Las estrellas del destape y la transición. El cine español se desnuda.

destape1

Título: Las estrellas del destape y la transición. El cine español se desnuda.

Autor: José Aguilar

Editorial: T & B editores

Datos técnicos: 350 páginas. (Madrid, Febrero 2012)

destape3

El autor, José Aguilar, con su obra.

Pocos libros existen dedicados al cine surgido durante la Transición, denominado “de destape”, todo un género revolucionario en que las actrices se desnudaban a la mínima, siempre “por exigencias del guión”, debido a la libertad que se empezaba a vivir tras la abolición de la censura en el cine español, derivada de la muerte del General Franco.

destape2

Rosa Valenty posando con el capítulo que le dedica el libro.

Por ello, José Aguilar ha llevado a cabo en este Las estrellas del destape y la Transición el que quizá sea el más completo documento que tenemos hasta la fecha sobre este capítulo de nuestra filmografía, simplemente por el hecho de estar narrado en primera persona a través de sus protagonistas; es decir, las principales actrices que formaron parte de aquella etapa histórica y que se convertirían, en muy breve espacio de tiempo, en auténticas estrellas de nuestras pantallas.

destape4

Mítica imagen de Susana Estrada junto a Tierno Galván.

Decir destape es decir Susana Estrada, Ágata Lys o Nadiuska, y de todas ellas se habla en el libro, aunque por razones obvias la alemana no lo haga con su propia voz. Aunque si bien es verdad, se echan en falta nombres como los de Adriana Vega, Sara Mora, Blanca Estrada o las malogradas Sandra Mozarowsky, Inma de Santis, Azucena Hernández o Andrea Albani, frente a los retratos de actrices que apenas intervinieron en el género, como puede ser el caso de Rocío Dúrcal -cuya participación en el fenómeno se limitaría, no obstante, a una de las más famosas cintas de este estilo, la polémica Me siento extraña, de la que, por cierto, su director y sus actrices aportan datos muy interesantes-, o los narrados a través de un pastiche de entrevistas antiguas realizadas por Aguilar, como los dedicados a Ángela Molina, Ana Belén, Marisol, o Bárbara Rey, algo que le resta valor al conjunto al hablar de sus carreras en términos generales.

destape 5

En este libro no se habla de Sandra Mozarowsky.

Pero a pesar de que el periodista ha podido contactar con la mayoría de las actrices de la época, no ha sabido extraer toda la información necesaria, prefiriendo escarbar en el lado más morboso del asunto que en el meramente cinematográfico, ya que de hecho pocas películas son las que aquí se analizan, y en ocasiones incluso se llega a fusilar directamente críticas recogidas en la prensa de la época. Además, todas las protagonistas pasan por la misma tanda de preguntas, algo que termina resultando harto tedioso, dejando una clara sensación de deja vu que se aplica durante toda la lectura. Preguntas del estilo de si algún director intentó propasarse con las actrices, si hacían que se desnudaran en los despachos, si les ofrecieron ejercer la prostitución o si les hubiera gustado haber visto a su partenaire desnudo, son planteadas a todas y cada una de ellas, pareciendo algo más propio de un periodismo amarillista.

destape6

La Cantudo no se considera actriz del destape.

Pese a todo, nos encontramos con algunos retratos muy conseguidos. Un buen ejemplo está en el dedicado a la Cantudo – por más que ella diga en repetidas veces que no se considera una actriz de destape-, todo un acierto que marca el camino que debería haber seguido el autor en el resto de capítulos, en el que se indaga en el rodaje de La Trastienda, descubrimos el poco conocido dato de que pudo haber sido musa de Buñuel en Ese oscuro objeto del deseo, y confirma sus desavenencias con Ágata Lys, algo de lo que también se habla en el apartado dedicado a Silvia Tortosa, quien reconoce que el rodaje de El huerto del francés fue un infierno.

destape10

El huerto fue un infierno.

Igual de interesante es la entrevista a Ágata Lys, cuya imagen es utilizada como reclamo en la portada del libro. Esta es realizada por teléfono y la actriz muestra su fortísimo carácter: no se corta un pelo al hablar, despotricando a diestro y siniestro, pero también alabando a realizadores como Paul Naschy, y además no duda en afirmar que era de las que más cobraban de la época: unos cuatro millones de las antiguas pesetas por La nueva Marilyn.

Ágata fue la mejor pagada.

Ágata, la mejor pagada.

También hay que destacar algunas perlas soltadas por la boca de Fiorella Faltoyano sobre directores de la época como José María Forqué o compañeras de oficio como Bárbara Elorrieta, o exclusivas como la ofrecida por Mónica Randall al afirmar que pudo haber sido chica Hitchcock, ocupando el papel en Topaz que finalmente recaería en la alemana Karin Dor.

destape9

Karin Dor en Topaz.

destape8

La Randall en la misma época en la que se rodó la película de Hitchcock. El parecido es más que evidente.

El autor muestra sus debilidades, transmitiendo la pasión que siente hacia las actrices comentadas, contando con alguna evidente excepción como el caso de Victoria Vera, hacia la que no puede esconder su antipatía; así también evidencia su falta de cariño hacia el propio género sobre el que escribe – sin ir más lejos, se escandaliza con La criatura, de Eloy de la Iglesia-, a veces incluso prefiriendo hablar sin venir a cuento de su propia vida personal, algo totalmente fuera de lugar y muy común, por cierto, en otros libros del autor.

victoriavera

Victoria Vera no es plato de buen gusto para el autor.

En definitiva, es de agradecer que se publique una obra que aborde esta temática, pero esperemos que no se trate del ensayo definitivo, ya que, como ya hemos recalcado, aunque el libro engancha y se lee de un tirón, se echa en falta una mayor indagación en el género desde un punto de vista más cinematográfico que morboso. ¿Algún candidato a escribirlo?

Jesús Palop

Published in: on enero 23, 2015 at 6:13 am  Comments (6)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/01/23/las-estrellas-del-destape-y-la-transicion-el-cine-espanol-se-desnuda/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Os felicito por la reseña. Sois bastante objetivos y no teneis miedo a decir lo que os gusta y lo que no en el libro, de forma argumentada, además.

    Eso os diferencia,y mucho, de otros sitios en la red.

    Por favor, reseñad más libros. Es un placer leeros.

  2. Gracias, Miguel. Se agradece mucho que te feliciten por lo que haces. Nosotros apuntamos tu propuesta de seguir reseñando más libros para darlos a conocer, aunque por razones de tiempo comprende que no lo hagamos más a menudo. Un saludo y un verdadero placer que nos sigas.

  3. Totalmente de acuerdo con la reseña… no vendría nada mal un segundo volumen para seguir ahondando en el tema…

  4. No comparto la reseña. El libro tiene un valor indudable que convierte a su autor en uno de los más importantes del paía. Como somos los españoles siempre intentando ensuciar lo excepcional…

  5. Yo tampoco comparto la reseña. Me encanta el libro. José es un periodista de cine muy bueno. Y, por cierto, me encantan sus comentarios sobre su vida y circunstancias. Son parte de su estilo y muchos los esperamos en cada libro. Lo siento chicos. Bajo mi punto de vista, no hay obletividad en vuestros comentarios…

  6. Pues yo comparto plenamente la reseña. Adquirí el libro en una liquidación, a precio de derribo, y quizá por eso no me arrepiento de la compra, pero para empezar, la selección de actrices es muy sui géneros. ..para continuar aburren las alusiones larguísimas a su los quehaceres diarios del autor -me parecerían bien en el prólogo, pero no entiendo la descripción exhaustiva de la cena que el autor se da con su compañero en el desaparecido Jock en madrileño, criticando su decoración, ambiente o platos (en el capitulo dedicado supuestamente a Emma Cohen, pags 65 y 66)- y la redacción es muy mejorable…saltando en cada capítulo a intervenciones de Colomo, Aguirre o Oliver os que no vienen a cuento. Para colmo, no fue revisado ortográficamente y te encuentras con “a parte” en lugar de “aparte” o incluso “haber” en lugar de “a ver” en más de una ocasión. Lo dicho….como curiosidad está bien…si lo compras a 4 euros como yo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: