Juegos sucios

juego sucio venta.indd

Título original: Cheap Thrills

Año: (2013) Estados Unidos

Director: Evan L. Katz

Productores:  Travis Stevens, Gabriel Cowan, John Suits,

Guionistas: Trent Haaga, David Chirchirillo

Fotografía: Sebastian Wintero Hansen

Música: Mads Heldtberg

Intérpretes: Pat Healy (Craig), Ethan Embry (Vince), Sara Paxton (Violet), David Koechner (Colin), Amanda Fuller (Audrey)…

Sinopsis: Juegos Sucios (Cheap Thrills) cuenta la historia de un padre primerizo amenazado de desahucio. Su vida da un vuelco cuando conoce a una pareja adinerada que puede conducirle a una vida mejor…pero a un altísimo precio.

cheapthrills_0920-00047

¿Hasta dónde llegarías si tuvieses una familia a tu cargo, te encuentras sin trabajo y tu casero pretende desahuciarte? Con esta sencilla (y desgraciadamente muy realista) premisa arranca Cheap Thrills (2013), bautizada para nosotros con el título de Juegos sucios. Se trata de la ópera prima de E. L. Katz que, tras pasar por más de veinte festivales y obtener diferentes premios, llega a nuestras carteleras de la mano de la distribuidora La Aventura Audiovisual.

cheapthrills_0920-00075 (2)

Rodada en tan sólo catorce días, con un presupuesto de poco más de 100.000 dólares y un guión escrito por Trent Haaga (responsable anteriormente de El vengador tóxico IV: ciudadano Toxie) y David Chirchirillo, Katz construye una excelente película encuadrada dentro de la cada vez más sonada ola del mumblegore tan apreciada por las nuevas generaciones. En Juegos sucios el protagonista es Craig, un treintañero que se encuentra en la triste situación antes comentada, pero cuya vida sufre un vuelco cuando, acompañado de un antiguo amigo, conoce en un antro a dos excéntricos millonarios que le ofrecen dinero a cambio de superar algunas pruebas: beber unas cuantas copas, palpar los culos de las strippers, golpear a un guardia de seguridad, defecar en un salón… Poco a poco la cosa se va calentando y las apuestas adquieren un tono cada vez más salvaje, mientras que las sumas de dinero aumentan sin parar.

cheapthrills_0920-00144 (2)

La cinta se presenta ante nosotros, los espectadores, en voz baja y con un tono bastante suave, como si de un drama social se tratara, para poco a poco convertirse en una impresionante espiral de locura y violencia capaz de golpear al más experimentado. Katz, el director, asegura que el objetivo no es que haya mucha violencia, sino que cuando aparezca, que se note¹. Sin duda es un máxima que los responsables han sabido aplicar perfectamente, pues si bien es cierto que no estamos ni de lejos ante un torture porn, Juegos sucios hace que nos estremezcamos en más de un momento con esta extraña (y quizás necesaria) reflexión sobre lo que es capaz de hacer un ser humano en un momento de crisis económica, cuando el pan de su familia está en juego; pero mejor no dar muchas pistas sobre los caminos por los que transcurrirá la trama, pues el factor sorpresa siempre es positivo.

cheapthrills_0920-00235 (2)

Filmada cámara en mano casi en su totalidad y sin virguerías técnicas que adornen la pantalla, la acción de la película transcurre casi en un setenta por ciento en la vivienda de los millonarios, pues nuestros protagonistas no pueden salir de la casa al atraparles sus peligrosas ansias de conseguir dinero fácil (¿fácil?). De alguna manera, Katz y su equipo le dan la vuelta al subgénero de las home invasion que tan buenos resultados ha proporcionado en propuestas como Funny Games (Funny Games, 1997), Tú eres el siguiente (You’re Next, 2011) o la patria Secuestrados (2010), y sitúa a sus personajes en el punto opuesto, encerrados en una vivienda ajena. Pero que nadie espere conexiones buñuelescas ni un trasfondo filosófico. Aquí la cosa es mucho más directa, sin trampa ni cartón, pura avaricia. Juegos sucios posee además una extraña facilidad para pasar del drama a la comedia en un tiempo récord y siempre en las coordenadas del thriller ultra-violento, modalidad en la que es sencillo caer en el gore facilón, aquí apenas presente salvo en momentos muy pensados, algo de agradecer en los tiempos que corren acostumbrados a que la sangre se imponga a la historia en bestiales ejercicios que a día de hoy han dejado de sorprender (salvo excepciones, claro). Así, vemos que todo está en su sitio, desde el inicio, de corte sereno, hasta el arrollador final, convirtiéndose Juegos sucios en una auténtica lección de montaje, pues con una duración no superior a la hora y media, su ritmo es brillante, la acción transcurre a toda velocidad y la trama no decae en ningún momento, dejando al espectador con la boca abierta al igual que a los personajes de Healy y Embry.

cheapthrills_0920-00080 (2)

En resumen, Cheap Thrills es divertida, salvaje y la mejor reflexión sobre el vil metal vista por un servidor en muchos años. No hay que perdérsela.

En cuanto al reparto, decir que los cinco protagonistas ofrecen unas interpretaciones excelentes, especialmente Pat Healy, al que recientemente vimos en Los huéspedes (The Innkeepers, 2011) de Ti West (en la que coincidiría, precisamente, junto a Sara Paxton) y que acaba de participar en otro importante mumblegore titulado Starry Eyes (2014). Healy da vida a Craig, el anti-héroe de la historia, un papel complicado dada la gran cantidad de matices requeridos, y cuya transformación a lo largo del filme es digna de análisis. Le acompaña Ethan Embry (Vince, el amigo en la ficción), que de intervenir en títulos junto a Jennifer Love Hewitt o Reese Witherspoon parece haber querido cambiar de rumbo y dejarse ver en otro tipo de producciones, como las series Masters of Horror o Fear Itself, por ejemplo. Sin duda, preferimos este nuevo camino. Por su parte, David Koechner (cuya carrera discurre más por la comedia pura y dura) es Colin, el millonario drogadicto casado con la bellísima Violet (Sara-Los huésedes-Paxton). Ambos están perfectos con sus excentricidades, dando en el clavo con su manera de enfocar a unos ricachones. Completando el cast tenemos a Amanda Fuller (una de las protagonistas de la ya citada Starry Eyes), aquí en la piel de la sufrida esposa de Craig-Healy, un rol secundario pero importante de cara a puntualizar determinados momentos dramáticos.

cheapthrills_0920-00299 (2)

De E. L. Katz podemos decir que tras esta primera experiencia en la silla de director, se ha encargado de realizar uno de los capítulos de la más reciente The ABCs of Death 2 (2014). En cualquier caso, contando con Juegos sucios como carta de presentación, sin duda se convierte en un cineasta al que habrá que seguirle la pista.

Javier Pueyo

cheapthrills_0920-00263 (2)

(1) Declaración extraída del pressbook de la película, cortesía de La Aventura Audiovisual.

Published in: on noviembre 28, 2014 at 10:13 am  Comments (1)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2014/11/28/juegos-sucios/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Siguiendo con su apuesta por traer a nuestras pantallas los films actuales más interesantes dentro del ámbito del fantástico y aledaños, La aventura estrena hoy en España la norteamericana “Cheap Thrillls”, circunstancia que nos ha servido de excusa para que Javier Pueyo comience a colaborar en La abadía con sus textos. Espero que el texto sea de vuestro agrado y muchísimas gracias a Javier por su ayuda. 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: