Sharknado 2

Sharknado_2_The_Second_One_TV

Título original: Sharknado 2: The Second One

Año: 2014 (Estados Unidos)

Director: Anthony C. Ferrante

Productor: David Michael Latt

Guionista: Thunder Levin

Fotografía: Ben Demaree

Música: Christopher Cano & Chris Ridenhour

Intérpretes: Ian Ziering (Fin Shepard), Tara Reid (April Wexler), Vivica A. Fox (Skye), Marcos McGrath (Martin Brody), Kari Wuhrer (Ellen Brody), Courtney Baxter (Mora Brody), Dante Palminteri (Vaughn Brody), Judd Hirsch (Ben), Stephanie Abrams, Kurt Angle (Jefe de Bomberos), Benjy Bronk (Mendigo), Downtown Julie Brown (Enfermera Fletcher), Juan Castano (Bombero), Don Castro (Policía de tráfico), Lyman Chen, Billy Ray Cyrus (Médico Quint), Sandra ‘Pepa’ Denton (Polly), Andy Dick (Funcionario Doyle), DC Douglas (Bud), Michael Dugan (MTA Trabajador), Nathan Fast (Radio DJ), Jared Fogle (Jared), Judah Friedlander (Bryan), David L. Garber (Amigo de Jared), Nimo Gandhi (Ingeniero), Robert Hays (Capitán Bob Wilson), Perez Hilton (Pasajero impaciente), Melanie Hinkle (Paramédico), Daymond John (Hombre de Wall Street),  Richard Kind (Harland ‘The Blaster’ McGuinness), Robert Klein (Alcalde), David Lambo (Víctima Metro), Matt Lauer, Biz Markie (Vinnie), Raphael Miranda, Alexis Molnar (Trabajadora pizzeria), Kelly Osbourne (Auxiliar de vuelo), Kelly Oxford, Austin Priester (Policía de vuelo), Kelly Ripa, Timothy Roberts (Rob Ford), Al Roker, Tiffany Shepis (Chrissie), Michael Strahan, Allee Stone (Nikki), Avalon Stone (May), Spencer Stone (Jimmy), Rachel True (Primer Oficial Jonni Valentine), Thomas P. Vitale, Antoinette Vitale, Giovanna T. Vitale, Ava Lauren Vitale, Cararose P. Vitale, Joan L. Vitale, Patrick J. Vitale, Cat Wallace, Kiki Weiss (Sherry), Gerald Webb (Técnico), Raymond T. Williams (Maxx), Anthony C. Ferrante (Guitarrista), Petunia, Karla Koenig-Arnold, Mitch O’Brien, Mark Rosenblum, Melanie Avalon (Asistente de vuelo), Steven Della Salla, Carl Ducena (Oficial de policía de Nueva York), Anne Wheaton, Wil Wheaton (Pasajeros de avión), Mike Gencarelli, Lyle Gold, Michael Leavy, Ryan Mitchelle, Robert Sciglimpaglia, Justin Smith, Carla Ulbrich…

Sinopsis: Tras sobrevivir al tornado de tiburones que asoló Los Ángeles, Fin y April vuelan hasta Nueva York para participar en un programa televisivo en el que van a contar su experiencia. Sin embargo, durante el viaje el avión que los transporta se ve envuelto de lleno en un sharknado. Tras lograr aterrizar con no pocas dificultades, Fin y April deberán enfrentarse nuevamente a una lluvia de tiburones, esta vez en la Gran Manzana.

sharknado-2a

La llegada de una secuela que prolongara la repercusión obtenida por Sharknado era algo que se veía venir desde lejos, y no solo porque sus propios responsables se apresuraran en anunciar su realización casi nada más estrenarse su predecesora. Teniendo en cuenta los antecedentes de su productora, la temible Asylum, conocida principalmente por su fabricación de mockbusters, apelativo utilizado para denominar a sus descaradas fotocopias de los blockbusters hollywoodienses del momento, entraba dentro de lo lógico que la creadora de I Am Omega no dejara pasar la oportunidad de sacar el máximo rendimiento posible al único e inesperado éxito propio que ha conocido hasta la fecha. Para ello, y como no podía ser de otra forma, la estrategia a seguir se ha centrado en potenciar aquellos aspectos que convirtieron a Sharknado en todo un fenómeno a escala mundial.

sharknado2b

Conscientes de que su popularidad se cimentó en el impacto obtenido en las redes sociales, toda la campaña publicitaria de Sharknado 2: The Second One se ha encaminado a repetir la jugada, con el claro objetivo de igualar y, a ser posible, superar la repercusión mediática suscitada un año antes. Algo de lo que hemos sido testigos en nuestro propio país, donde, con motivo de su estreno, el canal encargado de su emisión ha realizado un despliegue de medios sin ningún tipo de precedentes para un producto de estas características. Programada de forma simultánea a su première mundial en los Estados Unidos, su pase estuvo precedido por una publicitada maratón compuesta por otras cintas de similar pelaje protagonizadas por escualos, a la que se añadiría un día más tarde una sesión exclusiva en una veraniega pantalla gigante del centro de Madrid, en un evento que tuvo más de reunión social que de un acontecimiento cinematográfico propiamente dicho. A tenor de las actitudes exhibidas por buena parte de los asistentes, era fácil percibir que la razón principal de su presencia estaba motivada por su deseo de seguir la moda del momento y poder así participar vertiendo su opinión en los canales habilitados a tal efecto, antes que por un verdadero interés personal por el título proyectado. Un ejemplo de cómo a estas alturas, y salvo honrosas excepciones, las películas han dejado de pasar de ser obras de arte o, en su defecto, productos de entretenimiento, para transformarse en estudiadísimas campañas de marketing en las que, paradójicamente, lo que menos importa es la propia película.

sharknado2a

Aunque en diferentes términos, dicha circunstancia también se refleja en el contenido de Sharknado 2. A lo largo de su metraje son innumerables las celebridades (en su mayoría televisivas y, por tanto, desconocidas por estos lares) que han querido apuntarse al carro de un éxito más que asegurado, apareciendo delante de las cámaras para desempeñar pequeños cameos. Es el caso de Kelly Osbourne, hija del mítico líder de “Black Sabath”, el veterano Judo Hirsch, el alférez de la “Enterprise-D” Wil Wheaton[1] o Mark McGrath, vocalista del grupo de rock alternativo “Sugar Ray”, y quien encarna uno de los roles protagónicos. Tanto es el énfasis puesto en este apartado que diríase uno de los principales baluartes con los que se ha diseñado un conjunto al que hay que reconocerle una factura técnica algo superior a la acostumbrada en esta clase de cintas, consecuencia de una mayor holgura productiva. El mimo puesto en su confección se deja sentir en una puesta en escena y planificación más rica dentro de sus limitaciones, así como por unos efectos especiales infográficos con un mejor acabado formal, lo que, empero, no ha sido óbice para que la Asylum muestre su cara más ventajista al reaprovechar varios diseños procedentes de anteriores títulos suyos, singularizados en el concurso de aviones y cocodrilos.

sharknado-2-0

Por lo demás, el resto de la propuesta se desarrolla siguiendo los cauces de lo previsible. Las situaciones grotescas y ridículas que fueran la base de la popularidad de su progenitora son multiplicadas ad nauseam adaptando para ello un intermitente tono auto-paródico y cómplice para con los aficionados al fantástico. Sin embargo, y en contra de lo que cabría esperar, la apuesta no se salda con los resultados deseados. Las barrabasadas recogidas en el libreto de Thunder Levin quedan lejos de ser tan chistosas como pretenden, y la plana y funcional realización de Anthony C. Ferrante se muestra incapaz en todo momento de extraer algo de partido del material que tiene entre manos, más allá de lo evidente. Eso, por no hablar de que el hecho de que todo sea premeditado hace que la cosa pierda buena parte de su gracia. Tanto es así que el único momento destacable de todo el conjunto es aquel en el que el piloto del avión que transporta a los protagonistas, interpretado por Robert Hays, recordado principalmente por ser el protagonista de la saga Aterriza como puedas, comente “el haberse visto en otras situaciones peores” ante los primeros síntomas del sharknado producidos en pleno vuelo.

sharknado2-14

Acorde a este planteamiento, su argumento se limita a repetir punto por punto el de la primera parte sin excesivas variaciones. De nuevo, la trama pivota en torno a los esfuerzos del personaje de Ian Ziering por reencontrarse con su familia con el tornado de tiburones como telón de fondo, cambiando el marco de acción de Los Ángeles a Nueva York. Una circunstancia que es aprovechada para realizar un reportaje turístico de la Gran Manzana en el que no falta siquiera una visita a la emblemática Estatua de la Libertad[2], coronado por un patriotero llamamiento a la fuerza de la unidad de los ciudadanos neoyorkinos frente a las adversidades, en una clara referencia a los luctuosos atentados del 11-S.

sharknado-2-1

Pero si bien sus teóricas cualidades artísticas son, cuanto menos, discutibles, de lo que no hay duda es que Sharknado 2 ha cumplido con creces los objetivos con los que fue concebida. Con una audiencia de 3.9 millones de espectadores en su estreno, ha aumentado en un 189% el share de la primera entrega, mientras que los seiscientos millones de mensajes registrados en el hastag #Sharknado2TheSecondOne duplican el número de comentarios obtenidos por aquélla. Eso solo en los Estados Unidos, claro. En España, por su parte, consiguió copar los diez trending topics durante la noche de su estreno, convirtiéndose “en la película más tuiteada de la historia del país”, según la información aparecida en diversos medios. Con estos registros, no es de extrañar que la Asylum se encuentre ya trabajando en una tercera parte con vistas a estrenarla en julio del próximo año. Y así continuará sucediendo cíclicamente mientras que la gente no se aburra del invento, lo cual, visto lo visto, no parece cercano. Por el contrario, puede decirse que esto sólo acaba de empezar.

José Luis Salvador Estébenez

[1] No es esta la única conexión con Star Trek, aunque sea de un modo indirecto. Durante los primeros compases hay un homenaje explícito a Nightmare At 20,000 Feet, el famoso episodio de la serie The Twilight Zone protagonizado por William Shatner, el capitán Kirk de la serie original.

[2] El concurso de la Estatua de la Libertad no solo se limita al simplemente decorativo, participando activamente en la acción en un doble guiño a En busca del arca perdida y 1997: Rescate en Nueva York o, más concretamente, a cierto detalle engañoso de su cartel original.

Published in: on agosto 18, 2014 at 5:25 am  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2014/08/18/sharknado-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Pues no la he visto oiga… jajajajaja, tenía previsto ir pero acudí a ver un partido de petanca femenino en Villabajo de los Robles . Veremos donde nos tocará asistir al preestreno de la tercera parte, espero que si vuelve el tiburón de coña no intente sodomizarnos…

    Tras Los Angeles y Nueva York seguro que toca asolar alguna isla paradisiaca… Haway Bombay son dos paraiisoooss


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: