Entrevista a Javier Pueyo, autor de “Lucio Fulci. Autopsia de un cineasta”

001

Siguiendo con su loable tendencia a publicar estudios monográficos que tratan de examinar la obra de cineastas dedicados al fantástico, tales como Rob Zombie, Don Coscarelli o Peter Jackson, Tyrannosaurus Books puso a la venta el pasado 10 de septiembre Lucio Fulci. Autopsia de un cineasta, volumen que nos toca muy de cerca a los que formamos esta abadía al suponer la puesta de largo editorial en solitario de nuestro colaborador y amigo Javi Pueyo. A pesar de ser Fulci un cineasta popular gracias sobre todo a clásicos del terror como Aquella casa al lado del cementerio o Miedo en la ciudad de los muertos vivientes, en Autopsia de un cineasta nos son enumeradas también sus incursiones en géneros tan habituales de la cinematografía transalpina como pudieran ser el spaghetti western, el giallo o la comedia sexy all’italiana, a través de un minucioso estudio que, alejándose como decimos de tópicos y lugares comunes, arroja una panorámica lo más amplia, detallada y amena posible sobre la figura y la obra del desaparecido director romano. Aparte de esta cronología profesional, y del concienzudo análisis a toda su filmografía, el presente volumen incluye a modo de inmejorable añadido una serie de entrevistas, realizadas por Javi para la ocasión, con algunos profesionales que, en un momento u otro de sus trayectorias, colaboraron en diferentes facetas con Fulci, como pudieran ser los casos del también realizador Claudio Fragasso, el director de fotografía Nino Celeste o el actor Bernard Seray, presente en La miel del diablo, película del romano que pudo verse el pasado 12 de octubre dentro de la sección Brigadoon de la 48ª edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges, como complemento a la presentación de Autopsia de un cineasta por parte de su autor.

Portada Fulci

Para comenzar, ¿qué te llevó a decidirte por Fulci a la hora de elegir el tema de este tu primer libro en solitario? Lucio Fulci es uno de mis cineastas favoritos y siempre pensé que tenía una filmografía fascinante a la vez que desconocida. Muchos son los que aún hoy únicamente le asocian con el cine de terror, cuando lo cierto es que incursionó en otros muchos géneros, de modo que pensé que podría ser interesante realizar un completo análisis de toda su filmografía y descubrir que circunstancias le llevaron a pasar de un género a otro. Con esta idea acudí a la editorial Tyrannosaurus Books, y debo agradecerles que en todo momento me apoyaran y creyesen en el proyecto.

¿Qué crees que ofrece de novedoso Autopsia de un cineasta en comparación con otros estudios anteriores, alguno de ellos de publicación relativamente reciente?

Existen muchos libros sobre la vida y obra de Lucio Fulci, y evidentemente no los he leído todos. Sí puedo decirte lo que he intentado aportar yo, un repaso a toda su filmografía (cine y televisión) complementado con diferentes entrevistas a actores, técnicos y cineastas que trabajaron junto a él.

577838_516615781723289_2109752948_n

Tras cuarenta películas de diversos géneros a sus espaldas, ¿por qué crees que con Nueva York bajo el terror de los zombi el estilo de Fulci se adaptó tan bien al cine de terror, hasta el punto de que desde ese momento se consagraría a él – con contadas excepciones – hasta el final de su trayectoria profesional?

Nueva York bajo el terror de los zombi fue un gran éxito muy bien recibido por los aficionados al cine de terror. Sus espectaculares efectos especiales no pasaron inadvertidos y escenas como la lucha entre el zombie y el tiburón o la famosa astilla en el ojo de Olga Karlatos hicieron que se convirtiera en un clásico instantáneo. No creo que sea extraño que el director de dicha película llamara la atención y que tanto público como productores le pidiesen  más y más títulos de terror. Tal y como dice Biagio Proietti (guionista de El gato negro) en el libro “…Fulci se encasilló -o lo encasillaron- en el género zombie y de terror…”.

A pesar de que su popularidad entre el fandom se deba mayormente por los títulos que filmara entre la mencionada película de zombis y El destripador de Nueva York, suponemos que has intentado arrojar una visión lo más amplia posible sobre el resto de su filmografía como director…

Sí, por supuesto. Fulci tiene películas estupendas más allá del género fantástico y/o de terror. Por ejemplo, podemos citar las humorísticas I due della legione, Un tipo extraño o La juez y su erótica hermana, muy divertidas todas ellas, así como los imprescindibles westerns Los colt cantaron la muerte y fue tiempo de matanza y Los cuatro del Apocalipsis o el excelente policiaco Luca el contrabandista. He procurado  otorgarles a todas ellas la importancia que se merecen.

¿Eres de la opinión de que tanto Fulci como el grueso de su obra, y si exceptuamos esos títulos más señeros que todos hemos visto, aún son grandes desconocidos, no digamos ya entre el gran público, si no incluso para el aficionado más o menos informado?

Ante el gran público sí puede ser que sea desconocido, desde luego. Pero creo que la gran mayoría de los aficionados al cine fantástico conocen la figura de Fulci, saben de su versatilidad y son conscientes de que hizo otro tipo de películas, comedias y westerns, por ejemplo, aunque es posible que no conozcan todos los títulos.

¿Ha habido por tu parte a la hora de escribir este libro algún ánimo de reivindicación hacia la labor del director de Manhattan baby, o no crees que eso sea necesario a estas alturas?

Esa pregunta es difícil. No es que haya querido “reivindicarlo”; sencillamente vi que era un cineasta que me apasionaba y que poseía una filmografía que merecía la pena investigar. Pero es cierto que, en mi opinión, Fulci se merece todos los respetos y homenajes posibles, pues ha aportado mucho al mundo del cine.

¿Por qué crees que a día de hoy Fulci sigue siendo menospreciado y hasta odiado por cierto sector de la crítica, incluso por muchos de aquellos que se dedican a escribir sobre cine fantástico y/o de terror?

Yo valoro mucho la obra de Fulci en general, pero soy consciente de que no a todos pueden gustarnos las mismas cosas. Existen muchos críticos que consideraron ofensivo el huracán de efectos especiales que ofreció Fulci en cintas como El destripador de Nueva York o El más allá. Y también están aquellos que opinan que fue un error que antepusiera el gore al propio guion. Además, es cierto que Fulci tuvo que lidiar en muchas ocasiones con bajos presupuestos y los resultados no fueron siempre los deseados.

The-Beyond1

Con el fin de preparar este libro supongo que habrás visto de nuevo la mayor parte de su filmografía. ¿Cuál de sus películas digamos desconocidas te ha sorprendido más gratamente y crees que merecería la pena destacarse? Y, por el contrario, ¿cuál ha sido la que menos te ha gustado?

De sus cintas más desconocidas, he disfrutado mucho con Le porte del silenzio, Demonia, La dolce casa degli orrore y La casa nel tempo. Sin ser obras maestras, cada una de ellas posee multitud de virtudes que además dejan patente el buen hacer de Fulci como cineasta. Y respecto a las que menos me han gustado, quizás serían Il lungo il corto il gatto y A su excelencia le gustan la mujeres.

¿Qué opinas de la, podríamos llamar, saturación de publicaciones consagradas al género (libros, fanzines, revistas…)  que se da actualmente y desde hace un tiempo en nuestro país? ¿No crees que, debido a tanta oferta, hoy en día resulta más difícil que nunca que el lector separe el grano de la paja y se fije en el trabajo de uno?

Yo lo que creo es que es muy positivo que exista tanta oferta y que el lector pueda ir escogiendo en sus lecturas. Además, hoy en día tenemos acceso a la suficiente información como para saber a que tipo de lectura nos enfrentamos en cada momento.

Siguiendo con el tema, ¿cuál de los estudios sobre cine que has leído últimamente nos recomendarías? ¿Tienes alguno en concreto que sea para ti un libro de cabecera, o incluso de referencia a la hora de escribir sobre cine?

Mi autor (de cine) favorito es Peter Bogdanovich. Me encantan libros suyos  como El director es la estrella, Las estrellas de Hollywood o el que le dedicó a John Ford. Creo que se puede aprender mucho con ellos. También me gustan mucho dos libros escritos por Hazael González titulados Como una bola de trueno: la música en las películas de James Bond y Danzando con la realidad (las creaciones meta-artísticas de Alejandro Jodorowsky). De los que he leído últimamente recomendaría dos, Cómo no hacer un cortometraje de Naxo Fiol y Don Coscarrelli: Phantasmas,  momias y otras bestias de Gerardo Santos Bocero.

Lucio Fulci junto a Mario Bava.

Lucio Fulci junto a Mario Bava.

A la hora de confeccionar este volumen has contado con el inestimable testimonio de varios profesionales que colaboraron estrechamente y en diversas facetas con Fulci, como pudieran ser los casos del actor Giovanni Lombardo Radice (John Morghen) o Claudio Fragasso (co-director de Zombi 3). ¿Cómo están integradas estas entrevistas en el libro y qué crees que aportan o revelan en relación a la figura del director de El más allá?

Casi al final del libro hay un capítulo dedicado a entrevistas. Creo que siempre es interesante conocer testimonios de aquellos profesionales que trabajaron en las películas, pues ellos pueden desvelarnos como era Lucio Fulci a la hora de realizar. Me interesaba conocer cómo era Fulci dirigiendo actores, si improvisaba o era estricto con los planes de rodaje, en que momento se creaba la banda sonora de sus películas, cómo trabajaba con los guionistas, a qué aspectos de la grabación le dedicaba más tiempo, etc., etc. Por estas razones decidí incluir un capítulo entero en que los entrevistados nos contaran las anécdotas de primera mano.

Tras haber entrado en contacto con estos profesionales que fueron tan próximos a su persona, ¿qué impresión te ha quedado en lo referente a la manera de trabajar y al carácter de Fulci? Se dice que era bastante tiránico, tanto con los técnicos como con los actores, y que era capaz de casi cualquier cosa con tal de conseguir lo que quería…

He encontrado de todo. Hay personas que le recuerdan con mucho cariño, como  el escritor Biagio Proietti, el director de fotografía Nino Celeste o el productor Roberto Sbarigia. Pero también es cierto que he encontrado casos diferentes, como el actor Hal Yamanouchi, quien me reconoció llegar a sentir miedo por culpa de Fulci en el rodaje de Roma, año 2072 D.C.: los gladiadores, dado que era un director muy severo y rudo con algunos intérpretes. Es difícil que yo formule una opinión personal en referencia a su carácter, ya que no tuve la oportunidad de conocerle en persona, pero me da la impresión de que Fulci era una persona muy seria a la hora de trabajar, y divertida fuera de los platós.

lucio

Ya para finalizar, ¿cuál fue en tu opinión la principal aportación de Fulci al cine en general, y al género de terror en particular, para que – y tu libro sería el mejor ejemplo de ello – su influencia pueda rastrearse incluso hasta nuestros días?

El cine fantástico le debe mucho al cine de Fulci. Sus zombies llenos de gusanos y sus destripamientos en primer plano han marcado a no pocos realizadores que vinieron después de él. Pero Fulci era capaz de mucho más, basta con ver Angustia de silencio, El gato negro o Siete notas en negro para darse cuenta de que Fulci era un gran cineasta, con un sentido de la planificación admirable, interesado por los pequeños detalles para llenar la pantalla y con un mensaje muy claro que transmitir. Y también es importante señalar que con I ragazzi del Juke – Box Fulci creó a finales de los años 50 un nuevo subgénero en Italia, las comedias musicales protagonizada por estrellas del rock, un estilo que caló muy hondo en la corriente cultural de aquel momento. Por ejemplo, la muy reciente Mi familia italiana (Latin Lover) de Cristina Comencini habla en un momento determinado de este subgénero, que como digo popularizó Fulci.

Si deseas añadir alguna cosa más…

Únicamente agradecerte que me realices esta entrevista y así apoyar a la promoción del libro.

                                                               José Manuel Romero Moreno

Fotografía cabecera: Laura Gómez Lerena

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/11/05/entrevista-a-javier-pueyo-autor-de-lucio-fulci-autopsia-de-un-cineasta/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Reblogueó esto en kinodetour.

  2. Acabo de leerlo y me ha gustado. Con muchos datos pero sin pasarse de páginas. Si quisiera resaltar algo me quedo con el final del libro: una lista de la obra completa de Fulci con ficha técnica incluida y varias entrevistas.

    Lo he reseñado en mi blog: http://delouredo.blogspot.com.es/2016/02/leido-lucio-fulci-autopsia-de-un.html

    Un saludo y feliz día de las Candelas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: