Fallece Luciano Ercoli

60_00

Esta mañana el famoso crítico italiano Marco Giusti se hacía eco de una triste noticia en su muro de Facebook: el fallecimiento de Luciano Ercoli a los 84 años de edad en Barcelona, lugar donde el cineasta italiano tenía fijada su residencia desde hace ya algún tiempo. Según la información a la que hemos tenido acceso, el fatal desenlace se produjo en la noche del pasado sábado en un hospital de la Ciudad Condal donde permanecía ingresado desde el jueves. Aunque activo principalmente en labores de producción, la carrera de Ercoli suele ser evocada gracias a los tres giallos que dirigiera a principios de los setenta con similar elenco técnico-artístico: Días de angustia, La muerte camina con tacón alto y La muerte acaricia a medianoche, considerados a día de hoy tres de las mejores muestras del estilo por parte de los aficionados.

Nacido el 19 de octubre de 1929 en Roma, Ercoli se sentiría atraído por el cine desde bien temprano. Acorde a estas inquietudes, con tan solo diecinueve años abandonaría la carrera de derecho para comenzar a trabajar dentro de la industria cinematográfica de la época por mediación de su amigo y posteriormente colega Ennio de Concini, (co)responsable de los libretos de films tan variopintos como Divorcio a la italiana, por el que ganaría el Oscar, La máscara del demonio, el díptico sobre Hércules protagonizado por Steve Reeves, o la versión de Guerra y paz dirigida por King Vidor.

Una vez metido en el mundillo, los primeros pasos de Ercoli se producen como chico para todo en los estudios Ponti-De Laurentiis, donde poco a poco va ascendiendo en el escalafón hasta alcanzar cometidos mayores. Así, en la década de los cincuenta puede rastrearse su nombre como ayudante de dirección en varios films como Atila: Hombre o demonio, si bien su verdadero salto llega en 1959, año en el que asociado a Golfiero Colonna y Alberto Pugliese financia el falso documental Calypso, dirigido por el propio Colonna y Franco Rossi.

Este sería el primer paso de una exitosa carrera como productor que se alargaría hasta mediados de la década de setenta. Parapetado tras la Produzioni Cinematografiche Mediterranee, productora que había fundado para tal efecto junto a los mentados Colonna y Pugliese, se sumerge en el entonces efervescente cine de género europeo, donde conocería sus mayores logros profesionales. En coproducción con la barcelonesa Balcázar da forma a Una pistola para Ringo, uno de los primeros éxitos cosechados por el entonces floreciente eurowestern, al que le seguiría un año más tarde la seudo secuela El retorno de Ringo.

Así pasan los años hasta que en 1970 da el salto a la dirección con el giallo Días de angustia, al cual le seguirían La muerte camina con tacón alto (1971) y La muerte acaricia a medianoche (1972), ambas protagonizadas por Susan Scott, seudónimo tras el que se escondía la almeriense Nieves Navarro, esposa de Ercoli en la vida real hasta su fallecimiento,  a la cual había conocido durante el rodaje de Totó de Arabia, el que fuera el debut de la antigua modelo como intérprete.

Junto a su esposa Nieves Navarro en una fotografía reciente.

Junto a su esposa Nieves Navarro en una fotografía reciente.

Sin abandonar de todo el estilo, en 1973 Ercoli dirige a Giuliano Gemma, actor fetiche de muchos de sus títulos durante su época de productor, en Demasiado riesgo para un hombre solo, último de sus trabajos estrenado en España en el que fusionaba la temática criminal con las competiciones automovilísticas. Con el seudónimo André Colbert, interviene un año más tarde en dos películas: la desconocida Il figlio della sepolta viva y Lucrezia giovanne, centrada en los aspectos más sensacionalistas y lascivos de los Borgia, con Simonetta Stefanelli en el papel de Lucrecia.

Siguiendo la estela de la popularidad que por entonces cosechaba el estilo en las pantallas italianas, en 1975 incursiona en el poliziesco con La polizia ha le mani legate, inspirada en uno de los hechos más turbulentos de la Italia de los años de plomo: el atentado real ocurrido en diciembre de 1969 en la Piazza Fontana de Milán. Por último, ya en 1977, realiza la comedia criminal La bidonata, a mayor gloria de Walter Chiari, con la que pone punto y final a su trayectoria profesional con solo 48 años, a decir de algunos, tras heredar una considerable fortuna.

Descanse en paz.

Published in: on marzo 15, 2015 at 9:26 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/03/15/fallece-luciano-ercoli/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Reblogueó esto en kinodetoury comentado:
    R.I.P. Luciano Ercoli


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: