La hora cero

Dentro de la tanda de títulos puestos a la venta por Tema Distribuciones a finales del pasado mes de agosto, se encuentra La hora cero, una atractiva cinta de acción venezolana que cuenta con la particularidad de ser el film más taquillero de la historia de su país, y el cual además tuvimos la ocasión de disfrutar en la I Muestra de Cine Fantástico Latinoamericano, que acogiera en sus prolegómenos el último Festival Nocturna de Madrid.

LA PELICULA

vlcsnap-9922

Entre otras novedades, el comienzo del nuevo milenio nos brindó el insólito hecho de que cinematografías tan poco exportables fuera del ámbito hispanoamericano, tales como la mexicana, la brasileña o la argentina, dieran a luz títulos de gran éxito comercial y crítico a nivel global como Amores perros (Alejandro G. Inárritu, 2000), Ciudad de dios (Fernando Meirelles, 2002) o Nueve Reinas (Fabián Bielinsky, 2000) – ésta última contando incluso con su propio remake hollywoodiense-, por citar tan sólo algunos ejemplos.

vlcsnap-13786

Fue ésta sin duda alguna una consecuencia lógica y directa de la condición renovadora de unos creadores socialmente comprometidos, pero decididos al fin a narrar este tipo de historias desde una óptica de cine de género (condición ésta desde siempre poco habitual, quizás con la excepción de la cinematografía azteca, dentro de los estrechos márgenes presupuestarios de la industria sudamericana) y que, sin renunciar a la idiosincrasia propia e intransferible de sus países de origen, no dudaban en mostrar la influencia que sobre ellos ejercieron tanto el cine norteamericano manufacturado por la joven generación que surgió a principios de los 70, como la audacia narrativa y el riesgo formal del post-tarantinismo de los 90.

vlcsnap-16143

Perfectamente encuadrable dentro de esta corriente, la venezolana La hora cero se sirve del hecho real de la huelga médica que la profesión en pleno del país realizara a finales de 1996 como trasfondo a una, por otra parte, improbable pero bastante bien llevada historia de secuestros, que debe tanto al clásico del subgénero Tarde de perros (Dog Day Afternoon, 1975) de Sidney Lumet, en lo relativo a su estructura, situaciones y dinámica entre personajes, como en su aspecto visual al vigor, el montaje frenético y la apuesta por el realismo casi documental propios de la televisión americana actual.

vlcsnap-16416

En este sentido es admirable el férreo propósito del aquí primerizo realizador Diego Velasco por no aburrir en ningún momento al espectador, imprimiendo desde el primer minuto a su ópera prima un ritmo trepidantemente endiablado, por mucho que esta excesiva inclinación hacia los elementos de la acción vaya en detrimento de un desarrollo más detallado de la personalidad de sus carismáticos protagonistas e, incluso, de una exposición más reposada de componentes clave dentro de la compresión de la propia historia.

vlcsnap-23850

Dicho de otro manera, el sonido y la furia – absolutamente consustanciales a situaciones de conflicto como la que aquí se describe – están tan magníficamente retratados que se corre incluso el riesgo de que el ruido de las balas y el humo de los cañones (metafóricamente hablando, claro está) dificulten captar en su integridad su por otra parte impecablemente construido guión.

vlcsnap-27123

Esta inmersión sin concesiones dentro de la vorágine se ve sin embargo puntualmente interrumpida por los recuerdos a modo de flashbacks que asaltan a su protagonista (elocuentemente apodado La Parca), valederos tanto como preciso retrato de la génesis de su personalidad delictiva, como también para conocer las verdaderas motivaciones del secuestro de la clínica privada por parte de éste y de su banda: en apariencia toda la operación parece responder al altruista propósito de salvar la vida a una joven embarazada, aunque a medida que transcurre el metraje iremos viendo que no todo es tan sencillo como parece.

vlcsnap-31176

En cuanto a la tan temida presencia de contenido social en el film, y como ya apuntábamos más arriba, ésta se limita prácticamente a ser la mecha que enciende la llama del conflicto, demostrando sus responsables bastante imparcialidad no sólo al no situarse claramente de lado de ninguna de las partes implicadas si no, por el contrario, repartiendo estopa a todos y cada uno de los colectivos y clases sociales aquí representados. Así las cosas, los secuestradores (a pesar de su brutal forma de actuar)  pecan de ingenuos, los medios de comunicación de oportunistas y la policía se revela peligrosamente incapaz de enfrentarse y resolver el problema que se le plantea; aunque quizás sean los representantes políticos (pre-chavistas, por supuesto) los que se acaben llevando con diferencia la peor parte en este sentido.

vlcsnap-27300

Absolutamente libre de soflamas baratas, insoportables planfetarismos y sonrojantes victimismos (a los que nos tienen tan acostumbrados a este lado del charco cineastas como Ken Loach, Fernando León de Aranoa & Cía.), a pesar del tema a tratar- y de la condición marginal de sus personajes principales – en La hora cero se opta por suerte desde su mismo comienzo por el cine-espectáculo, que si bien también corre el serio riesgo de caer en el estereotipo, el efectismo y la falta de credibilidad (por ejemplo, dudo mucho que en toda Venezuela exista un sólo policía tal y como se ofrecen de americanizados aquí los representantes de la ley), se acaba ganando sin ningún género de dudas en vigor, consistencia y entretenimiento en el relato, que es lo que a fin de cuentas importa.

vlcsnap-42394

En definitiva, si a pesar de la diversidad de films latinos que nos han llegado estos últimos años aún existen espectadores dispuestos a meter todo el cine sudamericano en un mismo saco, La hora cero logrará hacerles olvidar – en menos de cien vibrante minutos – todos esos injustificados prejuicios.

LA EDICION

vlcsnap-2014-10-18-12h56m32s10

En lo que respecta a la imagen y al sonido se puede decir que son más que correctos… por mucho que en ocasiones resulten ininteligibles los diálogos recitados por más de un personaje, achacable exclusivamente a la jerga y/o acento utilizados por éstos (en muchos casos bastantes difíciles de entender por el espectador castellano hablante) antes que por consideraciones meramente técnicas, por supuesto.

Lamentablemente, y en lo que respecta a los contenidos adicionales, la presente edición sólo se puede calificar de paupérrima, teniéndonos que contentar con un mísero tráiler cinematográfico y la consabida selección de escenas.

José Manuel Romero Moreno

FICHA TÉCNICA

Título original: La hora cero

Año: 2010 (Venezuela)

Director: Diego Velasco

Guionistas: Diego Velasco, Carolina Paiz

Productores: Rodolfo Cova, Carolina Paiz

Fotografía: Luis Otero

Interprétes: Zapata 666 (Parca), Amanda Key (Ladydi), Erich Wildpret (Dr. Richard Cova), Laureano Olivares (Buitre), Alejandro Furth (Comisario Peña), Rolando Padilla (Gobernador Gonzalo)…

Sinopsis: Durante una huelga médica en Caracas, un delincuente de poca monta llamado La Parca se ve obligado a secuestrar una clínica privada para salvar al amor de su vida. Lo que parecía un plan perfecto terminará en un frenético desenlace donde el protagonista se verá obligado a enfrentarse con los errores de su pasado y a descubrir que sus peores enemigos están más cerca de lo que él imagina.

vlcsnap-45763

*Todas las imágenes de la película que ilustran este artículo pertenecen a capturas de la edición comentada.

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2014/11/03/la-hora-cero/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: