Entrevista a Carlos Pumares sobre su guion para la película “El extraño amor de los vampiros”

resizer

No hay duda de que Carlos Pumares es uno de los especialistas cinematográficos más populares de nuestro país. Su labor al frente del mítico programa radiofónico “Polvo de estrellas”, junto a sus intervenciones como contertulio en diferentes espacios televisivos como “Moros y cristianos”, “¡Qué grande es el cine!” o “Crónicas marcianas”, sin olvidar su particular idiosincrasia, han hecho de él un personaje mediático conocido y reconocido por el gran público. Dentro de su faceta como periodista cinematográfico conviene destacar su papel relevante en la educación de toda una generación de cinéfilos a través de la versión catódica de “Polvo de estrellas” en la primigenia Antena 3, gracias a la cual la entonces recién creada cadena privada emitía los sábados de forma ininterrumpida doce horas de películas de toda condición, género y procedencia, algo del todo impensable en estos tiempos en los que, salvo raras excepciones, el cine ha formado a ocupar un papel residual en la programación de los canales de televisión.

Lo que poca gente sabe es que durante los años setenta Pumares también desarrollaría una pequeña trayectoria como guionista para la gran pantalla, firmando los libretos de La casa de las chivas (1972), adaptación de la obra teatral homónima de Javier Salom, el film de Angelino Fons Separación matrimonial (1973), Una mujer prohibida (1974), versión en clave policíaca de Carmen de Mérimée, y El extraño amor de los vampiros (1975); dirigida esta última por León Klimovsky y encuadrada dentro del denominado fantaterror, en ella el crítico vizcaíno proponía una deconstrucción de la figura de su personaje protagonista similar a la que años después hiciera Francis Ford Coppola en su Drácula de Bram Stoker (Dracula, 1992), con un vampiro que se suicidaba por amor. Sin embargo, esta visión tan innovadora acabaría por tropezarse con los tejemanejes sobre los que se cimentaba el peculiar sistema productivo que imperaba entonces en el cine español, tal y como nos cuenta en la siguiente entrevista centrada en su participación en dicho título.

cartelextrañoamor

¿Cuál es el germen de lo que con el tiempo acabaría convirtiéndose en el guion de El extraño amor de los vampiros?

La idea surge cuando en una reunión con varias personas yo digo que quiero hacer una película en la que un vampiro se suicide por amor. Claro, la gente me miraba perpleja y me decía: “Pero, ¿cómo se va a suicidar un vampiro?” “Pues, joder, esperando al amanecer, en casa, al borde del ataúd.” Les pareció algo muy bonito y yo me puse a escribir el guion.

Pese a lo que dices, el libreto de la película está firmado por ti de forma conjunta con Juan José Daza. ¿Cuál fue su grado de participación?

Hablar con el productor. Ese guion lo escribí yo solito entero. ¿Que luego lo firmaran varios? Eso mismo también me pasó con Luis Sanz, el productor de Una mujer prohibida, que también firmó el guion de esa película. El cine español siempre ha tenido esa parte oscura, y durante muchos años se han hecho películas para obtener una licencia de importación de una película americana, o para poder conseguir la subvención automática que existía sobre el porcentaje de taquilla. En este caso la distribuía una empresa en la que estaba Daza y que aseguraba un pequeño estreno. Y, lo mismo que hoy en día la gente ya no paga, en esa época había el estreno, el reestreno, el programa doble (…), y había muchos cines en España. Es decir, se estrenaban todas las películas que se rodaban y la gente iba al cine, por lo que era un negocio. Pero era negocio si los productores no se gastaban mucho, y por eso hacían películas muy baratitas que estaban pensadas para poder ganar algo de dinero con la mínima inversión posible, como sucedió con esta, que era muy pobretona.

No obstante, algunas fuentes acreditan también su autoría a Juan José Porto…

Ese es un golfo que se apuntaba a muchas películas. Por ejemplo, hizo una que se llamaba El último guateque (1977) que era un plagio de otra. Era una persona simpática que aparecía en muchos guiones pero que, en realidad, no hacía nada. Yo nunca me he reunido ni con Porto ni con Daza para escribir una sola línea de un guion. Y entonces no había móviles ni ordenadores…

1975-el-extrano-amor-de-los-vampiros-3

Según consta en el catálogo de la Biblioteca Nacional, el primer tratamiento del libreto registrado data de 1971. ¿Cuáles fueron los cambios más significativos, si los hubo, desde ese primer esbozo hasta el guion definitivo que registraríais cuatro años más tarde?

No recuerdo haber hecho modificaciones. Yo entregué el guion y las modificaciones las haría Klimovsky, San Pedro, la Virgen o quien fuera, pero yo no recuerdo que me dijeran que escribiera otra secuencia o la modificara, por ponerte un caso.

En ese primer tratamiento al que aludíamos el título que figura es La noche de los vampiros, el cual se mantiene en todas las versiones escritas. ¿A qué se debió el cambio por el que hoy se conoce a la película?

El título que di desde el primer momento fue El extraño amor de los vampiros; claro, porque suicidarse un vampiro por amor es extraño.

La idea del vampiro que se inmola por amor ya había sido plasmada con anterioridad por El gran amor del conde Drácula (1973), cronológicamente rodada antes que la película de Klimovsky pero cuyo guion es coetáneo al suyo. ¿Conocía el film de Paul Naschy y Javier Aguirre?

Es la primera noticia que tengo de esa película. No la había oído en mi vida hasta que me la has citado tú. No soy muy fan de Paul Naschy, aunque le apreciaba mucho como persona.

1975-el-extrano-amor-de-los-vampiros-1

Precisamente, parece claro que un0 de los propósitos que subyacen bajo el guion es desmarcarse del denominado terror de pipas que se hacía en nuestro país por aquel entonces…

Sí. Era un poco hacer bonito el género, aunque finalmente resultara un fracaso total. Es lo mismo que Jorge Grau también hizo con Ceremonia sangrienta / Le vergini cavalcano la morte (1973).

En contraste con estas ansias renovadoras, la propuesta posee cierto grado de referencialidad mediante la plasmación de varios lugares comunes del cine de vampiros, como puede ser el caso de varios pasajes que conectan directamente con la novela de Bram Stoker o de varias de las películas sobre la temática de Terence Fisher. ¿Eran impuestas, o suponía una forma de no traicionar el espíritu de su personaje protagonista?

Eso es mío. El momento en el que uno de los invitados del vampiro se corta un dedo y sangra ya está en el Nosferatu (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922) de Murnau. Pero eso es como el tema de la estaca o de que el vampiro no pueda soportar la luz del día. Yo todos los tópicos los puse porque me apetecían.

No obstante, la forma de acabar con el vampiro en esta ocasión se aparta de la mitología clásica del personaje, al producirse al clavarles un clavo en la cabeza y no una estaca en el corazón, como mandan los cánones…

Es que la estaca es complicada clavarla. En cambio, clavar un clavillo… Sin embargo, ahora que me doy cuenta, yo lo del clavo no lo hice. En mi guion se utilizaba la estaca. Eso sería idea de Klimovsky o quien fuera que diría: “Joder, ahora una estaca, con efectos por ahí, con lo complicado que es. Mejor lo hacemos con un clavito.”

Pumares himself

Una idea muy interesante del libreto es la que sus protagonistas sean dos seres que, aunque enamorados, están marcados por el estigma del fatalismo que les produce un destino escrito contra el que no pueden rebelarse, al ser uno un vampiro y la otra una enferma terminal. Siguiendo por esta senda, no deja de ser sugerente el que cada uno de ellos encuentre la felicidad en alguien que personifica todo lo que al otro le está vedado; el vampiro la vida que a ella se le escapa, y la muchacha próxima a ser presa de la muerte que el primero nunca conocerá…

Sí. Es un juego con dos seres que no tienen nada que ver: uno que va a vivir eternamente y otra que se va a morir. Eso me gustaba. Ese es un juego que ya está hasta en el cine mudo: muérdeme y así soy eterna también. Muérdeme, mi amor podía haberse llamado la película. (risas)

Curiosamente, el director de El extraño amor de los vampiros sería León Klimovsky, quien previamente había llevado también a la pantalla una adaptación de La casa de las chivas guionizada por usted. ¿Participó de algún modo en su elección? ¿Qué opinión tiene del director argentino?

No. Al tiempo de escribir el guion fue cuando me enteré que lo iba a dirigir León Klimovsky. El concepto que tengo de él era muy bueno como persona, ya que era un tipo encantador. Y como director era el de alguien que tenía que hacer películas para comer. Quizás se equivocaba en muchas cosas, pero también tenía un gusto para otras… Es muy difícil hablar de alguien así.

1975-el-extrano-amor-de-los-vampiros-2

En cuanto al casting de actores, ¿qué le pareció? ¿Se asemejaban a los personajes que tenía en mente cuando escribía el libreto?

Para nada. Cuando yo estaba escribiendo el libreto pensaba en Christopher Lee, no en Carlos Ballesteros, que era un actor teatral que en todas las películas que hizo queda mal. Es mal actor de cine. Y luego, por otro lado, Emma Cohen está también para matarla.

Como era norma en este tipo de producciones, la película cuenta con un buen número de escenas eróticas. ¿Era una imposición de los productores?

Eso era mío. ¿Cómo no iba a poner erotismo en una cosa de vampiros? Y de cualquier cosa.

¿Y una vez se rueda, cuál fue su relación con la realización de la película?

Ninguna. No fui ni al rodaje. Mi relación se limitó a entregar el guion y decir adiós hasta que después fui al estreno.

José Luis Salvador Estébenez

Published in: on enero 5, 2016 at 6:16 am  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2016/01/05/entrevista-a-carlos-pumares-sobre-su-guion-para-la-pelicula-el-extrano-amor-de-los-vampiros/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Muy interesante y esclarecedora la entrevista.
    Muchas gracias

    • Muchas gracias a ti por dejarte caer por aquí, Alfonso. Todo un honor. 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: