La cabaña en el bosque

 lacabañaenelbosque

Título original: The Cabin in the Woods

Año: 2012 (Estados Unidos)

Director: Drew Goddard 

Productor: Joss Whedon

Guionistas: Drew Goddard, Joss Whedon

Fotografía: Peter Deming

Música: David Julyan

Intérpretes:  Kristen Connolly (Dana), Chris Hemsworth (Curt), Anna Hutchison (Jules), Fran Kranz (Marty), Jesse Williams (Holden), Richard Jenkins (Sitterson), Bradley Whitford (Hadley), Brian White (Truman), Amy Acker (Lin), Tim De Zarn (Mordecai), Tom Lenk (Ronald el interno), Dan Payne (Mathew Buckner), Jodelle Ferland (Patience Buckner), Dan Shea (Padre Buckner), Maya Massar (Madre Buckner), Matt Drake (Judah Buckner), Nels Lennarson, Rukiya Bernard, Peter Kelamis, Adrian Holmes, Chelah Horsdal, Terry Chen, Heather Doerksen, Patrick Sabongui, Phillip Mitchell, Naomi Dane, Ellie Harvie, Patrick Gilmore, Brad Dryborough, Emili Kawashima, Aya Furukawa, Maria Go, Serena Akane Chi, Abbey Imai, Marina Ishibashi, Miku Katsuura, Alicia Takase Lui, Jodi Tabuchi, Sara Taira, Alyssandra Yamamoto, Richard Cetrone, Phoebe Galvan, Simon Pidgeon, Matt Phillips, Lori Stewart, Greg Zach, Sigourney Weaver (La directora), Terry Notary…

Sinopsis: Cinco amigos universitarios van a pasar el fin de semana a una remota cabaña en un bosque siniestro. En el sótano encuentran una extraña colección de reliquias y, entre ellas, un diario que habla de la antigua familia de psicópatas que habitó la casa…

CW-0089_DF-02291

A estas alturas no es ningún secreto que la distribución cinematográfica en España no atraviesa por sus mejores momentos. Durante la última década se ha convertido en una costumbre cada vez más habitual ver cómo algunos de los estrenos más interesantes fuera del circuito mainstream hollywoodiense han pasado de largo por las carteleras nacionales, sin que el hecho de venir firmadas por contrastados talentos de la talla de Francis Ford Coppola, Abel Ferrara o Brian de Palma fuera impedimento para ello. Con todo, la peor parte se la ha llevado el género fantástico, donde, temporada tras temporada, los principales títulos de la producción genérica han carecido de difusión alguna en pantallas españolas. De este modo, un movimiento tan imprescindible para comprender el cine de terror contemporáneo como el denominado por algunos “Nuevo extremismo francés”, ha permanecido inédito a nivel oficial, si obviamos la programación de varios de sus integrantes en algunos festivales especializados.

The Cabin in the Woods - Imagen 01

Sin embargo, no hay mal que cien años dure y, por fortuna, parece que de un tiempo a esta parte algo está cambiando. En los últimos meses hemos podido así asistir a un lento proceso de recuperación de films recientes que, aunque con varios años de retraso, han podido al fin aterrizar en nuestro país, si bien en su mayoría mediante su desembarco directo en el mercado doméstico. Más vale tarde que nunca. Es el caso de Eden Lake, Somos la noche, Stake Land o Encerrada, el último trabajo hasta la fecha del maestro John Carpenter. Una lista a la que ahora se une The Cabin in the Woods con el castellanizado título de La cabaña en el bosque, un film al que el transcurrir de los años sin duda concederá el lugar que le corresponde por su importancia en el futuro devenir del género. Su llegada se produce en un momento en el que el boca a boca ha propiciado que gran parte de su público potencial haya ya accedido a su visionado aprovechando las facilidades que internet y las nuevas tecnologías ofrecen en este sentido, lo que otorga un mayor valor a la valiente apuesta realizada por la gente de “Good Films” y “La aventura audiovisual” por traerla hasta España y que esperemos sea correspondida por los aficionados del modo en que se merece.

la-cabana-en-el-bosque-005

Víctima de una problemática producción que la llevó a permanecer aproximadamente un año durmiendo en un cajón hasta conseguir su estreno en salas estadounidenses, La cabaña en el bosque ha supuesto el debut como realizador de Drew Goddard, habitual guionista y productor televisivo en cuyo curriculum destaca su autoría del libreto de la sobredimensionada Monstruoso. Co-escrita y producida por Joss Whedon, actualmente en la cima de su popularidad gracias al éxito conseguido por su adaptación de Los Vengadores marvelianos, la ópera prima de Goddard se encuadra a nivel temático dentro de la oleada de parodias genéricas que han venido sucediéndose dentro del fantástico en los últimos tiempos, a través de ejemplares como Lesbian Vampire Killers, Tucker & Dale Vs. Evil o Lobos de Arga.

the-cabin-in-the-woods-pic01-570x287

En este sentido, no es difícil señalar a La cabaña en el bosque como el título definitivo de este subgénero, debido a sus diferentes capas de lectura. Y eso que, en esencia, su modus operandi no se diferencia en demasía del modelo acostumbrado por esta clase de productos. A grandes rasgos, se trata de apropiarse de los principales arquetipos de un estilo determinado, para subvertirlos y ofrecerlos desde una óptica satírica. En este caso, un grupo formado por cinco estereotipados universitarios y una siniestra cabaña perdida en medio del campo es el punto de partida con el que la película va desgranando uno tras otro los clichés, tópicos y lugares comunes acuñados por el bodycount, al tiempo que va ofreciendo innumerables referencias y guiños cinematográficos fácilmente identificables para cualquier aficionado al género. Hasta aquí nada de particular, más allá de la comicidad que puedan desprender las situaciones descritas, que la tiene y mucha, destacando el uso de un humor negrísimo que cuenta con el añadido de no caer nunca en la sal gorda de algunas de sus colegas.

la-cabana-en-el-bosque-002

Esto sería así si no contara, además, con un dinámico guion que sabe conducir la historia con total normalidad hacia una espiral cada vez más disparatada sin perder por el camino la verosimilitud de lo narrado, una sobresaliente capacidad de hibridación entre la comedia  y el terror, o un trabajo actoral por encima de la media. No obstante, por encima de lo ya apuntado, el gran acierto que encierra La cabaña en el bosque estriba en, cómo partiendo de un planteamiento tan rutinario y escasamente ambicioso como el ya expuesto, sus dos ideólogos consiguen ir un paso más allá, articulando una ingeniosa deconstrucción metagenérica y metalingüística en la que reflexionan acerca de la evidente saturación y agotamiento de los mecanismos de cierto tipo de cine de terror que han terminado por conducir al género hacia los cauces de la previsibilidad más absoluta, tal y como se encarga de recalcar una de las frases que acompañan a su cartel publicitario: “Crees que conoces la historia”. Y ahí radica gran parte de su encanto. Es decir, lo que en apariencia no es más que un producto hecho por y para fans que se vale de dicha condición para buscar la complicidad de sus espectadores, según van transcurriendo los minutos se convierte en un toque de atención hacia esa misma audiencia sobre su responsabilidad para con su género favorito, en un tiempo en el que gran parte de su producción se ha consagrado a los siempre rentables remakes de viejas cintas.

la-cabana-en-el-bosque-imagen-pelicula-6

Buena parte de las intenciones de sus responsables quedan sintetizadas en la figura de ese par de funcionarios de una misteriosa organización a los que interpretan de forma sobresaliente Richard Jenkins y Bradley Whitford, los cuales, además de erigirse en uno de los principales puntales dentro de la vertiente cómica, funcionan como una especie de directores/demiurgos con la potestad de controlar los acontecimientos que se producen en la cabaña del título con el fin de que todo se desarrolle según los cauces previstos. El que uno de los dos arcos principales no deje de ser una ficción recreada dentro de otra ficción supervisada y con unas pautas bien definidas da pie para que se puedan establecer jugosas relecturas sobre el funcionamiento de la industria cinematográfica actual.

the-cabin-in-the-woods-la-cabac3b1a-en-el-bosque-pinhead-sawhead

Dicho discurso alcanza sus más altas cotas de significado durante un apoteósico tercer acto en el que una descontrolada legión de criaturas típicas del bestiario del género, sosias de personajes emblemáticos incluidos, escapan de las celdas en que permanecían encerradas dentro de las instalaciones de la misteriosa organización para arrasar todo lo que encuentran a su paso; una alegórica referencia a la imperiosa necesidad de una rebelión contra el orden establecido por medio de la destrucción de las estructuras en que se apoya, que permita que las nuevas propuestas terroríficas puedan correr riesgos y volar libres, ajenas a encorsetados formulismos o condicionantes industriales. A fin de cuentas, ¿qué es lo peor que podría pasar? Ni que se fuera a acabar el mundo… ¿O quizás sí? Puede que por este motivo el nihilista desenlace de La cabaña en el bosque no solo sea uno de los finales más alocados, transgresores y valientes de los últimos tiempos, sino también el certificado de defunción de un determinado modelo de entender y producir el cine de terror que ha imperado desde finales del pasado milenio hasta nuestros días.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on noviembre 8, 2013 at 8:50 am  Comments (17)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2013/11/08/la-cabana-en-el-bosque/trackback/

RSS feed for comments on this post.

17 comentariosDeja un comentario

  1. Has dado en el clavo, Jose Luis. Esta gran película no se podía explicar mejor de lo que lo has hecho. ¡Enhorabuena por la reseña!

  2. Para mi gusto, el mejor film de género de lo que llevamos de década, como minimo.

    No obstante he descubierto que no es un film para todo el mundo, ya que a varios de aquellos a los que se la he recomendado no les ha gustado NADA. Lo que, en el caso de aquellos que eran fans del terror, soy absolutamente incapaz de entender. No se si hay quien no ve o capta todo el subtexto, no le importa o tal vez, no les impresiona, pero sinceramente mi relación con Cabin in the Woods llega a un nivel de reverencia que se me antoja como lo que decian de Chechu… Es imposible conocerla y no amarla, amarla y no seguirla. Espero que se saque alguna edición con jugosos extras en BR, porque la compraré con gusto… Y como se lo lleguen a currar con dfirentes portadas o algo del estilo, soy capaz de hacerlo varias veces. No seria la primera vez…

    Magnifica reseña, dicho sea de paso. Un saludo.

  3. Sí, yo también me he encontrado con gente que parece no pillarle el punto a la peli o captar el mensaje subrepticio que lanza, y en muchos casos tratándose de gente que se declara fan de los slashers y el cine de terror ochentero. En fin….

    Ya que lo comentas, según mis fuentes creo recordar que el BR llevará más o menos los mismos extras que la edición yanki y saldrá en pocas semanas. Estate atento si acaso, aunque imagino que en su momento ya anunciaré por aquí su salida, que estas propuestas hay que apoyarlas. A ver si con suerte “La cabaña…” tiene suerte y anima el cotarro para que recuperen en nuestro país muchas de las pelis del género que han quedado inéditas en nuestro país en los últimos años. “The Woman”, “The Children”, “Martyrs”, “A’l interieur”, “The Inkeepers”, “Triangle”… La lista es interminable.

    Y muchas gracias por los piropos a la reseña de ambos, aunque para ser sinceros tengo que decir que, como de costumbre, no los comparto para nada. Hasta prácticamente publicarla he estado modificando cosas de lo poco que me convencía; con eso lo digo todo. Cosas de padres exigentes que seguro que comprendéis los dos perfectamente. 😉

    • De esa “lista interminable” de películas que te gustaría que llegasen aquí, cerebrin, puedo confirmarte que al menos “The Woman” y “The Innkeepers” lo harán en los próximos meses.

      • ¡Ouh yeah!

      • Excelente, que diría el señor Burns. 😉

  4. Para mi, sobrevalorada.

    • ¿Te podrías extender un poquito en las razones, mi “arma”?

  5. Muy buena crítica! A mi personalmente me parece una buena peli xq es divertida, pero coincido con sucettepuke. Quizá sea cosa de las expectativas, pero a mi no me parece ni tan ocurrente, ni tan perspicaz, disfrutable, vale, pero ya esta. Para mi Monstruoso es mucho mejor.

    • Jejejeje, a mi me ocurre justo lo contrario. Después de haber oido hablar tanto de “Monstruoso” cuando por fin la pude ver me dejo muy frío. Vamos, que si te digo que no le vi nada rescatable no te exagero. Es lo malo de las expectativas que nos creamos al ver una peli y que tu ya mencionas. Al menos en mi caso, muy rara vez suelen cumplirse, quizás porque llego a idealizar mucho lo que espero encontrar en la pantalla.

  6. Lo que deciamos… Para mi, aunque solo fuera por la verdadera FIESTA que es su última media hora, ya estaria por encima del 90% de las pelis del último milenio. Pero es que toda ella, y su mero concepto, me parecen una pasada.

    • Yo solo por tener los santos cojones de acabar como acaba ya solo me valdría. Pero es que el resto es tan bueno, tiene tan mala baba y, al tiempo, destila tanto amor por el género, que es imposible resistirse.

      • Amén, hermano.
        Eso si, Cloverfield (vamos a dejarnos de traducciones chuscas en la medida de lo posible) a mi si que me encantó. De lo mejor de su subgénero “camara en mano” que pronto le dará para un libro a alguien.

  7. Igual esperaba demasiado y levanté falsas expectativas, pero no me parece tan buenísima como se dice ni que reinvente el género ni nada de eso. Por ejemplo, creo que ya se hizo algo parecido en Waxwork a finales de los 80.
    Lo mejor para mi fue la sorpresa final, eso sí. Podían haber habido más sorpresas de ese tipo. Pero sí, igual debería darle una segunda oportunidad ahora que se estrena en salas.

    • No es comparable con “Waxwork”, y ojo, que me parece una película muy potente y a la que tengo un especial cariño, pero una cosa no quita la otra. Ambas comparten su tono de homenaje al género, pero la intención subyacente de una y otra es radicalmente muy distinta. Mientras que la de Hickox (de la que, por cierto, tenemos publicada reseña: https://cerebrin.wordpress.com/2012/04/02/waxwork-tvvd-museo-de-cera/) es una declaración de amor al cine de terror y a sus principales criaturas que no pasa de ahí. Sin embargo, “La cabaña en el bosque” utiliza ese mismo planteamiento para desde una óptica que algunos dirán “posmodernista”, arremeter contra ese tipo de cine al que homenajea o, mejor dicho, a la repetición de la fórmula ad nauseam de la que ha sido objeto. Pero tambíen te digo que entiendo que si no se entra en su juego y la despojamos de su discurso, sus resultados bajan bastantes enteros, pese a ser una peli por encima de la media.

  8. […] Ferran Herranz, a su vez uno de los responsables de otro sello de reciente creación, La Aventura (La cabaña en el bosque, Pie de página o Autobiografía de un mentiroso han sido sus primeros […]

  9. […] estrenaba en cines como previo paso a su edición en formato doméstico la inteligentísima La cabaña en el bosque (The Cabin in the Woods, 2012), durante este mes de marzo traerá hasta nuestras pantallas las no […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: