Joan Bosch (1925-2015), articulista antes que director

Juan Bosch

El pasado lunes 16 de noviembre moría en Barcelona a los 90 años de edad el director de cine Joan Bosch. También guionista, productor, argumentista, auxiliar de producción, e incluso empresario (en 1966 fundó la empresa Tecnofilm, centrada en la producción de películas industriales y publicitarias), fue, ante todo, un artesano del Séptimo Arte.

Para localizar su debut en el largometraje debemos retroceder hasta 1957, año que dirige Sendas marcadas, a la que sigue A sangre fría (1959), película-bisagra para el siguiente decenio. La década de los sesenta fluctúa entre el policíaco barcelonés y la comedia romántico/musical: Regresa un desconocido (1961), El último verano (1961), Bahía de Palma (1962), Sol de verano (1963), El terrible de Chicago (1967), Investigación criminal (1969)… títulos que lo unen al también desaparecido Ignacio F. Iquino, vital en su vida y obra (para lo bueno y para lo malo).

hqdefault

El triángulo Bosch, Iquino & Balcázar le conducen durante la década de los setenta a refugiarse en el western con un total de ocho largometrajes centrados en tan áspero y sofocante estilo: La diligencia de los condenados (1970), Abre tu fosa, amigo… llega Sabata (1970), Una bala marcada (1971), Tu fosa será la exacta… amigo (1974), La cuidad maldita (1979)… ocupación que no le impide contactar con otros géneros cinematográficos, con aproximaciones al giallo, como Los mil ojos del asesino (1972) y La muerte llama a las diez (1973); al terror, con la mítica Exorcismo (1974), única adhesión al fantástico como director; o su retorno a la comedia —picante—, Es pecado… pero me gusta (1977) o Cuarenta años sin sexo (1978).

Diez años repletos de celuloide, balas y criminólogos; donde su ofrenda al Mal tuvo un papel fundamental en el devenir de su persona (aunque su obra fuera por distinto derrotero); de actores en alza que lo acompañaron, Luis Induni, Erika Blanc, Fernando Sancho, Craig Hill, Frank Braña, Peter Lee Lawrence, Julián Ugarte, Arturo Fernández…; de nombres precisos, y determinantes, en distintas áreas, Luciano Martino, Bruno Nicolai, José Ulloa, Julio Pérez de Rozas o Tomás Pladevall; momento donde también estrena seudónimo, John Wood; y que lo sitúan entre los directores catalanes más productivos de dicho decenio.

21020474_2013071716563787.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Un bagaje que, en el siguiente periodo, de poco le sirve: entre 1981 y 1985, únicamente, rueda tres películas, cerrando dicha etapa de director de largometrajes con el film Un Rolls para Hipólito (1983). Apartado casi por completo del cine, concluye los ochenta con una serie de cortometrajes para el Ministerio del Ejército Español.

A partir de 1990, y después de la mala experiencia con la confección de la serie televisiva Fuerza para Antena 3, donde su compañero de batallas Miguel Iglesias Bonns también andaba sumergido, su vida se centró en el descanso, la familia, su salud, y el visionado de películas, de forma ininterrumpida, en el dulce hogar familiar, situado en la calle Capitán Arenas de la ciudad de Barcelona.

Sería en el año 2007, si la memoria no me falla, cuando tuve oportunidad de conocer a Joan Bosch en persona en su domicilio de la Ciudad Condal. Durante mucho tiempo, hasta prácticamente el año pasado (2014), lo visitaba de forma regular para conversar sobre cine y escuchar mil historias de un sabueso del cine de géneros, donde los nombres de Iquino, Balcázar, De La Loma o M.I. Bonns, eran la mar de recurrentes a la hora narrar batallitas de décadas pasadas.  Extraordinarios relatos, repletos de anécdotas e información, que bien daría para escribir un libro y así tener una espléndida imagen de aquel periodo, pero que Bosch almacenaba en su cabeza y extraía de vez en cuando con el objetivo de soltar alguna carcajada, como, por ejemplo, al recordar su visita al cine para ver Secta siniestra (Ignacio F. Iquino, 1982) el día del estreno, donde dispuesto a ver una cinta de terror (bajo el seudónimo de John Wood formó parte de la escritura del guion) se encontró con una “comedia destartalada” donde el público no paraba de reír. Según decía, “Iquino destrozó la película”.

En una de las citadas visitas, estuvimos conversando, a modo de entrevista, sobre su película Exorcismo, trabajo que saldría publicado en enero del 2010 en El Buque Maldito #12 y que a continuación reproducimos. Título del que guardaba buenos recuerdos, en general de toda su obra, aunque a veces le salía una vena crítica donde castigaba su filmografía… sobre todo cuando emitían algún título en televisión y tenía oportunidad de recuperar el visionado de cintas —casi— olvidadas, pero que Joan necesitaba para ejercitar su mente, reconstruir recuerdos, y reír con los viejos tiempos, aquellos tan añorados y que nunca más volverán. Descanse en paz, Señor Bosch.

exorcismo (1)

Según comentaba Jacinto Molina en el libro Paul Naschy. Memorias de un hombre lobo, editado por Alberto Santos Editor en 1997, Exorcismo nace de un guion suyo escrito tres años antes del estreno de El exorcista (Willian Friedkin, 1973). ¿Cómo llega a tus manos dicho guion y de qué forma colaboras en él, ya que eres coguionista del film?

El primer tratamiento que hizo Paul Naschy me llegó a través de Profilmes, exactamente por Pérez Giner y Ricard Muñoz Suay. Posteriormente, y bajo mi criterio, detecté algunos puntos a reformar y se realizaron dichas modificaciones. Una de ellas, por ejemplo, el tema del perro en la parte final de la película, algo que no existía en aquel primer tratamiento. También rectificamos algunos diálogos, ya que los escritos por Naschy eran muy largos, debían ser más cortos, y con mayor fuerza; al igual que con algunos personajes, también necesitaban más energía.

¿Habías visto la película de Friedkin antes de leer el primer tratamiento de Naschy?

En aquel entonces, la película de Friedkin no se había estrenado todavía en nuestro país. Yo la vi después de firmar para dirigir la película y tras diversos cambios en el guion, exactamente en un viaje a Perpignan (Francia).

Naschy y Bosch durante el rodaje de "Exorcismo".

Naschy y Bosch durante el rodaje de “Exorcismo”.

¿Cómo fue dirigir en aquel momento a Jacinto Molina, en una década en la que su carrera vivía una etapa de esplendor debido a su frenética actividad delante de la cámara? Creo que era la primera vez que trabajabais juntos.

¡Estupendo! Nos llevamos muy bien en todo momento. Era un hombre con el que daba gusto trabajar ya que creía mucho en lo que hacía: en su personaje, en la trama, en el conflicto… se introducía en todos los aspectos.

Correcto, era la primera vez que trabajaba con él. Tampoco nos conocíamos, lo conocí personalmente después de haber leído el guion. Vino a las oficinas de Profilmes, situadas en la ciudad de Barcelona. Nos entrevistamos, le di mis opiniones acerca del guion y le comenté los cambios que, según mi punto de vista, se debían realizar. Fue la primera y última vez que trabajamos juntos.

Entiendo entonces que bien.

Cuando hubo que hacer el doblaje, Felipe Peña vio la película y me sugirió como doblador para Naschy a Arsenio Corselles, un estupendo doblador y director de doblaje. Finalmente lo hizo Corselles y un día me dijo: “Da gusto doblar a éste hombre, notas que cree en lo que hace y lo que dice, se entrega totalmente al personaje”. Muy contento con su dedicación y entrega.

En relación al resto del reparto, el femenino en concreto, te rodeaste de una serie de actrices muy cercanas al género, tales como Maria Perschy y María Kosty.

Cierto, y era la primera vez que trabajaba con ambas. Las dos eran estupendas. Recuerdo que Perschy era una mujer con mucha clase y se adaptó de forma sensacional al personaje. Y la verdad, que para ser una película modesta y con un presupuesto ridículo, todo el mundo se adaptó muy bien. Recuerdo que mantuvimos conversaciones con la actriz Victoria Vera, incluso nos llegamos a reunir con ella en Barcelona, pero la idea de hacer una película de terror no la convenció…

Muy importante para la película es también el trabajo de Grace Mills, actriz de reducida carrera en el cine (dentro del terror únicamente tuvo una aproximación más, La maldición de la bestia [Miguel Iglesias Bonns, 1975]), pero catapultada gracias a Exorcismo en la memoria colectiva de los fans; sus fotos de poseída son parte del imaginario del terror autóctono.

Ella no era actriz, si no recuerdo mal hasta Exorcismo no debutó delante de una cámara. Fuimos al Instituto de Teatro en busca de una chica con una serie de requisitos, quizá era la Academia de Julio Coll… Hice pruebas a una serie de chicas y me quedé con ella. Nunca me arrepentiré de aquella decisión ya que era fenomenal para la película y, además, lo hizo muy bien, sobre todo en el tramo final del film.

Justamente el maquillaje de Grace Mills, confeccionado por Adolfo Ponte y Manolita G., se detecta laborioso y extraordinario.

Adolfo era hermano de la actriz María Luisa Ponte. Aterrizó en la película por Profilmes, ya que con anterioridad había trabajado para la productora catalana. Recuerdo que para las lentillas fuimos a General Óptica, situada entonces en la Rambla de Cataluña. La persona encargada de la óptica cogió el encargo con mucho entusiasmo e hizo las lentillas de diferentes tonalidades, elegimos las que más nos gustaron. Además, el chico venía al rodaje cada vez que era necesario y le ponía las lentillas a Grace; estaba muy motivado.

Exorcismo 2

¿Qué tal transcurrió el rodaje?

¡Muy bien! Sobre todo gracias al gran trabajo del operador Francisco Sánchez. Gracias a su gran esfuerzo se pudo hacer rápido, en cuatro semanas, y sin construir ningún decorado. También la buena predisposición de los actores y demás técnicos, hicieron las cosas mucho más fáciles.

¿Dónde se rodó Exorcismo?

Entre Barcelona y Londres. En la Ciudad Condal rodamos en el Palacio del Marqués de Sentmenat, también conocido como Jardins de Can Sentmenat. Prácticamente toda la película se rodó en dicha localización, excepto un fin de semana que viajamos a Londres. La escena en dicha ciudad inglesa fue muy divertida. Paul Naschy debía bajar por unas escaleras, posteriormente cogía un taxi, y marchaba: esa era su secuencia. Una vez abajo, paró un taxi, se subió y marchó… Nosotros nos quedamos un poco parados ante dicha situación y más cuando veíamos que Paul no volvía, ya que fue todo muy rápido por su parte. De golpe, aparece un taxista y nos dice en inglés: “¿Cuándo me van a llamar para la secuencia?”. ¡Teníamos uno listo y Paul había parado y cogido el primero que pasó por allí! [risas]. Cuando volvió, empezó todo el mundo a reír y él se enfadó una barbaridad [risas].

¿Rodaste dobles escenas para su versión internacional? ¿Y qué tal con Censura? Algunos temas tratados en la película podían ser espinosos en aquel entonces…

Así es, rodamos dobles escenas para el ámbito internacional. Censura, con el tema de la religión, no se metió, pero si es cierto que para la copia de distribución en España se cortaron diversos planos de la orgía que vemos al inicio de la película. Para EE.UU. y otros países extranjeros se dejaron todos los planos completos.

¿Qué tal su estreno?

En Barcelona tuvo una buena distribución. Yo asistí a un pase en el cine de la Plaza Bonsuccés, situado entonces junto a un frontón. La gente se lo pasó muy bien con la película y tuvimos una muy buena recaudación. Algunas críticas de la época citaban la habilidad y oficio que tenía la cinta. Y como en España, cuando se estrenó Exorcismo, la película de Friedkin no se había visto, gozamos de mayor éxito.  En el extranjero, según me comentaron desde Profilmes, funcionó muy bien.

Diego L

Published in: on noviembre 24, 2015 at 8:07 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/11/24/joan-bosch-1925-2015-articulista-antes-que-director/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: