Carnival of Souls [dvd: El carnaval de las almas]

Carnival-of-Souls-movie-poster

Título original: Carnival of Souls

Año: 1962 (Estados Unidos)

Director: Herk Harvey

Productor: Herk Harvey

Guionista: John Clifford basándose en una idea de Herk Harvey

Fotografía: Maurice Prather

Música: Gene Moore

Intérpretes: Candace Hilligoss (Mary Henry), Frances Feist (Mrs. Thomas), Sidney Berger (John Linden), Art Ellison (Minister), Stan Levitt (Dr. Samuels), Herk Harvey (“El hombre”)…

Sinopsis: Mary Henry tiene un trágico accidente de tráfico, a raíz del cual sufre unas extrañas visiones que le conducirán hacia un final sorprendente…

A menudo suele establecerse 1968 como un año clave en la evolución que sufrió el género fantástico en el cine. Películas que datan su fecha de estreno en ese año como El héroe anda suelto, La semilla del diablo o La noche de los muertos vivientes, son los títulos escogidos por los estudiosos para marcar ese cambio drástico en el cine de terror, al mismo tiempo que 2001: una odisea del espacio de Stanley Kubrick hacía otro tanto en el terreno de la ciencia ficción. Sin embargo, nadie en su sano juicio se atrevería a dejar de lado todo lo que se fue forjando con anterioridad dentro del género. De hecho, y centrándonos en el género terrorífico, a principios de la década de los sesenta existen grandes ejemplos que hicieron posible la posterior mutación del horror en el celuloide. Todos estamos de acuerdo en que el cine actual no sería lo mismo sin películas como Psicosis de Hitchcock o El fotógrafo del pánico de Powell, ambas de 1960, o en un peldaño inferior (aunque no por ello menos interesante) Seis mujeres para el asesino, dirigida por Mario Bava en 1964. Incluso, películas que no son tan conocidas como Spider Baby[1] de Jack Hill, también han aportado su granito de arena a esa transformación, ya que pese a que Tobe Hooper negara su influencia durante la entrevista que le realizáramos en la pasada edición de Nocturna, las conexiones estéticas y argumentales que existen entre ésta y La matanza de Texas resultan bastante evidentes.

vlcsnap-2015-03-24-19h50m56s193

En la misma liga que la cinta de Hill se encuentra El carnaval de las almas de Herk Harvey, realizador cuya carrera se limitó prácticamente al terreno del cine divulgativo e industrial, siendo el film referido su única incursión dentro del ámbito comercial, la cual no gozaría en su momento del recibimiento que merecía. Al igual que tantas otras, El carnaval de las almas ha tenido que esperar varios años para que fuera redescubierta y se la colocase en el puesto que por sus cualidades merece. Tanto es así que directores de la talla de David Lynch o el propio George A. Romero han reconocido el poderoso influjo que su visionado ha ejercido sobre su filmografía.

vlcsnap-2015-03-24-19h50m35s242

Dicen que el bueno de Harvey pensó en hacer esta película al ver un parque de atracciones abandonado. Fue tras adentrarse en él y observar su estructura que decidió reunir algo de dinero y llevar a cabo la realización del proyecto junto a algunos colaboradores con quienes ya había trabajado anteriormente. De entre estos destacarían por su buen hacer John Clifford, en calidad de guionista, y Maurice Prather, como director de fotografía, ya que, pese a que el grueso de la carrera de ambos se encontrara alejado del cine de ficción, conseguirían en sus respectivos apartados unos resultados realmente encomiables.

carnival_of_souls

Como sucedería en la ópera prima de Romero, El carnaval de las almas empieza de la manera más abrupta posible: una chica se ve envuelta en una carrera de coches que termina en desgracia al caer al río el vehículo en el que iba. La chica, cuyo nombre es Mary Henry, logra sobrevivir al accidente milagrosamente, pero poco tiempo después comienza a sufrir unas extrañas visiones en las que una serie de siniestros individuos la acechan con la aparente intención de devolverla al lugar donde debería estar, y que no es otro que el reino de los muertos. En teoría se trata de una trama de lo más simple, pero si ahondamos en ella descubriremos la cantidad de matices que posee, hallando en ellos los motivos por los cuales esta humilde cinta se adelanta varios años a sus sucesoras.

vlcsnap-2015-03-24-19h49m36s161

Sin ir más lejos, detengámonos en esa carrera que enfrenta a chicos contra chicas, y en la que, al contrario que el resto de sus amigas, Mary no parece estar cómoda en esa situación. Como hemos visto en otras ocasiones – sirva el caso de las más recientes Crash de David Cronenberg o Death Proof de Quentin Tarantino -, las carreras de coches y la velocidad suelen asociarse al sexo, lo cual puede también aplicarse en esta ocasión. Asistimos a una competición entre hombres y mujeres, una batalla de sexos si se quiere, que termina con el automóvil de las chicas en el agua. Mary sobrevive, tal y como hemos dicho, pero decide cambiar de aires y marchar a otro pueblo para trabajar como pianista de la iglesia. No obstante, al llegar a su nuevo empleo dejará bien claro que no toca por vocación (es decir, que no es creyente y/o practicante), sino que se trata simplemente de una cuestión económica, planteamiento que despierta por un lado el recelo de los religiosos y, por otro, el interés (libidinoso) de un joven llamado John Linden que vive en la misma posada que ella. Y en esa tesitura se suceden las apariciones espectrales que sufre la pobre chica. Por un lado, Mary se debate entre seguirle la corriente al machista y mujeriego John o quedarse sola y enfrentarse a esos siniestros personajes, mientras que, por el otro, es expulsada de la iglesia al ser sorprendida por el párroco tocando una melodía sacrílega mientras estaba imbuida en una de esas extrañas visiones.

vlcsnap-2015-03-24-19h51m08s57

Uno de los requisitos que se suelen asociar al cine de terror moderno es el hecho de que no se den explicaciones a los extraños acontecimientos que suceden. En la citada La noche de los muertos vivientes, por ejemplo, los muertos se levantan de sus tumbas sin que se dé una razón aparente (aunque sí se llegan a hacer algunas conjeturas sobre las posibles causas a través de algún noticiero que se escucha durante la cinta). Pues bien, en El carnaval de las almas no existe un motivo específico por el cual ese grupo de siniestros “zombis” acosen a nuestra protagonista. Están ahí y punto. Aunque tal y como hemos visto podemos buscarles un significado como también se le encontró a la ópera prima de Romero. Incluso, podemos ver bastantes paralelismos entre esos seres siniestros que acechan a Mary con Laurie Strode y el guardián de su “virgo” Michael Myers en la canónica La noche de Halloween (y por ende con la cantidad de sucedáneos que surgirían a raíz de ésta luciendo con más o menos orgullo la etiqueta de slasher durante las siguientes décadas).

Carnival_of_Souls (1)

Sin embargo, como decíamos anteriormente, en el momento de su estreno la película fue recibida con más pena que gloria, obligando con su nula repercusión a que Herk Harvey volviera a sus quehaceres o, lo que es lo mismo, continuar con el rodaje de documentales. No sería hasta finales de los ochenta que El carnaval de las almas fue recuperada y reestrenada en una versión remasterizada[2], gracias en parte a los elogios recibidos por directores del renombre de Martin Scorsese y Wes Craven (quién, por cierto, produjo un pseudoremake en 1998), o el afamado crítico Roger Ebert, quienes reivindicaron los excelentes resultados de una película de terror sin efectos especiales, cuyo principal efectismo se encuentra en unas poderosas escenas tan bien rodadas que muchos films actuales deberían tomar buena nota.

Carnival-of-Souls-2

Es decir, justo como apuntábamos al inicio, el cine de terror moderno viene marcado por un año, 1968, no hay duda. Ahora bien, ello no quita para que anteriormente otras películas como El carnaval de las almas se hubieran encargado de poner los cimientos y marcar el camino a seguir que posibilitara el nacimiento de esa nueva etapa dentro del género.

Juan Pedro Rodríguez Lazo

[1] Curiosamente también estrenada en 1968 pero rodada cuatro años antes.

[2] Como otra nota curiosa apuntar que el bueno de Herk Harvey, a quien vemos en la película como el principal “espectro”, “zombi” o como queramos llamarlo, que persigue a Mary, acudió caracterizado como tal al reestreno junto a parte del equipo original de El carnaval de las almas.

Published in: on abril 17, 2015 at 5:11 am  Comments (1)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/04/17/carnival-of-souls-dvd-el-carnaval-de-las-almas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Excelente película. Me toca revisar un día de estos Spider Baby


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: