Entrevista a Marc Carreté, director de “Asmodexia”

Marc Sitges Cabecera

A finales de septiembre del pasado año os informábamos del rodaje de Asmodexia, una cinta de temática satánica que iba a suponer, por un lado, la puesta de largo como director del hasta entonces cortometrajista Marc Carreté y, por otro, la primera producción de M’s Entertainment, una nueva firma española centrada en la realización de films de terror con vocación internacional. Tras un exitoso recorrido por certámenes cinematográficos de medio mundo en los que ha cosechado diversos reconocimientos en forma de premios, y luego de ser estrenada en los Estados Unidos, Asmodexia pudo verse por fin en nuestro país durante el pasado Festival de Sitges en un único pase. Tras su visionado, nos pusimos en contacto con Marc Carreté, quien muy amablemente se prestó a someterse a la presente entrevista que hoy publicamos coincidiendo con el estreno limitado en salas comerciales de su ópera prima, al que seguirá su lanzamiento en diferentes formatos domésticos en los próximos meses.

ASMODEXIA_-_poster_laureado_LQ

Asmodexia ha supuesto tu ópera prima como realizador tras dirigir un par de cortos. Para aquellos que desconozcan tu trayectoria, ¿cuál es tu recorrido hasta llegar a tu debut en el formato largo?

Llevaba unos años dedicado a la producción y realización audiovisual enfocada al marketing y a la comunicación. Por circunstancias de la vida, en 2010 decidí dejar la productora en la que había estado trabajando durante años, para establecerme por mi cuenta y tratar de recuperar el viejo sueño de abrirme camino en el mundo de la ficción. Escribí, produje y dirigí Mal cuerpo en 2011, un año más tarde hice lo propio con Castidermia y en 2013 rodábamos Asmodexia.

¿Y cómo se te presenta la tan ansiada oportunidad de dar el salto?

Trabajando duro. Mi perfil profesional viene seguramente de la parte más estratégica del negocio de la producción, así que me gusta pensar que suelo ser proactivo en la identificación y generación de oportunidades… Nunca vienen solas y, lo más importante, nunca llegas solo a ellas, hay que trabajarlas y acordarse de dar las gracias a todos los que te ayudan a alcanzarlas.

ASMODEXIA_making_of_03

Argumentalmente, Asmodexia se encuadra dentro del cine de temática satanista que tantos representantes ha tenido en los últimos tiempos. ¿Piensas que la proliferación de esta clase de productos responde a una simple moda o, por el contrario, viene de algún modo a reflejar la convulsa situación sociopolítica en la que nos encontramos inmersos, especialmente el temor a los extremismos religiosos?

Interesante planteamiento. Las modas están ahí, de eso no hay duda, sin embargo me quedo con la segunda parte de la pregunta. De hecho, efectivamente, de ahí nace parte de la idea original de la película.

La escasez de recursos y la falta de formación hacen al hombre vulnerable y la vulnerabilidad lo hace manipulable. El extremismo religioso ha llevado a una parte de la humanidad a justificar guerras, llamadas santas, contra sus semejantes, pero ¿quiénes son los buenos y quienes los malos? ¿O los hay en ambos lados? El bien y el mal convergen a menudo en un territorio moral de ambigüedad que los confunde…

Además de la vena satanista, por así decirlo, el guion también da cabida a las teorías mayas que cifraban el final del mundo para finales del pasado 2012, desarrollándose precisamente la trama durante aquellos días. ¿Quiere decirse con esto que el germen inicial de Asmodexia era anterior a estas fechas?

Bien, el guion de Asmodexia se gestó y escribió entre finales de 2012 y principios de 2013, así que supongo que la presencia de la profecía maya en la película no es mero fruto de la casualidad….

Por cierto, ¿de dónde viene el título?

Es un juego de palabras (Asmodeus + Anorexia) que da nombre científico a la virtual patología de una posesión demoníaca. Tiempo atrás tuve la oportunidad de conocer el caso de una joven que padecía este terrible trastorno alimenticio, como consecuencia de un grave conflicto moral que vivía en su propia casa. La alteración de su conducta, el deterioro físico y la hostilidad y malicia de determinadas reacciones de la joven enferma hacia su madre, me hicieron pensar que seguramente en otro tiempo, y en el seno de una familia religiosa, su patología habría sido claramente interpretada como una posesión.

ASMODEXIA_OK_33

Según tus palabras, tu ópera prima es “una película oscura e intimista, a caballo entre la melancolía y el horror”. Me gustaría que ahondaras en tan atractiva definición…

Por supuesto. Además, es un concepto que para mí es muy importante que se entienda, ya que, sin darnos cuenta, dejamos que se situara la expectativa sobre la película en un relato típico de exorcismos, algo que precisamente y de forma expresa, nunca pretendió ser, y que probablemente raras veces jugará a nuestro favor. Aún siendo cierto que tratamos la temática de posesiones, e incluso mostramos algunos exorcismos a lo largo de la película, Asmodexia cambia de punto de vista y huye del susto habitual, para sumergirnos en una historia pretendidamente más dramática y cercana, ahondando en la singular relación entre un pastor exorcista y su nieta adolescente a los que acompañaremos muy de cerca en una especie de viaje espiritual hacia alguna parte. El bien y el mal se baten y confunden entre líneas a lo largo de todas las subtramas del relato, y el pasado emocional y espiritual de todos los personajes cobra una importancia relevante en el desenlace. Dosificamos la información en cuentagotas, e invitamos al espectador a componer un puzle narrativo sencillo y complejo a la vez. De alguna forma zanjamos una batalla entre bíblica y universal, pero lo hacemos huyendo de toda épica.

Viendo el film se detectan ciertas similitudes con Memorias del ángel caído. ¿Se encontraba este título entre tus influencias? ¿Qué otras referencias manejabas?

Sinceramente, no, aunque hay que recordar que el guion está escrito a dos manos con Mike Hostench, un tipo lleno de influencias… Mis referentes para la película, en este caso, fueron de modo expreso más literarios que cinematográficos, lo que se debería notar especialmente en la estructura y el tempo narrativo de la historia, inspirados en mi particular visualización de los relatos cortos de los grandes maestros de lo extraño, especialmente de Poe, y de la forma que tiene de “contarme” sus historias: parece que no te está contando nada trascendente y utiliza una narrativa contemplativa, sin embargo intuyes que algo se te escapa, y luego, el giro final, hace que todo cobre sentido y trascendencia. A partir de aquí tenía muy claro que había que intentar dar personalidad a la película; sería muy difícil acercarse siquiera al cine de la industria tradicional y quería huir de las técnicas cinematográficas más recurridas del bajo presupuesto, para tratar de conseguir una factura singular, cuidada y sugerente, que de alguna forma nos permitiera tentar al espectador para tratar sumergirle luego en el universo visual y estético de la película.

Como acabas de indicar, el guion está firmado a cuatro manos por Mike Hostench y tú. ¿Cómo ha sido el proceso de escritura? ¿Os repartisteis las funciones de algún modo?

Siendo fieles al tópico, pero honestamente, me gusta decir que ha sido una muy buena experiencia. Mike es un tipo ilustrado, con un talento indiscutible para la escritura y una persona terriblemente disciplinada a la hora de trabajar. Lo del reparto de funciones no es una fórmula exacta, pero a grandes rasgos podríamos decir que yo escribí la idea original y el perfil de los protagonistas y el tiró del carro con el desarrollo de un guion que revisábamos y evolucionábamos de forma conjunta, a veces online, y a otras veces de forma presencial.

Luego vino el recorte final, por aquello de las limitaciones de producción, y ahí, como director y coproductor ejecutivo de la película, me tocó a mí sacar y pasar la tijera.

ASMODEXIA_making_of_09

En distintas declaraciones habéis comentado que Asmodexia era una producción independiente realizada con capital privado. El que optarais por este sistema ¿fue fruto de las circunstancias o una consecuencia lógica de vuestras pretensiones, una forma, por así decirlo, de saliros del sistema tradicional?

De entrada es una realidad. Luego, según a quién se le formule la pregunta, puede haber distintas respuestas. Personalmente, como creador y responsable del proyecto asmodéxico, mucho antes de que este se convirtiera en película, simplemente te diría que esas fueron las circunstancias, y esta fue la oportunidad. A partir de aquí habría que preguntar a los productores sobre su proyecto de continuidad.

El que dispusierais de unos medios limitados ¿varió en algo la visión que teníais originalmente de la película, o desde un principio erais conscientes que tenía que tratarse de una película muy modesta en términos financieros?

Ocurre un poco como en la pregunta anterior. Podríamos decir que en ocasiones uno puede dejarse llevar por el frenesí creativo, pero personalmente desde un principio tuve muy claro lo que teníamos entre manos y por lo tanto que tenía que tratarse de una película muy modesta en términos presupuestarios.

Marc junto a Clàudia Pons y Luís Marco, protagonistas de "Asmodexia", durante su presentación en el pasado Festival de Sitges.

Marc junto a Clàudia Pons y Luís Marco, protagonistas de “Asmodexia”, durante su presentación en el pasado Festival de Sitges.

En cuanto al reparto, este se compone de una heterogénea mezcolanza de actores veteranos como Luís Marco, junto a otros jóvenes intérpretes, caso de Clàudia Pons, que otorga un interesante contraste. ¿Cómo fue el proceso de casting y la forma que tuviste de trabajar con los actores, dado el apretado plan de rodaje del que dispusiste?

Cierto. Tuve a Luís Marco y a Clàudia Pons en mente desde el principio; de hecho, escribí la idea original pensando en ellos. A Clàudia la conocí porque fue la protagonista de Castidermia, mi segundo corto, y a Luís, aparte de su conocida y dilatada trayectoria profesional, tuve la suerte de conocerle y codirigirle en un teaser para un proyecto de serie de televisión y conectamos muy bien.

Luego, Sergi Doladé, director de casting de la película, me ayudó con el resto del reparto. La primera en incorporarse fue Irene Montalà, que se mostró muy ilusionada con la idea de participar en la película y se convirtió muy rápido en coprotagonista de la misma. Y tras el casting llegó el resto del reparto.

Lo del plan de rodaje es otro tema… Lógicamente, se hace muy difícil rodar una película como esta en tan solo cuatro semanas, pero las exigencias y limitaciones de producción eran ineludibles y conocidas, de entrada, por todos, así que sin duda este fue uno de los grandes desafíos del rodaje.

Otro personaje más de la película es la ciudad de Barcelona…

Sí. Bueno, más que Barcelona, diría que todas las localizaciones de la película se convierten en un personaje más. Su singularidad, la sugerencia y su atractivo visual a la retina las debería de convertir en una herramienta imprescindible para seducir al espectador. Es un tema que trabajamos y cuidamos mucho, aun encorsetados también aquí por las limitaciones de producción.

DPP_0003

En los últimos años viene siendo cada vez más habitual en España la existencia de pequeños films de temática fantástica proyectados hacia el mercado internacional. Se me ocurre el caso de Wax o Vampyres, ambas de Víctor Matellano, Panzer chocolate, dirigida por Robert Figueras, o la propia Asmodexia. Como implicado en el tema que eres, ¿a qué se debe la existencia de esta corriente?

Sin conocer aun personalmente a Víctor y a Robert, creo no equivocarme si digo que si preguntas a los directores, solo hay una respuesta posible. Se debe a la pasión, a las ganas, al empeño y sobre todo a la ilusión. Luego hay que recordar que detrás de cada director hay unos productores y todo un equipo de profesionales, para muchos de los cuales, y muy especialmente en este tipo de películas, sigue habiendo un mismo denominador común: queremos trabajar en esto y no lo hacemos solo por dinero, de lo contrario no existirían ni estas tres, ni muchas otras de las películas que se han hecho en este país. Contar historias y hacer cine es, si se me permite, adictivo, y de ello también son testimonio la cantidad de cortos que se producen cada año en todo el mundo y muy especialmente en España.

Imagino que uno de los aspectos que quizás han influido a que optarais por esta perspectiva ha sido el buen nombre que el cine fantástico español viene disfrutando en los últimos años en todo el mundo, lo que no deja de ser un arma de doble filo, ya que si por un lado puede facilitar el desembarco en mercados foráneos, por otro exige de un esfuerzo por responder a lo que el público internacional espera encontrar en términos de calidad en una cinta con la denominación de origen “made in Spain”. ¿Ha supuesto un plus de presión?

No, no, en absoluto. A mí lo de la pasión por el cine de terror me viene desde muy jovencito, pero estoy completamente de acuerdo en que la buena reputación internacional que directores como Amenábar, Balagueró, Bayona, Plaza, Cortés, etc. han dado al cine fantástico “made in Spain” se ha convertido en una especie de denominación de origen. Pero lo que no tiene mucho sentido es equiparar producciones de Filmax, Nostromo, Rodar, etc., con producciones como las de Wax, Panzer chocolate o Asmodexia. Es, si se me permite el símil, como comparar un jamón del país con Jabugo 5J. El coste no es el mismo, y el sabor tampoco, sin embargo ambos son jamones, ambos son españoles y ambos tienen su mercado. El problema se produce cuando a alguien que quiere un 5J le das un país, y por algún motivo, y curiosamente esto nos ocurre mucho más aquí que en el extranjero. A veces parece que, jugando en casa, si queremos producir jamón, tiene que ser siempre un 5J, pero como la realidad es mucho más dura, nos tenemos que ir fuera a vender lo que hemos producido.

A tenor de estos antecedentes, sorprende en cambio que hayáis rodado la película en castellano y no en inglés, como en un principio sería lo esperable…

Un debate interesante el del idioma. No te sabría decir dónde está la verdad absoluta. Sin embargo, con un presupuesto bajo y siendo director novel siempre pensé que la proximidad geográfica del reparto, la fluidez de comunicación y el hecho de que hablásemos todos un mismo idioma, contribuiría a la contención presupuestaria, agilizaría el rodaje y daría más verdad al trabajo de los actores. Así que para la primera, siempre lo tuve muy claro. Luego, el tiempo dirá.

ASMODEXIA_making_of_14

En el caso de Asmodexia, parte del objetivo se ha cumplido, ya que la película ha sido estrenada en los Estados Unidos. ¿Cómo ha sido su distribución y qué tal ha sido acogida por aquellos lares? ¿Tenéis cerrados ya acuerdos con otros países?

Cierto. Estamos muy contentos con el estreno de la película en USA, sobre todo teniendo en cuenta que lo hemos hecho de la mano de IFC Midnight, una de las distribuidoras de cine de terror independiente más prestigiosas de Norteamérica y del mundo. Estrenamos el día 26 de septiembre y lo hicimos de forma simultánea en una selección de salas del circuito independiente, así como en blu-ray y DVD, además de las principales plataformas de VOD, vídeo a la carta, como, iTunes, Xbox, PlayStation, Amazon Instant Video, Google Play y SundanceNow. A día de hoy parece que la película está funcionando bastante bien y seguramente se lo debemos a la reputación del de la D.O., la del distribuidor y a la más que positiva valoración general de la crítica de Estados Unidos, que al parecer ha visto en Asmodexia un producción singular e interesante de cine de terror español de bajo presupuesto.

Hablando de otros mercados, la película también tiene cerrada distribución en China, Taiwán, Corea del Sur, Canadá y parte de Sudamérica, y esperamos que Raven Banner Entertainment, nuestro agente internacional de ventas, nos comunique la formalización de nuevos territorios en los meses venideros.

También, y muy importante, tenemos distribución en España. La aventura distribuirá Asmodexia en VOD (vídeo a la carta) y DVD de alquiler y venta. Así que nos hace especial ilusión ser la primera película hablada en español distribuida por esta pequeña-gran distribuidora nacional de cine de terror. Además, como probablemente sabréis, la película se estrenará en salas españolas del circuito independiente el próximo 14 de noviembre.

Según se informó en su momento, Asmodexia es el primer proyecto de M’s Entertainment, una nueva productora nacional dedicada a la confección de cine fantástico. ¿Sabes si ya están trabajando en nuevos proyectos? ¿Qué nos puedes contar de ellos?

Sí, conozco muy bien el proyecto de M’s Entertainment, pues diría que fui uno de los detonantes de su creación, dado que senté juntos por primera vez a sus fundadores en una mesa para producir Asmodexia.

Actualmente M’s Entertainment tiene todos sus esfuerzos centrados en el lanzamiento de una plataforma especializada en contenidos de terror (Dearfear), cuya salida al mercado se ha retrasado más de lo previsto, debido especialmente a la constante redimensión del proyecto y a la dificultad de gestionar la distribución multiplataforma de contenidos a nivel internacional.

ASMODEXIA_OK_015B

Y en tu caso, ¿en qué andas trabajando actualmente?

Sigo involucrado en el proyecto Asmodexia, acompañando a la película a los festivales que así lo solicitan, y sigo comprometido con M’s Entertainment en cuanto a labores propias de la coproducción ejecutiva de la película se refiere, algo que sin duda me permitirá realizar un análisis completo de lo que ha sido el proyecto en toda su extensión y complejidad. Mientras tanto y tras poner mis contadores vitales a cero, después de Sitges, sigo documentándome, escribiendo y desarrollando el proyecto de mi segunda película, algo sobre lo que espero poder contaros cosas interesantes muy pronto.

Si quieres añadir algo más…

Daros las gracias por vuestro interés y apoyo a la película, y mandar un afectuoso saludo a vuestra comunidad de seguidores.

José Luis Salvador Estébenez

Fotografías de cabecera y del Festival de Sitges: Julio Cerrillo (crprisma@gmail.com)

Published in: on noviembre 14, 2014 at 6:31 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2014/11/14/entrevista-a-marc-carrete-director-de-asmodexia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: