Entrevista a Javier Reyes, co-director de “Delirium”

fotac_javier_reyes

Tal y como apuntamos en la reseña publicada hace unos días de Delirium, hoy damos paso a la entrevista que tuvimos el placer de hacer a uno de sus artífices: Javier Reyes, que nos cuenta algo más acerca de su arduo rodaje y de la nula carrera comercial que obtuvo esta humilde aunque fascinante película. Tal y como comprobarán a continuación, pese a las vicisitudes vividas durante su gestación, la versión de Reyes sobre los funestos acontecimientos que vivieron es algo más orgullosa y optimista que la de Antonio Navarro (co-director de Delirium) – http://psychotronickultvideo.blogspot.com.es/2009/09/entrevista-con-antonio-navarro.html-, dejándonos a los admiradores de esta obra ya casi olvidada una confortable sensación concordia.

Delirium, film que escribió y dirigió junto a Antonio Navarro, Luis Albors y Raúl García, se ha convertido en una especie de película maldita de la que prácticamente apenas existe información. ¿A qué cree que se ha debido? ¿Qué factores han influido para propiciar esta situación?

Confluyeron varias circunstancias. Una de ellas, sin duda fue que éramos jóvenes apasionados por el séptimo arte, inexpertos y confiados, por lo que  caímos en manos de un productor sin escrúpulos que ni siquiera cumplió la normativa que obligaba a depositar una copia en la Filmoteca Nacional. Por eso, Delirium no puede ser proyectada, más allá de las copias en DVD[1] o VHS que existen y no puede participar en algunos ciclos en los que sin duda hubiese tenido cabida. Todo ello condujo, además,  a una distribución sin sentido, mal planificada y sin interés.

¿Y qué le parece que algunas webs especializadas o fanzines la rescaten y reivindiquen?

Un  gran honor. La película es una producción no low cost sino hiper-low-cost, en la que el talento y la pasión de muchos de los que participaron en ella aflora en muchos planos y secuencias.  Sólo puedo estar muy agradecido por el rescate del que hablas y por la reivindicación de la obra.

La película se desarrolla a base de historias independientes con un nexo de unión. ¿Por qué se decidieron por esta estructura?

La verdad es que el futuro de El regador regado, la productora en la que estábamos Antonio, Raúl, Luis y José Manuel se jugó y dirimió en varias reuniones  internas que mantuvimos en nuestra oficina-domicilio, donde trabajábamos y vivíamos. Se planteó un interesante debate que pudo haber cambiado nuestra historia. En aquellos tiempos acababa de estrenarse Opera prima, la película de Trueba. Manteníamos algunas reuniones con Trueba y su equipo en la famosa cafetería Yucatán sita en la glorieta de Bilbao, la que dio nombre a la escuela de Yucatán. El debate que surgió en nuestra productora antes de comenzar el rodaje de Delirium se centraba en si no sería mejor rodar una película mesa de camilla como se llamaban aquellas películas tipo Tigres de papel o la misma Opera prima, comedias con la estructura chica-conoce-chico,  con pocos decorados y personajes (de ahí lo de mesa camilla, en la que personajes hablan y hablan alrededor de una mesa). Como digo, el debate se produjo entre nosotros sobre la conveniencia de producir una comedia con esas características o abordar Delirium, en las antípodas en cuanto a contenidos y estructura. Lo que si tengo claro es que si hubiésemos hecho una comedia, con el talento de todos, el rumbo de nuestra productora hubiese sido otro. Por tanto decidimos rodar Delirium y dirigir cada uno una de las cuatro historias, con Jose Manuel Martí como nexo de unión entre todas ellas.

Las historias de “El río y el molino” y la de “Sara” que se corresponden, respectivamente, con las dirigidas por Antonio Navarro y usted, son las que más se extienden en el metraje. ¿Fue por algún motivo en especial?

En mi caso, “Sara” fue un verdadero problema. Se dieron cita varios factores que agravaron la situación. Antonio se basaba en un cuento de Par Lagerkvist, premio Nobel y Luis en uno de Borges. Yo había escrito la parte de Raúl que abre el film y además tenía que escribir “Sara” que cerraba la historia. Además tenía que hacer que el conjunto tuviese sentido y no fuesen cuatro cortos sin ningún nexo de unión narrativo. Para que el problema se hiciese mayor, yo abría el rodaje, por lo que tenía que definir muy bien aquella estructura que me tocó en suerte. Me recuerdo días antes del rodaje sentado en unas escaleras del Palacio de Oriente, concentrado en desarrollar la estructura de “Sara” (mezcla de teatralidad, presente en las cuatro historias, el más allá, con mi personaje muerto en la primeras secuencias del film, una historia de amor y un solo personaje en un caserón). Todo ello condujo a lo que es Sara y su inevitable duración. Me siento muy orgulloso del resultado final, ya que desde mi particular punto de vista cumple los objetivos que señalaba anteriormente. Y no fue nada fácil.

Recorte de prensa cogido de la web Pashychotronik Kult Video.

Recorte de prensa cogido de la web Pashychotronik Kult Video.

Una de las cosas que más llama la atención de Delirium es  que, gracias a esa estructura de cinta moëbius, apenas se intuye que detrás de ella se encuentren cuatro directores diferentes. ¿Cómo consiguieron esa homogeneidad narrativa y visual entre las diferentes historias?

Bueno estábamos unidos, éramos compañeros y amigos, perseguíamos un objetivo común y amábamos nuestra vocación-profesión. Nos ayudamos mucho unos a otros, más allá de las lógicas peleas entre colegas. Lo trabajamos mucho, lo hablamos mucho, lo sufrimos mucho y lo disfrutamos mucho también.

En Delirium existen bastantes alusiones a Shakespeare, como por ejemplo El rey Lear y Romeo y Julieta

La teatralidad de la que hablaba antes está presente en cada secuencia. Sara es una adaptación muy libre de Romeo y Julieta, con un Romeo en el espacio off.

En Delirium el espíritu de un hombre se pasea por cuatro historias diferentes hasta encontrarse con su amante también fallecida. ¿Se podría considerar a Delirium como una película de fantasmas de “arte y ensayo”?

Sin duda es una película de arte y ensayo, entendido como un ensayo, ejercicio, variación, sobre un tema.  Pero Delirium es una historia de amor básicamente entre dos seres que habitan dimensiones distintas o universos paralelos, ahora tan de moda. Tanto el hombre como Sara viven, están vivos, cada uno en un plano distinto de la realidad. El amor les conduce a encontrarse en el punto de unión, sus sombras-espíritus se une en la escalera con la que se cierra el film.

conocea1a

Además de la muerte, otro elemento esencial en la película es el arte. ¿A qué se debe esa combinación?

El arte es parte de la teatralidad de la que hablaba. Tanto en la parte de Antonio como en  la mía, que ofrecen más posibilidades al respecto, verás que la composición del encuadre tiene una clara vocación que trata de relacionarse con el arte y la pintura. Y en general las cuatro historias tienen un desarrollo y  estructura muy trabajada, basada en las obras maestras de los grandes  de la música contemporánea. Este creo, en mi modesta opinión, es uno de los aciertos de Delirium.

El reparto se compone de actores bastante desconocidos. Sólo Ana Gracia ha desarrollado posteriormente una carrera regular y tampoco demasiado relevante. ¿Qué me puede contar de ellos? ¿De dónde salieron?

Es una de las razones de trabajar con un presupuesto muy ajustado. En todo caso, aunque no hubiese sido así y hubiésemos contado con mayores recursos, José Manuel  hubiese sido el protagonista. Estoy muy satisfecho del trabajo de ambos, creo que tanto Ana como José Manuel están a una gran altura. Hay momentos de Ana en “Sara” magníficos, y el trabajo de José Manuel en su personaje es igualmente muy destacable.

En su momento, Delirium participó en certámenes cinematográficos del prestigio de la Seminci de Valladolid o la Mostra de cine Mediterrani de Valencia. ¿Qué tal fue acogida en su paso por estos festivales?

En un escenario de cine español recién salido del franquismo, con películas pseudo-políticas o comedias, Delirium era toda una provocación-revolución.  En la Mostra su acogida fue tibia y en Valladolid fue convulsa con reacciones en los dos sentidos.

Extraído del blog de Antonio Navarro http://notsogreatexpectations.blogspot.com

Extraído del blog de Antonio Navarro http://notsogreatexpectations.blogspot.com

Dos años antes de Delirium dirigió junto a Antonio Navarro el mediometraje Nostalgia de comedia muda con Verónica Forqué, Luis G. Berlanga y José Luis López Vázquez. ¿Qué nos puede explicar de este proyecto?

Era un proyecto mío, que yo anteriormente había dirigido en súper 8 con actores desconocidos. Cedí la codirección a Antonio por amistad y compañerismo y en pos de crear una fuerte relación profesional entre todos nosotros. En la película están presentes Luis como productor y Raúl como actor. Fue una maravillosa experiencia. Es paradójico ver como hoy en día que se han puesto de moda películas en blanco y negro, mudas, que reivindican el cine mudo, como The Artist o Blancanieves, cuando nosotros en el año 1980 hicimos Nostalgia de Comedia Muda. Nos fue muy bien con la película que fue seleccionada en el festival de San Sebastián del año 80, la Mostra, Bilbao, Huelva, etc. Además de distribuirse por toda España y durante todo el año.

¿Piensa que en la actualidad, gracias a Internet, una película como Delirium tendría mejor recepción por parte del público?

Estoy seguro que sí. Además las nuevas tecnologías y el cine digital nos hubiesen brindado mejores soluciones en el rodaje y postproducción. La película no tendría los defectos que se advierten debidos al exiguo presupuesto.

En el caso de Antonio Navarro o Raúl García, ambos se han encaminado hacía el terreno de la animación. En cambio usted se ha decantado por el mundo de la televisión…

Tuvimos que buscarnos la vida… pero estoy seguro que ninguno de nosotros ha olvidado su pasión por el cine. Somos cineastas de nacimiento y moriremos cineastas.

¿Tuvo algo que ver las dificultades vividas con Delirium para que no volviera a intentar probar suerte en el cine?

Hice dos cortometrajes-largos después: Aquel par de botas y Mundo secreto,  y obtuve posteriormente una subvención de Ministerio de Cultura para rodar una adaptación de la novela El Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio, la cual estuve a punto de llevar al cine y que finalmente no se produjo por no poder completar el presupuesto final. Luego las circunstancias de la vida me empujaron al mundo de la televisión. Pero Delirium fue una gran experiencia que se hace más grande e importante a medida que pasa el tiempo.

DIGITAL CAMERA

¿Qué piensa del actual estado del cine español?

Sin comentarios.

Muchas gracias por su atención, si quiere añadir algo más…

Muchas gracias por reivindicar y revisar nuestra obra. Delirium sigue viva gracias a gente como vosotros. También quiero mandar un abrazo a todos aquellos que hicieron posible con su talento trabajo y esfuerzo que finalmente Delirium fuese una realidad.

Juan Pedro Rodríguez Lazo

[1] Basta decir que se refiere a DVDs que contienen una copia pasada desde el VHS de la película y que guardan algunos coleccionistas, no a ninguna edición oficial que se haya puesto a la venta en la actualidad.

Published in: on septiembre 1, 2015 at 7:22 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/09/01/entrevista-a-javier-reyes-co-director-de-delirium/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: