“Inéditos de Jesús Franco”: Cartas de amor a una monja portuguesa

71EZw6Z3COL__SL1218_

Título a título, desde La Abadía hemos ido dando buena cuenta durante estas últimas semanas de los imprescindibles “Inéditos de Jesús Franco”, editados por Tema Distribuciones. En esta ocasión nos centramos en la que, al menos en teoría, pudiera ser considerada por el público profano como la más “normal” y digerible de las cinco películas pertenecientes a la susodicha colección: Cartas de amor a una monja portuguesa (Die Liebesbriefe einer portugiesischen Nonne, 1977), la cual ya fuera reseñada hace más de cinco años en esta misma Abadía por Jesús Palop, y que ahora vuelve a ser analizada por nuestro activo colaborador José Manuel Romero Moreno.

LA PELICULA

vlcsnap-166961

Al estar enmarcada en una etapa (1976-77) en la que el género que más se prodigó en la filmografía de su director fue el de las W.I.P movies, muy bien pudiera caerse en el lógico error de considerar que esta Cartas de amor a una monja portuguesa no se trata más que de una vulgar traslación de los estilemas de las películas de cárceles femeninas (… que el propio Franco ya se encargara de asentar con su fundacional 99 mujeres) a los films consagrados al relato de las escabrosas hazañas de monjas con fácil inclinación al pecado. De hecho, en la mayoría de los casos basta con trocar la prisión por el monasterio, dejando intactos el resto de constantes y personajes prototípicos, para pasar con toda facilidad de un subgénero a otro: de esta manera, la entrada en escena de la novata, los rituales de iniciación, las secuencias de torturas, la represora presencia de figuras dominantes – ya vengan representadas éstas en las formas de guardianas, curas, alcaides o madres superioras -, y, por supuesto y sobre todo, la consabida y generosa dosis de liberador – por prohibido en ambos estamentos – sexo lésbico, van conformándose película a película como inevitables peajes por los que es imprescindible transitar cuando uno introduce en su reproductor un film de estas características.

vlcsnap-148091

Y aunque todos estos denominadores comunes estén también contenidos en el presente film (de una u otra manera y en diferente medida), definitivamente aquí no es tan determinante esa utilización mecánica y facilona de los clichés que el propio Franco ya se encargara de aplicar en otros títulos suyos, o tal y como Walerian Borowczyk hiciera con su Interior de un convento, película que con un toque inconfundiblemente arty maridaba de alguna forma el subgénero de mujeres encarceladas con el de los films de novicias calientes, y que fue el éxito de taquilla que verdaderamente propició el boom de la modalidad más tarde denominada nunsploitation, en una tesitura bastante similar a la que tuvo lugar una década antes cuando La caída de los dioses de Visconti se convirtiera en la semilla de otro subgénero también conectado con las W.I.P. y aún más infame si cabe: el porno-nazi; nueva tendencia ésta la de los conventos del vicio en la que, para variar, los italianos volvieron a hacer su agosto con derivaciones tan poco sutiles y ventajistas como ese cruce con el slasher que es La monja homicida o incluso mediante delirantes crossovers con la saga erótico-viajera más de moda a mediados de los 70 con Sor Emanuelle.

vlcsnap-163208

Incluso, y después de intentarlo sin éxito con la fórmula de las artes marciales (Kung fú contra los 7 vampiros de oro) o con el thriller setentero (Acorralado en Hong Kong), una ya agonizante Hammer también se subió en aquellos años al carro de esta tendencia con la simpática – aunque finalmente fallida – La monja poseída, su penúltima producción para salas de cine antes de echar el cierre y dedicarse, hasta su resurrección en 2010, exclusivamente al mercado del video y la televisión. Protagonizada también por una monja adolescente interpretada por Nastassja Kinski, y con Christopher Lee como maléfico líder de un culto satánico, el último film de terror de la mítica productora británica era una obvia consecuencia de la corriente satánica que en el género volviera a poner en boga El exorcista unos años antes y que, sorprendentemente, resulta estar casi tan próxima a Cartas de amor de una monja portuguesa como los especímenes erótico-religiosos-explotativos antes citados, vinculación existente principalmente a través de la cuestión demoníaca que el propio Franco ya se encargase de abordar tanto en ésta como en Les démons y El proceso de las brujas (también con Lee en su reparto), ésta última rodada – casualmente o no – el mismo año que la célebremente brutal Las torturas de la inquisición de Michael Armstrong, precursoras ambas de la explícitamente gráfica representación en pantalla durante la década de los 70 de los escarceos entre la iglesia, la santa inquisición y el maligno, piedras de toque también de la polémica Los demonios, firmada por el siempre provocador Ken Russell y sin duda una de las cintas más emblemáticas de esta variedad.

vlcsnap-117113

Volviendo al film que nos ocupa, además de encontrarnos con toda seguridad ante el proyecto más personal de los acometidos por Franco dentro de su asociación con el productor suizo Erwin C. Dietrich (la película se basa en las misivas que en el siglo XVII una religiosa escribiera a un aristócrata, y que también serían la base de la muy diferente y posterior Cartas de amor de una monja, rodada en 1978 por Jorge Grau y, curiosamente, con Lina Romay en su reparto), con toda probabilidad éste también sea – junto al Jack the Ripper protagonizado por Klaus Kinski – el trabajo más clásico, a la vez que mejor acabado a todos los niveles, de los realizados por su autor en este prolífico período.

vlcsnap-138736

Y con esto no nos venimos a referir únicamente a su obvia condición de producción de época, si no tanto a una mayor “corrección” visual de lo que estamos acostumbrados en su director (ausencia de zooms demasiado marcados, exquisito sentido del encuadre, cuidados montaje, iluminación y música, etc…), como a un cierto conservadurismo a la hora de relatar la historia, ya que aparte de recurrir al acostumbrado esquema narrativo de presentación-nudo-desenlace, Franco escoge finalmente una opción demasiado moralista (también de forma algo contradictoria, ya que un tufillo claramente anticlerical recorre todo el metraje) al recompensar a los buenos – de una manera bastante abrupta, absurda y anticlimática, todo hay que decirlo – y dar castigo a los villanos de la función, impecablemente representados por la portuguesa Ana Zanatti y el austríaco William Berger.

vlcsnap-110662

Aunque tal vez no tan vinculado al imaginario franquiano como pudieran serlo Howard Vernon, Jack Taylor, Antonio Mayans o Klaus Kinski, el polivalente William Berger es uno de esos intérpretes que, a fuerza de acostumbrar a verlos en cintas de todo pelaje, acaban resultando una presencia entrañable para el cinéfago de pro, ya que en sus más de treinta años de trayectoria representó como pocos el nacimiento, auge y triste decadencia del cine de género hecho en Europa, gracias sobre todo a sus colaboraciones con lo más granado (… y también con lo peor) de los realizadores que abordaron el llamado cinema bis en el viejo continente: al propio Franco habría que añadir nada menos que a Sergio Sollima, Mario Bava, Tonino Valerii, Duccio Tessari o Enzo G. Castellari y, ya durante la última etapa de su carrera, a “maestros” de la talla de Ruggero Deodato, Lamberto Bava o Luigi Cozzi.

vlcsnap-109395

En Cartas de amor de una monja portuguesa Berger, con su histriónica interpretación místico-rijosa del perverso padre Vicente, se revela como lo más desmesurado – a la vez que acertado – de un film cuya mayor carencia acaba siendo precisamente su constante e incomprensible voluntad de no caer en el exceso, actitud ésta más que ejemplificada en la que debería ser la escena capital de la película (la aparición de Satanás), y que desgraciadamente se resuelve torpemente con una muy sosa y endeble puesta en escena y algunos primeros planos de los ejecutantes, desaprovechando absolutamente todas las posibilidades visuales, rituales y transgresoras que una estampa de tales características pudiera haber deparado.

vlcsnap-123933

Aunque técnicamente intachable a todos los niveles, y con la ventaja de un guión en su mayor parte coherente, aparte de la contención formal antes mencionada y de su demasiado moroso ritmo, al film le acaba pesando el protagonismo de Susan Hemingway, “actriz” de escueta filmografía (apenas siete títulos… y todos ellos bajo las órdenes de Franco) y de núbil y turbadora belleza (un poco en la línea de la Romina Power de Justine), por desgracia también poseedora de un exiguo talento interpretativo – se limita a poner la misma carita de cordero degollado durante todo el metraje – y definitivamente sin el carisma necesario como para defender con sus inexistentes aptitudes un personaje de tamaño protagonismo y recorrido dramático.

vlcsnap-110839

Así las cosas, paradójicamente la mayor baza de Cartas de amor a una monja portuguesa (su más que correcto acabado) acaba convirtiéndose en el peor de sus defectos: y es que, y permítanme la pequeña maldad, cuesta horrores reconocer al padre de títulos como Ilsa o Aberraciones sexuales de una rubia caliente en una película tan clásica y correctamente rodada, aunque finalmente tan aburrida, estéril y poco inventiva, como es ésta.

vlcsnap-151135

LA EDICION

Como suele ser habitual con los títulos que componen la presente colección nos encontramos ante una edición que derrocha una calidad visual como pocas veces han disfrutado en nuestro país los films del tío Jess editados en formato doméstico. Como ya se indica orgullosamente desde la propia carátula delantera, el trabajo de limpieza de imagen a partir del negativo original en 35 mm se hace notar y mucho, ofreciendo un espectacular colorido, una claridad prístina y una definición tal que delata en su exquisita restauración el propósito de su posterior conversión a HD, Blu-ray hasta el momento exclusivamente adquirible en Alemania a través de la colección Jess Franco Golden Goya Collection auspiciada por el propio Dietrich.

vlcsnap-29149

En cuanto a sus características técnicas, el film se presenta en formato 1.78:1 anamórfico, con audios en alemán y español. Incomprensiblemente, y aquí sí se desmarca del resto de los “Inéditos de Jesús Franco”, esta edición no incluye subtítulos en castellano. Por lo demás, el apartado de extras se compone de los acostumbrados tráilers (tanto de éste como del resto de títulos) y de una fotogalería que nos ofrece una recopilación de carteles así como fotocromos originales de la película.

José Manuel Romero Moreno

vlcsnap-154579

FICHA TÉCNICA

Título original: Die Liebesbriefe einer portugiesischen Nonne

Año: 1977 (República Federal Alemana, Suiza)

Director: Jesús Franco

Guionistas: Erwin C. Dietrich, Christine Lembach a partir de las cartas de Mariana Alcoforado

Productor: Erwin C. Dietrich

Fotografía: Peter Baumgartner

Música: Walter Baumgartner

Interprétes: Susan Hemingway (Maria Rosalea Coutinho), William Berger (Padre Vicente), Herbert Fux (Satán), Ana Zanatti (Madre Alma), Aida Vargas (Hermana Joana), Vítor Mendes (Alcalde), José Viana (El Gran Inquisidor)…

Sinopsis: Maria, una joven de 16 años, es sorprendida besándose con su novio por el padre Vicente: éste insistirá a la madre de la joven, pobre e inculta, que la mejor manera de alejar a su hija del pecado es dejarla a su cuidado e ingresarla de inmediato en un convento, petición a la que en principio ambas acceden de buena fe. Sin embargo, el cada vez más extraño comportamiento del cura y de las novicias allí internadas provocará que Maria haga todo lo que esté en su mano por alejarse lo antes posible del claustro.

*Todas las imágenes de la película que ilustran este artículo pertenecen a capturas de la edición comentada.

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/01/16/ineditos-de-jesus-franco-cartas-de-amor-de-una-monja-portuguesa/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: