Voodoo Man

Título original: Voodoo Man

Año: 1944 (Estados Unidos)

Director: William Beaudine

Productores: Jack Dietz, Sam Katzman

Guionista: Robert Charles

Fotografía: Marcel Le Picard

Música: Edward J. Kay (director musical)

Intérpretes: Bela Lugosi (Dr. Richard Marlowe), John Carradine (Toby), George Zucco (Nicholas), Wanda McKay (Betty Benton), Louise Currie (Stella Saunders), Michael Ames [Tod Andrews] (Ralph Dawson), Ellen Hall (Mrs. Evelyn Marlowe), Terry Walker (Alice), Mary Currier (Mrs. Benton), Claire James (zombi), Henry Hall (sheriff), Dan White (ayudante Elmer), Pat McKee, Mici Goty, Dorothy Bailer, George DeNormand, John Ince, Edward Keane, Ethelreda Leopold, Ralph Littlefield, Charles McAvoy, Dennis Moore

Sinopsis: Desde hace unos meses, muchachas que viajan solas en coche desaparecen en medio de la carretera. Cuando Ralph Dawson recorre la zona en busca de investigar el caso para escribir un guion, se topa con Stella, prima de su prometida, que también desaparecerá. El culpable es el doctor Marlowe, que secuestra a las jóvenes con el fin de experimentar con ellas para resucitar a su difunta esposa.

Voodoo_Man-337504085-large

Una más de las típicas películas de la época, todas ellas con una estructura muy similar e intercambiable. De cualquier manera, en esta ocasión cabe destacar que la historia originaria (y el título primitivo del film) se titulaba Tiger Man, y era debida al escritor Andrew Colvin[1]. Robert Charles[2] debió trabajar sobre ese libreto tan a fondo que transformó la trama, y Colvin desapareció de los créditos.

Voodoo_Man_lobby_card_1944

La historia, de esta manera, no ofrece a ningún “hombre tigre”, sino a un científico loco que hace uso de una mezcla de métodos científicos, vudú e hipnotismo. Tiene una legión de ayudantes para lograr sus objetivos, que no son otros que devolver la vida a su difunta esposa. Sólo que su esposa no parece estar muerta, dado que, después de un montón de años, sigue bella y tersa, e incluso anda. Todo parece indicar que sufre una especie de catatonia. Los experimentos del doctor Marlowe consiste en hace que la esencia vital de las chicas secuestradas vuelvan al cuerpo de su esposa y ésta “resucite”; lo consigue, pero siempre por pocos minutos: Marlowe debe conseguir una personalidad afín a la de su esposa.

voodoo-man (3)

El científico se sirve de uno de sus ayudantes (Nicholas: George Zucco), que dispone de una gasolinera para vigilar la llegada de las víctimas potenciales, para realizar rituales vudú; mientras, el doctor (Bela Lugosi, en uno de sus habituales cometidos) efectúa órdenes hipnóticas con el fin de lograr sus objetivos.

voodoo-man (1)

Cuando el héroe visita al sheriff y hablan de las desapariciones, aquél le pregunta que qué está haciendo, y éste responde con honestidad que nada, salvo buscar y buscar. Ciertamente, los hombres de la ley en el presente film se muestran de lo más inútil, y logran resultados por casualidad. Tampoco se muestra muy despierto el referido héroe (Ralph Dawson, interpretado por Tod Andrews cuando se hacía llamar Michael Ames), un guionista de Hollywood que es encargado por un productor que investigue las desapariciones de las chicas, para ver si con ello puede construir una historia. Cuando las pruebas le saltan a la cara no es capaz de verlas, y en el clímax final es abatido de un puñetazo y todo lo solventa la ley (supongo que no cometeré spoiler por destripar que al final los buenos ganan).

voodoo-man

Todo es sencillo y elemental, pero también simpático. Dirige William Beaudine, director de tercera vía, pero que demuestra cierta capacidad atmosférica: su uso de los primeros planos es excelente, y da pruebas de saber cómo ha de emplearlos, cuando hoy día las películas suelen estar saturadas de ellos sin justificación dramática alguna. En el plano interpretativo, ninguna sorpresa, salvo destacar el detalle de John Carradine, que interpreta a su personaje caminando siempre como a saltitos.

voodoo-man (2)

Más interesante es la historia, no toda la trama descrita, muy obvia para el espectador asiduo, sino por el juego metalingüístico que ejecuta: el productor que aparece al inicio se hace llamar S.K., que son las iniciales de Sam Katzman, al frente de la presente cinta, y los estudios se denominan Banner Productions, que son los que han hecho este film para Monogram Pictures. Al final, una vez descubierto todo, el guionista escribe una historia llamada Voodoo Man, que será, precisamente, la película que estamos viendo. Algo, pues, idéntico a lo efectuado en el excelente melodrama Si no amaneciera (Hold Back the Dawn, 1941), de Mitchell Leisen. Y como remate final, cuando el productor pregunta quién será el protagonista, el guionista sugiere a… Bela Lugosi.

Carlos Díaz Maroto

[1] Del que no existe ningún otro crédito fílmico, según parece.

[2] Sólo tiene otro guion al margen del presente, el de Return of the Ape Man (1944).

Published in: on abril 22, 2016 at 6:25 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2016/04/22/voodoo-man/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: