Entrevista a Rick Baker

06 Rick Baker Photocall 06 fin

Cualquier aficionado medio al cine fantástico sabrá de sobra quién es Rick Baker. Para aquellos que lo desconozcan, baste decir que se trata de uno de los más importantes técnicos de efectos especiales de las últimas cinco décadas. La guerra de las galaxias, Videodrome, los remakes de las simiescas King Kong y El planeta de los simios o el mítico videoclip de Michael Jackson Thriller son sólo algunos de los títulos que se han beneficiado de su arte, y sin cuyo concurso a buen seguro no disfrutarían de la consideración de la que hoy disfrutan en la memoria sentimental de millones de personas en todo el mundo. Como no podría ser de otro modo, tan impresionante trayectoria se ha visto recompensada por toda clase de galardones y reconocimientos, entre los que destacan los seis Oscars de la Academia conseguidos por su trabajo en Un hombre lobo americano en Londres, Bigfoot y los Henderson, Ed Wood, El profesor chiflado, Men in Black, El grinch y El hombre lobo, estando aparte nominado en otras cinco ocasiones.

Coincidiendo con el anuncio de su retirada hace unos pocos meses, la pasada edición del Festival de Sitges decidió homenajearle haciéndole entrega del premio honorífico “Máquina del Temps” como reconocimiento a toda su carrera. Lejos del divismo que se podría suponer de una personalidad con semejante currículo a sus espaldas, durante su estancia en el certamen catalán, que incluyó una clase magistral ante los aficionados, el maquillador neoyorkino mostró una cercanía, cordialidad y simpatía dignas de elogio, dejando además detalles de una tremenda calidad humana como el que nos dedicó durante el transcurso de la siguiente entrevista y que nos guardamos para la intimidad, que agrandan la figura de quien por sí mismo supone una auténtica leyenda viviente del séptimo arte.

11 Rick Baker entrevista 05 fin

Desde siempre se ha declarado a un aficionado al cine fantástico. ¿Por qué se decantó, precisamente, por el campo del maquillaje para dar rienda suelta a su pasión?

Bueno, básicamente pasé la mayor parte de mi infancia frente a un aparato de televisión. Me encantaban las películas fantásticas, de terror y también las de ciencia ficción y, muy especialmente, los monstruos que aparecían en ellas. Más tarde me sorprendió descubrir que existían unas personas que tenían como trabajo crear todos esos monstruos. Desde entonces no he querido dedicarme a otra cosa.

En su opinión, ¿cuál ha sido la evolución experimentada por los efectos especiales cinematográficos a lo largo de estos últimos cuarenta años en los que ha estado en activo?

Es curioso, técnicamente hablando en la actualidad podemos hacer cosas que jamás podríamos haber hecho antes, lo cual creo que es algo positivo. Pero también hay una connotación negativa en cuanto a que raramente haces lo que la película realmente necesita… Bueno, creo que no estoy respondiendo a tu pregunta. La realidad es que creo que no ha habido ninguna evolución en todo este tiempo. (Risas)

Bromas aparte, es obvio que las técnicas de maquillaje han sufrido una gran transformación a lo largo de su historia. Al principio, si te dedicabas a este oficio  tan sólo podías valerte de un poco de pintura y algunos apliques con los que tampoco podías hacer mucho, y que además te ocasionaban muchos problemas. Entonces alguien vino con la idea de construir moldes con el fin de poder ir cambiando las piezas, que en esos tiempos estaban hechas de gelatina, y tenerlas listas así cada día. De todas formas, el problema con estos materiales es que se derriten con el calor, por lo que durante todos estos años hemos estado experimentando con componentes más resistentes y maleables, como pudiera ser, por ejemplo, la silicona, que además es translúcida y muy fina, hasta el punto de que su uso ha representado la mayor evolución en lo que a maquillaje se refiere por la manera en que ha facilitado mi trabajo.

De todas formas, lo que en mi opinión ha hecho evolucionar más los efectos especiales han sido los gustos del público, que se han vuelto más refinados con el tiempo: sus ansias por ver cada vez que acuden a una sala de cine mejores trucos y cosas que no hayan visto antes han hecho evolucionar claramente la manera en que enfoco mi trabajo. Esta exigencia de la audiencia fuerza asimismo a los cineastas a tomar riesgos y a ser más inventivos a la hora de rodar una película, como, por ejemplo, pudo ser el caso de John Landis en Un hombre lobo americano en Londres, cuando hizo la escena de la transformación de un modo que no se había visto antes. Esa película me dio la oportunidad de poder asombrar al público, y su éxito provocó además que en otros films rodados posteriormente se pudiera arriesgar de una manera similar en este campo.

Rick Baker durante la clase magistral que impartió en el Festival de Sitges. Detrás de él puede verse una imagen en la que aparece maquillado junto a John Carpenter.

Rick Baker durante la clase magistral que impartió en el Festival de Sitges. Detrás de él puede verse una imagen en la que aparece maquillado junto a John Carpenter.

A finales del pasado mes de mayo anunció su retirada del mundo del cine. ¿Qué le ha empujado a tomar esta decisión?

Es gracioso, porque no lo dije con la intención de anunciar formalmente que me retiraba. Estaban entrevistándome en un programa de radio que se emitía a nivel nacional y simplemente solté que iba a dejar de trabajar en la industria del cine. Me quedé realmente sorprendido por el impacto que tuvo esta declaración, ya que por todas partes se comentaba que “Rick Baker ya no iba a hacer películas nunca más” o que “Rick Baker se retiraba”, y la mayoría de los fans me pedían que no lo hiciera, lo cual es emocionante.

En realidad el motivo principal de mi jubilación es de índole económica: tengo un estudio enorme y necesito contar con cierto número de encargos para mantenerlo en activo, y poder pagar así las facturas del banco. Pero la industria del cine está cambiando y hoy en día no se me permite desarrollar el tipo de labor por la que se me ha conocido en estas últimas cuatro décadas. Antes los estudios los llevaba gente que adoraba el cine. Sin embargo, ahora la mayoría están dirigidos por contables que priorizan mucho el dinero que van a invertir en la película y lo que van a ganar con ella, por encima mismo de su calidad.

Resumiendo, no quiero participar en películas en las que no pueda hacer mi trabajo de una manera apropiada. De todas maneras este no ha sido el único motivo por el que me jubilo. Tengo sesenta y cinco años, y aunque creo que siempre seguiré haciendo maquillajes, ya que es algo que adoro y me permite ser creativo, quiero disponer de más tiempo para mí mismo sin tener que estar a expensas de lo que decidan terceras personas.

En los últimos años, con la llegada del CGI se ha vuelto cada vez más habitual encontrar films sobresaturados de efectos que en muchos de los casos tienen una función poco menos de fuegos de artificio. ¿Corremos el riesgo de que la historia acabe siendo un vehículo al servicio de los efectos y no al contrario?

Por desgracia creo que eso que comentas está sucediendo ahora mismo: actualmente ese es el problema con las películas. Mi filosofía es que los efectos especiales deben servir, dentro de sus posibilidades, para ayudar a contar una historia. Pero cuando no hay historia y sólo cuentas con un montón de efectos acaba resultando aburrido.

Junto a Ángel Sala, director del Festival de Sitges.

Junto a Ángel Sala, director del Festival de Sitges.

Echando un vistazo a su filmografía, ¿cuál es la película en la que ha participado que más le gusta o por la que siente mayor cariño?

Un hombre lobo americano en Londres sería una, sobre todo porque fue la que me puso en el mapa y, además, tuve la oportunidad de hacer una transformación muy chula. Es una película de monstruos que me encanta, pero por otro lado Bigfoot y los Henderson es también de mis preferidas.

Y de sus criaturas, ¿cuál es de la que se siente más satisfecho?

Diría que el Harry de Bigfoot y los Henderson, aunque como he dicho antes también me gusta el licántropo de Un hombre lobo americano en Londres. En realidad, estoy satisfecho con la mayoría de los monstruos que he creado, pero si tuviera que elegir uno en particular seguramente me quedaría con el de la película de Landis.

Rick Baker atendiendo a sus fans.

Rick Baker atendiendo a sus fans.

¿Cómo es el proceso de creación de uno de sus monstruos?

Depende siempre de la película. La mayoría de las veces empiezas con el guion esperando que allí haya algo que te sirva de inspiración y te ayude de algún modo a empezar; pero otras veces no hay nada en el guion que te indique el camino a seguir, por lo que debes ser inventivo y plantearte: “¿No sería genial si lo hiciésemos de esta manera… o de esta otra?”

Por ejemplo, en la primera entrega de Men in Black, que como sabes trata sobre extraterrestres que habitan en la Tierra, la película en su estadio original tenía muy poco que ver con aliens y además mostraba muy poco de su aspecto. Por poner un ejemplo, la presentación del personaje de Will Smith tenía lugar en un bar; Tommy Lee Jones le decía que los aliens están entre nosotros, por todas partes, y además le revelaba que el camarero era un extraterrestre. Entonces Will Smith le respondía que lo demostrara, pero en el guion original no se mostraba nada parecido a la transformación del camarero en alien. Lo que ocurría originalmente era que éste se desabrochaba la camisa y enseñaba una especie de luz que le salía del cuello.

A mí esto me parecía una oportunidad perdida, cuando de hecho debería ser la puta cosa más chula que hayas visto en tu vida: mirar el cuello del tipo y ver que tiene una simple luz es algo que no produce ninguna emoción. ¿Qué podía hacer? Tenía que pensar algo al respecto y entonces fue cuando se me ocurrió esa imagen en la que al camarero se le abría la cara como si fuera una portezuela para descubrirnos que en el interior de su cabeza vive un pequeño alien que lo maneja, con monitores de televisión y todo; creo que eso es mucho más guay, así que cuando lo propuse me dijeron que adelante. De hecho, les gustó tanto mi idea que recolocaron esta escena en otra parte de la historia y además le dieron algo de diálogo al pequeño hombrecito que vivía dentro de la cabeza.

Pero, y retomando tu pregunta, todo el proceso de creación comienza o con una idea que lees en el guion o con una idea propia que tú tratas de añadir a ese libreto. Es entonces cuando hago el diseño. Reconozco que algunas veces hago demasiados diseños. Pero es una pregunta difícil de responder porque, como ya digo, cada trabajo es diferente.

En ocasiones, además de darles forma también ha interpretado alguna de sus creaciones. ¿A qué se ha debido?

No lo llamaría interpretar, precisamente. De hecho, mi labor más importante en este sentido fue en la versión de King Kong producida por Dino de Laurentiis en 1975, donde mi actuación básicamente se limitaba a ponerme el traje de gorila. El motivo principal por el que acabé interpretando a King Kong fue porque no encontraron a nadie más estúpido que yo que estuviera dispuesto a enfundarse aquel traje. En cualquier caso, sí que he de reconocer que de pequeño mi sueño siempre fue convertirme en Lon Chaney, quien sigue siendo uno de los maquilladores de todos los tiempos al que más admiro. Y Chaney se aplicaba los maquillajes sobre sí mismo como parte de su caracterización como actor.

21 Rick Baker clase magistral 05 fin

Cada vez suelen ser más comunes los casos de técnicos de efectos especiales que pasan a ocupar la silla de director. ¿Nunca se le pasó por la cabeza dar este salto?

Me han ofrecido en varias ocasiones la oportunidad de dirigir, pero yo entré en este mundillo porque me encanta maquillar. Desde los diez años llevo desempeñando este oficio que es lo que más me gusta y disfruto. Aparte, creo que el trabajo de director es bastante desagradecido: si la película es buena todo el mundo te adora, pero si en cambio es mala todo el mundo te destroza. Y ocurre que yo estoy acostumbrado a que siempre hablen muy bien de mi trabajo; incluso cuando las películas en las que intervengo son malas dicen “al menos el trabajo de Rick Baker está muy bien”. Entonces no sé si soportaría escuchar que soy el peor director del mundo. Por eso es por lo que decidí seguir dedicándome a aquello que se me da bien.

Y tras su anunciada retirada, ¿en qué emplea su tiempo ahora que no tiene la obligación de trabajar?

Oh, me lo paso de miedo: todo el tiempo estoy haciendo algo creativo. El estudio  donde trabajo habitualmente está muy cerca de mi casa, así que cada día puedo ir andando tranquilamente y empezar a trabajar cuando quiera. Me levanto cada mañana y pienso: “Hoy me siento con ganas de pintar” y entonces pinto, o si quiero esculpir pues esculpo, si me apetece hacer algún maquillaje, pues lo hago… o animación por ordenador, lo que sea. Hacer algo tan creativo todos los días me hace sentir que no estoy desperdiciando mi tiempo. Además, como ahora no tengo que soportar a ningún productor o director que me exija que haga cambios en mi trabajo puedo hacer lo que me plazca. Por ejemplo, he pasado los dos últimos meses creando maquillajes para mi familia, para celebrar Halloween. Dos meses, siete días a la semana, doce horas al día divirtiéndome como nunca, y recuperando de algún modo ese amor por el maquillaje que había comenzado a perder debido a esos cambios en la industria que antes he comentado.

José Luis Salvador Estébenez

23 Rick Baker clase magistral 07 fin

Traducción: José Manuel Romero Moreno

Fotografías: Juan Mari Ripalda

Published in: on diciembre 24, 2015 at 6:13 am  Comments (1)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2015/12/24/entrevista-a-rick-baker/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Qué entrevista tan emocionante!
    Fan absoluto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: