maggiorino…

Sinopsis: En 1815 dos hermanos se preparan para hacer sus votos de monjes en la Orden de Damasco. Pero, sin querer, liberan a dos demonios, que viajan entonces en el tiempo hasta el año 2002 con aspecto de prostitutas. Para acabar con ellos, el hermano Tomas los persigue armado con la Daga de San Nicodemo.

A pesar de compartir autor y título común, poca más relación guardan entre sí el presente telefilm y la serie de cómics que para la Marvel creara Clive Barker. Producido por el propio escritor británico para su emisión en el especializado Sci-fi Channel a través de su compañía cinematográfica Seraphim Films, Saint Sinner [dvd: Saint Sinner, el santo pecador, 2002] se apoya en una suerte de mixtura entre cine de terror y thriller, por medio de un esqueleto narrativo, el de una persecución a través del tiempo, que a su vez se emparienta con títulos como la saga Terminator o, más concretamente, la deliciosa Los pasajeros del tiempo (Time After Time, 1979) de Nicholas Meyer.

Así, no son poco los ingredientes sacados del thriller que asoman a lo largo de su metraje, empezando por un montaje fragmentado con la inclusión de un reloj, detalle este que, salvo como añadido ornamental, no tiene mayor trascendencia en el desarrollo de la historia, o la presencia de una pareja de policías formada por un veterano agente y su joven e inexperta ayudante, la cual arrastra ciertos problemas personales, en este caso derivados del asesinato de su padre a manos de un delincuente que ella misma había liberado. En el mismo sentido debe de verse la caracterización efectuada de las dos villanas del film, un par de súcubos que, tanto por comportamiento como por estética, más parecen dos estrafalarias prostitutas con problemas de drogodependencia, si bien dichos personajes acaben por erigirse en uno de los escasos elementos aprovechables de la cinta, gracias a la poca seriedad con la que son tratadas.

Y es que, pese a venir firmada por alguien con un mundo tan personal y rico como Clive Barker, Saint Sinner acaba por constituirse en un cúmulo de tópicos narrativos y personajes estereotipados – tanto para el monje protagonista como para la agente policial que le ayudará en sus pesquisas, la investigación supondrá un camino de redención -, en la peor tradición del formato televisivo en el cual se inscribe. De este modo, y dejando a un lado las propias limitaciones en cuanto a sangre y sexo del medio al que va destinado, muy pocas de las más reconocibles características de la obra del autor de Libros de sangre podemos encontrar a lo largo del film; de entre ellas, sin duda la más original y sugerente la representa la idea de la existencia de una orden religiosa dedicada a custodiar los objetos con poderes sobrenaturales malignos recopilados por la Iglesia a través de los siglos.

Sin embargo, la responsabilidad de tan olvidables resultados no ha de buscarse tanto en la historia pergeñada por Barker – si bien en su faceta de productor ejecutivo algo de culpa tenga -, como en el guión de Doris Egan y Hans Rodionoff, y en la realización de Joshua Butler, los cuales, tanto unos como otro, parecen tener muy presente en todo momento de que lo que tienen entre manos es una obra de ficción, mostrándose incapaces de dotar de algo de verosimilitud a sus respectivos cometidos.

De esta forma, el libreto de Egan y Rodionoff, en el que nada se explica – cf. ¿por qué “la rueda del tiempo” transporta invariablemente a la misma época y lugar a todos sus usuarios? –, es una sucesión sin fin de situaciones forzadas y ridículas – el protagonista escapando de la comisaría por su propio pie como si tal cosa -, trampas argumentales manoseadas – las demonios capturan a su perseguidor aplazando su ejecución con una disculpa peregrina, facilitando así su huida -, e incongruencias tales como el que el monje, a pesar de proceder del siglo XVIII, no parezca sorprenderse lo más mínimo porque en el futuro una mujer de color tenga un puesto de responsabilidad.

En cuanto a la dirección y puesta en escena de Butler, ésta queda ejemplificada por dos secuencias: la primera de ellas, aquella que abre el film, en la que nuestro musculoso monje protagonista, ataviado únicamente con un taparrabos, se encuentra tumbado en la hierba observando los atributos físicos de una lavandera mientras se lleva una manzana a la boca, en un burdo paralelismo bíblico rodado de tal forma que, tanto por contenido como por estética, más parece sacado de un anuncio de colonias. La otra, el “disimulado” interrogatorio en la noria al que someten las dos súcubos al guardia del parque de atracciones ante los ojos de todo el mundo, sin que ninguno de los presentes parezca reparar en dichas acciones.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on octubre 24, 2011 at 8:50 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2011/10/24/saint-sinner-dvd-saint-sinner-el-santo-pecador/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: