Hoy se cumplen cincuenta años de la primera emisión de “Historias para no dormir”

El 4 de febrero de 1966 se abría una de las puertas más míticas de la televisión en España y, con ella, comenzaba una serie que ha cautivado a multitud de generaciones: Historias para no dormir.

Dirigida por Chicho Ibáñez Serrador y rodada en los estudios del Paseo de la Habana de RTVE, tal y como indica el estudioso de cine de terror y fantástico Ángel Gómez Rivero en el texto que acompaña a la reciente edición íntegra de la serie comercializada por 39 Escalones: “Historias para no dormir fue un proyecto de serie televisiva que continuó a otra serie hermana de título Mañana puede ser verdad, y experimentaba con fórmulas ya trabajadas en la etapa argentina de Chicho, bajo el título de Obras maestras del terror. (…) Chicho, a la manera de Hitchcock y sus famosas presentaciones para la también serie televisiva de misterio e intriga Alfred Hitchcock presenta (1955-1962), emuló al genio británico con unas introducciones breves, cargadas de humor negro, como antesala de los capítulos. Dichos prólogos llegaron a convertirse en tan célebres como las propias historias que presentaban. Porque en el alma del realizador siempre anidó un actor, tal vez por herencia de familia, como él a menudo ha comentado con orgullo.

Amante confeso de la literatura de Edgar Allan Poe —según sus propias palabras: «A los diez años ya consumía a Poe»—, el Chicho guionista, de seudónimo Luis Peñafiel, recurrió a menudo a los relatos del poeta de Boston, a los que rebautizó como “El último reloj”, “El tonel”, “El pacto”, “La promesa”, “El trapero”… Y supo buscar la variedad en otros autores que también ofrecían propuestas inquietantes: W. W. Jacobs, Henry James, Guy de Maupassant…, con especial seguimiento a Ray Bradbury, del que supo captar la fascinación, el misterio y la poesía humanística. (…).

Si nos atenemos a los resultados, considerando las dificultades y limitaciones técnicas, la serie Historias para no dormir es admirable, compuesta por un ramillete de obras maestras dentro del medio televisivo y de otros tantos títulos notables. De hecho, influyó en series posteriores, y el retornar de la misma en 1982, ya en formato en color, demostraba que era un clásico anhelado y recordado por todos. “

Published in: on febrero 4, 2016 at 6:05 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2016/02/04/hoy-se-cumplen-cincuenta-anos-de-la-primera-emision-de-historias-para-no-dormir/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: