Entrevista a Raúl Artigot

Tras muchos años en la profesión como director de fotografía, a principios de los setenta da el salto a labores de realización con El monte de las brujas. ¿Cómo le surgió esta oportunidad?

Fue gracias a una productora nueva llamada Azor Films, que era una filial extraña de Paramount que funcionaba por medio del dinero que esta multinacional tenía retenido en Francia. La presentamos un proyecto para hacer El monte de las brujas y lo aceptaron sin muchas complicaciones.

¿Por qué eligió para su debut precisamente una película de temática fantástica? ¿Le interesaba el tema, o dado el boom que el género experimentó en España por aquellas mismas fechas resultaba un proyecto mucho más fácil de llevar adelante?

Era una historia que ya había hecho y me gustaba la idea. Como rozaba este tipo de cine que por entonces estaba muy en boga, aproveché para presentarlo a los productores porque era lo que más posibilidades tenía de ser realizado. Aparte, claro, de porque no tenía otra cosa más que eso.

Aunque incluso fue galardonada en el festival de Sitges, la película no llegó a conocer estreno comercial en nuestro país. Al respecto circulan varias teorías pero, ¿cuáles fueron los verdaderos motivos?

Fue un autentico desastre. Ocurrió lo siguiente. La producción no estaba en buenas manos y había unas chicas que tenían que aparecer vestidas con unos tules y unas gasas para una toma que grabábamos de noche. Estas chicas pidieron más dinero por ser el rodaje nocturno, pero el jefe de producción que era un tarugo se negó a pagarlo. Entonces estas chicas cogieron y llamaron a un amigo suyo que era policía, fueron a una comisaría y denunciaron a la película diciendo que las querían hacer rodar desnudas, cosa que era mentira. La denuncia se cursó y cuando yo estaba montando la película aparecieron unos inspectores de la Dirección General de Cine exigiendo ver el copión. Era la época de las dobles versiones, e incluso yo rodé la película en inglés por la posibilidad de ventas al extranjero que existía. Había por ello dos montajes; el destinado al exterior, en el que en una escena salía Patty Shepard con el pecho al aire y en otra una gata que, al convertirse en bruja, aparecía desnuda tras la transformación; y el español, en el que en estas secuencias las actrices estaban vestidas. Al revisar los inspectores los dos copiones se percataron de esos planos y, a pesar de que las chicas que nos habían denunciado no aparecían desnudas por ningún lado, el Ministerio decidió castigar a la película con la máxima pena que había entonces, que era privarla de protección, lo que la convertía en inestrenable. Por esa razón fue que El monte de las brujas nunca se llegó a estrenar en España. Lo más curioso del caso es que alguien logró sacar una copia del país y llegó a ser estrenada en Estados Unidos.

¿No ha intentado nunca tratar de recuperarla aunque fuera para editarla en España en formato doméstico?

Intentarlo sí lo he intentado, aunque no con demasiada insistencia. Y eso que, al fin y al cabo, el único que tiene los derechos de la película soy yo. Pero por un motivo u otro al final nunca me he puesto muy en serio con el tema.

¿Cree que el hecho de que su primera película como director permaneciera prácticamente inédita acabó por repercutir en su posterior carrera en este campo?

Sin ningún género de dudas. Aquella decisión arbitraria del Ministerio me perjudicó enormemente, y más cuando las dobles versiones las hacía todo el mundo y el único que pagó el pato fui yo. Además, como has dicho, la película fue premiada en Sitges, por lo que creo que podría haber funcionado.

Centrándonos en los valores de la cinta, unos de los aspectos que más destacan es su logrado sentido de la atmósfera, así como su excelente fotografía. Dados sus antecedentes, ¿dedicó una especial atención a estos elementos?

La fotografía la hizo Ramón Sempere, que solía trabajar habitualmente de segundo operador mío. Y por otra parte Fernando García Morcillo hizo una música excelente que le da muy buen ambiente a la película. Pero tienes razón; estos mismos apartados fueron los que más destacaron los jurados de Sitges cuando premiaron a la película, para lo cual inventaron un galardón, ya que el premio al que aspiraba estaba dado al film que llevaba el hijo de Buñuel.

Pese a que en ningún momento se diga, y al contrario de lo que era norma en el cine de la época, da la sensación de que el relato está ambientado en nuestro país, más concretamente en el norte de la península. ¿Fue algo deliberado, o tal hecho es una lógica consecuencia de los escenarios naturales donde se llevó a cabo la filmación?

Un poco de ambas cosas. Yo ahora vivo en Asturias, y ya por entonces conocía estos magníficos paisajes y, claro, me parecieron los escenarios ideales para la ambientación que requería la película. Ese es el motivo para que esté rodada aquí. No obstante, para evitar problemas con la Censura, y también para internacionalizarla un poco más, evitamos en la medida de lo posible que directamente se mencionara que la película transcurría en España.

En mi opinión, uno de los momentos más sugerentes de la película lo constituye aquel en el que el protagonista, fotógrafo de profesión, revela las placas que ha hecho en una aldea semi-abandonada y descubre cómo en éstas aparecen unas misteriosas mujeres enlutadas que resultan ser las brujas del título. Curiosamente, y aunque bajo otras características, una idea muy similar aparece en la posterior La profecía

Pues sí, pero seguro que alguien lo ve ahora y cree que el que lo he copiado he sido yo. Bromas aparte, esa fue la idea principal sobre las que trabajé el argumento; el fotógrafo que revela su trabajo y en las placas salen cosas que él no había visto al realizarlas.

Otro de los aciertos reside en su atractivo elenco interpretativo, en el que se da cabida a un buen número de característicos del género como Patty Shepard, Mónica Randall o el entrañable Víctor Israel. ¿Eligió usted al reparto?

Sí, fue elegido por mí prácticamente. Tuve la suerte de que el productor ejecutivo de la película, José Truchado, no se preocupara mucho de estos temas y los dejara en mis manos.

Vista la película hoy con la perspectiva que nos da el paso del tiempo, son apreciables las similitudes que ésta guarda con la Tetralogía de los Templarios de Amando de Ossorio, ya sea en la forma de utilizar el folclore autóctono en provecho de la historia, en el empleo del sonido para la creación de atmósferas e, incluso, en la fuerza pictórica de su puesta en escena en los momentos terroríficos. ¿Es consciente de este parecido, o no comparte tal opinión?

Comparto totalmente esa opinión. Trabajé con Amando de Ossorio en varias películas y aprendí muchas cosas de él. Además éramos muy amigos. Era un tipo muy peculiar con multitud de facetas. Por ejemplo, hacía trucos de cine muy bien hechos. Todo eso de los muertos resucitados que hizo después era invento de él. Los muñecos los hacia él, él creo los disfraces… Lo que pasa es que tuvo la mala fortuna de que no le tomaran en serio, algo que nunca entendí. Y eso que tenía una fertilidad increíble. Había escrito miles de guiones. Escribió guiones para la radio, escribió guiones para el cine… para mil cosas. Es más, te diría que seguramente puede que sea la persona que más guiones tiene registrados a su nombre en la Sociedad de Autores.

Como dice, en 1974 trabajaría a los órdenes de Ossorio como director de fotografía en lo que sería la tercera entrega de la saga, El buque maldito. ¿Qué recuerda de aquel rodaje? ¿Fue realizado en condiciones tan precarias como Amando solía relatar?

Sí. La parte del barco fue rodada en un estudio, si es que se le puede llamar tal a aquella nave, y para disimular no nos quedó más remedio que cubrirlo todo con niebla. Con todo, la película está ahí y funcionó muy bien en taquilla.

Ya en la década de los 80 su carrera estaría ligada durante un tiempo a la de Mariano Ozores, junto al que trabajaría en cuatro títulos, uno de los cuales sería la parodia de cine de terror El liguero mágico. En esta película hay dos momentos en los que sospecho que usted tuvo bastante que ver en su puesta en escena. Por un lado, el encuentro de los protagonistas con la Santa Compaña, situación que también se daba en su ópera prima como director y, por otro, la  resurrección de los falsos muertos vivientes, muy parecida a la vista en la citada Tetralogía de Ossorio. ¿Me equivoco?

Yo me limité a hacer la fotografía. Claro que como director de fotografía pude dar mi opinión e incluso aconsejar, pero probablemente eso fuera más cosa de Mariano, que es otro director que, como Ossorio, ha sido injustamente subvalorado. Por ejemplo, ésta misma de la que hablamos, El liguero mágico, ha funcionado perfectamente e incluso hoy en día aún la ve la juventud y la sigue disfrutando, cosa que no puede decirse de la gran mayoría del cine español pretendidamente serio que se hacía por entonces.

Ya para terminar, otro de los títulos de género fantástico en los que intervino fue en la inenarrable El retorno de los vampiros / El misterio de Cinthya Baird del finado José María Zabalza. ¿Está al corriente de cuál fue la razón por la que, pese a estar rodada a comienzo de los 70, no conociera estreno hasta 1985?

No recuerdo. Trabajé varias veces con Zabalza y era un director muy peculiar. Tal vez lo que ocurrió es que se metería por medio algún productor o distribuidora sin dinero y acabó perjudicando a la película. Lo que sí te puedo decir es que se filmó en dos semanas, parando varias veces el rodaje por falta de dinero. Si no, probablemente la hubiéramos hecho en cuatro días.

José Luis Salvador Estébenez

* La fotografía que encabeza la entrevista es obra de Luis Mínguez Alarcón, y esta reproducida con permiso de su autor.

Published in: on abril 20, 2012 at 7:34 am  Comments (8)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2012/04/20/entrevista-a-raul-artigot/trackback/

RSS feed for comments on this post.

8 comentariosDeja un comentario

  1. Felicitaciones Jose Luis. Excelente entrevista, como siempre.

  2. Maravillosa entrevista Jose Luis…Muchas gracias …

    JoseADiego

  3. Gracias a vosotros dos por vuestro interés.😉

  4. Interesante entrevista…

  5. Gracias por entrevistas tan interesantes como esta, Cerebrin. ¡Chapó, maestro!

  6. Un día voy a copiarme todas las entrevistas que tienes aquí, las voy a ordenar, imprimir, encuadernar… ¡Y menudo libro!

    • El favor que usted me hace.😛😉

  7. […] Artigot explique en détail les événements menant à cette interdiction dans un entretien de 2012 accordée au site cerebrin.wordpress.com.  […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: